DESCONEXIÓN EMOCIONAL: A VECES PARA AVANZAR ES NECESARIO DETENERSE (por Pablo R. Bedrossian)

Las empresas con frecuencia levantan tan alto la bandera de los resultados que muchos de sus colaboradores se vuelven workaholics (adictos al trabajo), confundiendo productividad con cantidad.

UN BREVE TEST

¿Es Ud. un workaholic? Permítame proponerle un breve test. Califíquese del 0 al 100 en cada una de estas seis afirmaciones, siendo 100 el máximo acuerdo y 0 el total desacuerdo:

  • Miro el celular cada 5’
  • Siento que debo responder mensajes cuando los recibo
  • Trabajo mientras como
  • Leo los WhatsApp en el baño
  • Sueño con asuntos laborales
  • Me siento culpable si me ausento por enfermedad

Luego sume puntajes. En nuestra experiencia, valores de 0 a 150 corresponden a la zona verde: hay un equilibrio entre el trabajo y la vida fuera de él. Cifras de 151 a 300 se asocian a la zona amarilla: hay una alarma encendida; la dedicación exagerada al trabajo puede descompensar en cualquier momento el resto de la vida. Puntajes de 301 a 600 refieren a la zona roja: una adicción al trabajo nociva no solo para la salud y las relaciones humanas sino también para el adecuado desempeño laboral.

Photo by olia danilevich on Pexels.com

EL TRABAJO NO ES SOLO EL TRABAJO

El trabajo no es solo la tarea; es la carga emocional que le agregamos. Alguien ha dicho “Encuentre un trabajo que le guste y nunca más volverá a trabajar”. Es una frase íntimamente ligada al fluir: disfrutar tanto lo que uno hace que no se da cuenta del paso del tiempo. También está vinculada al concepto japonés llamado ikigai[1]: la razón de vivir que encontramos cuando hacemos algo que nos gusta, lo sabemos hacer bien, ayuda a los que nos rodean y, además, nos pagan por ello. Cuando estamos fuera de esa confluencia, la ansiedad y el estrés pueden ganar espacio dentro de nosotros.

DISFRUTE DE SU TRABAJO Y DESCANSE SIN CULPA

A veces para avanzar es necesario detenerse. Hay un tiempo para trabajar y un tiempo para descansar. Creo en la necesidad de un espacio vital para las “3D”: descansar, disfrutar y divertirse. Sin embargo, el verdadero descanso no consiste en irnos de vacaciones o salir con amigos si nuestro pensamiento continúa ocupado por asuntos laborales. En realidad, seguimos trabajando mentalmente, aunque no estemos frente a la computadora. La carga emocional de llevar el trabajo dentro de nosotros puede ser devastadora. En cambio, el verdadero descanso nos abre el pensamiento.

MEDITE

Una vida sin meditación es una frase sin puntuación. Para eso hace falta descansar: descansar es bueno y necesario. Además, meditando puede alcanzar lo que se conoce como estado alfa.

Photo by Nathan Cowley on Pexels.com

El concepto viene de la neurología. En los electroencefalogramas pueden identificarse cuatro tipos de ondas. Las ondas alfa revelan menor actividad cerebral; cuando predominan, se observa un mayor bienestar y un incremento de la creatividad y la capacidad de aprendizaje. Se dice que Arquímedes descubrió su famoso principio cuando se estaba bañando. Por él se denomina efecto eureka al hallazgo repentino de la solución a un problema difícil. El efecto eureka suele producirse cuando nos encontramos en estado alfa. Isaac Newton concibió la ley de gravedad mientras descansaba plácidamente a la sombra de un manzano. La distracción lo llevó a preguntarse porqué cayó uno de los frutos. Muchas de las mejores ideas han surgido de momentos de reflexión y reposo. Además, meditar nos permite examinarnos a la distancia y descubrir dónde están nuestras mayores oportunidades.

APRENDA

No solo medite: aprenda. Las personas actuamos de acuerdo a lo que conocemos. Podemos aprender cuando nos exponemos a nuevos conocimientos y a nuevas experiencias.  ¿A qué cosas nuevas se expone Ud.? Quisiera presentar tres elementos (desde luego, hay otros) que nos pueden enriquecer al entrar en contacto con ellos:

  • Lugares y culturas a través de viajes. Si Ud. nunca salió de su país, quizá suponga que en donde se habla el mismo idioma se vive como en su propia tierra; sin embargo, hay profundas diferencias incluso entre países vecinos. Viendo sus pueblos y ciudades, su arquitectura, su arte, su naturaleza, sus fiestas, sus comidas, sus relaciones comunitarias descubrimos mundos nuevos. Viaje y, si hoy no puede, transpórtese a otras latitudes a través de videos: la tecnología nos permite recorrer países enteros, admirar sus paisajes, descubrir un pintura y conocer su gente.
  • Historias, ideas e imágenes por medio de la lectura. Los buenos libros nos presentan situaciones y atmósferas diferentes. Ralph W. Emerson afirmó “una biblioteca es una especie de gabinete mágico. En ese gabinete están encantados los mejores espíritus de la humanidad… tenemos que abrir el libro, entonces ellos despiertan”. La lectura estimula la imaginación y el pensamiento. Se trate de novelas, cuentos, obras de teatro, ensayos o poesía, la literatura nos hace ver que hay otras realidades más allá de la que conocemos.
  • Experiencias y conocimientos a través de nuevas personas. Cada persona es un mundo por descubrir. Busque, contacte y dialogue con personas que tengan historias de vida inspiradoras o que se destaquen en lo que hacen. Los artistas, los pensadores y los creativos desafían nuestra realidad y nos ayudan a examinarnos mejor a nosotros mismos. Desde luego, evite las personas tóxicas, aquellas que critican, se quejan y condenan.
Photo by Nina Uhlu00edkovu00e1 on Pexels.com

SUEÑE

¿Se atreve a superar sus propios límites? ¿Cuáles son sus sueños? En tiempos de descanso, soñar es más sencillo. Recordemos que no vivimos para trabajar, sino que trabajamos para vivir. Defina su sueño de la forma más concreta posible. Si es posible, fije metas con fecha y número. Debe ser algo que ame y desee con todo el corazón, le dé propósito y sentido a su existencia y lo mueva a esforzarse por conseguirlo. ¿Tiene un sueño? Despiértese y vaya por él.

© Pablo R. Bedrossian, 2021. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] Si le interesa el tema, puede leer “El Método Ikigai”, publicado en 2017 por los logoterapeutas españoles Héctor García y Francesc Miralles, quienes viajaron a la isla de Okinawa para investigar porqué habita allí una de las poblaciones más longevas del mundo. En Latinoamérica quien más ha difundido el ikigai es el Ing. Ricardo Hara, a través de quien descubrimos el concepto.



Categorías:Liderazgo y Desarrollo Personal

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 respuestas

  1. Pablo, excelente abordaje sobre el desequilibrio entre propósito y trabajo. Aprender-Creer-Vivir con visión y equilibrio. Saludos, JAM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: