“¿CÓMO HABLA DIOS?” POR FRANCIS COLLINS, DIRECTOR DEL PROYECTO DEL GENOMA HUMANO (por Pablo R. Bedrossian)

Serie “LECTURA RECOMENDADA”

Cómo habla Dios (Francis Collins 01)LA PREGUNTA

¿Se puede ser cristiano y evolucionista? Para los cristianos fundamentalistas, la teoría de la evolución contradice en forma explícita a las Escrituras. En mi primera juventud escuché a un predicador afirmar que “el diablo había sembrado un huevo de áspid en la mente de Darwin”[1]. Personas con esta visión del mundo perciben el conocimiento científico una amenaza, negándose a examinar las evidencias. Por otro lado, los fundamentalistas de la ciencia, mejor llamados cientificistas[2], creen que describir y comprobar un mecanismo les habilita automáticamente a entender su significado. Desde luego, descubrir que una enzima acelere cierta reacción química puede establecer un cómo, pero no necesariamente determinar el por qué.

Bajo esta perspectiva, el fundamentalista religioso y el cientificista aparecen enfrascados en la vieja discusión entre la ciencia y la fe, evocada por nuestra pregunta inicial. Sin embargo, ambos, producto de una manifiesta ceguera voluntaria desconocen “el territorio enemigo”; bajo semejantes prejuicios, son incapaces de entender el alcance del otro: La ciencia estudia el mundo material. No crea verdades; crea conocimientos (observables, medibles, reproducibles, siempre precarios, pues son sometidos a pruebas y debates, que pueden confirmarlos o rectificarlos)[3]. En cambio, la teología y la filosofía abordan significados, y dentro de ellos, como tema crucial, la cuestión de la verdad.

EL AUTOR

El Dr.Francis Collins es cristiano y evolucionista. Nacido en una pequeña granja de Virginia, este médico genetista doctorado en Química, es una reconocida autoridad científica por haber dirigido el Proyecto del Genoma Humano, cuyo objetivo fue identificar las secuencias químicas del ADN a fin de formular un mapa genético completo. Collins lideraba la iniciativa pública del proyecto y Craig Venter, la privada, que se hacía en forma paralela. No sin pugnas, al final unieron fuerzas y el 26 de junio del 2000, presentaron en la Casa Blanca, ante el presidente Bill Clinton, el primer borrador del genoma humano, uno de los logros científicos más altos alcanzados para esa fecha. Entre otros hitos profesionales, en 2009 el Dr. Collins fue nombrado Director de los Institutos Nacionales de Salud, entidad líder en investigación biomédica dentro de los Estados Unidos, por el presidente Barack Obama, quien afirmó en el comunicado de la designación “Collins es uno de los científicos de más altura en el mundo y su descollante trabajo ha cambiado la manera en que consideramos nuestra salud y examinamos la enfermedad”[4].

 EL LIBRO

Quizás por eso, el libro, cuyo título original en inglés es “The Language of God”, fue publicado en español bajo dos títulos diferentes, ambos provocadores: “El lenguaje de Dios” (como lo leí originalmente) y “¿Cómo habla Dios?”  (como lo releí).

Podemos decir que la obra está dividida en tres partes. En la primera, Collins cuenta su experiencia personal. Tras haber crecido en un ambiente rural dentro de una familia agnóstica, nunca se sintió atraído por las ideas religiosas. En la universidad adhería al pensamiento de sus compañeros ateos. Pero graduado de médico, la pregunta de una paciente acerca de su fe y el descubrimiento de una conciencia moral en un universo material, lo llevaron a tomar la decisión de creer en Jesucristo y seguirlo. Influyeron poderosamente en él las lecturas del C.S. Lewis, no una iglesia.

En la segunda, el autor aborda los temas donde ciencia y fe suelen hacer colisión. En cuanto al origen del universo, presenta el Big Bang, la teoría científica de la formación casi instantánea del universo que niega la eternidad de la materia, compatible con el creacionismo cristiano.

