CANCIONES PARA INSPIRAR Y BENDECIR – QUÉ NOS DEJÓ EL 2015 (por Pablo R. Bedrossian)

Si alguien a fines del 2014 me hubiera dicho que la canción elegida para la primera visita del papa Francisco I a una iglesia evangélica sería Enséñame (“Cada cosa en la vida”), o que el famoso youtuber inglés Sam Thomas Longford Robson grabaría “Déjalo a Dios actuar”, o que el reconocido guitarrista argentino Esteban Morgado grabaría “Tu amor”, no le hubiera creído, pues eran sólo sueños… Pero, como escribió Arthur Blessitt, Dios nunca da sueños que no puedan ser realidades.

IMG_5576

Ha pasado el sexto año en www.reverbnation.com/pablobedrossian. Para aquellos que no nos conocen, comenzamos a hacer gospel y rock cristiano en español cuando muy pocos se atrevían. Hoy, 40 años después, intentamos mantener una fe viva y un amor genuino a nuestros semejantes. Continuamos con el mismo propósito: compartir, bendecir e inspirar a través del arte, poniendo en el centro el mensaje de esperanza que es Jesús.

Gracias por el continuo y generoso apoyo recibido. Como siempre decimos, para un compositor no hay mayor honor que otros graben sus canciones. Son muchos los que desinteresadamente han dado de su tiempo, talento y recursos para hacer que este proyecto continúe en expansión. En estos seis años hemos subido 153 versiones de canciones en formato MP3 (incluyendo 38 pistas de descarga gratuita) y 30 videos. Además de las pistas, durante ciertos momentos del año ofrecimos un alto número de versiones cantadas para descarga gratuita. También en 2015 se cumplieron 30 años de dos canciones muy conocidas, el góspel “Hay vida en Jesús” e “Historia inconclusa”.

En 2015 se superaron las 114.000 reproducciones de canciones y las 8.400 reproducciones de videos. Entre playbacks y versiones cantadas o instrumentales se han realizado 5,900 descargas. Estas cifras las comparto para señalar el alcance del proyecto, que avanza gracias a Uds., mis queridos amigos.

Durante 2015 subí 11 canciones cantadas o instrumentales, además de 5 nuevos videos, todo ello debido a la constante y extrema generosidad de mis amigos, en especial de mi hermano Alejandro Bedrossian, de Marcelo Mollo, de Juan Carlos Marsili y de Samy Mielgo. También contamos con el valiosísimo aporte de Marilí Machado, una gran voz de la música popular argentina que interpretó maravillosamente dos de las canciones.

ENERO

“Oprimidos” por Gabriela Sepúlveda y La Páez System

Gabriela Sepulveda y Claudio PaezIniciamos el 2015 a todo rock, presentado un tema nuevo, “Oprimidos” por Gabriela Sepúlveda (voz líder de la banda metalera Boanerges) y La Páez System, liderada por Claudio Páez (arreglos y guitarra), junto a Nico Páez (sólo de guitarra en 3′ 42″), Leandro Santabaya (bajo) y Rodrigo Fiori (batería).

https://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/22710155-oprimidos-prb-2013-por-gabriela

MARZO

“Marita” por Marilí Machado y Samy Mielgo

Marili Machado y Samy MielgoEn marzo, tuvimos el honor de contar por primera vez con una de las grandes embajadoras de la música popular argentina, Marilí Machado, quien junto al maestro Samy Mielgo, presentaron “Marita”, un tema inspirado en la desaparición forzosa de la joven Marita Verón (de Tucumán, Argentina), y dedicado a todas las mujeres que han sufrido la trata para su explotación sexual. La trata de personas es la captación y transporte de personas mediante engaño y coacción; sufren un desarraigo forzoso, se las despoja de su libertad, y padecen distintas formas de maltrato físico y psicológico, constituyendo una forma actual de esclavitud[1].

Apoyando la canción publicamos la nota “Una canción para Marita Verón”, que se puede leer en https://pablobedrossian.wordpress.com/2015/03/01/una-cancion-para-marita-veron-por-pablo-r-bedrossian y elaboramos una serie de posters para subir en redes sociales reclamando la aparición con vida de la joven tucumana.

https://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/23064992-marita-prb-2012-por-marili-machado

“Dichosos” por Débora Arana Smedley y Jeovana Piños

En marzo también compartimos una bella versión en video “Dichosos”, por Débora Arana Smedley y Jeovana Piños. Fue grabada en vivo durante una boda, en San Francisco, California, Estados Unidos.

“Cercana’ y “Vieja Tonada del Sur” por Juan Carlos Marsili

Juan Carlos Marsili 10En marzo presentamos además dos viejos temas de amor en la bellísima voz de Juan Carlos Marsili, con arreglos suyos. Ambos temas son parte de una serie iniciada en 2014. El primero es un tema breve llamado “Cercana”.

https://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/23122671-cercana-prb-1985-por-juan-carlos

El segundo es “Vieja tonada del sur”, un tema para conectarse con los sentimientos, donde Juan Carlos Marsili (voz, teclados y arreglos) es acompañado por Fernando Monzón Sosa (saxo), Gustavo Sciola (guitarra) y Hugo Barril (bajo).

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/23172783-vieja-tonada-del-sur-prb-1980-indito

ABRIL

“Historia inconclusa” en video producido por Sony Valusek en la voz de Ivana Sanhueza

En abril compartimos el video de “Historia inconclusa” producido especialmente por Sony Valusek para el lanzamiento de TVCLatina, en la versión que conocemos de Ivana Sanhueza. Fue realizado con un excelente cuidado visual.

