A 50 AÑOS DE LA LLEGADA DEL HOMBRE A LA LUNA Y UN BANDERÍN DE INDEPENDIENTE (por Pablo R. Bedrossian)

Se acaban de cumplir 50 años de la llegada del hombre a la luna. A pesar de las teorías que la niegan, hasta sus grandes rivales, los cosmonautas rusos, reconocen la proeza. Lo que pocos saben es que Neil Armstrong, el primer hombre en pisar el satélite natural que orbita alrededor de la Tierra, llevaba con él un banderín del Rojo de Avellaneda.

Imagen de los tres carnets de los tripulantes de la Apollo XI, acreditándolos como socios de Independiente (tomada de La Caldera del Diablo, ver debajo)

HÉROES Y CAMPEONES

No estoy inventando esta historia, sino que comparto algo que es de dominio público. En aquel tiempo los astronautas eran celebridades y hasta aparecían en nuestros álbumes de figuritas. Todos seguíamos lo que se llamaba la carrera espacial. Se cuenta que Héctor Rodríguez, directivo a cargo de las relaciones públicas del Club Atlético Independiente, propuso hacer socios honorarios a los tres famosos tripulantes de la Apollo XI: Armstrong, Aldrin y Collins, bajo una sencilla consigna “Si ellos van a ser los héroes más grandes del siglo, tienen que ser socios de Independiente”.

El autor de esta nota con su admirado crack, Ricardo Enrique Bochini, multiganador de copas internacionales, incluyendo dos Copas Intercontinentales

Independiente había ganado la Copa Libertadores de América en 1964 y 1965 y el Campeonato Nacional de 1967 y en ese momento, julio de 1969, iba por más: ganó los Campeonatos Metropolitanos de 1970 y 1971, cuatro Copas Libertadores sucesivas, de 1972 a 1975, las Copas Interamericanas de 1973 y 1974 y la Copa Intercontinental de 1973, convirtiéndose en el equipo con más títulos internacionales de la Historia hasta ese momento.

LOS ASTRONAUTAS, SOCIOS HONORARIOS DEL ROJO

Pablo Lisotto, en un artículo publicado en 2012 en el Diario La Nación, escribe “Aldrin fue el afiliado número 80.399, Armstrong el 80.400 y Collins el 80.401. Los carnets llegaron a destino antes de la partida del Apolo XI, y tenían como fotografías las oficiales, facilitadas por la embajada, en la que los tres aparecen con sus respectivas escafandras. Además, por medio de la embajada de Estados Unidos, les enviaron a los futuros héroes equipos completos de Independiente para sus hijos varones y banderines del club”[1].

Carta enviada por Neil Armstrong a Héctor Rodríguez de Independiente (tomada de Infierno Rojo, ver debajo)

Armstrong agradeció por carta, en nombre toda la tripulación, agregando algo persona: “espero al regreso poder visitar Buenos Aires pronto y espero que las circunstancias me permitan aceptar su invitación de visitar el club”[2].

Réplica del Módulo Lunar en el El Museo Nacional del Aire y el Espacio de Washington, Estados Unidos

LA CONFESIÓN DE NEIL ARMSTRONG

Finalmente, los héroes espaciales visitaron Argentina en noviembre de 1969. Durante un evento en su honor, realizado en la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires, Armstrong conversó brevemente con Héctor Rodríguez, mentor de la genial idea. Lisotto recoge el testimonio del directivo rojo publicado por revistas afines al club: “ese día, por medio de una traductora, y en presencia del embajador norteamericano, John Davis Lodge, Armstrong le confesó al dirigente de Independiente que el banderín del Rojo había realizado todo el viaje a la Luna y les trajo suerte”.

Héctor Rodríguez sosteniendo la foto de la entrega de los carnets para los astronautas en la Embajada de Estados Unidos (tomada de la Revista El Gráfico, ver debajo)

EL TESTIMONIO DE HÉCTOR RODRÍGUEZ, MENTOR DE LA IDEA

Claudio Paoloni, de la Revista El Gráfico, cuatro décadas después entrevistó a Héctor Rodríguez, generándose un sabroso diálogo[3]:

–¿Y qué le dijo Armstrong? Le pido, por favor, que sea lo más preciso posible. No olvide que fue un diálogo histórico.

–Sí, sí, entiendo. Le cuento: me comentó que Independiente había sido el único club del mundo que había tenido ese gesto, que lo había sorprendido mucho, y que entonces decidió llevar el banderín a la Luna como cábala…

–¿Qué opina, Rodríguez, de los que sostienen que ese viaje fue un fraude, el mayor engaño a la humanidad?

–Alguna vez escuché algo, pero me tiene sin cuidado: yo hablé con Neil Armstrong, y él me garantizó que el banderín llegó a la Luna en la Apolo XI. ¡Los que inventaron esas versiones deben ser hinchas de Racing!.

© Pablo R. Bedrossian, 2019. Todos los derechos reservados, a excepción de los videos.