Luego se enfoca en el origen de la vida donde es definitivamente evolucionista. Sin necesidad de hacer notar que el Génesis presenta dos órdenes diferentes de la creación de la vida (en el capítulo 1 los animales anteceden al hombre y en el capítulo 2 el hombre precede a los animales, que son creados para hacerle compañía), resuelve la supuesta incompatibilidad entre ciencia y Biblia poniendo el problema en el lector: los textos del Génesis para Collins deben ser leídos en forma simbólica, y no literal como lo hacen los fundamentalistas. Leerlo en forma literal lleva a postular que el mundo fue creado en el año 4,004 a.C., tal como lo calcula la cronología de Ussher[5]. Se apoya para ello en San Agustín, quien reconoce sus limitaciones para entender el significado de estos textos, que sin duda cumplieron un rol explicativo para las personas de su tiempo, pero, desde luego, no pretenden ser enunciados científicos.

A partir de allí presenta a la teoría de la evolución como mecanismo para el desarrollo de la vida en la Tierra. Para este investigador cristiano, el código genético revela cómo “Dios dictó vida al ser”, quedando demostrado que la vida no es producto de la casualidad y que la evolución es el mecanismo elegido. Concluyendo, la teoría de la evolución no refuta a un Dios creador, ni viceversa. Además, y en esto hace un especial énfasis, la presencia de un sentido moral y la búsqueda de sentido, atributos exclusivamente humanos, solamente pueden ser puestos en el hombre por un Creador, no por la materia.

En la tercera parte, se ocupa de la actitud ante la ciencia movida por prejuicios o experiencias personales. Hace notar que Darwin no se volvió agnóstico al descubrir la selección natural sino ante el fallecimiento a los 10 años de vida de su adorada hija Annie, a causa de una tuberculosis[6]. Collins no sólo rechaza el creacionismo tradicional, sino la teoría del diseño inteligente, apoyada por muchos grupos evangélicos en Estados Unidos, a la que sólo concede la habilidad de ser un postulado ingenioso. También resalta que el evolucionista más importante del siglo XX, Theodosius Dobzhansky, era cristiano. Un detalle no carente de humor es su mención a invitaciones que recibe de parte de iglesias. Cuenta que al llegar es recibido con cariño y simpatía por ser un científico cristiano, pero luego, al definirse como cristiano y evolucionista, pocos se acercan a saludarlo cuando se retira.

Al final incluye un apéndice de Bioética, donde presenta situaciones nuevas que el acceso al genoma ha producido. Por ejemplo, comenta el primer caso donde pudo identificarse un gen familiar que ocasionaba cáncer de mama, y expone sus sorprendentes derivaciones. La finalidad es presentar los nuevos retos y oportunidades que trae el conocimiento detallado del ADN, tema que aborda en su siguiente libro, “El lenguaje de la vida”, que recomendamos a todos aquellos interesados en saber en qué consiste la medicina genética.

Muchos ensayos se han escrito sobre este libro del Dr. Francis Collins. Para nosotros esta obra extraordinaria pueden resumirse en una frase suya que se ha hecho famosa: “Dios puede ser reverenciado tanto en una catedral como en un laboratorio”.

© Pablo R. Bedrossian, 2017. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] Según él, se apoyaba en el texto bíblico del profeta Isaías 59:5, escrito más de un par de milenios antes del nacimiento de Darwin

[2] El cientificismo es la tendencia a dar excesivo valor a las nociones científicas o pretendidamente científicas. Sobre la sobrevaloración del alcance de las ciencias y pseudociencias, recomendamos leer, por ejemplo, los comentarios del epistemólogo y filósofo ateo Karl Popper en “La sociedad abierta y sus enemigos”, sobre psicologismo y sociologismo.

