“LA SOMBRA DE LA LEY”, UNA PELÍCULA ESPAÑOLA CON ACCIÓN, HISTORIA Y PENSAMIENTO (por Pablo R. Bedrossian)

Generalmente los thrillers son invenciones que, a diferencia de los documentales, se miran por puro entretenimiento. “La Sombra de la Ley” es la excepción pues va más allá de sus personajes ficticios para insertar los hechos en una situación histórica real y poner en evidencia la vergonzosa hipocresía, la manipulación inescrupulosa y el narcisismo criminal de quienes ostentan el poder pero también de quienes aspiran a poseerlo.

Los acontecimientos presentados en el film sirven como preámbulo al golpe de estado dado por el Capitán General de Cataluña Primo de Rivera en 1923 que posteriormente impuso una férrea dictadura sobre España con la anuencia del rey Alfonso XIII.

La película transcurre en la Barcelona de 1921 donde la oligarquía apoyada por los militares es desafiada por los anarquistas, a quienes se les atribuye un importante robo de armas. La policía aparece entre ambos. Algunos oficiales asesinan sin pudor, cobran sobornos e imponen su propia ley mientras que otros tratan de actuar con justicia y buscan la paz. Entre los obreros hay dos grupos enfrentados: los que realizan huelgas pacíficas y los que preconizan y adoptan la violencia como método de cambio.

La tensión es altísima: si la policía no recupera las armas sustraídas, la ciudad puede convertirse en un infierno. Mientras tanto aparece un misterioso policía enviado desde Madrid cuyas verdaderas intenciones no se revelan hasta el final. Muchas de las escenas transcurren en un lujoso cabaret, propiedad de un personaje siniestro, donde confluyen las distintas facciones, cada una por sus propios motivos; es el sitio donde se juega el futuro.

Más allá del desenlace, “La Sombra de la Ley” revela el notable parecido entre los enemigos: unos venden armas a sus adversarios porque quieren que haya guerra mientras que esos mismos rivales asesinan a sus propios compañeros para desatarla.

Para alcanzar sus fines, los políticos, los historiadores, los periodistas, con frecuencia presentan los hechos en forma maniquea; dicho en forma sencilla, dividen a los protagonistas en buenos y malos, en justos y pecadores. Para ello condenan en los ajenos lo que perdonan en los propios en un acto arbitrario y parcial, cuyo único propósito es justificar la postura a la cual adhieren. Primero está su intención y a ella subordinan los hechos. Alguien ha dicho “algunos cambian de bando para defender sus principios; otros cambian de principios para defender a su bando”.

El mérito de este excelente film dirigido por Dani de la Torre, ganadora de tres Premios Goya, reside en la capacidad de mostrar las similitudes existentes entre los enemigos y que no hay guerra justa, pues toda guerra es un crimen. 

© Pablo R. Bedrossian, 2020. Todos los derechos reservados.

“BAJO SOSPECHA” TEMPORADA 2, UN THRILLER DONDE TODOS PUEDEN SER CULPABLES (por Pablo R. Bedrossian)

La desaparición de una médica francesa, hija de un diputado, en un hospital de España donde trabajaba desata una búsqueda conjunta entre la policía de ambos países. Con dos oficiales infiltrados, uno como médico y otro como enfermero, trata de develar el misterio y hallarla con vida. Durante la investigación se suscitan asesinatos y otros ataques que ponen a personas al borde de la muerte mientras cada pista termina en un callejón sin salida.

La colección de errores que exhibe la policía y sus inevitables consecuencias agregan una vuelta de tuerca a la historia que, además, se nutre de la competencia y la desconfianza entre ambas fuerzas del orden.

Sin duda, “Bajo Sospecha” (en inglés “Under Suspicion”) es un policial atrapante, con más realismo y sin la rudeza exagerada de algunas producciones de Hollywood. Se basa más en las actuaciones que en las escenas de acción, y logra un excelente suspenso. Es un cine que recién al final revela quién es inocente y quién culpable.

