OBERAMMERGAU, EL PUEBLO CUYAS FACHADAS SON OBRAS DE ARTE (por Pablo R. Bedrossian)

Serie PUEBLOS PINTORESCOS DE EUROPA

Oberammergau es una pequeña localidad de Baviera, en el sur de Alemania. Es conocida por los bellos frescos que cubren los frentes de muchas de sus casas, la mayoría representando la pasión de Cristo.

0001 DSC04920.JPG

Pocos saben que allí hubo un asentamiento celta y uno romano. A finales del siglo IX se estableció un monasterio en una zona cercana, y en el siglo XII ya había una iglesia en el propio pueblo de Oberammergau. En 1633, durante una epidemia de peste, sus habitantes juraron escenificar la muerte de Jesús si eran protegidos de la enfermedad.

0001 DSC04926

La primera representación se llevó a cabo en 1634, y en la actualidad se realiza cada diez años, recibiendo este pequeño pueblo hasta 500,000 visitantes. El evento dura seis horas y participan 1,400 actores aficionados.

0004 DSC04950.JPG

Volviendo a las pinturas, son conocidas con el nombre alemán de Lüftlmalerei y son comunes en la región. Se destacan por su belleza, colorido y estilo.

0002 DSC04912.JPG

No abordan solamente temas religiosos, sino que también retratan momentos de trabajo, camaradería y otras actividades sociales.

0005 DSC04925.JPG

El pueblo también es famoso por sus ebanistas. Hay numerosos talleres y tiendas que ofrecen recuerdos hechos en madera.

DSC04956.JPG

Es un pueblo pequeño que se recorre a pie en medio día, pero su arte es tan peculiar que muchos turistas deciden hacer los 90 kilómetros que lo separan de Münich simplemente para admirar el frente de sus casas y edificios.

0007 DSC04937.JPG

Muy cerca se encuentra el Castillo de Linderhof. En el siglo XIX, cuando Alemania era aún un conjunto de reinos, el príncipe bávaro Ludwig II -en español Luis II-, (1845-1886), erigió este moderno palacete, famoso por sus parques y fuentes.

DSC04893

Ludwig II llegó a ser Rey de Baviera entre 1864 a 1886, pero debe su fama se debe al temprano romance con su prima, la famosa Sissi, y a su inestabilidad emocional, que lo llevó a perder el trono y luego a una trágica muerte en circunstancias que hasta la fecha no han podido ser esclarecidas. Apodado “El Rey Loco”, también dirigió la construcción del bellísimo Castillo de Neuschwanstein.

006 DSC05034.JPG

Si está en Münich, quizás pueda conseguir una excursión de un día que incluya Oberammergau, y los castillos de Linderhof y Neuschwanstein, u organizarse para visitarlos por su cuenta. Es una experiencia maravillosa que llevará en su memoria toda la vida.

© Pablo R. Bedrossian, 2019. Todos los derechos reservados.

BONUS: PASEANDO POR OBERAMMERGAU

Los invito a hacer un recorrido fotográfico para admirar los edificios más emblemáticos de este pueblito tan rico en arte.

0006 DSC04918.JPG
0003 DSC04928
0001 DSC04927
0008 DSC04946.JPG
0007 DSC04936
0007 DSC04939.JPG
0007 DSC04940.JPG
DSC04942.JPG
0005 DSC04922
DSC04947
DSC04950.JPG
DSC04907.JPG
DSC04949.JPG

CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías fueron tomadas por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos

LOS MEJORES LUGARES DE MÜNICH (por Pablo R. Bedrossian)

Münich, es la capital de Baviera, un Estado Libre ubicado en el sur de Alemania que estuvo en manos de la familia Wittelsbach desde fines del siglo XII hasta 1918. Si Ud. piensa visitarla, le interesa saber sobre países, ciudades y pueblos o simplemente le gusta viajar con la mirada, le invito a conocer sus lugares más representativos; es un un posible recorrido por ella que puede hacerse a pie. Para los amantes del fútbol, Bayern, quiere decir “de Baviera”, así que no hace falta ser muy observador para darse cuenta de dónde es el famoso equipo de fútbol.

Münich 36 DSC04229

  1. NEUHAUSER STRASSE

Para ingresar a la Ciudad Vieja, recomendamos tomar esta calle, atravesando por debajo de la Karlstor (en español La Puerta de Carlos), heredera de la muralla medieval que rodeaba la ciudad.

Münich 02 DSC03966.JPG

Al atravesar el enorme arco ojival que está en su centro, nos sumergimos en la calle Neuhauser, una arteria peatonal, repleta de tiendas y comercios que nos conduce al corazón de la ciudad. Siempre está en movimiento: El incesante paso de visitantes y transeúntes locales la convierten la vía más visitada de Münich.

Münich 01 DSC04178

En el camino aparecen algunos sitios con sabor bávaro. Uno de ellos es el Augustinerbräu, un pub, restaurante y cervecería tradicional -algunos dicen que es el más antiguo de Münich-, erigido sobre un predio que en el siglo XIV perteneció a la Orden de los Agustinos.

Münich 04 DSC03964.JPG

También en la calle Neuhauser se puede visitar la Bürgersaal, una iglesia católica consagrada en 1778, de modesta fachada pero bello interior.