 MAYO

“Déjalo a Dios actuar” por Sam Thomas Longford Robson

Sam Thomas Longford Robson 02El 1º de mayo subí la maravillosa versión a capella de “Déjalo a Dios actuar” del inglés Sam Thomas Longford Robson. Que semejante genio musical haya accedido a grabar uno de mis temas fue emocionante y lo hizo con una enorme generosidad. Es una versión conmovedora que logra momentos armónicos de gran intensidad.

https://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/23457831-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

JULIO

“Como golondrina” por Nahilín Gaitán y Alejandro Bedrossian

Nahilin Gaitan

En julio subimos otra vieja canción de amor, “Como golondrina”, magníficamente recreada por Nahilín Gaitán (voz) y Alejandro Bedrossian (guitarra y arreglo)

https://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/23944076-como-golondrina-prb-1983-por-nahiln

El video de “Como golondrina” puede verse en

Mi hermano Alejandro, arquitecto y profesor de literatura, músico y escritor es una de las piedras angulares de este proyecto y, a pesar del paso de los años, siempre me sorprende con su talento.

“Enséñame” (“Cada cosa en la vida”) por Semincanto, dirigido por Stefano D’Amore en la primera visita del papa Francisco I a una iglesia evangélica

La mayor sorpresa del año la constituyó “Enséñame” (más conocida como “Cada cosa en la vida”), utilizada para recibir al papa Francisco I en su primera visita a una Iglesia Evangélica. Nos enteramos gracias a nuestro amigo Héctor Alignani, y compartimos el video de CTV (Centro Televisivo Vaticano) quien transmitió el evento realizado en la Iglesia Valdense de Turín, Italia. La canción fue interpretada por Semincanto, un coro dirigido por Stefano D’Amore, a quien tuvimos el placer de conocer posteriormente a través de Facebook. Para mí, que siempre creí en la unidad de todos los cristianos y de todos los hombres, fue una enorme alegría ver que una canción nacida a mis 20 años en la intimidad de mi cuarto fuera elegida para tan magna ocasión.

“BIenaventurados” por Marilí Machado y Samy Mielgo

Marili Machado 02

El mismo me subimos la maravillosa versión de “Bienaventurados” por Marilí Machado (voz) y Samy Mielgo (guitarra). Fue un verdadero lujo contar con estos dos grandes artistas argentinos que llevan tu talento por el mundo.

https://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/23995031-bienaventurados-prb-2011-por-marili

“Tu amor” por Esteban Morgado

Copy of DSC04959 - copia.JPGOtra extraordinaria sorpresa fue contar con la participación del maestro Esteban Morgado, reconocido internacionalmente, con su versión instrumental de “Tu amor”. Esteban, querido ex compañero del Secundario y de tardes en las playas de Santa Teresita, sigue siendo un faro obligado para el que quiere conocer música popular argentina contemporánea.

https://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/24025967-tu-amor-prb-2010-por-esteban-morgado

SEPTIEMBRE

“Enséñame” (“Cada cosa en la vida”) por Raquel Godoy, David Godoy, La Southern Gospel Band y un un grupo coral gospel de lujo

Collage.pngEn septiembre vivimos otro de los grandes momentos del año, con la presentación de la versión góspel de “Enséñame” (“Cada cosa en la vida”) por Raquel Godoy y David Godoy. Bajo idea, arreglos y dirección de David, participaron La Southern Vocal Band, formada por Franco Pérez, Hernán Real, Santiago Contino, Gustavo Der Torossian y el propio David Godoy, y un dream team coral góspel: Irhyna Medina (¡de Honduras!), Alicia Godoy, Myriam Vivares, Inés Merello, Amado Acosta y Leo Bastianelli. El arreglo instrumental estuvo a cargo de Marcelo Mollo. ¡Una joya!

https://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/24303636-ensame-prb-1979-por-david-godoy

NOVIEMBRE

“Déjalo a Dios actuar” por Cecilia Márquez y Misión Vida

2015 Ceci Marquez con Visión Vida - Pegado a tu costado .jpgEn noviembre presentamos una muy hermosa versión de “Déjalo a Dios actuar” por Cecilia Márquez y Misión Vida, de su CD “Pegada a tu costado”, grabado en Montevideo, Uruguay.

https://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/24802203-djalo-dios-actuar-prb-1984-por

DICIEMBRE

“Paloma Blanca” por Enrique Gómez, con arreglos de Marcelo Mollo, con video de Natalhie Gouiric

Enrique Gómez y Marcelo Mollo 01.jpg

El último mes del año presentamos otra canción inédita, “Paloma Blanca”, una canción de cuna para un niño sin hogar, por Enrique Gómez, cuya trayectoria en la música cristiana contemporánea ya es legendaria. ¡Una enorme bendición contar con él! La canción, que tuvo los teclados y arreglos de Marcelo Mollo y las guitarras de Carlos Cáceres, fue el apoyo para la Campaña Navideña “Sonrisas en Navidad”. Sus bases pueden leerse en https://pablobedrossian.wordpress.com/2015/12/20/campana-sonrisas-en-navidad-por-pablo-r-bedrossian. Su propósito fue hacer sonreír a los niños que están solos, se ven forzados a trabajar o viven en la calle.

https://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/24957812-paloma-blanca-prb-2014-por-enrique

“Paloma Blanca” fue presentada también como video, gracias al extraordinario trabajo de Natalia Gouiric.

Para los que quieren saber más, debajo va la LISTA COMPLETA DE PARTICIPANTES. Un abrazo para todos.

© Pablo R. Bedrossian, 2016. Todos los derechos reservados.


LISTA DE PARTICIPANTES:

Menciono a aquellos que en 2015 participaron con sus nuevas grabaciones, agradeciéndoles muy especialmente. Los menciono en orden alfabético:

Alejandro Bedrossian, Alicia Godoy, Amado Acosta, Carlos Cáceres, Cecilia Márquez, Claudio Páez, David Godoy, Débora Arana Smedley, Enrique Gómez, Esteban Morgado, Fernando Monzón Sosa, Franco Pérez, Gabriela Sepúlveda, Gustavo Der Torossian, Gustavo Sciola, Hernán Real, Hugo Barril, Inés Merello, Irhyna Medina, Jeovana Piños, Juan Carlos Marsili, La Páez System, La Southern Vocal Band, Leandro Santabaya, Leo Bastianelli, Marcelo Mollo, Marilí Machado, Misión Vida, Myriam Vivares, Nahilín Gaitán, Natalhie Gouiric, Nico Páez, Raquel Godoy, Rodrigo Fiori, Sam Thomas Longford Robson, Samy Mielgo, Santiago Contino, Semincanto y Sony Valusek.

Quiero terminar mencionando a todos los demás que, aunque no participaron en 2015, colaboraron con este proyecto con sus grabaciones, presentaciones o videos. Los menciono en orden alfabético: Alberto Calore, Alejandro Bottinelli, Ana María Kircos, Andrea Der Torossian, Andrea Francisco, Andrés Partamian, Angel Koba, Antioquía, Bruno Raspanti, Christian Avalos,  Carlos Piégari, Cristian Franchini, Coky Bonilla, Coro de Niños de ICE de Munro,  Coro de Niños de Iglesia de la Puerta Abierta, Damián Valdez, Daniel Esteban Kleszyk, Diego Tassara, Emilse Impoco, Estrella De Angelis, Ezequiel Bongarrá, Ezequiel Giunta, Fernando Caram, Gabriel Bedrossian, Georgina Pérez, Germán Gómez, Guillermo Morcillo, Gustavo Luna, Horacio, Zanotto, Hernán Tofoni,  IAN 5, Ivana Sanhueza, Javier Gastón, Jorge Pérez Lorenzo, José “Chingolo” Suárez, José Luis Plá, Juan Marcos Castañeda, Juan Torres, Juani Caram, Julio Vidal, Laura Clark de Godoy, Laura Otero, Laura Valía, Leticia Franceschinis de Coria, Leticia Herrera de Clark, Lizie Rey, Marcelo Aranda, Marcelo Villanueva, Marga, Mariano Beyoglonian, Mariano Keropian, Miguel Baffi, Migui Cáceres, Miriam Antelo, Nacho Fita, Naly Serra, Nancy Muskrat, Nico Tizzano, Nora de Allende, Pablo Esteban Córdoba, Propuesta, Ricardo Bedrossian, Rosalía Manzano de Abad, Roxana Schmunk, Rubén Darío Vázquez, Ruth Alvarez,  Santiago Fernández Sebastián (Mr.Harvik), Sergio Quiroga, Sergio Sidoruk,  Shanna, Stella Crisci, Ubaldo Pérez Conde y Zuriel. Aunque seguramente omito a algunos de los arregladores, quiero mencionar algunos: Danny Baker, Emilio Valle, Hernán Longo, Jorge Randazzo, Julio Vidal, Rubén Szachniewicz, Sergio Quiroga, Ubaldo Pérez Conde.

Cuándo pienso en cuántas personas han elegido canciones que escribí para cantarlas, arreglarlas o grabarlas me siento deudor de todas ellas y también de Dios, quien con amor y paciencia nos ha acompañado a lo largo de este camino. Pienso también en todas las vidas tocadas por las canciones, y me conmueve comprender que Dios siempre usa nuestro “lado bueno” para bendecir a otros. ¡Cuánta misericordia de parte suya! Sigamos dándole duro para adelante, que pase lo que pase, nuestro desafío es servir.

[1] http://www.interpol.int/es/Criminalidad/Trata-de-personas/Trata-de-personas

“TODA UNA VIDA” POR NORA MALATESTA: LA VOZ DE UN CORAZÓN ABIERTO (por Pablo R. Bedrossian)

Toda una vida (por Nora Malatesta)Como si fuera un diario íntimo y personal, Nora Malatesta abre su corazón en “Toda una vida”. Compone a través de 11 canciones un collage de emociones, expuesto por primera vez a los visitantes como un jardín privado cuidadosamente cultivado.

Tiene un tono melancólico, como si la dulzura de su voz se negara a disimular la tristeza que emerge en esa atmósfera intensamente sentimental. Renuncia a desplegar toda la potencia y a exponer su vibrato, para dar espacio a un clima de íntima revelación; para ello ser sirve de un amplio mosaico de canciones conocidas y desconocidas, de poesías en inglés y en español, todas interpretadas con arreglos minimalistas, en base a delicadas guitarras.

Las letras hablan de amores, de amores no correspondidos.   Comienza con “Toda una vida” (“No me cansaría de decirte siempre que eres en mi vida ansiedad, angustia y desesperación”) y “Tú no sospechas” (“Te juro que a veces me asusta saber que te has adueñado de mí…Y aunque no ha habido intención en ti de provocar lo que siento, te vas a enterar de una vez de que ya te quiero”), seguidos del clásico de Duke Ellington, “Sophisticated Lady” y de “How long has this been going on?” de los Gershwin, ambos en su lengua original, donde la cantante muestra su veta jazzera sin recurrir a las blue notes.

“Pensamiento” es otro momento de solemne confesión (“Dile que pienso en ella aunque no piense en mí”)  que junto a “Toda una vida”, “Cántame” y “Flores negras” conforma el eje invisible del álbum. Precisamente, la canción que resume “Toda una vida” es “Cántame” (“Cántame que con tu voz se calma mi dolor, cántame y mírame que por tus ojos pierdo la razón. Mírame”), que tiene algo de letanía y de bolero.

Incluye covers de los Beatles, como “The long and winding road” y “Something”, pero siempre fundidos en la matriz romántica y emotiva del disco. Incluso “God only knows”, el theme song de la película “Simplemente amor”, se resiste a salir del cauce que Nora Malatesta recorre a lo largo de su CD, puro como ella y cristalino como su voz.

© Pablo R. Bedrossian, 2013. Todos los derechos reservados.

“DÉJALO A DIOS ACTUAR” – LA HISTORIA DE LA CANCIÓN (por Pablo R. Bedrossian)

Componiendo 01

De todas las canciones que he escrito “Déjalo a Dios actuar” es, sin duda, la más grabada y recordada. Quizás no tenga detrás una gran historia pero sí un mensaje definido, de esos que todos necesitamos en algún momento de nuestra vida.