Consta de 10 episodios. Llama la atención que se ha declarado que no habrá una Temporada 3 debido a la baja audiencia. Para nosotros, es una serie bien hecha, quizás con un final que deja algún interrogante, pero adictiva. Véala por Netflix y luego nos cuenta si coincide con nosotros.

© Pablo R. Bedrossian, 2020. Todos los derechos reservados.

“VOICE” (EN ESPAÑOL “VOZ”), UN POLICIAL AL MÁS PURO ESTILO COREANO (por Pablo R. Bedrossian)

Teníamos interés en conocer cómo son las series de televisión coreanas. Decidimos ver “Voice” (en español “Voz”), un policial protagonizado por una oficial que posee una extraordinaria capacidad auditiva y un experimentado detective rebelde y amante del alcohol. Ambos han pasado por una durísima prueba: una noche perdieron seres queridos en manos de un mismo asesino desconocido por causas que ignoran.

La oficial crea una división llamada “Hora de Oro” que atiende llamados de emergencia realizados al 112 que deben asistirse en menos de 10’, sabiendo que cuanto más tiempo transcurre menos posibilidades hay de resolver la situación. El detective se integra a ese grupo de trabajo con gran desconfianza, pero a medida que observa las evidencias cambia su percepción y toma conciencia que el problema radica en la corrupción existente a todo nivel.

Son 16 capítulos de una hora que, si bien siguen el hilo que busca aquel misteriosos asesino mencionado al inicio, presentan casos individuales que se resuelven recién en la mitad del capítulo siguiente.

Tal como nos imaginábamos, para nuestra cultura es un tipo de cine que resulta muy sobreactuado, tan artificial como cargado de gestos exagerados, y, a la vez, muy maniqueo, donde los buenos son muy buenos y los malos son muy malos. Sin embargo, a pesar de este enfoque que para nuestr contexto puede parecer ingenuo y pueril, la trama atrapa por la acción y por algunas escenas muy bien concebidas. Demasiada ficción, pero entretenida.

© Pablo R. Bedrossian, 2020. Todos los derechos reservados.

“CORAZÓN LOCO”, UNA NUEVA COMEDIA ARGENTINA ACERCA DE UN DOBLE AMOR (por Pablo R. Bedrossian)

Netflix acaba de estrenar “Corazón loco”, una divertida comedia dirigida por Marcos Carnevale. Paula está casada desde hace 19 años, es docente, vive en Mar del Plata y tiene dos hijas adolescentes. Vera, ha formado pareja hace 9 años, es médica neuróloga, vive en Buenos Aires y tiene un solo hijo. Parecen dos historias distintas, pero hay algo que comparten íntimamente y no lo saben: ¡el mismo marido!

El protagonista es el Dr. Fernando Ferro, un traumatólogo quien lleva una doble vida. La película comienza con un monólogo suyo donde afirma ser una persona única porque tiene demasiado amor en su corazón. Trabaja en dos ciudades: de lunes a jueves en Mar del Plata y de viernes a domingo en Buenos Aires. Tiene dos autos, dos casas, dos familias, dos mujeres a las que nunca -según él- les ha sido infiel. Se levanta como un apologeta de la poligamia.

Es una comedia de enredos, al estilo de las que hacía por TV el ítalo-argentino Darío Vittori; en cine tiene como uno de sus precedentes “Micki y Maude” de 1984, con el inolvidable Dudley Moore. Naturalmente la trama llega al cruce de ambas damas. El resto nos recuerda al título del famoso programa de Alejandro Dolina: la venganza será terrible.

Es un film hecho en base a las espléndidas actuaciones de Adrián Suar, Gabriela Toscano y Soledad Villamil, muy bien acompañados por el resto de elenco, bajo la excelente dirección de Carnevale. Aunque la situación es dramática es imposible verla sin una sonrisa permanente. Si le gustan las comedias, no se la pierda.

© Pablo R. Bedrossian, 2020. Todos los derechos reservados.

“7500”, UN FILM DIFERENTE SOBRE UN SECUESTRO AÉREO POR AMAZON PRIME (por Pablo R. Bedrossian)

Desde que el film mexicano “Roma” ganara en 2018 el León de Oro en Venecia y el Oscar a la Mejor Película Extranjera, se expandió un nuevo lenguaje cinematográfico, menos producido y más natural, con un sonido creíble, despojado de la emocionalidad impuesta a través de una determinada música, y más lento, intentando seguir los tiempos que tiene la vida. “7500” se inscribe en esa línea.

Esta coproducción alemana, austriaca y norteamericana dirigida por Patrick Vollrath desarrolla casi toda la trama de durante un vuelo Berlín – París. Tras iniciarse el vuelo un grupo terrorista intenta apoderarse del avión. Todo el peso de la situación recae sobre el copiloto, un norteamericano que se ha instalado a Europa y se encuentra en pareja con una de las azafatas. No podemos contar más sobre la historia para no revelar la trama, aunque anticipamos que tiene más de thriller psicológico que de cine de acción.

Por su forma de narrar los hechos, por ese nuevo idioma realista donde lo natural se impone sobre lo artificial, por la tensión que logra y por la imprevisibilidad del desenlace, “7500” es una película altamente recomendable. Desde luego, si Ud. espera personajes al estilo de los de Schwarzenegger, Rambo o Duro de Matar se va a frustrar, pero si le interesa una forma más humana de enfrentar lo inevitable, sin duda, valdrá la pena que la vea.

© Pablo R. Bedrossian, 2020. Todos los derechos reservados.

“MARCELLA” (TEMPORADAS 1, 2 Y 3): UN POLICIAL IMPOSIBLE (por Pablo R. Bedrossian)

En las Temporadas 1 y 2, Marcella es una policía de un suburbio de Londres que no entiende razones ni acata órdenes. Es más bien una detective desquiciada que vive en permanente conflicto con todos los que la rodean a causa de la muerte temprana de uno de sus hijos, al que teme haber asesinado en uno de sus episodios de locura. Desde luego, le interesa resolver los casos, pero pareciera que solo admite una manera, la suya. El resto la observa como una buena policía que por sus crisis personales está fuera de control.

Padece de serias lagunas que le impiden recordar hechos. Tiene otros dos hijos que están en un internado y prefieren la compañía de su padre. Pareciera que luego de la muerte de aquel bebé ser madre no es algo para ella.

En la primera temporada se ocupa de asesinatos vinculados a la empresa donde trabaja su marido, un importante ejecutivo de color, con quien mantiene una relación difícil que termina en divorcio. En esa temporada hay una gran actuación de la experimentada actriz irlandesa Sinéad Cusack.

La segunda temporada trata sobre la aparición del cadáver de un niño desaparecido hace varios años, compañero de escuela del hijo de Marcella. La trama discurre sobre diferentes personajes, como viejas glorias del rock británico, un empresario inescrupuloso y una vecina indiscreta. Marcella está separada y cada vez más desbordada, aunque no pierde de vista su labor policial que es lo único que de algún modo la mantiene viva. Sus crisis se profundizan hasta que puede desentrañar lo sucedido con su bebé, lo que la confronta con una situación extrema.

La tercera temporada es totalmente diferente. Marcella se ha convertido en una policía encubierta dentro de una familia mafiosa de Belfast, en Irlanda del Norte, haciendo pareja con uno de los capos de la familia. Ha cambiado su look y hasta su nombre, rompiendo con todo su pasado, incluyendo a sus hijos. Esta nueva identidad opera como una segunda oportunidad frente a la vida, pero muestra que si los problemas se encuentran dentro de nosotros, no hay maquillaje o mudanza que los elimine. En un thriller más violento y complejo que los anteriores, más cercano al cine negro.

Aunque la serie ha recibido excelentes críticas, y la actriz Anna Friel, que interpreta a Marcella Backland, ha ganado premios por su actuación, nos parece una ficción exagerada, que vista con un mínimo de realismo resulta imposible. Sin embargo, cada temporada de 8 capítulos nos ha mantenido atrapados hasta el final.  