Münich 05 DSC03976.JPG

Sin embargo, si tiene poco tiempo, le recomendamos la Michaelskirche (la Iglesia de san Miguel), un templo jesuita renacentista de fachada manierista, que fue parte de la Contrarreforma en el sur de Alemania.

Münich 06 DSC04161.JPG

A tener en cuenta: En pleno trayecto peatonal la calle Neuhauser cambia de nombre, pasando a llamarse Kaufingerstrasse.

2. FRAUENKIRCHE

Famosa por sus torres de 100 metros de alturas rematadas por dos cúpulas acebolladas, la Frauenkirche (en español Iglesia de Nuestra Señora) es la catedral gótica más grande del sur de Alemania.

Münich 07 DSC04251.JPG

Fue construida en la segunda mitad del siglo XV en ladrillo con techo de tejas rojas sobre las bases de una antigua iglesia en estilo románico. Las torres fueron terminadas a principios del siglo XVI. Su interior cuenta con tres naves y se la puede ver desde casi todos puntos de la ciudad.

Münich 08 DSC04211.JPG

Allí se encuentra la famosa “pisada del diablo”, una curiosa huella. La leyenda habla de un supuesto pacto entre el Satanás y el constructor Jörg Von Halsbach: a cambio de no haber accidentes durante la construcción, el templo no tendría ventanas. Se cuenta que al concluir la obra, el demonio entró y miró satisfecho dejando allí su “pisada”, sin darse cuenta que el ingenioso arquitecto lo había engañado al distribuir las columnas de tal modo que desde la entrada no se observaran las ventanas.

Münich 09 DSC03991.JPG

La imponente altura de sus torres y sus remates en forma de bulbo la hacen original e inconfundible.

Münich 10 DSC04183.JPG

3. NEUES RATHAUS Y LA MARIENPLATZ (AYUNTAMIENTO Y PLAZA CENTRAL)

El Neues Rathaus (en español, el Nuevo Ayuntamiento de Münich) es un edifico neogótico construido entre 1867 y 1909. El pináculo de su torre principal alcanza 85 metros de altura.

Münich 11 DSC04090

Cuenta con un mirador al que puede accederse pagando una pequeña entrada. Las vistas son espectaculares.

Münich 12 DSC04231

Además tiene un carillón (en alemán glockenspiel) que deleita a los turistas cuando da la hora. Toca cuatro melodías diferentes. Tiene 43 campanas que van de 10 kg a 1300 kg de peso. Mientras suenan, 32 figuras de tamaño natural representan la boda del duque Guillermo V de Wittelsbach con Renata de Lorena y el baile de los toneleros realizado tras desaparecer una peste que se abatía sobre la ciudad. Es el cuarto más grande de Europa.

Münich 13 DSC04048

La Marienplatz es el corazón de Münich. Esta plaza sin árboles es el punto de encuentro más popular de la ciudad. Desde allí se puede admirar la fachada del Neues Rathaus en todo su esplendor.

Münich 14 DSC04196.JPG

En esta sitio público tan concurrido se encuentra la Mariensäule o Columna de María erigida en 1638. Es una representación de la Virgen María con el Niño Jesús. Tal como la Columna de Trajano en Roma, es un monumento conmemorativo que luce en lo alto una escultura del personaje cuyas hazañas o favores se celebran. En este caso es una ofrenda de gratitud por haber sido liberados del ejército sueco durante la Guerra de los Treinta Años. La imagen mide 2,15 metros; hecha en bronce posee un bellísimo color dorado y se apoya sobre una columna de mármol con capitel corintio.

Münich 15 DSC04243.JPG

4. ALTES RATHAUS

La misma calle Kaufingerstrasse, poco después de la Marienplatz, choca frente a la bella fachada del Antiguo Ayuntamiento de Münich.

Münich 16 DSC04055.JPG

Inaugurado en 1480, el edificio sufrió numerosas remodelaciones, la última importante en el siglo XIX que le dio su aspecto neogótico bávaro. De todos modos, la hermosa torre adyacente rematada en una cúpula con tejas rojas es de fines del siglo XII y es un testimonio de la historia de la ciudad que ha sobrevivido al paso del tiempo.

Münich 17 DSC04816

A pesar de ser un edificio civil, el conjunto tiene el aspecto de una luminosa iglesia medieval. Tristemente en el Altes Rathaus los nazis convocaron a “La Noche de los Cristales Rotos” el 9 de noviembre de 1938.

Münich 18 DSC04059

5. ASAMKIRCHE (LA IGLESIA DE LOS HERMANOS ASAM)

Algo que no se debe dejar de visitar es la Asamkirche, la impresionante capilla rococó dedicada a San Juan Nepomuceno en Münich, creación de los hermanos Asam.

Münich 18  DSC04153.JPG

Egid Asam, escultor y estucador, adquirió un terreno al lado de su casa donde en 1733 comenzó a construir este pequeño templo privado con la ayuda de Cosme, su hermano mayor, que era arquitecto y pintor.

Münich 20 DSC04146.JPG

La fachada de esta iglesia es angosta y elevada. Sobre una marquesina barroca presenta un grupo escultórico con San Juan Nepomuceno en el centro. Y aunque su frente complementa la original decoración estucada de la vivienda vecina, es el interior de la pequeña y estrecha capilla el que produce un efecto sorprendente.

Münich 21 DSC04150.JPG

6. VIKTUALIENMARKT

El Viktualienmarkt es un mercado al aire libre muy cerca del Altes Rathaus, dedicado a la venta de alimentos frescos y comidas típicas.

Münich 32 DSC04122

Fue establecido a principios del siglo XIX. Tanto los locales como los visitantes confluyen en este colorido espacio donde también se pueden ocupar mesas para comer una sopa, salchichas u otros platillos típicos.

Münich 34 DSC04113

El punto de encuentro es la cerveza, tal como en otros países es el café. A propósito, hay carteles muy llamativos con excelentes motivos cerveceros. Por ejemplo, uno que menciona la Reinheitsgebot, la primera ley de pureza de ingredientes de la cerveza decretada en la ciudad en 1487, que solo permitía elaborarla con agua, cebada y lúpulo.

Münich 35 DSC04117

7. ALTER HOF Y LA TORRE DEL MONO

Los restos de la antigua residencia de los Wittelsbach constituyen los testimonios medievales más antiguos de Münich.

Münich 37 DSC04400

Conocido como la “Vieja Corte”, los edificios han sufrido varias remodelaciones y reconstrucciones que conservan su estilo gótico de fines del siglo XV. El nombre de la Torre del Mono proviene de una leyenda donde un mono que había sido traído como un animal exótico tomó en sus manos al hijo del príncipe. Fue perseguido sin éxito por toda el palacete pero milagrosamente depositó al niño en su cuna.

8. LA RESIDENZ

Es un conjunto de palacetes barrocos desde donde los Wittelbach regían el destino de la Bavaria. La construcción se inició a fines del siglo XIV. Paulatinamente se fueron añadiendo edificios con influencia barroca y posteriormente rococó.

Münich 25 DSC04347

Hoy puede ser visitado como un museo donde admirar muchos de los salones, muebles y obras de arte atesorados por esta dinastía.

Münich 26 DSC04330.JPG

Sin duda, el sitio más importante para visitar es el Antiquarium, construido entre 1569 y 1571; es un enorme espacio renacentista.

Münich 27 DSC04306.JPG

9. TEATRO NACIONAL DE MÜNICH

El Nationaltheater München (Teatro Nacional), ocupa un edificio neoclásico en la plaza Max-Joseph; es la sede de la Ópera Estatal de Baviera. Se encuentra frente a uno de los espacios abiertos más bellos de la ciudad, y muy cerca del nacimiento de una de las avenidas más importantes, la Maximilianstrasse.

Münich 28 DSC04041.JPG

El teatro original de 1818 fue destruido por un incendio en 1823. El diseño actual corresponde a un nuevo edificio inaugurado en 1825; tras ser bombardeado durante la 2ª Guerra Mundial tuvo que ser reconstruido.  En el exterior se destaca su fachada con escalinatas, 8 enormes columnas con capiteles corintios y un frontón triangular detrás del cual se levanta otro más alto.

10. LA THEATINERKIRCHE

Esta iglesia, que junto a su monasterio fueron dedicados a san Cayetano, se construyó en la segunda mitad del siglo XVII para celebrar el nacimiento del hijo del príncipe elector Fernando y su esposa Enriqueta de Saboya. Proyectada por Antonio Barelli de Bolonia, fue terminada en 1690 y es fácilmente reconocible por su color amarillo y las volutas que decoran sus torres de 70 metros.

Münich 22 DSC04019.JPG

Su diseño rompe con equilibrio arquitectónico del centro histórico de la ciudad, como una intromisión italiana en el corazón de la Bavaria. Sin embargo, no fue resistida y embellece la zona norte de la Ciudad Vieja.

Münich 23 DSC04223.JPG

Frente a ella se encuentra el Felderrnhalle, una curiosa construcción de 20 metros de altura cuyo único muro es el posterior; a los lados y al frente hay en total cinco arcadas dentro de las cuales hay esculturas. El lugar nos recuerda lejanamente a la Logia del Mercado Nuevo de Florencia, también conocida como Logia del Porcellino, por su famoso jabalí.

Münich 24 DSC04021.JPG

11. RECORRIDO A PIE POR LA ZONA UNIVERSITARIA

La misma calle de la Theatinerkirche , yendo de sur a norte, enseguida se convierte en una amplia avenida llamada  Ludwigstrasse. Parece una arteria fría debido a la ausencia de árboles. Sin embargo, las construcciones que la bordean nos mueven a recorrerla y admirarla.

 

Münich 39 DSC04729

Por ejemplo, la Ludwigskirche, la Iglesia Católica de San Luis, es un bello templo neorrománico en cuyo interior se encuentra el segundo mayor altar del mundo.

Münich 40 DSC04635.JPG

El neorrománico es un estilo arquitectónico surgido en el siglo XIX que reinterpreta el estilo románico utilizado en la primera parte de la Edad Media. Una de sus características son los arcos semicirculares, conocidos como arcos de medio punto, simétricamente exhibidos en la fachada.

Münich 41 DSC04639

Sobre la misma vía se encuentra la Bayerische Staatsbibliothek, la Biblioteca Estatal de Baviera, que cuenta con unos diez millones de volúmenes y unos 90,000 manuscritos.