[3] No podemos exponer aquí los modelos de pensamiento que subyacen en la lógica de los investigadores, que Thomas S Kühn llamó paradigmas. Para los interesados en el tema recomendamos leer su obra “La estructura de las revoluciones científicas”, Fondo de Cultura Económica, México, Primera edición en inglés, 1962, Primera edición en español (FCE, México), 1971, Octava reimpresión (FCE, Argentina), 2004,

[4] http://sociedad.elpais.com/sociedad/2009/07/09/actualidad/1247090419_850215.html

[5] Ussher fue un arzobispo anglicano del siglo XVII que se tomó el trabajo de contar los años que aparecen en las genealogías y reinados descritos en la Biblia junto a otros periodos de tiempo que se infieren de su texto, deduciendo sobre esa base que la creación se inició el atardecer anterior al domingo del 23 de octubre del año 4004 a. C.

[6] Acaba de ser subastada una carta del autor de “El Origen de las Especies” que dice “Siento tener que informarle de que no creo en la Biblia como revelación divina y por lo tanto tampoco en Jesucristo como hijo de Dios. Atentamente, Charles Darwin”. Interesados en el tema, pueden leer más en http://www.elmundo.es/ciencia/2015/09/07/55ed7d76ca4741f94d8b4588.html

 

LA BIBLIA Y LOS GRANDES ESCRITORES ARGENTINOS (por Pablo R. Bedrossian)

Este artículo está incluido en la introducción de una edición especial de la Biblia, lanzada por la Sociedad Bíblica Argentina en ocasión del Bicentenario de la Independencia. 

La Biblia no sólo es revelación: es literatura, pues es el libro que contiene las palabras acerca de la Palabra.

Quizás como una reacción libertaria al dogmatismo impuesto por la iglesia oficial a partir del golpe de 1930, los grandes escritores argentinos del siglo XX, como Borges, Cortázar y Sábato fueron ateos, agnósticos o personas con profundas dudas de fe. A pesar de ello, La Biblia está omnipresente en sus textos, en forma tácita o explícita.

BORGES

Borges por Luis Chavez 01
Borges por Luis Chávez

En una entrevista con María Esther Vázquez, al responder la pregunta sobre cuál fue su primer contacto con las letras dice:

“… también debo recordar a mi abuela, que era inglesa y sabía de memoria la Biblia, de modo que puedo haber entrado en la literatura por el camino del Espíritu Santo…”[1].

Se refería a su abuela paterna, Frances Haslam Arnett. En el encuentro que mantuve con él, me dijo sobre ella “¿Ud. sabe? Tenía una abuela protestante. Un bisabuelo mío era pastor metodista”[2].

Esta rica influencia llegó a sus escritos. El Catálogo de la Biblioteca Nacional de España, publicado en ocasión de la exposición en su homenaje, a fines de 1985, incluyó una lista de autores citados por Borges a esa fecha, poco antes de su muerte. La Biblia comparte el segundo lugar junto con William Shakespeare con 110 citas, sólo superado por el autor de La Guerra Gaucha, Leopoldo Lugones, con 117. El número real de citas bíblicas es aún mayor pues tiene omisiones[3].

Entre los títulos de sus obras hay algunos explícitamente bíblicos, como sus cuentos “Tres versiones sobre Judas” o “El evangelio según san Marcos”, o sus poemas “Juan 1:14”, “Lucas XXIII”, “Eclesiastés 1:9” y “Cristo en la cruz”.

Su conocida admiración por el pueblo judío está íntimamente unida a “La Biblia o, más concretamente, la Torá o el Pentateuco. Se considera que esos libros fueron dictados por el Espíritu Santo. Esto es un hecho curioso: la atribución de libros de diversos autores y edades a un solo espíritu; pero en la Biblia misma se dice que el Espíritu sopla donde quiere”[4].

Su buen conocimiento de estos textos puede comprobarse cuando escribe “de Moisés que, desde la tierra de Moab, divisó y no pudo pisar la tierra prometida”[5] o “La lección original es famosa. La registra el capítulo tercero del segundo libro de Moisés, llamado Éxodo. Leemos ahí que el pastor de ovejas Moisés, autor y protagonista del libro, preguntó a Dios Su Nombre y Aquél le dijo: Soy El Que Soy”[6].