REFERENCIAS

[1] https://www.lanacion.com.ar/sociedad/armstrong-era-hincha-de-independiente-y-viajo-a-la-luna-con-un-banderin-nid1502545

[2] Traducción del inglés

[3] https://www.elgrafico.com.ar/articulo/0/1758/luna-roja


CRÉDITOS MULTIMEDIA

La imagen de los tres carnets de los tripulantes de la Apollo XI, tomada de La Caldera del Diablo http://www.lacalderadeldiablo.net/2009/07/40-anos-de-la-llegada-del-rojo-la-luna.html

La imagen de la carta enviada por Neil Armstrong a Héctor Rodríguez de Independiente fue tomada de Infierno Rojo, https://www.infiernorojo.com/foro/16/el-club/22/historia-del-cai/5951908/armstrong-era-hincha-de-independiente-y-viajo-a-la-luna-con-un-banderin

La imagen de Héctor Rodríguez sosteniendo la foto de la entrega de los carnets para los astronautas en la Embajada de Estados Unidos fue tomada de la Revista El Gráfico, https://www.elgrafico.com.ar/articulo/0/1758/luna-roja

La imagen destacada es un fotomontaje sobre foto de la NASA.

Las demás fotos fueron tomadas por el autor y a él le pertenecen todos los derechos.

CURIOSIDADES DEL MUNDIAL DE RUSIA (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2018

1. MESSI, CR7 Y NEYMAR

Ninguna de las súperestrellas del fútbol mundial superó los cuartos de final en Rusia 2018: Messi y Cristiano Ronaldo llegaron al cuarto partido y Neymar al quinto. Tuvieron algunos momentos brillantes, como el gol de Messi ante Nigeria y los tres goles de CR7 a España; Neymar hizo dos goles, y su mejor actuación probablemente fue en el partido contra México, donde hizo un gol y dio una asistencia.

 

Sin embargo, tanto a Lio como a CR7 les atajaron sendos penales arqueros de países sin tradición futbolera, Islandia y Australia respectivamente.

 

Neymar fue cuestionado por sus repetidas simulaciones. Esto ha dado lugar a numerosos memes y burlas.

Conclusión: Nadie gana por sí solo un Mundial. Como decía Alfredo Distéfano, ningún jugador es tan bueno como todos juntos.

2. LATERALES CONVERTIDOS EN CENTROS

El dinamarqués Jonas Knudsen sorprendió a muchos con sus saques laterales transformados en centros al área. Con la descomunal fuerza de sus brazos hizo que la pelota llegara su compañero Delaney dentro del área quien asistió a Mathias Jørgensen para lograr el primer gol del partido contra Croacia.

En Argentina hubo un precedente, Osvaldo “Baby” Cortés, famoso marcador de punta de Atlanta de los ’70, cuando los bohemios jugaban en 1ª División. Para sacar los laterales como centros entrenaba con una pelota pesada llamada medicine ball.

En la actualidad otro dinamarqués, Mikkel Qvist, que juega en el AC Horsens, está considerado como el jugador a nivel mundial que tira centros con las manos de mayor potencia.

Otra perlita del Mundial la regaló el iraní Milad Mohammadi. En tiempo de descuento, cuando su equipo perdía con España, quiso tirar un lateral haciendo un voltereta pero al final de arrepintió. El envión que otorga ese curioso movimiento puede hacer que los brazos impulsen con más fuerza el balón, pero el persa no se atrevió.

Se cree que el inventor del saque lateral con voltereta (o volantín, como lo llaman en algunos países) fue Risto Kallaste, un jugador de la selección de Estonia que lo utilizó en 1993 en un partido contra Italia, durante las eliminatorias para clasificar a un Mundial

Conclusión: El fútbol no solo se juega con los pies: se juega con imaginación en la cabeza.

3. MAYORES DE EDAD

Se ha criticado a planteles como Argentina y España por su edad promedio. Sin embargo, esto es un prejuicio, pues hay jugadores que demostraron su talento después de los 40 años en Copa Mundiales.

En Rusia 2018 el arquero egipcio Essam El-Hadary, con 45 años y 161 días, se convirtió el jugador de mayor edad en jugar un Mundial, jugando desde el principio el partido contra Arabia Saudita. En ese histórico encuentro batió otro récord: paso a ser arquero más longevo en atajar un penal en copas mundiales.

El récord de veteranía lo poseía el colombiano Faryd Mondragón[1] (43 años y 3 días) quien, faltando pocos minutos, entró desde el banco de suplentes en el Mundial de Brasil 2014 para atajar durante el partido de su selección contra Japón. Es recordado por una gran tapada en aquel encuentro.

Generalmente los arqueros juegan más temporadas que el resto de los jugadores. Un caso excepcional es Roger Milla, el camerunés que integró la selección por pedido del presidente de su país. A los 38 años, en el Mundial de Italia ’90 marcó cuatro goles, dos a Rumania y dos a Colombia, permitiendo que su equipo llegara a los cuartos de final. En Estados Unidos ‘94, con 42 años, marcó un gol contra Rusia. Allí se quedó con un récord geriátrico: ser el jugador de mayor edad en convertir un gol en un Mundial. Aquí uno de sus goles en el Mundial de Italia 1990, aprovechando un blooper del genial portero colombiano René Higuita.

Conclusión: Aunque el rendimiento físico merma con los años, hay jugadores cuyo talento es mayor que su edad.

4. EL VAR

Rusia 2018 fue el debut del VAR en un Mundial. La tecnología ha revolucionado nuestro tiempo y el fútbol no podía ser la excepción. Si bien su éxito no fue absoluto, tampoco fue un fracaso. Podríamos decir que fue una experiencia de aprendizaje y una suerte de vacuna contra las zambullidas y los agarrones en el área.