Mi hermano Alejandro, que ha publicado varias novelas, siempre dice que el libro es un viajero cuyo destino es desconocido. Creo que lo mismo puede decirse de las canciones. Su alcance excede las intenciones del autor. Pero, ¿no es acaso ése su mayor mérito? Ser cantada, ser escuchada, ser sentida por otro en el más cabal significado de la palabra. Para el artista no hay nada peor que una obra que pase inadvertida.

Por eso me conmueve descubrir que “Déjalo a Dios actuar”, escrita en 1984, ha cruzado fronteras y sigue siendo de inspiración a muchos. La canción no se basa en ninguna anécdota o experiencia, sino en una idea: Dios puede sorprendernos, pero depende de nosotros. Alguna vez escuché que un pintor había representado un texto del Apocalipsis donde Jesús dice “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo”. En la pintura había un hombre golpeando la puerta, pero esa puerta sólo tenía manija por dentro. Por ello, la repetida frase “Déjalo a Dios” es uno de los dos ejes sobre los que gira la canción. Si no estamos dispuestos, si no creemos, estamos cerrando la puerta a quién nos puede cambiar.

La canción llega a su médula cuando enuncia el otro concepto central “dentro de tu alma crear un espacio para las sorpresas”, que fue la piedra angular a Flautista 01partir de la cual construí la canción. Dios nos ama, y va a sorprendernos si le abrimos nuestro corazón. Necesitamos fe aún en medio de la desesperanza. Para muchos la vida es algo que nosotros hacemos, algo que depende totalmente de nuestras fuerzas. Pero el que cree sabe que hay Alguien más grande que él, que todo lo sabe y que todo lo puede, que si no actúa en las circunstancias, al menos actuará dentro de él. Entonces, si no tienes paz o no encuentras amor, déjalo a Dios actuar dentro de ti.

LA LETRA

DÉJALO A DIOS ACTUAR

Por Pablo. R. Bedrossian (1984)

Déjalo a Dios actuar dentro de ti; ten fe;

déjalo construir una vida mejor.

Déjalo a Dios hacer un milagro en tu ser;

déjalo estar en tu interior

creando paz, dando amor.

Déjalo actuar dentro de ti.

Déjalo a Dios sembrar tanta belleza;

dentro de tu alma crear un espacio

para las sorpresas.

Déjalo a Dios poner una aventura en tu ser;

déjalo estar en tu interior

creando paz, dando amor.

Déjalo actuar dentro de ti.

 NOTAS SOBRE LA MÚSICA

P1380177
Con mi hermano Alejandro,en “Micrófono Abierto”, 2010, Buenos Aires

La canción fue compuesta en guitarra, en la tonalidad de DO, en la intimidad del cuarto que compartía con mi hermano Alejandro en nuestra vieja casa del barrio Congreso, de Buenos Aires. Hay dos detalles que hacen que la música impacte. El primero es el uso de acordes disminuidos con séptima (que se cifran 7dim o 7°). Para los que no los conocen, son acordes con tres terceras menores (fundamental, tercera menor, quinta disminuida y séptima disminuida; por ejemplo en Do, está conformado por Do, Mi♭ , Sol♭ , y Si♭♭ , es decir Si doble bemol o, dicho sencillamente para aquellos que no están familiarizados con la teoría musical, un LA. En la canción uso dos disminuidos con séptima diferentes que le dan brillo. El segundo detalle radica en la palabra “belleza”, donde utilizo un acorde de LA séptima (menor) con cuarta suspendida (que se escribe LA74sus o LA7sus), que luego baja a LA séptima (menor). Además cuando dice “tu alma crear un espacio” uso una secuencia de re menor, re menor séptima mayor y re menor séptima menor (esto se suele escribir rem, rem7maj, rem7).

ALGO SOBRE LA DIFUSIÓN DEL TEMA

Presenté este tema en 1984 en el Congreso Juvenil organizado por la M.E.I. en la Universidad Tecnológica de Santa Fe, con una asistencia de 6,000 jóvenes, invitado por Juan Pablo Bongarrá, que ha sido uno de los que más ha difundido esta canción.

Recuerdo que ese mismo año, canté la canción antes de una charla que iba a dar Rubén del Ré. En medio de la conferencia, fiel a su estilo coloquial, me miró y dijo “Pablo, hoy me has dejado algo: me llevo la frase de tu canción ‘Déjalo a Dios dentro de tu alma crear un espacio para las sorpresas’”. Que alguien de su liderazgo y relevancia haya rescatado ese pensamiento fue impactante para mí.

El querido maestro Ricardo Voth
El querido maestro Ricardo Voth

En 1991, por sugerencia del maestro Ricardo Voth, la Asociación Billy Graham incluyó la canción “Déjalo a Dios actuar” en la Cruzada Misión ’91. Se filmó un video de la canción -disponible hoy en Youtube- interpretado por Rosalía Manzano de Abad, quien la cantó en vivo en el Estadio Monumental de River Plate el domingo, antes de la última predicación de Billy Graham. Me acuerdo que Juan Calcagni, maestro de ceremonia, para presentar el tema dijo “Hay un médico que también es cantor que ha escrito…”.

En ese mismo año grabó la canción en un álbum solista la legendaria fundadora del conjunto folclórico “Las Voces Blancas”, la señora Stella Crisci.

"Fuerzas para continuar", 1996, Teatro Coliseo, Buenos Aires
“Fuerzas para continuar”, 1996, Teatro Coliseo, Buenos Aires

En 1996, “Déjalo a Dios actuar” junto el góspel “Hay vida en Jesús”, formó parte de “Fuerzas para continuar”, un magno evento realizado en el Teatro Coliseo de Buenos Aires, con la participación de más de 70 artistas en escena. Quedó registro en CD y video de estas presentaciones. Para mí, que hayan incluido estas canciones fue también una emoción muy especial.

La letra de la canción se encuentra en diversos sitios como declaración de fe y esperanza en medio de un mundo violento y difícil.