© Pablo R. Bedrossian, 2020. Todos los derechos reservados.

EL KIOSCO, UNA PELÍCULA ARGENTINA EN CONTRA DE LA CORRIENTE (Pablo R. Bedrossian)

El cine argentino de las últimas dos décadas parece estar signado, salvo meritorias excepciones, por el pasado, el resentimiento y la desesperanza. Quizás se acabaron los buenos motivos o tal vez la financiación oficial llegue solo a quienes hacen del cine una forma de propaganda, proyectando sobre el pasado los fracasos del presente. Sea cual fuere la razón, sorprende “El Kiosco”, a contramano de esa tendencia, dejando un mensaje sobre valores como la integridad, la honestidad y la honradez en medio de lo cotidiano.

La película, con guion y dirección de Pablo Gonzalo Pérez, plantea un dilema moral: si aprovecharse de los demás -algo que asociado con la viveza o picardía criolla– o ser leales a principios que permiten la convivencia respetuosa y pacífica.

Con una excelente actuación de Pablo Echarri, muy bien acompañado por Georgina Barbarossa y Roly Serrano, trata sobre un empleado que decide terminar su rutina para ser un emprendedor. Para ello compra un kiosco a un viejo conocido, quien le oculta que se abrirá un túnel frente al local: no habrá tránsito ni compradores por un largo tiempo. Sin clientela y con deudas, aparecen los dilemas. Si, tal como fue engañado, engaña para “salvarse” o actúa como un hombre ético – ¿un ingenuo? ¿un tonto? – que por fidelidad a sus principios está dispuesto a perderlo todo.

Alguien ha dicho que el principal problema de la Argentina es la falta de valores. Si esa es la enfermedad, la película muestra que el tratamiento comienza por una decisión personal que se mantenga incluso ante las circunstancias más adversas. Vale la pena verla y compartirla; un ejercicio interesante es detenerla antes de ver el final y generar un debate preguntando cómo actuaría cada uno si estuviera en el lugar del protagonista.

© Pablo R. Bedrossian, 2020. Todos los derechos reservados.

“THE SINNER” TEMPORADAS 2 Y 3, LA PROCESIÓN VA POR DENTRO (por Pablo R. Bedrossian)

La explosión de nuevas series ha hecho cada vez más difícil crear un guion original. En géneros como el de intriga o el policial pareciera que el molde está tan extendido que todo se vuelve predecible. Quizás por eso se viene produciendo un giro que pone en el centro no a la historia sino al personaje. Tal es el caso de series en Netflix como “Marcella”, “Karppi” y “Sorjonen” que llevan el nombre de sus protagonistas. Otro ejemplo es “The Sinner”, que trata sobre el detective Harry Ambrose, interpretado por Bill Pullman. Nuestro comentario de la Temporada 1 se puede leer en https://pablobedrossian.com/2018/06/09/sinner-pecadoraotra-nueva-miniserie-de-netflix-por-pablo-r-bedrossian/.

Las Temporadas 2 y 3 siguen la misma línea: son thrillers psicológicos donde el protagonista intenta seguir lo que llama “su método”: en apariencia trata de crear empatía -incluso de un modo compulsivo- con los sospechosos para encontrar la verdad. Sin embargo, en lo profundo es difícil saber hasta que punto está viendo en ellos sus propios pecados; de allí el título.  

La segunda temporada ocurre en su pueblo natal, donde un niño de 13 años es sospechoso de haber envenenado a sus presuntos padres. La investigación lo lleva a una secta establecida en las afueras del pueblo donde víctimas y victimarios eran parte de la comunidad.

La tercera es más elaborada donde a partir de un accidente en Dorchester, un suburbio de Nueva York, establece una relación compleja con un docente y futuro padre de familia, Jamie Burns, magníficamente interpretado por Matt Bomer, cuyo comportamiento criminal es indescifrable e impredecible. La pregunta que subyace en la trama no es quién cometió el crimen sino por qué lo hizo. El personaje de Burns es presentado como una persona impenetrable, de aquellos que, se haga lo que se haga, se diga lo que se diga, son dirigidos por sus propios impulsos y no dudan en manipular a quién sea para lograr sus propósitos, aunque por momentos parezcan dignos de lástima.

El detective Harry Ambrose nos hace recordar en sus gestos a Robin Williams. Es un personaje que lleva una vida solitaria y angustiosa, cuya raíz es atribuida a la enfermedad mental de su madre y los hechos que desencadenaron.

Quizás sea una serie demasiado lenta o complicada para algunos, sobre todo para los amantes del cine de acción, pero puede resultar atractiva para aquellos que buscan desentrañar la trama, descubrir que hay debajo de lo que se muestra y ver que el mundo no está pintado de blanco y negro sino lleno de grises.

© Pablo R. Bedrossian, 2020. Todos los derechos reservados.

“SORJONEN” (EN INGLÉS “BORDERTOWN”) – UN DRAMA POLICIAL A LA FINLANDESA (por Pablo R. Bedrossian)

“Sorjonen”, que en inglés ha sido titulada “Bordertown”, es una serie policial finlandesa que lleva tres temporadas de 10 capítulos cada una. Trata sobre Kari Sorjonen (interpretado por Ville Virtanen), un policía altamente intuitivo, cuyo método de trabajo se basa en la famosa técnica del “palacio de la memoria”. Su forma de razonar e interactuar, no solo con colegas y sospechosos sino con su propia familia, lo hacen una persona distinta, dueña de un extraordinario pensamiento lateral pero, a la vez, incapaz de adaptarse a convenciones sociales y a expectativas ajenas, requeridas para una sana convivencia.

Podría decirse que la serie no trata sobre los casos sino sobre el personaje. Kari Sorjonen es un experto en lo que llamaríamos “crímenes mayores”. Se traslada desde Helsinki, la capital de Finlandia, a Lappeenranta, una pequeña ciudad cercana a la frontera con Rusia, con el propósito de pasar más tiempo con su familia; sin embargo, su adicción al trabajo y su obsesión por resolver enigmas le generan conflictos lo impiden. En cada temporada los casos que enfrentan son cada vez más complejos por lo que aquella declarada intención hogareña siempre está en jaque y con frecuencia tambalea.

Debido a la cercanía geográfica, el relato por momentos se traslada a San Petersburgo, la bella ciudad imperial rusa. Desde luego, Sorjonen no está solo: la Unidad de Crímenes Mayores está integrada por otros personajes, entre los que se destaca la exagente rusa Lena Jaakkola (encarnada por Anu Sinisalo) cuya hija Katia es amiga de Janina, la hija de Sorjonen; ambas protagonizan momentos muy importantes de la serie.

Para nuestra cultura latina, entender alguno de los casos no es sencillo. Algunas acciones que son socialmente aceptables para nosotros son inaceptables en Finlandia y viceversa. Sin embargo, más allá de la experiencia transcultural que representa ver cómo piensan y viven en otras latitudes, también surge la universalidad de la experiencia humana: las emociones, los deseos y las contradicciones que se exponen en la serie.

Con sus gestos ampulosos y a veces desconcertantes Sorjonen manifiesta una personalidad diferente, moldeada desde la niñez. Creemos que la creación de este personaje es el principal aporte de esta saga; sin él, los casos no tendrían nada que los diferenciara de otras series.

© Pablo R. Bedrossian, 2020. Todos los derechos reservados.

DOS EXCELENTES DOCUMENTALES DEPORTIVOS Y UN TERCERO QUE QUEDA EN DEUDA (por Pablo R. Bedrossian)

Se han puesto de moda los documentales deportivos. En Netflix han aparecido varios, algunos de muy buena calidad, en formato de miniserie. Quiero comentar brevemente tres.