De todos modos, creemos que se debe modificar su uso. Debería mantenerse el famoso “ojo de águila” para determinar si una pelota cruzó la línea en su totalidad ante un posible gol. Para el resto, creemos que, como en el fútbol americano, cada capitán (o el director técnico) debería tener la facultad de desafiar hasta un máximo de dos jugadas por partido. Sería a riesgo de cada equipo solicitar el VAR, por ejemplo, para comprobar si una caída en el área fue penal o si un gol del rival fue convertido en offside. Lo consideramos un derecho justo que no deja librada a la voluntad del juez el uso de videos en situaciones críticas del juego.

El Mundial de Rusia dejó muchísimos recuerdos, pero creemos que estos quedarán para siempre en la memoria colectiva.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] Para más información puede leer nuestra nota “FARYD MONDRAGON Y SU RÉCORD: NO TODO ES CUESTIÓN DE SUERTE” en https://pablobedrossian.com/2014/06/25/faryd-mondragon-y-su-record-no-todo-es-cuestion-de-suerte-por-pablo-r-bedrossian/

SELECCIÓN ARGENTINA: LOS ÁRBOLES MUEREN DE PIE (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2018

La mención a la clásica obra teatral de Alejandro Casona de ninguna manera pretende insinuar que los jugadores argentinos son unos troncos. Todo lo contrario: murieron de pie, dando lo mejor de sí mismos hasta el último segundo.

Se acabó el Mundial para Argentina y los que tenían veneno contra la Selección y Messi lo han liberado nuevamente. Ellos sí detestan la botánica pues aman hacer leña del árbol caído. Pareciera que su resentimiento excede lo deportivo: hay muchos cuya actitud ha sugerido que, más que debatir una caída deportiva, desean el fracaso de un país.

Imagen relacionada

Lionel Messi, Javier Mascherano, Ángel Di María, Marcos Rojo, el Kun Agüero, Pipita Huguaín y Enzo Pérez llevaron a la Selección Argentina a la final del Mundial 2014. En los últimos dos años tuvieron que soportar la enorme crisis de la AFA y cambios de técnico que le hicieron perder el rumbo.

De todos modos, estos jugadores, los nuevos y los viejos, pusieron todo el corazón, sabiendo que es difícil navegar sin brújula. Además, un técnico con credenciales como Sampaoli nunca pudo darle identidad al equipo. Quizás sea esa soberbia, evidenciada en aquel lamentable incidente del control de tránsito, quien le haya jugado en contra. El invento de Messi como falso nueve, fue el último acto de alguien que nunca pudo liderar al grupo y convertirlo en un equipo.

Russia Soccer WCup France Argentina
The Argentinian team pose for a photo prior to the round of 16 match between France and Argentina, at the 2018 soccer World Cup at the Kazan Arena in Kazan, Russia, Saturday, June 30, 2018. (AP Photo/Sergei Grits)

En mi opinión, le debemos gratitud a este plantel que puso todo y no se guardó nada. En deuda están la dirigencia, encabezada por Chiqui Tapia, yerno de Hugo Moyano, y el cuerpo técnico que nunca reconoció sus errores y, por lo tanto, no fue capaz de aprender de ellos. Vamos a extrañar a esta generación, que, aunque no ganó ninguna copa, pero llegó a tres finales: fue subcampeón Mundial en 2014, perdió la Copa América por penales en 2015 y 2016 y lo dio todo por la albiceleste.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.

 

 

LA PREVIA DE ARGENTINA – FRANCIA (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2018

Salvo algunos periodistas que jamás reconocerán sus errores y unos pocos anti-Messi (¿no serán ellos los verdaderos pechos fríos?), tras la clasificación ante Nigeria los argentinos pasaron del desastre a la gloria. “Es otro equipo” me escribió en medio del partido un querido amigo que había denostado a Messi. ¡No! Es el mismo equipo, pero jugando con otra actitud.

Lo que pasó tras la goleada de Croacia es un misterio. De la supuesta trompada de Pavón a Mascherano denunciada por Carusso Lombardi al pedido de los jugadores para que Sampaoli no dirigiera al equipo en el tercer partido (según una alerta de Clarín Digital, luego eliminada), se tejieron toda clase de especulaciones. Solo hubo tres certezas: la concentración parecía un velorio, había un quiebre en la confianza entre jugadores y cuerpo técnico, y el famoso juramento, con Messi a la cabeza, para dejar la vida en el partido decisivo. Cumplieron.

Muchos dicen “ahora empieza el verdadero Mundial”. ¿Es cierto? Sea su continuación o el verdadero Mundial, la argentina no es otra selección; es la misma, y aunque ahora tiene certezas, si no trabaja sus dudas puede volver a caer, pero en forma definitiva. No habrá segundas oportunidades.

Resultado de imagen para argentina nigeria triunfo

QUÉ SE DEBE CIUDAR

Antes del Mundial escribimos un artículo titulado “Se viene el Mundial: La Selección Argentina frente a Tres Fantasmas”[1]. Allí señalamos tres aspectos que Argentina debía corregir: la Messi-dependencia, las contradicciones de Sampaoli y la picardía criolla, manifestada en los agarrones en el área y las simulaciones. No queremos presumir, pero recuerden a Lio perdido contra Croacia y el mal juego resultante, la crisis con el cuerpo técnico  y el penal cobrado a Masche. En mi opinión siguen siendo asignaturas pendientes, y si no se atienden, frente a Francia puede ocurrir lo mismo.