Münich 42 DSC04732.JPG

En medio de la avenida aparece un Arco del Triunfo, el Siegestor, dedicado Ludwig I (el rey Luis I de Baviera) siguiendo la moda de los levantados en París a principios del siglo XIX que a su vez eran imitación de los romanos. Allí la Ludwigstrasse pasa a llamarse Leopoldstrasse

Münich 43 DSC04652.JPG

La Leopoldstrasse es, al contrario de Ludwigstrasse, una avenida bulliciosa y alegre debido a su cercanía con la Ludwig-Maximilians Univesitat, a la que asisten unos 50,000 estudiantes.

Münich 44 DSC04654.JPG

Esta arteria de doble vía está custodiada por una variante del álamo negro nativo, que se encuentra en peligro de extinción. Muy cerca está el Prinzregentengarten donde hay numerosos biergartens.

12. SCHWABING

Con el inicio de la Leopoldstrasse, nos internamos en el Schwabing, el barrio que por décadas acogió a escritores y artistas plásticos. Allí vivieron personalidades de la talla de Thomas Mann, Vassily Kandinsky y Paul Klee. Entre la Primera y Segunda Guerra Mundial perdió su aura bohemia, pero la ha ido recuperando en los años posteriores.

Münich 44 DSC04691.JPG

Hay varios edificios que son espléndidas muestras del del Jugendstil, la forma que tomó el art nouveau en la naciente Alemania.

Münich 45 DSC04669

Combina tiendas y cafecitos con viviendas curiosas y residencias refinadas, siempre en una atmósfera creativa y vanguardista.

13. EL BARRIO DE LOS MUSEOS

Münich cuenta con excelentes colecciones de arte en los diferentes museos que se concentran alrededor de la Königsplatz. Se destacan la Alte Pinakothek (la Antigua Pinacoteca) y la Neue Pinakothek (la Nueva Pinacoteca)

Münich 29 DSC04498.JPG

La Alte Pinakothek alberga extraordinarias obras de arte europeo, incluyendo obras de Leonardo, Rafael, Botticelli, El Greco, Durero, Rubens, Rembrandt, Murillo, entre muchos otros.

Münich 30 DSC04532

La Königsplatz o Plaza del Rey es una amplio espacio cubierto de grama pero carente de árboles. Alrededor se levantan tres importantes edificios en estilo neoclósico: la Gliptoteca, donde pueden admirarse esculturas griegas y romanas, los Propíleos, y la Staatliche Antikensammlungen, la Colección Estatal de Antigüedades.

Münich 38 DSC04460.JPG

Una de las joyas arquitectónicas de la zona es el Museum Brandhorst. Su característica más llamativa es el exterior, compuesto por 36,000 varillas de cerámica en una variedad de 23 colores personalizados.

Münich 31 DSC04612

14.  LA ZONA DEL RÍO ISAR

Isar es el río que cruza Münich por el este. Hay una zona muy interesante entre dos puentes, el Luipoldbrücke y el Corneliusbrücke, que vale la pena visitar.

Münich 47 DSC05215

El Maximilianeum es un imponente edificio del siglo XIX que cumple una doble función: es sede del Parlamento Bávaro y a la vez albergue de estudiantes universitarios seleccionados en base a sus méritos académicos por la Fundación Maximilianeum. Hay excelentes vistas desde el Maximiliansbrücke, un puente que se encuentra entre los mencionados.

Münich 46 DSC05194

A mano izquierda, se encuentra la Praterinsel, la isla de Prater, donde una vieja destilería de licores ha sido convertida en salón de eventos, restaurante y club de playa.

Münich 48 DSC05206.JPG

Más adelante y llegando al Ludwigsbrücke se encuentran los Mülleresches Volksbad, los Baños Públicos de Müller, una bella edificación Jugendstil, que, como ya hemos dicho, es la variante alemana del art nouveau. Posee una piscina cubierta abovedada, duchas y salas de relajación. Inaugurada en 1901, luce una bella torre color blanco coronada por un espectacular reloj.

 

Münich 48 DSC05217

Muy cerca de allí se encuentra el Gasteig, un colosal centro cultural de más de 25,000 m2. En ese predio se levantaba la cervecería Bürgerbräukelle desde donde Hitler lanzó su fallido Puscht en 1933 y luego, en 1939, sobrevivió a un atentado.

Münich 51 DSC05235.JPG

Del otro lado del Ludwigsbrücke encontramos el Deustches Museum, uno de los museos más grandes del mundo dedicado a la ingeniería.

Münich 49 DSC05280

Es un verdadero gigante de la tecnología. Fundado en 1903 recibe 1,4 millones de visitantes por año.

Münich 50 DSC05286

15. LA CALLE PEATONAL PLATZL

Platzl es una corta calle empedrada peatonal de tan solo dos cuadras. Puede sentarse en uno de sus extremos y comer allí mientras ve el incesante movimiento de la gente entre  las coloridas tiendas y restaurantes.

Münich 60 DSC04398

En una esquina se encuentra la Hofbräuhaus, la cervecería más concurrida de Münich. Llena de historia, en sus inmensos salones miles de personas diariamente de detienen a degustar una bier.