ALGUNAS ANÉCDOTAS ACERCA DE LA CANCIÓN

Shanna, CD "Tú me sanaste" (2007)
Shanna, CD “Tú me sanaste” (2007)

Una de las versiones más bellas es la de Shanna, de su CD “Tú me sanaste” (2007). Allí en lugar de decir “Déjalo a Dios sembrar tanta belleza” como dice originalmente, ella canta “Nadie podrá sembrar tanta belleza”. Cuando le pregunté el por qué me dijo “Es que grabé la letra tal cual la recordaba, de memoria…”. La misma frase la utiliza Naly Serra en su CD “Darte el hoy” (2010).

En otra ocasión, la cantante y misionera Leticia Franceschinis de Coria en su álbum “Llena de tu luz” donde la letra dice “Déjalo a Dios poner una aventura en tu ser” cantó “Déjalo a Dios poner su hermosura en tu ser”. Cuando le consulté por el cambio me dijo “ocurre que en mi iglesia está mal vista la palabra aventura…”. No hace falta decir que hacía referencia a un grupo ultraconservador.

Cierta vez me enviaron un link a una página española de tarot. La página decía “Consulta mi tarot del amor, sexo y pasión” y debajo, muy curiosamente, agregaba “si quieres un cambio en tu vida reza en ayunas esta milagrosa oración” y a continuación, créase o no, aparecía la letra de “Déjalo a Dios actuar”.

© Pablo R. Bedrossian, 2013. Todos los derechos reservados.


VERSIONES GRABADAS A LA FECHA

Comparto la lista de las versiones grabadas que transcribo con sus respectivos links:

“Déjalo a Dios actuar” por Pablo Bedrossian, casete “Vidas” (1985)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/3858328-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

2. “Déjalo a Dios actuar” por Marga, casete “Buscandote” (1988)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/6429075-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

3. “Déjalo a Dios actuar” por Andrea Francisco, casete “Un nuevo comienzo” (1989)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/3858204-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

4. “Déjalo a Dios actuar” por Ana María Kircos, casete “Bendio sea el Señor” (1990)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/11633049-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

5. “Déjalo a Dios actuar” por Zuriel, casete “Dame la alegría” (1990)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/11223912-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

6. “Déjalo a Dios actuar” por Sergio Quiroga y José Luis Plá (versión instrumental), casete “Un rayo de esperanza” (1990)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4398952-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

7. “Déjalo a Dios actuar” por Leticia de Coria, casete “Llena de tu luz” (1991)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4849464-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

8. “Déjalo a Dios actuar” por Stella Crisci, casete “Heme aquí” (1991)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4569724-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

9. “Déjalo a Dios actuar” por Leticia Herrera de Clark, casete “Fui quebrantada” (1994)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4085911-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

10. “Déjalo a Dios actuar” por Rosalía Manzano de Abad y Unidad PHES, CD doble “Fuerzas para continuar” (1996)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/3422813-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

11. “Déjalo a Dios actuar” por IAN 5, CD “El mejor amor” (2001)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4854479-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

12. “Déjalo a Dios actuar” por Shanna, CD “Tú me sanaste” (2007)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/1891618-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

13. “Déjalo a Dios actuar” por Naly Serra, CD “Darte el hoy” (2011)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/7660943-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

14. “Déjalo a Dios actuar” por Hernán Tofoni, Marcelo Mollo, Alejandro Bedrossian y Carlos Cáceres, publicación digital (2011)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/6936626-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

15. “Déjalo a Dios actuar” por Emilse Impoco, CD “Una expresión de amor” (2013)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19387493-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

16.  “Déjalo a Dios actuar” por Coro de Niños de la Iglesia de la Puerta Abierta, CD “Para adorar” (2013)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19596550-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

17. “Déjalo a Dios actuar” por Georgina Pérez, publicación digital; arreglado y producido por Alejandro Bedrossian (2014)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19726680-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por 

18. “Déjalo a Dios actuar” por Laura Clark Godoy, publicación digital; arreglado y producido por Marcelo Mollo (2014)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/20069279-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por 

Pistas de descarga gratuita con sus respectivos links:

1. “Déjalo a Dios actuar” arreglo de Danny Baker, casete “Un nuevo comienzo” (1989)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/3858209-dejalo-dios-actuar-prb-1984-playback

2. “Déjalo a Dios actuar”, para Misión ‘91, inédito (1991)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19573999-dejalo-dios-actuar-prb-1984-playback

3. “Déjalo a Dios actuar” arreglo de Alejandro Bedrossian,  publicación digital (2014)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19750174-dejalo-dios-actuar-prb-1984-playback

4. “Déjalo a Dios actuar” arreglo de Marcelo Mollo,  publicación digital (2014)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/20079310-dejalo-dios-actuar-prb-1984-playback

Videos

(hay varios más, sólo publico los que he compartido en mi website)

  1. “Déjalo a Dios actuar” por Rosalía Manzano de Abad, video para Cruzada con Billy Graham -sólo para TV- (1991)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/5284969

2. “Déjalo a Dios actuar” por Rosalía Manzano de Abad y Unidad PHES, VHS “Fuerzas para continuar” (1996)

Actualmente sin link disponible

3. “Déjalo a Dios actuar” por Emilse Impoco, grabado en vivo en el estadio Miguel Grau, Lima, Perú  (2008)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/3990296

4. “Déjalo a Dios actuar” por Laura Valía y el Coro de Niños de La Puerta Abierta, grabado en vivo en Buenos Aires, Argentina (2008)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/5383048

5. “Déjalo a Dios actuar” por Carlos Piégari, home video, versión instrumental, grabado en Buenos Aires, Argentina (2012)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/10661981

6.  “Déjalo a Dios actuar” por el Coro de Niños de La Puerta Abierta, con la versión de su CD “Para adorar”, grabado en Buenos Aires, Argentina (2013)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/12258154

DISECANDO UNA CANCIÓN: ESTRUCTURA – de CÓMO COMPONER CANCIONES (Parte 8)

VIII

Toda expresión artística tiene forma; aún las formas más amorfas tienen estructura.