Además, la defensa sigue mostrando debilidad; del lado de Mercado los nigerianos penetraron varias veces con facilidad.  Vemos también una preocupante falta de movilidad en el ataque, que solo sale de la monotonía cuando el que juega es Messi o cuando Pavón busca el desborde. De paso, es un misterio por qué no arranca de titular, pues vimos a ese gran jugador que es Di María perdido durante los tres juegos.

Hemos expuesto lo futbolístico, pero también debe cuidarse el equilibrio emocional. El liderazgo que no hubo en los dos primeros partidos, apareció en el tercero y no provino del técnico, sino de los jugadores. En ese sentido, el peso de los históricos, y más precisamente de Lio y Masche, debe respetarse. Desde luego hay riesgos, pero más peligroso es volver hacia atrás.

QUÉ SE PUEDE POTENCIAR

Resultado de imagen para argentina nigeria armani

En Franco Armani al fin la Selección Argentina encontró su arquero. Contra Nigeria trasmitió la seguridad que el equipo necesitaba. También fue efectivo jugar con línea de cuatro. Frente a Francia, volver al esquema defensivo preferido de Sampaoli, la línea de tres, sería un suicidio. En el mediocampo Banega se ganó un lugar, no solo por apoyar al Jefecito en la marca sino por la precisión y velocidad para hacer circular la pelota. Messi tuvo un primer tiempo fantástico. El control del balón en su gol demuestra que toda su categoría puede sorprender en cualquier momento. El Pipita Higuaín, aunque no acertó en la que tuvo, tiene un peso físico en el área que el Kun no tiene, y así como los nigerianos tuvieron que aguantarlo, van a tener que sufrirlo los franceses. Podrá errar goles, pero nunca baja los brazos y no se deja intimidar.

Por sobre todo, hay que potenciar lo psicológico. El gol de Rojo quebró no solo un marcador sino la creencia del “no se puede”. La Selección Argentina se demostró que, poniendo toda la carne al asador, no existe lo imposible. Si va a morir, que sea de pie, pero se ha demostrado a sí misma que su límite no es el juego del rival sino sus propias convicciones y sabe que ahora, no puede renunciar a ellas.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] https://pablobedrossian.com/2018/06/09/se-viene-el-mundial-la-seleccion-argentina-frente-a-tres-fantasmas-por-pablo-r-bedrossian/

TODOS CONTRA MESSI (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2018

Un viejo chiste decía que la competencia entre Cristiano Ronaldo y Lionel Messi se reducía a una disputa teológica: cristianos versus mesiánicos. Y aunque parezca una broma, la afición futbolera argentina ve en Messi un salvador, un mesías, al que, cuando no cumple con sus expectativas, lo quiere crucificar.

Resultado de imagen para messi png seleccion duda

Lejos está de mí hacer una comparación blasfema, pero señalar un culpable ofrece la oportunidad de descargar sobre él toda la furia. Quizás sea por eso que muchos que hoy denostan a Messi se olvidan de sus tres milagrosos goles frente a Ecuador, que nos clasificaron al Mundial de visitantes y arrancando en desventaja. O quizás padecen de amnesia sobre su decisiva participación para llegar a la final del Mundial de Brasil. ¿Es justo que solo se le exija a aquel que hace? ¿Por qué no señalar a los que padecieron también esa irritante modorra futbolera?

Resultado de imagen para seleccion argentina

¿No son la dirigencia, el cuerpo técnico y los jugadores igualmente responsables del fracaso deportivo? A menos que el cuerpo técnico esté pintado, ¿no le cabe ninguna responsabilidad? ¿Y a los otros jugadores? Argentina frente a Croacia venía jugando un partido parejo hasta que la descabellada canchereada de Caballero la puso contra las cuerdas. La falta de reacción anímica y futbolística demuestran que la responsabilidad es colectiva.

Resultado de imagen para seleccion argentina sampaoli

Rara vez el fútbol da una revancha tan pronto, como la del martes próximo ante Nigeria. Responsabilidad significa estar dispuesto a pagar la cuenta. Esa deuda pendiente puede ser saldada el martes ante Nigeria. Que todos -dirigentes, cuerpo técnico y jugadores- muestren de lo que están hechos. Y si pierden, que lo hagan con dignidad, dando todo por la camiseta, como Messi lo ha demostrado en muchas otras ocasiones.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.


NOTA:

Inmediatamente después de la publicación de esta nota, nuestra amiga Mabel Raspanti, de Argentina, me envió una imagen que deseo compartir. Refleja esa actitud que tanta falta nos hace:

ARGENTINA 1 – ISLANDIA 1: EL DÍA QUE GOLIAT NO PUDO CON DAVID (por Pablo R. Bedrossian)

Resultado de imagen para argentina islandiaSerie MUNDIAL DE FÚTBOL 2018

Se ha repetido la historia de David y Goliat. No le resto méritos a estos vikingos futboleros, que basan su fútbol en una férrea disciplina táctica y en la actitud valiente con la que salen a jugar todos los partidos. Desde luego, es falso que entrenen en su tiempo libre; casi todos juegan profesionalmente fuera de su país. Muestran trabajo y dedicación. David practicaba para tener precisión en con su onda.