Münich 61 DSC04781.JPG

En la esquina siguiente se encuentra el Hard Rock Café y al final de la otra cuadra, donde termina la calle, una tienda de ropa deportiva y coleccionables del Bayern Münich.

Münich 62 DSC04818

Platzl termina en una calle transversal, frente a un típico edificio bávaro de siete pisos  de color naranja.

Münich 74 DSC04396

Este es un excelente lugar donde terminar la visita, pero puede continuarla en cualquier momento: Münich ofrece tantos sitios de interés que es imposible describirlos todos.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.

BONUS 1: MÜNICH, ARTE MODERNO AL ALCANCE DE TODOS

Presentamos algunas obras de artistas contemporáneos que embellecen las calles y jardines públicos de Münich.

1. Gran estatua en Promenadeplatz  dedicada a Maximiliano José, conde de Montgelas, creada en aluminio por Karim Sander en 2005. Para más información sobre esta obra, se puede visitar el website de su creadora, http://www.karinsander.de/en/work/maximilian-joseph-graf-von-montgelas

Münich 66 DSC04832.JPG

2. “Hombre con los brazos abiertos” (en alemán “Mann mit ausgebreiteten Armen”) de Stephan Balkenhol. Se puede admirar en la entrada del centro comercial Kaufinger Tor, muy cerca de la Marienplatz. Para más información se puede leer nuestro artículo sobre el artista en https://pablobedrossian.com/2016/04/05/las-esculturas-de-stephan-balkenhol-homenaje-al-hombre-comun-por-pablo-r-bedrossian/

Hombre con los brazos abiertos (Munich) DSC04189.JPG

3. “Presente continuo” es una escultura de 3.60 metros de alto creada por el holandés Henk Visch. Está ubicada muy cerca del Museo Estatal de Arte Egipcio. Hecha en aluminio es una figura humana sin brazos inclinada hacia adelante. El rayo rojo que une la cara con el suelo representa la conexión entre el pasado y el presente. Para más información, se puede visitar el website del autor, https://www.henkvisch.nl/

Münich 67 DSC04496.JPG

4. No podemos dejar de mencionar artistas urbanos que desarrollan sus obras directamente sobre la calle. Hay pinturas de gran calidad hechas en cualquier momento en algún lugar de la ciudad.

Münich 68 DSC04187.JPG

BONUS 2: ALGUNOS OTROS SITIOS DE INTERÉS

La mayoría de estos sitios se encuentra entre la Ciudad Vieja Sur y el Barrio o Distrito de los Museos.

1. Justizpalast (Palacio de Justicia)

Münich 69 DSC04413.JPG

2. El Führerbau, que significa “El edificio del Führer” fue construido entre 1933 y1937. Allí en 1938 Hitler y Chamberlain firmaron el Acuerdo de Munich que fue previsiblemente violado por el máximo jerarca alemán. Este edificio, que fue una sede nazi durante la Segunda Guerra Mundial, hoy es ocupado por la Universidad de Música y Artes Escénicas de la ciudad.

Münich 70 DSC04439.JPG

3. La Lenbachhaus es una mansión de bellos jardines que alberga un museo de arte moderno; en 2013 se le añadió una nueva ala de innovador diseño realizado por Norman Foster.

Münich 71 DSC04474

4. La Peterskirche es una de las iglesias más antiguas de Münich. Erigida en el siglo XIII ha recibido numerosas modificaciones.

Münich 73 DSC04065.JPG

5. Una de los sitios más extraños de Münich es una suerte de altar erigido en honor a Michael Jackson, el famoso rey del pop.

Münich 71 DSC04833.JPG

5. La Isartor, levantada en 1337, es una de las cuatro grandes puertas de la muralla que protegía al Münich medieval. Es la única que conserva su torre original; está ubicada en la zona sudeste de la Ciudad Vieja.

Münich 72 DSC05159.JPG


VIDEOS

 


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías y videos fueron tomados por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos.

 

UN PASEO POR LA ISLA DE LOS MUSEOS DE BERLÍN (por Pablo R. Bedrossian)

019 DSC03474

En el trayecto del río Spree a través de Berlín, emerge una isla con forma de T invertida e inclinada, que fue la cuna de la ciudad, pues allí se asentaron los primeros pobladores a principios del siglo XIII. En la segunda mitad del siglo XV en ese sitio se erigió el Palacio Real para los poderosos Electores de Brandenburgo, pertenecientes a la familia Hohenzollern, famosa por su adhesión a la Reforma, cuya estirpe gobernó por siglos. Aunque el Palacio fue destruido en 1950 aún se encuentran en la isla la impresionante Catedral de Berlín (la luterana Berliner Dom), el Lustgarten, un amplio parque cubierto por una espesa grama, y un grupo de notables museos, que le ha provisto el nombre de Isla de los Museos (en alemán Museumsinsel). Si alguno tiene interés en conocer más acerca del futuro, puede visitar el sitio http://www.museumsinsel-berlin.de/home  , de donde tomé y edité esta maqueta, que traza en rojo nuestro recorrido.