En el arte el todo es más que la suma de las partes.

Para entender lo que el oyente o espectador percibe y retiene es necesario “disecar” de algún modo  la obra arte, su forma, analizando el proceso creativo, porque el  resultado de ese proceso será el que dirija o convoque la atención del público. Recordemos que creador conduce, la audiencia responde.

Nuestro abordaje consiste en descomponer la obra identificando sus partes más significativas. Desde luego, es un método limitado: al separar los diferentes aspectos una canción es imposible captar su espíritu, pues en el arte el todo es más que la suma de las partes. Por lo tanto, este proceso no puede establecer por qué nos agrada o desagrada una canción o por qué nos produce determinado efecto. Además siempre esa división es siempre arbitraria. Pero hagamos el ejercicio enfocándonos en tres elementos  de la forma: estructura, elementos y detalles. Comencemos por la estructura.

La estructura de una canción puede concebirse como un relato, pues tiene un principio, un desarrollo y un final. Sin embargo, no sigue el mismo esquema. En un cuento, como en una película o en una obra de teatro, generalmente se siguen tres pasos: hilo, nudo y desenlace. Comienza una historia cuyo drama o misterio van creciendo hasta llegar a una máxima intensidad tras la cual llega la resolución, que libera la tensión acumulada. En una canción en general hay un tema (sea musical o poético) que se repite; suele ser el coro o estribillo, o una frase que viene a ser la síntesis o clímax del “relato”. Pero, a pesar que sean repetitivas, la música y la letra deben ir creando una tensión y un modo de liberarla para crear impacto en el oyente.

Cada uno debe elegir la estructura que le resulte conveniente a sus fines (siempre entendiendo qué quiere decir y a quién se dirige) pero es importante que sea armónica: Debe tener un principio, un desarrollo y un final que estén debidamente relacionados, como los huesos del cuerpo están unidos mediante articulaciones para sostenernos a través de esa estructura ósea que llamamos esqueleto. Es fundamental entender que lo que se repite es lo que más se recuerda, y esa frase musical o poética, ese momentum, debe ser el corolario de lo que lo precede, una suerte de coronación del camino recorrido o el esfuerzo realizado.

Analicemos brevemente la estructura de algunas obras musicales, eligiendo dos muy básicas, tomadas del rock nacional argentino. Por ejemplo, “Todas las hojas son del viento” de Luis Alberto Spinetta:

Cuida bien al niño, cuida bien su mente,

dale sol de enero, dale un vientre blanco,

dale tibia leche de tu cuerpo.

Todas las hojas son del viento,

ya que el las mueve hasta en la muerte;

todas las hojas son del viento,

menos la luz del sol.

Hoy, que un hijo hiciste, cambia ya tu mente,

cuídalo de dogas, nunca lo reprimas,

dale el aura misma de tu sexo.

Todas las hojas son del viento,

ya que él las mueve hasta en la muerte;

todas las hojas son del viento,

menos la luz del sol.

La estructura es fácilmente reconocible: Estrofa – Coro – Estrofa – Coro, o, resumiendo simbólicamente A1 B A2 B. Diferenciamos A1 de A2 porque, aunque la música de ambas es idéntica, el contenido de la letra es diferente.

Veamos ahora “Libros sapienciales” de Vox Dei, de su álbum “La Biblia”:

De sol a sol, labrando tierra tendrás tu pan.

Todos los ríos van al mar, pero éste nunca se llenará.

Todos los ríos siempre volverán a donde salieron,

para comenzar a correr de nuevo.

Lo que siempre fue, lo mismo será;

lo que siempre hicieron, repetirán.

No olvidar, lo que ves ya se ha visto ya.

Tal vez un día lo sabrás, todo tiene un tiempo bajo el sol,

porque habrá siempre tiempo de plantar y de cosechar,

tiempo de hablar, también de callar,

tiempo para guerra y tiempo de paz,

tiempo para el tiempo y un rato más.

Buenas y malas son, cosas que vivo hoy.

No es esta tierra, no; sueño color azul

¿No es quizás que no sé mirar?

¿Cuánto, cuánto hay a mi alrededor?

¡Más de lo que mis ojos pueden mirar, y llegar a ver!

Estas son razones que dicen que sólo sé que sé querer,

que tengo a Dios, y tengo fe, y que doy amor, y puedo ser.

Sé que en algún lugar alguien me espera hoy.

Sé que ahora tengo yo alguien a quien buscar.

¿No es quizás que ahora sé mirar?

¿Cuánto, cuánto hay a mi alrededor?

¡Más de lo que mis ojos pueden mirar, y llegar a ver!

Estas son razones que dicen que sólo sé que sé querer,

que tengo a Dios, y tengo fe, y que doy amor, y puedo ser

Aquí tenemos dos estrofas con idéntica música, y luego, junto en el cambio de ritmo, otras dos estrofas diferentes a las primeras que tienen igual música, cada una de ellas seguidas de un mismo coro. Podría resumirse como A1-A2-B1-C-B2-C[1].

Como vemos, no es difícil identificar la estructura de una canción. Al crearla debemos elegir cuál será precisamente ese molde en el volcaremos el arte de modo que sea comprensible a nuestro público.

Práctica complementaria:

Por favor, lea la letra (en traducción al español) de Georgia Lee, un famoso tema de Tom Waits que León Gieco y Roxana Ahmed interpretaron magistralmente e identifique su estructura. Luego hágalo con sus canciones predilectas.

Fría la noche como duro el pisar.

La encontraron bajo un árbol aquí atrás,

en un desolado y oscuro lugar.

Es tan niña para andar por ahí.

¿Y Dios… no miraba?

¿Por qué no escuchaba?

¿Por qué Dios no estaba para Georgia Lee?

Su madre entre brumas

no alcanzó a hacerla estudiar.