¿Qué pasó con Goliat? No es ninguna novedad hablar de la Messi dependencia[1]. Hasta los memes previos al Mundial lo señalaban. Pero se agregaron otros males: la falta de ideas del mediocampo hacia arriba y terribles desajustes en la defensa.

MIRANDO HACIA ADENTRO

Argentina nunca atacó por las puntas. Meza y Salvio por la derecha terminaban centralizando el juego, mientras que del otro lado Tagliafico jugaba lejos de un Di María en un bajísimo nivel. Messi hizo todo solo y el Kun metió la única que tuvo. Además, la Messi dependenciafalta de movilidad para crear espacios permitió que la defensa en zona de los islandeses funcionara casi a la perfección. Creemos que uno de los errores del técnico fue poner un doble cinco, Mascherano y Biglia, frente a un equipo que se sabía que iba a jugar replegado con un 5-4-1 y defender en los límites de su propia área. Se necesitaba más creación, no más contención. Las cosas solo cambiaron con el ingreso de Pavón y los pocos minutos de Higuaín, que tuvo más peso en la ofensiva. Es obvio que el chico de Boca fue el revulsivo que Argentina necesitaba y puede ser socio de Messi.

PUEDE PASAR LO MISMO

Pareciera que Sampaoli no aprendió las lecciones del 6 a 1 con España. La defensa mostró fallas muy graves, sobre todo en los centros atrás, donde nadie cerraba y los delanteros islandeses entraban como Pancho por su casa. Si el rival hubiera sido Alemania, quizás Argentina se hubiera comido más goles que Brasil en aquella famosa semifinal del Mundial anterior. Argentina tuvo el 78% de la posesión y triplicó a su rival en tiros al arco, pero Islandia desperdició por lo menos las mismas oportunidades que Argentina. Por eso, para dejar de ser un colador, se requieren ajustes urgentes, pues, salvo la presencia de Gabriel Mercado en el carril derecho, no vemos mejores opciones. De paso, nadie puede reclamarle la falla del penal a Lio porque siempre fue para adelante a pesar que no encontraba compañía.

AHORA O NUNCA

Resumiendo, si Sampaoli no cambia, muere. No hay mayor locura que esperar resultados diferentes haciendo lo mismo. Tiene opciones y debe usarlas, pero debe trabajar mucho para coordinar una defensa que tambaleó frente a los supuestamente más débiles. Los otros equipos no creo que perdonen.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] Para más datos, nuestro artículo “SE VIENE EL MUNDIAL: LA SELECCIÓN ARGENTINA FRENTE A TRES FANTASMAS”, https://pablobedrossian.com/2018/06/09/se-viene-el-mundial-la-seleccion-argentina-frente-a-tres-fantasmas-por-pablo-r-bedrossian/

SE VIENE EL MUNDIAL: LA SELECCIÓN ARGENTINA FRENTE A TRES FANTASMAS (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2018

Tres fantasmas se agitan delante de la Selección Argentina de fútbol en vista del próximo Mundial. No son los rivales. Tienen que ver con su esencia; debe ser por eso que no hay camino más escabroso que el que uno recorre hacia dentro de sí mismo. Sin embargo, si vence estos fantasmas, puede tener chances; por ahora, no es candidato al título.

Lionel Messi 01.jpg1. La Messi dependencia. Mal que les pese a los hinchas del Real Madrid, Lio es el mejor jugador de fútbol de la actualidad y quizás de la Historia. Sin embargo, padece el mismo síndrome que Cristiano Ronaldo: en su selección nacional rinde menos por la falta de jugadores que hablen su mismo lenguaje futbolístico y tengan el nivel de sus compañeros de la Liga Española. La Selección Argentina para este Mundial no es un equipo conformado por grandes talentos. ¿Quiénes serán los socios de Messi de la mitad hacia arriba? El Kun Agüero viene de una lesión y el Pipita Higuain con la celeste y blanca juega por debajo de su nivel en la Juventus. ¿Será Cristian Pavón la revelación? De paso, el gran Javier Mascherano difícilmente pueda repetir su desempeño del Mundial anterior, probablemente por su edad (34 años) y por competir en torneos de menor exigencia. No nos vamos a ocupar de analizar al plantel uno por uno, pero es obvio que si no se arma rápidamente el equipo, será muy difícil que Lio pueda ser desequilibrante.

Jorge Sampaoli 022. Las contradicciones de Sampaoli: Si bien llevó a la Selección de Chile a ganar la Copa América, si no hubiera sido por el hat-trick de Messi en Ecuador, hubiera mirado el Mundial desde la tribuna o por TV. Ahora lo vemos lidiando con su ansiedad. Sus idas y venidas con jugadores como Mauro Icardi, Lautaro Martínez, Ricardo Centurión y Fabricio Bustos son un ejemplo, y la salida de Chiquito Romero -que pareció más una forma de sacárselo de encima que una lesión justificada-, son una muestra. Tememos que el descontrol y la prepotencia demostrada en aquel vergonzoso incidente en un control de tránsito en diciembre de 2017 reaparezcan. No hablamos de la falta de respuestas futbolísticas luego del 6 a 1 propinado por España, sino de su equilibrio anímico: si no maneja sus emociones lo dominarán sus problemas. No es el equipo de Messi: es el suyo y esa responsabilidad implica una conducta que comunique seguridad e inspire confianza.