Maqueta de la Isla de los Museos 03

Si uno arranca desde la punta, en dirección de norte a sur , dejando de lado a mano derecha el Bode-Museum, lo primero que se encuentra es la Alte Nationalgalerie (Antigua Galería Nacional). Aunque fue fundada años antes, el actual edificio fue diseñado por Friedrich August Stüler en 1865 (sobre bocetos del rey Federico Guillermo IV) e inaugurado en 1876. La estructura, que remeda un templo griego –obviamente es una obra neoclásica-, se encuentra elevada y se accede a ella a través de una escalinata doble. Una bella columnata da un aspecto imponente a la fachada.

001 DSC02598

Por delante de la columnata y arriba del enorme pórtico se encuentra una inmensa estatua ecuestre de Federico Guillermo IV, rey de Prusia. No debe sorprender este título. Alemania durante la primera parte del siglo XIX continuaba siendo un conjunto de estados que habían sido parte del Sacro Imperio Romano Germánico. La historia de Alemania como nación puede fijarse en 1871 con el nacimiento del imperio alemán. Para quien desee saber más sobre la historia de la nación germana, recomiendo leer “La cultura: todo lo que hay que saber” de Dietrich Schwanitz.

002 DSC02604

Si uno cruza todo el frente se encuentra con el Neues Museum (“Museo nuevo”) y el acceso al Pergamonmuseum (“Museo de Pérgamo”), quizás el más famoso de los museos de la isla, por su extraordinaria colección de arquitectura y escultura antigua. Al salir de allí, y por el lado derecho recorremos un espectacular pasillo formadas por columnas con capiteles dóricos.

003 DSC02605

En uno de sus lados tiene una curiosa escultura de Humpty Dumpty, llamada “la máquina del futuro total”, de Jonathan Meese, un artista nacido en Tokio en 1970, que vive en Berlín.

003 DSC03302

Avanzando encontramos a mano izquierda el imponente Altes Museum (Museo Antiguo), obra de Karl Friedrich Schinkel, también en estilo neoclásico, con un enorme pórtico de 87 metros sostenido por 18 columnas jónicas, que se considera una de las columnatas más grandes del mundo. Fue inaugurado en 1830 y actualmente alberga parte de la colección de arte clásico, centrado en la antigua Grecia, aunque también hay secciones de arte romano y etrusco.

004 DSC02620

Tiene en su frente dos espléndidas esculturas de bronce. Una de ellas es “Kämpfende Amazone” (“Amazona peleando”) de August Kiss, instalada en 1842, al lado derecho de la escalera principal que conduce al interior del edificio. Muestra con gran expresividad los esfuerzos de una amazona para repeler el ataque de una pantera. La estatua en el lado opuesto, “Löwenkämpfer” (“León de combate”) se agregó en 1861.

006 DSC02612

En su techo hay estatuas gemelas, cada una de ellas con un hombre domando un caballo, creación de Christian Friedrich Tieck.

???????????????????????????????

Por delante, el Altes Museum tiene una enorme pila de granito rosado de 70 toneladas y casi siete metros.

005 DSC03294

Para admirar todo el esplendor de la columnata del Altes Museum hay que hacerlo desde el Lustgarten, un bellísimo parque público que se extiende generosamente por delante, con un grueso césped intensamente verde. De paso, permítanme presentarme.

DSC02627

Caminemos por el parque, que fue escenario de concentraciones populares a lo largo de los siglos y miremos a la izquierda. Primero, vemos una pequeña fuente, pero luego, se levanta imponente la Catedral de Berlín.

008 DSC02623

La Berliner Dom se erige donde antiguamente existía una iglesia dominica. Fue construida entre 1747 y 1750 e incluía la cripta familiar de los poderosos Hohenzollern. La monumental construcción neobarroca actual fue construida entre 1894 y 1905 y es obra de Julius Raschdorff. La enorme cúpula central tiene 98 metros de altura. Su color verde proviene del cobre oxidado del que está revestida. A pesar de los graves daños que sufrió durante la 2ª Guerra Mundial fue restaurada completamente. Es de algún modo el contrapunto reformado a la Basílica de San Pedro en Roma.

008 DSC02618

Dependiendo del ángulo, entre la cúpula central y la menor derecha se observa la Fernsehturm, la torre de la televisión, popularmente conocida como Telespargel (escarbadiente), que es la estructura más elevada de la ciudad con 365 metros, construida en 1969, la que pude subir durante otro paseo.

009 DSC02631

La fachada cargada de detalles arquitectónicos, incluyendo elaboradas estatuas. En su centro tiene a un Cristo de bronce color verde claro. Esta figura está más cerca del Pantokrator (el “Señor de todo”), que juzgará a los vivos y a los muertos, que al humilde carpintero que murió crucificado. Su mano derecha tiene extendidos el pulgar, el índice y el dedo medio, formando lo que se conoce como “la mano del predicador”. Por encima de él hay dos mujeres de aspecto mitológico (¿acaso la sabiduría y la justicia?) con sendos libros mirando a la cruz que corona la escena.

010 DSC02614

010 DSC02635

Pensamos que la monumentalidad de la entrada tiene como propósito empequeñecer la imagen humana ante la presencia divina.

011 DSC03285

Sus imponentes puertas –según suponemos- juegan un rol parecido: abrir el paso a cada ser humano al contacto con Dios.