“Hice todo lo que se puede hacer”.

y ella sólo buscaba del mundo escapar qué difícil criarla feliz

¿Y Dios… no miraba?

¿Por qué no escuchaba?

¿Por qué Dios no estaba para Georgia Lee?

Cierra los ojos y cuenta hasta diez.

Yo me esconderé, pero después

veré que me encuentres, te pido que me encuentres,

para jugar otra vez jugar otra vez,

de nuevo, todo otra vez

Hay un escuerzo en la maleza;

hay un cuervo en el maizal.

Flor silvestre trepando a una cruz.

Una niña que llora llamando a su mamá

mientras doran los campos su luz.

¿Y Dios… no miraba?

¿Por qué no escuchaba?

¿Por qué Dios no estaba para Georgia Lee?

© Pablo R. Bedrossian, 2012. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] El formato de la letra está tomado del álbum “La Biblia” en su nueva versión de 1997, con músicos invitados

ARTE, FORMA Y MEMORIA – de CÓMO COMPONER CANCIONES (Parte 7)

Los Beatles

La obra de arte es esencialmente forma. El efecto que la forma produce en nosotros es lo que nos permite reconocer una obra de arte.

Los reduccionistas dirán que todo es relativo a los sentidos. Que para un sordo la música y la poesía no existen, como tampoco para el ciego los colores, que todo está determinado por las percepciones. De algún modo, este pensamiento es similar al de la posmodernidad que postula que no hay una verdad, sino que lo cierto es lo que cada uno siente y, por lo tanto, la verdad es algo relativo a cada persona. Sin embargo, existe algo inmanente en la obra de arte que hace que los sentidos sean sólo el modo de percibirla. La creación de la belleza o del dolor, de la emoción o de la reflexión que nos produce una obra de arte, no está en el que recibe (el “receptor”) sino en el que da (el “emisor”). Por supuesto, tal como  las cuerdas de una guitarra con su caja, la “resonancia” dependerá de cada oyente u observador, pero esas percepciones son siempre son una respuesta a un acto creador. ¿Por qué la música de Bach o de los Beatles es del agrado de tantas personas? ¿Por qué películas como Cinema Paradiso o Casablanca a pesar de los años siguen atrayendo a tantos espectadores? Es la creación en sí misma, el arte, el que genera o induce un mismo efecto en diferentes personas.

La música se encuadra dentro de las artes secuenciales o temporales, porque lo que conmueve, lo que hace marcar el ritmo con los pies o con las manos, lo que calma o enerva, es una sucesión de sonidos. Aunque es posible ver el “árbol” (cada nota o cada palabra) uno percibe el “bosque” (el  flujo de notas). Una pieza musical es mucho más que tres o cuatro notas que nos sorprendan. Es como un recorrido del principio hasta el final donde la corriente continua de notas va pasando a través del oyente. A medida que suenan van quedando en el pasado y en la memoria, pero con la característica que le memoria es selectiva: prescinde de lo que no le importa  y retiene solamente aquello que por alguna razón le atrae. Pensemos en un concierto de rock. ¿Cuántas canciones se interpretan?  Quizás quince o veinte A la salida, ¿cuántas de ellas recordamos? Probablemente una o dos.  ¿Cuánto recordamos de cada una? Es probable que solamente retengamos un estribillo o una frase musical, que seguimos cantando o repitiendo en nuestra memoria. Lo mismo ocurre con la poesía, con la diferencia que a veces lo que perdura en nosotros no es sólo sus rimas sino su significado.

Durante el proceso creativo es necesario recordar que en las artes secuenciales la forma, la expresión “material” de nuestra creación, es de algún modo un relato que se va produciendo en el tiempo, del cual sólo una parte se conserva en la conciencia (el “relato”-la obra musical- va transcurriendo a medida que se expresa) y que el resto quedará en el olvido, pero tras cumplir su función: servir de marco o decorado para que lo esencial perdure en el público.

© Pablo R. Bedrossian, 2012. Todos los derechos reservados.

EL PROCESO CREATIVO – de CÓMO COMPONER CANCIONES (Parte 3)

Stephen Nachmanovitch

En su libro “Free Play, la improvisación en la vida y en el arte”[1],  el violinista y compositor Stephen Nachmanovitch propone que dentro de un autor coexisten dos personajes: El creador y el corrector. El creador deja fluir su pensamiento sin freno alguno, pero el corrector revisa paso a paso lo que hace el creador y lo cuestiona. El creador rompe moldes; el corrector le impone los límites. El creador propone; el corrector dispone: “esto sí, esto no”, “cambiemos aquí, adaptemos allá”. El input lo da el creador, pero el corrector es quien, sobre lo recibido del creador, determina el output.  De ese balance entre libertad y orden es que se surge una pieza musical.

La palabra orden puede sonar carcelaria para un artista, sin embargo, aún el surrealista tiene un esquema o método para permitir que emerja libremente lo que hay dentro de él. En la literatura, Virginia Woolf se enfrentó con esta paradoja: “La mente recibe una miríada de impresiones: triviales, fantásticas, evanescentes… vienen de todos lados, una lluvia incesante de átomos innumerables… registrémoslos como caen en nuestra mente, en el orden en el que caen, busquemos su patrón aunque parezca incoherente y disconexo…”[2].  Esa secuencia definida en la frase “en el orden el que caen” muestra que aun crear a partir de lo que nos viene a la mente sigue lineamientos indicados por la conciencia. No se trata de identificar un patrón a posteriori sino entender que a priori el corrector que está dentro de nosotros necesariamente interviene proveyendo forma a lo informe, como si le diera cauce al agua proveniente de una inundación.

Pensemos en la música, y tomemos como ejemplo uno de sus elementos básicos: el ritmo. Si en cada estrofa cambiáramos el compás, y acento cayera en momentos diferentes, probablemente el oyente terminaría perturbado. Salvo que el propósito sea precisamente ése (podría utilizarse, por ejemplo, en la música que ornamenta una secuencia cinematográfica que busca causar terror), se necesita un balance entre genio y estructura para obtener  el resultado deseado. Salvo que se proponga expresar el caos, la creación demanda corrección para ser expresiva (y, desde luego, mejorada) y a la vez poder ser entendida.