Salto 013. La picardía criolla: La cultura argentina ha hecho que muchos árbitros dirijan según el espíritu del reglamento y no la letra. El famoso “siga, siga” de Pancho Lamolina fue un símbolo de permisividad para jugar más allá de los límites establecidos. Por esa razón, hay dos prácticas criollas que si se aplican en Rusia pueden resultar fatales para la albiceleste: los agarrones en el área y las simulaciones para que se cobren penales. Los defensores deben tener en cuenta que una vez que la pelota sale del córner, un árbitro internacional que se juega su reputación ante las cámaras de todo el mundo no va a permitir empujones o que alguno tome de la camiseta a un rival. Lo mismo ocurre con las caídas fingidas. Salvo que sea capaz de ganar un Oscar de la Academia de Hollywood, el que se zambulle en el área como si lo hubieran tocado, será señalado por el árbitro o detectado por el VAR y se ganará una amarilla. Si ya tiene una, será la roja. En diciembre de 2016 Mauricio Pochettino reconoció que en Newell’s Old Boys durante los entrenamientos practicaban los “piletazos”. Ese sincericidio blanqueó ese antivalor que es la picardía cuando se pasa de servirse de las circunstancias a servirse del otro. En el Mundial las leyes se cumplen, las faltas se sancionan y el fingimiento se castiga.

Argentina tiene esos tres grandes fantasmas por delante. No se puede esperar el inicio del torneo para ahuyentarlos.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.

 

INDEPENDIENTE: RECUERDOS AL ROJO VIVO (por Pablo R. Bedrossian)

Serie SIMPLEMENTE FÚTBOL

Fui a la cancha con mi papá por primera vez a los 8 años. Se jugaba el Nacional del ’67 que Independiente ganó bajo la dirección técnica del brasileño Osvaldo Brandao. A partir de allí, el amor a la camiseta roja que me infundió mi viejo creció y creció, y hoy, que vivo lejos de la Argentina, está más vivo que nunca. A forma de un homenaje para él y como un tributo a esos grandes hombres de fútbol que uno vio dar todo dentro de la cancha, quiero rescatar algunas anécdotas desconocidas y otras poco recordadas.

LA HUMILDAD DE MIGUEL ÁNGEL SANTORO

Miguel Angel Santoro 01 - El GráficoMe gradué de médico a principios de los ‘80 y, para pelearla, tenía que tener cuatro o cinco trabajos. Uno de ellos era la guardia del desaparecido Sanatorio Evangélico, de Medrano 350, en lo que en aquel entonces llamábamos la Capital Federal. Cierto día veo sentado en el hall un hombre de digno porte al que reconocí enseguida.

– ¿Ud. es Pepé Santoro?

– Sí.

El arquero multicampeón de América sonrió y lo invité a charlar en el consultorio, aprovechando que no había pacientes. Le conté que por muchos años tuve un póster suyo en la pieza que compartía con mi hermano Alejandro, y le mencioné una nota que hablaba de una de sus hazañas:

– Una vez El Gráfico le dedicó la última página. Fue un partido con Central que terminó 1 a 1. La nota mostraba en fotos los tres mano a mano que Pepé ganó esa tarde.

Santoro se quedó pensando y dijo sin falsa modestia:

– ¿Gané tres mano a mano? Seguro que se equivocaron los delanteros.

EL ENTRETEJIDO DEL CHIVO PAVONI

Ricardo Elvio Pavoni 01 - El Gráfico.jpg¡Cuántas alegrías no dio este marcador de punta izquierdo! Sabía hacer de todo: marcar, correr, patear. Sus tiros libres eran temibles. Recuerdo uno a Boca desde unos 35 metros. Pocos saben que hizo un gol en un Mundial. Fue en el ’74, jugando para la Selección de su país, Uruguay, contra Bulgaria y, si la memoria no me falla, de cabeza.

A principios de los ’70, El Gráfico lanzó una edición especial titulada “El Libro del Fútbol”. Era un solo volumen. Allí aparecía El Chivo en una secuencia fotográfica que mostraba cómo se deben patear penales: fuerte, arriba y al medio, según explicaba la publicación.

Pavoni perdió el pelo precozmente y en la cancha lucía una incipiente calvicie. Un día nos sorprendió a todos: apareció con una abundante cabellera y muchos supusimos que se había puesto un peluquín. Teníamos miedo que en un centro el gato se fuera al piso, pero nada de eso sucedió. Resulta que se había hecho un entretejido. Desde ese día nadie se atrevió a decirle pelado. Su imagen comenzó a aparecer seguido en una publicidad gráfica de ese curioso sistema de cobertura capilar.

Recuerdo una elogiosa frase de Ricardo Elvio Pavoni sobre Bochini en sus inicios, que definía su forma de entender el fútbol: “Es un jugador que va para adelante”.

EL LIDERAZGO DEL PATO PASTORIZA

José Omar Pastoriza 01 - El Gráfico.jpgInolvidable y eterno en el alma de su pueblo, el Pato fue una de las figuras más emblemáticas de Independiente. Curiosamente provino de Racing, a través de un trueque por Miguel Ángel Mori, un half central, cedido a la Academia.

Fue un líder dentro y fuera de la cancha, un hombre muy querido que ganó todo en Independiente. Tengo muchos recuerdos suyos; por ejemplo, un día de semana, asistí a un partido muy bravo con Boca en Avellaneda, donde, ante un centro rasante, se arrojó en un esfuerzo supremo para empujar la pelota con la suela del botín a la red y definir el partido. Esa imagen, por el tremendo esfuerzo, fue incluida en publicidad televisiva de una pomada para la contractura muscular.

Recuerdo otro partido, contra Rosario Central, que Independiente ganó 2 a 0, con dos goles suyos, ambos de tiro libre. El primero describió una parábola tan impresionante que pasó a formar parte de la presentación de las trasmisiones futboleras en blanco y negro de aquellos tiempos. No puedo olvidar lo que dijo eufórico el inolvidable Gordo Muñoz ante el segundo gol:

“¡Pastoriza! ¡Maestro de maestros para los tiros libres!”

No se equivocaba. Además, El Pato fue un gran técnico. Dirigiendo a Independiente ganó, creo que tres campeonatos, una Copa Libertadores y una Intercontinental. Se lo considera el hombre que puso el fútbol de Venezuela a un nivel competitivo. Hasta su llegada, a la vinotinto siempre la goleaban.

El director técnico Manuel Keosseian, un uruguayo que jugó junto a Bochini en Independiente pero a causa de una fractura de tibia y peroné tuvo un corto paso por el club, me hizo un comentario que agrega valor a la trayectoria del Pato como técnico:

– Pastoriza era una gran persona, ¡un tipo bárbaro! No era que supiera tanto de estrategia; eso se lo dejaba a Ramón Toribio Adorno, ¡pero tenía tanto vestuario…! ¡Era un líder tremendo!

 EL INCANSANBLE MENCHO BALBUENA

Agustín Balbuena.jpgAgustín Balbuena fue un extraordinario wing derecho que integró aquel glorioso equipo que ganó el Metropolitano del ’71, cuatro Libertadores consecutivas entre 1972 y 1975 y la inolvidable Intercontinental de 1973 en el Estadio Olímpico de Roma, donde Bochini y Bertoni construyeron aquella doble pared que los hinchas de Independiente aún hoy seguimos festejando.

Fue parte de la selección argentina que participó del Mundial de Alemania de 1974 (donde René El Loco Houseman fue titular en su posición) y vistió la celeste y blanca en 8 ocasiones. Era rápido y sumamente peligroso en el ataque por la banda derecha. Se destacaba por su gran dinamismo y su temible gambeta.

Con frecuencia recuerdo una sabrosa anécdota del querido Mencho, surgida en la entrevista que le hizo José María Muñoz, luego de un partido:

– Balbuena, ¡cómo corrió esta tarde! ¿Cuántos pulmones tiene?

La respuesta del crack santafesino no se hizo esperar:

– Uno, como todo el mundo.

GRACIAS POR EL FUEGO

Cuánto le debemos a estos héroes que alegraron nuestros días con triunfos, campeonatos y copas. A veces los fanáticos tendemos a ver la gloria e ignoramos el esfuerzo y el sacrificio que hicieron para llegar a donde llegaron. Dejaron todo para darnos muchas alegrías en una época donde el dinero no lo era todo y la camiseta era algo que valía. Son símbolos de la mística copera, próceres en esta gran historia que todavía el Rojo no ha terminado de escribir.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Las imágenes pertenecen a la Revista El Gráfico, Editorial Atlántida

“ESPERÁNDOLO A TITO”, EL FÚTBOL HECHO PURO CUENTO (por Pablo R. Bedrossian)

esperandolo-a-tito-02Serie CONFIESO QUE HE LEÍDO

Serie SIMPLEMENTE FÚTBOL

El fútbol nunca fue tema predilecto de la literatura. Más bien, algunos intelectuales que conocimos hablaban de 22 idiotas corriendo detrás de una pelota, como si fuera un absurdo. Ocurre que la razón no entiende la pasión; la contempla con desconcierto, y, en su afán de controlarla, la descalifica.

Quizás por eso el fútbol fue excluido de cuentos y novelas: una banalidad en medio de las grandes preocupaciones de la vida. Sin embargo, es imposible ignorar la pasión, que es como un géiser que lanza imprevistamente su chorro de vapor.

De los que conozco, el primero que se atrevió a cruzar esa frontera literaria fue Agustín Cuzzani, cuando publicó “El centroforward murió al amanecer”, una obra de teatro escrita en 1955, que más que en el juego se centra en un futbolista, vendido como si fuera un objeto coleccionable. La leí cuando tenía apenas 13 años, y aún guardo el sabor amargo de haber descubierto allí otro cruce inevitable: fútbol y negocios.

Pasaron muchos años hasta que llegó el inolvidable Roberto Fontanarrosa y el fútbol volvió a convertirse en tema de escritura. A partir de ese momento surgió una plétora de autores y textos que lo abordan. Uno de los primeros es Eduardo Sacheri, con su colección de cuentos “Esperándolo a Tito”.

Cuenta Sacheri en la nota preliminar, que siendo un desconocido, y a instancias de su esposa y de sus amigos, se atrevió a divulgar sus narraciones: “puse tres cuentos en un sobre de papel madera y lo dejé en la recepción de Radio Continental dirigido a ‘Todo con afecto’, que era el entrañable programa de Alejandro Apo, dedicado a recordar grandes momentos y personalidades del fútbol. Allí disfruté por primera vez “Me van a tener que disculpar”, el relato con el que Sacheri homenajea a Diego Maradona por sus dos famosos goles a los ingleses en el Mundial ’86.

