“LOS IGNORADOS PASAJES DE BUENOS AIRES” EDICIÓN DEFINITIVA, UNA OBRA MAESTRA SOBRE LA REINA DEL PLATA (por Pablo R. Bedrossian)

Serie CONFIESO QUE HE LEÍDO

Serie PASAJES Y CALLES CURIOSAS DE BUENOS AIRES

Título: “Los ignorados pasajes de Buenos Aires

Autor: Eduardo Luis Balbachan

Año: 2021

Cuando leí en un diario el lanzamiento de “Los ignorados pasajes de Buenos Aires”[1] fui de inmediato a comprarlo. Era 1982 y yo, muy joven todavía. Se trataba un librito escrito por Eduardo Luis Balbachan que aún conservo y que se ha dañado de tanto leerlo. Los fines de semana visitaba alguno de los pasajes mencionados allí. Cada uno era un descubrimiento. 

Fue muy difícil para mí conseguir más literatura sobre el tema. Tenía muy pocos años de médico cuando Laboratorio Elea lanzó una maravillosa serie de fascículos titulados “Buenos Aires Un museo al aire libre” por León Tenenbaum[2]. Cada mes el visitador médico de esa compañía farmacéutica nos obsequiaba un cuadernillo, cuyas páginas en papel ilustración y con fotografías a todo color me ayudaban a conocer más de la ciudad donde vivía. El nº 4, titulado “Pasajes, cortadas y callejones” reforzó mi interés en el tema. Pasaron trece años hasta encontrar algo más sobre el tema: en 1998 se publicó el libro “Pasajes”[3], del arquitecto Rolando Schere.

En 2014 decidí iniciar en mi blog una sección sobre pasajes y calles curiosas de Buenos Aires. La base fue la primera edición de “Los ignorados pasajes de Buenos Aires”. En 2018 nos conectamos con Eduardo Balbachan, quien, sin proponérselo, me había contagiado su entusiasmo. Por mail me comentó que en 2010 había lanzado la segunda edición de “Los ignorados pasajes de Buenos Aires”[4]. Como quien escribe vive en el exterior, acordamos encontrarnos en algún viaje a Buenos Aires.

Tiempo después tuve el honor de conocerlo. Descubrimos que ambos éramos colegas (el Dr. Balbachan es nefrólogo; quien escribe, cardiólogo) y que teníamos varios conocidos en común. Fue un lujo conversar con él, pues, como en sus publicaciones, compartió sus conocimientos en forma amena, precisa y generosa. Me obsequió la segunda edición del libro, mucho más completa y visualmente más atractiva; basta señalar que. la primera edición de tenía 142 páginas y la segunda, 222 páginas de un tamaño mayor.

A partir de allí intercambiamos mensajes que servían para aclarar mi dudas y corregir mis errores. Por ejemplo, fue él quien documentadamente me enseñó que la palabra pasage, con g, usada, por ejemplo, en el frente del pasaje Costa, no correspondía a un galicismo -como yo suponía-, sino que era una herencia de la grafía medieval que se mantuvo hasta el inicio del siglo XX.

LA EDICIÓN DEFINITIVA

Ahora celebramos la gran noticia: el lanzamiento al fin de la versión final de “Los ignorados pasajes de Buenos Aires”[5], con el subtítulo “un sinfonía de pasajes peatonales”. Es una edición con portada a color; son 570 páginas de extraordinario contenido para los amantes de Buenos Aires.

La obra está dividida en secciones denominados libros. El Libro 1 trata sobre pasajes peatonales habitacionales (con viviendas); dentro de él, el capítulo 1 trata sobre pasajes públicos (aquellos incluidos en la red vial oficial), como, por ejemplo, el pasaje Bernardo Vélez de Belgrano, el pasaje Guillermo Granville de Villa Santa Rita o los pasajes Salala y Pescadores a los lados de la Iglesia de San José de Flores.

El capítulo 2 trata sobre pasajes privados (aquellos no incluidos en la red vial oficial), como, por ejemplo, el pasaje Sastre de Constitución, el pasaje Santamarina de Monserrat y el pasaje Carlos Colombo de Balvanera. En este capítulo hay varias subclasificaciones muy útiles, incluyendo si los pasajes son en L, en U, en cul-de-sac, etc.

El capítulo 3 se ocupa de los nuevos pasajes públicos, como el pasaje Enrique Santos Discépolo (la antigua calle Rauch que une Callao con Corrientes) o las calles Carabelas y Carlos Gardel, convertidas en vías peatonales.

El Libro 2 abarca los pasajes peatonales no habitacionales (sin viviendas: los comerciales, como los de la Avenida de Mayo (Roverano, Barolo, Urquiza Anchorena), los que transcurren debajo del Obelisco o los de la Rue des Artisans. También toma accesos y pasarelas muy diversas, como el pasaje Hugo del Carril que da acceso a la Estación Flores del Ferrocarril Sarmiento, la calle Arjonilla (cuya mayor parte es una amplia escalinata) de La Isla, museos al aire libre como Caminito, y aquellos cerrados, ocupados por oficinas oficiales, como el pasaje Domingo Funes, cercano a Tribunales.

El Libro 3 se ocupa de seudopasajes peatonales (senderos interiores de los conjuntos de viviendas sociales o minibarrios), como los del Barrio Copello o los del Barrio Alfredo Palacios (Catalinas Sur).

Finalmente incluye un apéndice de pasajes desaparecidos, un listado general de pasajes vehiculares, y un adendum con pasajes vehiculares de interés, como el Buteler, el famoso pasaje en X de Boedo, el Julio S. Dantas de Villa Santa Rita, vecino al pasaje Granville, y cortadas, como el pasaje Bidegain y los pasajes particulares de Floresta y Liniers.

Presentamos un libro imprescindible para los amantes de Buenos Aires, ahora en su edición definitiva

Este monumental trabajo dedica una ficha a cada pasaje y cuenta con fotografías de Micaela Mariel Matropasqua y grabados y aguafuertes del arquitecto José Esteban Callegari, cedidos especialmente para el libro.

Para todos lo que estudian la ciudad, la edición definitiva de “Los ignorados pasajes de Buenos Aires” es libro de referencia imprescindible; para los que aman recorrerla, una lectura placentera y la puerta para descubrir rincones que jamás imaginaron.

© Pablo R. Bedrossian, 2022. Todos los derechos reservados.


BONUS: ¿DÓNDE CONSEGUIR EL LIBRO?

Ante varias consultas, comparto la información sobre dónde coneguir el libro, que me envió el autor ante mi consulta.

REFERENCIAS

[1] Balbachan, Eduardo Luis, “Los ignorados pasajes de Buenos Aires”, Editorial Rodolfo Alonso, 1982

[2] Su contenido sirvió de base a su libro homónimo de: Tenenbaum, León, “Buenos Aires: un museo al aire libre”, Fundación Banco de Boston, 1987

[3] Schere, Rolando H., “Pasajes”, Ediciones Colihue, Colección del Arco Iris, Buenos Aires, Argentina, 1998

[4] Balbachan, Eduardo Luis, “Los ignorados pasajes de Buenos Aires”, Corregidor, 2010

[5] Balbachan, Eduardo Luis, “Los ignorados pasajes de Buenos Aires”, Diseño 2021.


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías fueron tomadas por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos, a excepción de las portadas de los libros.

10 comentarios en ““LOS IGNORADOS PASAJES DE BUENOS AIRES” EDICIÓN DEFINITIVA, UNA OBRA MAESTRA SOBRE LA REINA DEL PLATA (por Pablo R. Bedrossian)

  1. ¡Excelente comentario! Hace unos años me mudé a Floresta (pese a que la zona es denominada Barrio Vélez Sarfield) y mis recorridos por la zona descubre permanentemente ‘nuevos’ pasajes en la adyacencias de la sinuosa Av. Juan B. Justo

  2. Hola Pablo. Soy lector habitual de tu sección referida a los pasajes, aunque me faltan muchos artículos por leer aún.
    Este libro del que hablas seguramente es maravilloso. Alguna vez he tenido oportunidad de leer alguna parte de la edición original.
    No sé si hay alguna entrada en tu blog sobre la Galería Güemes, pero es un sitio que lo amerita. También recuerdo un pasaje que quedó como perdido entre las modificaciones urbanas que era el pasaje Arturo Toscanini, contiguo al Teatro Colón y que no sé si oficialmente sigue existiendo.

    Salud.

    1. ¡Gracias, Sergio! Aprecio mucho tu comentario. De la Galería Güemes solo he hecho menciones, incluso en el último artículo sobre los lugares de los grandes escritores argentinos, pero aún no he escrito sobre ella. Lo haré cuando publique sobre pasajes comerciales. De la calle Arturo Toscanini y otras calles de una sola vereda, tengo el artículo para publicar listo. Lo haré hoy o mañana, en la medida que mi trabajo me lo permita. Nuevamente gracias y me alegra estar en contacto.

  3. Gracias por tu respuesta. Hay varios temas interesante en lo que a pasajes y/o calles se refieren.
    Me vienen a la mente ahora las varias callecitas desaparecidas por la apertura de avenidas o autopistas, cómo el caso de Seaver, Eguía (por la 9 de Julio) y alguna que estaba debajo de lo que es hoy la 25 de Mayo, el pasaje Domingo Millán y también recuerdo Jenner, en Barracas.

    1. Sí, uno de esos que conocí de cerca porque mis tíos vivian allí es el pasaje Santa Teresa que sucumbió con.la autopista 25 de mayo. Te recomiendo el libro «Los ignorados pasajes de Buenos Aires» de Eduardo Balbachan. La última edición (2021) tiene una sección con un listado de pasajes desaparecidos.

      1. El pasaje Santa Teresa sigue existiendo, al menos la calzada y una de las veredas. Lo veo de vez en cuando al pasar por la autopista.
        Ese pasaje tiene una historia muy curiosa porque era un tramo de otro pasaje desaparecido. El pasaje Achupallas tenía dos tramos, uno entre B. de Irigoyen y Lima, que desapareció con la apertura de la 9 de Julio. El otro tramo originalmente era la actual Santa Teresa, que en alguna fecha que no tengo a mano ahora recibió ese nom5y dejó de ser Achupallas.
        Finalmente el nombre Achupallas fue asignado a otro pasaje en la zona de Villa Gral. Mitre si no me falla la memoria.

      2. Eso no lo sabía. ¡Excelente información! Conozco el tramo sobreviviente del pasaje Santa Teresa, pero no guarda ninguna relación con su fisonomía previa. Es parte del Buenos Aires perdido de mi niñez. Ayer publiqué lo de la calle Arturo Toscanini. Gracias por estos aportes que son buenísimos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.