Si el creador rechazara al corrector, probablemente su obra no sería ni aceptada ni entendida por los demás. Si el corrector sujetara al creador, su obra probablemente aburriría y sería ignorada por el público. No digo que tenga que haber un punto medio.  De ningún modo. En mi opinión el creador debe prevalecer, pero si no existe ese diálogo -o incluso tensión- entre creación y corrección, el producto será como esas piedras en bruto que pudiendo ser un diamante quedaron  herrumbradas  junto a otras piedras porque no se percibía en ellas ningún valor.

© Pablo R. Bedrossian, 2012. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] Stephen Nachmanovitch, “Free Play, la improvisación en la vida y en el arte”, Ed.Paidos, 2007, p.152-153

[2] “Ficción moderna”, Virginia Woolf, citado en “El experimento de la conciencia”, Guillermo Martínez, http://guillermo-martinez.net/notas/El_experimento_de_la_conciencia

CÓMO COMPONER CANCIONES (Parte 2)

Sin embargo, en cierta medida, el arte también puede ser aprendido. Es como recibir un diamante en bruto. La tarea del artista es tallarlo para proveerle ese fulgurante brillo misterioso y cautivador. Entonces, centrémonos en el  momento en que debemos  trabajar la inspiración que hemos recibido, y convertirnos en actores y protagonistas.

La música, como todo arte, es una forma de expresión. Uno saca afuera lo que tiene adentro.  Como expresión se integra al proceso de comunicación. Por eso, al escribir una letra y/o una música nos formulamos inicialmente dos preguntas: A quién me dirijo y qué quiero decirle.

Música y comunicación

Identificar el destinatario es reconocer su persona y su situación, sus convicciones y sus aspiraciones. Definir el tema de la canción es elegir el mensaje. El mensaje puede surgir de mis propios intereses (“lo que me interesa que el otro oiga”) o ser motivado en la necesidad del otro (“lo que al otro le interesa escuchar”). Por supuesto, hay muchas variantes pero es primordial comprender  que nuestra labor se inicia respondiendo estas dos cuestiones, que son simultáneas y concurrentes.

Obtenidas ambas respuestas nos formulamos la tercera pregunta: Cómo vamos a comunicar. ¿Cuál es el medio y cuál es la forma más adecuados para lograr el impacto que queremos?

El apóstol Pablo escribió “Tantas clases de idiomas hay, seguramente,  en el mundo, y ninguno de ellos carece de significado. Pero si yo ignoro el valor de las palabras, seré como extranjero para el que habla, y el que habla será como extranjero para mí”[1]. Para que podamos ser comprendidos primero hay que comprender al otro. Debemos ponernos en sus zapatos; si no lo hacemos nuestro mensaje puede ser percibido simplemente como ruido o voces sin significado.

© Pablo R. Bedrossian, 2012. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] 1ª Epístola a los Corintios 14:10-11, Santa Biblia, RVA, Sociedades Bíblicas Unidas

CÓMO COMPONER CANCIONES (Parte 1)

Cuando me preguntan cómo se escribe una canción me ubico siempre ante el mismo problema, porque una canción, como toda obra de arte, es esencialmente algo que “ocurre”, algo que “acontece”, y sólo en un segundo momento es algo que al artista “hace”. Esto significa que inicialmente el hombre es el objeto o predicado, y sólo posteriormente se convierte en el artífice o sujeto creador.

Borges comentaba que “Whistler, el famoso pintor norteamericano, dijo ‘art happens’, el arte sucede, el arte ocurre, es decir, el arte… es un pequeño milagro”[1]. En varias ocasiones el mismo escritor equiparó la frase de Whistler con la sentencia bíblica “el viento sopla de donde quiere”.  Coincido: El arte es en primer lugar algo que sucede. No hay fórmulas establecidas.

¿De dónde proviene ese acontecimiento creativo?

Se habla de inspiración. La palabra proviene del latín y hace referencia a la acción de atraer el aire exterior a los pulmones. Pero en el Diccionario de la Real Academia Española, la idea se hace extensiva a “ilustración o movimiento sobrenatural que Dios comunica a la criatura” y al “efecto de sentir el escritor, el orador o el artista el singular y eficaz estímulo que le hace producir espontáneamente y como sin esfuerzo”. Es como si el hombre recibiera o capturara un soplo divino que le permitiera crear.

Las diversas culturas buscaron una explicación de lo maravilloso. Por ejemplo, Los griegos hablaban de las musas. Según su mitología estas hijas de Zeus eran las diosas inspiradoras de las artes (incluidas la poesía y la música) y las ciencias. De acuerdo al Antiguo Testamento, los judíos creían también en la inspiración divina. Si leemos cuidadosamente su  texto, encontraremos que la primera persona de la que se dice que fue “llena del Espíritu Santo” lo fue en conocimiento y arte:

“Habló Jehová a Moisés, diciendo: Mira, yo he llamado por nombre a Bezaleel, hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá; y lo he llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría y en inteligencia, en ciencia y en todo arte, para inventar diseños, para trabajar en oro, en plata y en bronce, y en artificio de piedras para engastarlas, y en artificio de madera; para trabajar en toda clase de labor.”[2]

Según el relato sagrado “al llenarse de Dios”, Bezaleel adquirió la extraordinaria capacidad artística con la que lideró la hechura del tabernáculo.

Sea considerado un don divino o una talento humano, la creatividad es más grande que el deseo de un autor y/o compositor.  Crear no es un proceso mecánico; es una experiencia única e irrepetible.

© Pablo R. Bedrossian, 2012. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] “Borges en diálogo” con Ricardo Ferrari, Ed.Grijalbo, 1ª edición, p.115)

[2] Éxodo 31:1-5, Santa Biblia, RVA, Sociedades Bíblicas Unidas