Por eso fue una bendición conseguir “Esperándolo a Tito” y detenerme a recorrer sus páginas. Incluye 14 cuentos y un epílogo. Son relatos sobre el barrio, la niñez, la emoción, la lealtad y el sacrificio. Tal como Armando Bó en aquella película legendaria película “Pelota de Trapo”, el tema central es la épica: hazañas de héroes anónimos donde el deporte, la amistad y el equipo, están por encima de todo. Es, a la vez, una oportunidad para volver a creer que aún hay hombres que respetan códigos, y no venden su dignidad a ningún precio.

Editado por Alfaguara, y escrito en un estilo simple y directo, con mucho sabor local, termino recomendando especialmente algunos de sus cuentos: “La valla invicta”, “De chilena”, “Jugar con una Tango es algo mucho más difícil de lo que a primera vista se podía suponer” y “Último hombre”, aunque todos los cuentos atrapan desde el principio hasta el final.

Se podría decir que Eduardo Sacheri, aunque escribe en prosa, es un poeta de la vida, alguien que no escribe sobre fútbol con la neutralidad de un cronista, sino desde el contagioso sentimiento del protagonista.

© Pablo R. Bedrossian, 2017. Todos los derechos reservados.


¿QUIERE CONTINUAR LEYENDO? LE SUGERIMOS:

Si le interesa Eduardo Sacheri, puede leer:

LA PREGUNTA DE SUS OJOS, INTRIGA PARA GANAR UN OSCAR (por Pablo R. Bedrossian)

Si le interesan libros sobre fútbol, puede leer:

“YO, EL BOCHA”, LA AUTOBIOGRAFÍA DE RICARDO BOCHINI (por Pablo R. Bedrossian)

Si le interesa el fútbol, puede leer:

¿CRISTIANO RONALDO O MESSI? UNA MIRADA DIFERENTE (por Pablo R. Bedrossian)

 

 

“YO, EL BOCHA”, LA AUTOBIOGRAFÍA DE RICARDO BOCHINI (por Pablo R. Bedrossian)

yo-el-bochaSerie CONFIESO QUE HE LEÍDO

Serie SIMPLEMENTE FÚTBOL

Hay libros que se leen con el corazón. Por supuesto, para el hincha de Independiente este es uno de ellos. Para quienes lo vimos jugar será revivir emociones; para las nuevas generaciones, la puerta de acceso a un pasado glorioso que invita a creer en el futuro.

“Yo, el Bocha – mi autobiografía” es un relato en primera persona de Ricardo Enrique Bochini, el ídolo máximo de los Diablos Rojos de Avellaneda. Comienza contando sus humildes comienzos en Zárate y su llegada a Independiente, donde su extraordinario talento lo catapultó rápidamente a la Primera División, y también a la inolvidable selección juvenil argentina que integró, entre otros, con El Conejo Tarantini, Marcelo Trobbiani, Mario Alberto Kempes y su gran amigo, Daniel Bertoni.

Cada capítulo del libro está dedicado a un tema que es, a la vez, un conjunto de historias, vivencias y opiniones cuya tensión mantiene atrapado al lector. El 10 va recordando en forma ordenada a sus Directores Técnicos, sus títulos (4 veces campeón del Torneo Argentino -campeonatos Nacional y Metropolitano-, 4 Copas Libertadores, 3 Copas Interamericanas, 2 Copas Intercontinentales y 1 Copa del Mundo con la Selección Argentina), sus goles históricos, su participación en la Selección Argentina (vistió 28 veces la celeste y blanca), el juego, su equipo ideal, el retiro y la idolatría, entendida como el enorme cariño y la ferviente admiración que la gente le rinde hasta hoy. Hay una excelente sección de fotos a todo color, y al final aparecen sus impresionantes estadísticas, siendo uno de los pocos jugadores en la historia del fútbol argentino que jugó 20 años con una misma camiseta.

Hay tres cosas que quisiera subrayar de la lectura. En primer lugar, la forma de entender el fútbol según Bochini, resumida en tres palabras: “ir para adelante”. Critica duramente a la táctica que hace un culto a la posesión permitiendo que el equipo rival juegue casi en su totalidad detrás de la línea de la pelota. Un segundo aspecto es que el crack del Rojo opina con libertad y contundencia. Es respetuoso, pero no dice cosas para quedar bien. Cuenta los conflictos y frustraciones, y se juega cuando tiene que expresar su punto de vista, tal como lo hacía en la cancha. En ese sentido, podemos decir que es un libro honesto y valiente. Finalmente, impresiona su memoria para recodar hechos y, sobre todo, personas, sean compañeros o adversarios, amigos, vecinos, periodistas o dirigentes; la mayoría de las veces son recuerdos para expresar gratitud.

Con prólogos de Diego Maradona y Daniel Bertoni, incluye notas sobre el máximo astro del Rey de Copas, entro otros, por Jorge Valdano y el escritor Eduardo Sacheri. El libro fue realizado por Jorge Barraza que puso por escrito la voz de El Bocha. Es un texto que se disfruta a tal extremo que uno no se da cuenta que ha leído 250 páginas de un tirón.

Si Ud. es hincha del Rojo, “Yo, El Bocha” es de lectura obligatoria; y si no lo es, lo disfrutará también.

© Pablo R. Bedrossian, 2017. Todos los derechos reservados.