“THE LAST DANCE”, MICHAEL JORDAN PARA TODOS

El primero se titula “The Last Dance” (en español “El Último Baile”) y trata sobre el sexto y último título obtenido por los Chicago Bulls en la NBA. La cámara no solo acompaña al equipo a lo largo de la temporada, sino que retrocede hasta 1991 cuando los jugadores liderados por Michael Jordan, el gran protagonista, ganaron su primer campeonato. El viaje en el tiempo no se termina allí, sino que continuamente hace un ida y vuelta entre ese “presente”, 1998, y las temporadas anteriores, incluyendo también la trayectoria deportiva juvenil de varios integrantes del equipo, el asesinato del padre de Jordan, el sorpresivo retiro de la estrella de la NBA para jugar al béisbol a fines de 1993 y su regreso en 1995.

Aunque la tecnología disponible a fines del siglo XX era muy inferior a la actual, tiene una muy aceptable fotografía y un excelente guion que mueve a ver los capítulos uno tras otro sin darse cuenta del paso de las horas. Son 10 episodios de gran intensidad.

“The Last Dance” ha despertado controversias. Un biógrafo de Jordan considera infamante que el “malo” de la película sea Jerry Krause, el manager de los Bulls. También Scottie Pippen, el inolvidable socio de Jordan dentro de la cancha, ha reaccionado al verse retratado como un tipo inseguro y problemático.

“MATCHDAY”, EL BARÇA POR DENTRO

El segundo documental es “Machtday”, dedicado al Barcelona F. C., el famoso equipo catalán de fútbol liderado por Lionel Messi. Con un excelente lenguaje visual y relatado en inglés por nada menos que John Malkovich, esta miniserie en 8 capítulos cuenta el ascenso, gloria y caída del este extraordinario conjunto deportivo durante la temporada 2018/2019. Al igual que el documental sobre Michael Jordan y los Chicago Bulls, muestra a muchos de los jugadores desde su niñez, a la vez que intercala entrevistas e imágenes de antes, durante y después de los partidos.

El séptimo episodio expone con toda crudeza la estrepitosa eliminación en la semifinal de la Champions donde, con tres goles de ventaja, el Barcelona fue superado por el Liverpool en el estadio de Anfield. Hay participaciones importantes como las de Gerard Piqué, Sergi Roberto, Luis Suárez, Jordi Alba, Sergio Busquets y, por supuesto, la “Pulga”, el gran jugador argentino. Es otra miniserie adictiva.

“ESPECIAL FUTBOL DE PRIMERA 20 AÑOS”, UNA ASIGNATURA PENDIENTE

El más flojo de los tres es, sin duda, “Especial Futbol de Primera 20 años”, de solo dos episodios de 55’ cada uno. Para los que hemos disfrutado de aquel legendario programa que recorría los domingos por la noche la jornada futbolera de Argentina, parece apenas un menú degustación: una pizca de cada cosa. Suele suceder que por querer mostrarlo todo, se termina no mostrando casi nada. Hay algunos buenos goles, escenas mínimas de los clásicos (con clara dominancia de Boca – River), frases polémicas de Diego Maradona y menciones a los equipos ganadores de los campeonatos.

Nos quedamos en ayunas pues para mostrar la esencia de lo ocurrido entre 1985 y 2005 hace falta mucho más. Este documental no es nuevo, fue lanzado en 2005 y se podía ver en Youtube, donde ya no está. La calidad visual es muy limitada. Quizás lo más emotivo es volver a la dupla conformada por el relator Marcelo Araujo y el comentarista Enrique Macaya Márquez quien, a pesar del paso de los años, sigue activo en programas de TyC. Algún nostálgico recordará la desesperada frase de Araujo en un partido de la Selección Argentina, “¡agarrame la mano, Macaya!”.

Para los amantes del deporte y sus recuerdos los dos primeros sin duda serán extraordinarios; el tercero dependerá de la opinión de cada espectador.

© Pablo R. Bedrossian, 2020. Todos los derechos reservados.