012 DSC03281

012 DSC03283

Un poco más adelante, siempre siguiendo el magnífico Lustgarten se encuentra el Humboldt Box, inaugurado en 2011. Se trata de un edificio de líneas rectas que forman una suerte de octágono de acero y cristal. Se levantó temporalmente para compartir con los visitantes los avances del proyecto cultural más importante de Alemania, el Humboldt Forum (Schloss-Humboldtforum), y será desmotado cuando esta obra se termine.

013 DSC03496 (1)

Desde donde venimos, se ven a la derecha tres estructuras cilíndricas amarillas que parecen silos.

014 DSC02637

Delante de los cilindros amarillos, durante mi visita observé unas columnas mucho más pequeñas, de fondo blanco y bordes rojos, con fotos de protagonistas de la historia que fueron perseguidos por los nazis. Esas estructuras forman parte de la exposición “Diversity Destroyed – Berlin 1933-1938”. En el website http://www.dhm.de/archiv/ausstellungen/zerstoerte-vielfalt/en/  encontré la información en inglés que aquí traduzco:

“Durante la época de la República de Weimar, Berlín fue el centro político, una vibrante metrópolis con más de cuatro millones de habitantes. Sin embargo, el nombramiento de Adolf Hitler como Canciller del Reich el 30 de enero de 1933 marcó el comienzo de la destrucción final de la democracia. Los derechos básicos esenciales y el ordenamiento jurídico fueron invalidados; sindicatos fueron disueltos y partidos políticos y organizaciones sociales prohibidos o forzados a cerrar. La toma del poder por los nacionalsocialistas se llevó a cabo con una rapidez sin precedentes y se caracterizó por una ola de terror contra los opositores políticos, la población judía y otros grupos de la sociedad alemana. La exposición ‘Diversidad destruida. Berlín 1933 – 1938’ es una contribución del Museo Histórico Alemán al tema en 2013. Recuerda en particular la toma del poder en 1933 y el pogrom de noviembre en 1938 (Nota: Un pogromo es el saqueo y matanza de gente indefensa, especialmente judíos, llevados a cabo por una multitud). La exposición reúne más de cuarenta proyectos de museos y monumentos, asociaciones privadas y las iniciativas que tienen que ver con la historia de Berlín bajo el nacionalsocialismo en exposiciones, proyectos de arte temporales, obras de teatro, lecturas, proyectos de cine o guías de audio. Juntos se documentan las consecuencias desastrosas de la dictadura nazi para la vida en la ciudad capital”.

015 DSC03504

Allí nomás, para salir de la isla hay un puente con cuatro bellas esculturas, justo donde inicia la arteria más emblemática de Berlín, Unter der Linden (“La avenida de los tilos”). Conviene cruzar ese hermoso puente y doblar hacia la derecha, bordeando la isla.

016 DSC02638

El camino corre paralelo al canal y conduce a la fachada posterior del Pergamonmuseum que parece dos templos griegos.

018 DSC03469

Un poco más adelante, poniéndole un broche de oro, llegamos a la entrada del Bode Museum. Cruzamos un puente y estamos ahí. Los domingos, un mercadillo de pulgas embellece aún más el lugar mientras se oyen acordes de tango, que se baila en un jardín cercano abierto al público.

019 DSC03472

020 DSC03477

Me despido contando que frente al Bode Museum compré una Biblia en alemán impresa en 1907 y vi un póster muy divertido, que muestra sin vergüenza la verdad que encierra el marxismo, que de dictadura tiene todo y de proletariado, nada. Recuerden que los berlineses padecieron el comunismo con un muro absurdo que encerraba a las personas en un mundo totalitario, privándolas de una plena libertad. En la República Democrática Alemana (tan bien reflejada en la película “La vida de los otros”) todos los ciudadanos eran iguales, pero algunos eran más iguales que otros.

022 DSC03488 (1)

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías fueron tomadas por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos, a excepción de la maqueta con el recorrido, que fue tomada del sitio  http://www.museumsinsel-berlin.de/home/ y luego editada.

NUNCA ME GUSTÓ EL ROCOCÓ – UNA VISITA A LA ASAMKIRCHE EN MUNICH (por Pablo R. Bedrossian)

A veces, como dice una canción de Paul Simon, repentinamente uno tiene que poner en duda todo lo que creía cierto. Eso me ocurrió al ingresar a la impresionante capilla rococó dedicada San Juan Nepomuceno en Münich, creación de los hermanos Asam.

001-dsc04153

El barroco, nacido en Italia durante la primera mitad del siglo XVII, fue un estilo artístico caracterizado por las formas recargadas y el amor a las curvas. Sus numerosos detalles se oponen a la sobriedad clásica, representada por los antiguos edificios griegos y romanos, que Andrea Palladio había recuperado durante el Renacimiento. Digamos que el barroco es un estilo teatral, más bien dramático, que se extendió rápidamente al resto de Europa.

012-dsc04150

Como bien se ha dicho, el barroco generó una “arquitectura para los sentidos”. La complejidad decorativa de sus interiores manifiesta una intensa sensualidad, casi hedonista. Muchas veces las esculturas barrocas parecen estar en movimiento.

Pero así como el manierismo es la exageración de las figuras clásicas, el rococó es el barroco llevado a un extremo. La palabra rococó provendría de la palabra francesa “rocaille”, que es un tipo de ornamentación que reproduce motivos de caracolas y conchas marinas. Aunque se le dio ese nombre a finales del siglo XVIII, se desarrolló como estilo a partir de 1730. Fue un arte cortesano, aristocrático e incluso burgués, pero no popular, de tendencia más bien mundana, despojado de la impronta religiosa dominante.

013-dsc04155

El rococó se caracteriza por la excesiva carga de elementos y, a la vez, la cuidada exuberancia de sus formas. Utiliza motivos que apelan a la naturaleza (plantas, flores, pájaros) pero de un modo empalagoso, poblando todos los espacios y produciendo, en mi opinión, una saturación de los sentidos que puede resultar opresiva. Por supuesto, los modelos de belleza son diferentes para cada época, y aún dentro de una misma época, diferentes para cada persona.

Para muchos el rococó es un giro hacia lo íntimo y personal, a través un obstinado refinamiento delicado y juguetón. Es cierto que las figuras del rococó trasmiten fragilidad y ligereza. Si se me permite un toque de humor, diría que se encuentran en las antípodas de Botero. Pero en lo personal, siempre me parecieron una vanidosa muestra de fastuosidad y ostentación, quizás porque entré en contacto con ellas en Francia, donde me era imposible contemplar su esplendor palaciego sin confrontarlo con la miseria del pueblo.

014-dsc04156

Pero a veces, como dice una canción de Paul Simon, repentinamente uno tiene que poner en duda todo lo que creía cierto. Eso me ocurrió al ingresar a la impresionante capilla rococó dedicada San Juan Nepomuceno en Münich, creación de los hermanos Asam.

La Asamkirche

Aunque el apellido suene árabe, los hermanos Asam, Cosme y Egid, eran alemanes bávaros de pura cepa. Durante un tiempo vivieron en Roma donde fueron impactados por el estilo barroco que constituía la vanguardia arquitectónica de la época.  Al regreso construyeron obras de admirable belleza  como la Iglesia de la abadía de Weltenburg, pero sin duda su obra cumbre la constituye la iglesia dedicada a San Juan Nepomuceno, popularmente conocida como La Asamkirche (“Iglesia de los Asam”).

007-dsc04142

Cerca de 1730 Egid Asam, escultor y estucador (hoy diríamos “maestro yesero”),  compró en Münich dos parcelas donde construyó su casa. Poco después adquirió un terreno adyacente donde en 1733 comenzó a construir una capilla privada, para lo cual contó con la ayuda de Cosme, su hermano mayor, que era arquitecto y pintor.

La fachada de esta iglesia es angosta y elevada. Sobre una marquesina barroca presenta un grupo escultórico con San Juan Nepomuceno en el centro. Y aunque su frente  complementa la original decoración estucada de la vivienda, es el interior de la  pequeña y estrecha capilla lo que produce un efecto alucinante.

003-dsc04145

Al ingresar se siente una explosión de formas muy estilizadas, en aparente movimiento bajo un tenue manto de luz. Esta “cueva mágica”, como la llama Jonathan Glancy[1], parece no tener líneas rectas y es difícil encontrar una superficie sin ornamentar. Querubines y otras figuras fantásticas cubiertas con pan de oro saturan las paredes pero sin generar agobio sino belleza; producen calma en lugar de ansiedad. Varios frescos están rodeados de estuco rojo intenso y de madera dorada. La exquisita combinación de luces y sombras, lograda a través los elementos arquitectónicos, escultóricos y pictóricos, sugiere una aparente desproporción que, en lugar de perturbar, conmueve; y la trama ondulante de las místicas imágenes invitan a meditar sobre la precariedad de la existencia y a buscar allí la presencia misma de Dios.

Interior rococó de la "Amankirche", el nombre popular de la Iglesia de San Juan Nepomuceno

Por supuesto, cada trazo, cada detalle, tiene un significado espiritual. Nada ha sido puesto porque sí. Desde luego, es un interior recargado de imágenes en extremo. Entonces, ¿por qué en contra de toda mi experiencia la Asamkirche me ha atraído tan poderosamente? Obviamente, el arte sucede; es el espíritu que se desprende de un hecho: se siente, no se piensa. Pero más allá de las cuestiones inconscientes relativas a la percepción de la belleza, creo que también existen poderosas razones. Quizás la más importante sea el propósito subyacente: No se trata de hacer alarde de un poder absoluto ni mostrar la pomposa majestuosidad de una corona sino de comunicar al hombre con Dios a través del arte. En la Asamkirche la belleza es un don divino dedicado al Dador para su gloria.

Otra vista del interior rococó de la iglesia

Aunque algunos consideran esta admirable iglesia de una sola nave como una obra del barroco tardío, la mayoría entiende que es una obra rococó, que, como dijimos, es un barroco excesivo. En general los excesos dañan, pero en este caso, quizás en este único caso, bendicen y benefician.

Detalle de la fachada de la casa de Egid Asam, desde la cual se podía acceder a la capilla.

© Pablo R. Bedrossian, 2013. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] Glancy, Jonathan, “Historia de la Arquitectura”, Editorial La isla, 1ª Ed. argentina, 2001


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías fueron tomadas por el autor de esta nota y son de su propiedad.