Borges también conoce bien los evangelios. Basta un ejemplo como prueba: “De Cristo sabemos que escribió una sola vez algunas palabras que la arena se encargó de borrar” en cita directa al Evangelio de Juan 8:6-8[7].

santa-biblia-argentina-02No profesa ninguna fe a través de sus textos; para Borges la Biblia es un instrumento para alcanzar sus fines literarios. Frente a Jesús asume una posición ambigua, basada en su interpretación de las afirmaciones evangélicas:

“Siempre he tenido una admiración muy especial por Cristo… Sin embargo, siento que hay algo que le sobra a Cristo. O que le falta… En Cristo hay algo como de político que no acaba de convencer. Inclusive, por momentos me parece hasta demagógico. Por ejemplo, aquello de que los últimos serán los primeros[8]. ¿Por qué? Es injusta esa aseveración. ¿Por qué? No lo entiendo. Y menos entiendo esa idea miserable de que los ricos no entrarán al Reino de los Cielos porque aquí, en la Tierra, ya recibieron su recompensa[9]. Si el Reino de los Cielos es eterno, ¿cómo puede comparársele a unos cuantos años de supuesta felicidad aquí en la Tierra? [10]”. “Al mismo tiempo, si una persona cree que es Hijo de Dios[11], si confiesa opiniones tan extraordinarias como ésa, no sé hasta dónde podemos juzgarlo. Indudablemente es una de las personas más raras y más admirables que ha contado el mundo”[12].

Un detalle poco conocido es que, en uno de los personajes de sus cuentos es un vendedor de biblias:

“El hombre tardó un rato en hablar. Exhalaba melancolía, como yo ahora.

– Vendo biblias – me dijo.

No sin pedantería le contesté:

– En esta casa hay algunas biblias inglesas, incluso la primera, la de John Wiclif. Tengo asimismo la de Cipriano de Valera, la de Lutero, que literariamente es la peor, y un ejemplar latino de la Vulgata. Como usted ve, no son precisamente biblias lo que me falta”[13].

Cabe aquí agregar una parte del diálogo que mantuve con él:

– Y Ud., Borges, ¿en qué cree?

– Bueno, yo soy ateo.

– Déjeme preguntarle de otro modo. ¿Cree en una vida eterna?

– No

– ¿Cree en la resurrección de Jesucristo?

– Tampoco

– ¿Y en Jesucristo como ser histórico?

– Desde luego. Si no, tendría que pensar que los cuatro más grandes escritores de la antigüedad fueron cuatro novelistas.[14]

CORTÁZAR

Julio Cortazar 01
Julio Cortázar retratado por Sara Facio

Julio Cortázar conocía bien la Biblia. “Su amor por los idiomas también se despertó tempranamente, y al inglés… sumó el alemán… al que perfeccionó en Bolívar gracias a la lectura de la Biblia de Lutero”, dice uno de sus biógrafos[15].

Por ejemplo, una de sus expresiones favoritas es hablar de su “Camino de Damasco”, utilizando la experiencia paulina a modo de metáfora, para representar repentinas tomas de conciencia que lo llevaron a cambios radicales: “Ese libro fue un poco mi Camino de Damasco, porque recién en ese momento me caí del caballo. Y sentí que toda una etapa de mi vida literaria entraba irrevocablemente en el pasado y que delante se abría un mundo del que yo no entendía muy claramente las cosas”[16]. “París fue un poco mi Camino de Damasco. La gran sacudida existencial”[17].

A pesar que su universo está centrado en el ser humano rodeado de trivialidades y situaciones comunes, también contiene frecuentes elementos bíblicos, pero menos manifiestos. Los usa en sentido dramático, para representar la actitud humana frente al dolor y el sufrimiento. Por ejemplo, uno de sus cuentos más famosos, “El Perseguidor” está poblado de alusiones bíblicas. Su epígrafe es la frase del Apocalipsis “sé fiel hasta la muerte”[18]. En “Las fases de Severo”[19], se relata la grotesca pasión y muerte de un amigo del personaje, despojado de todo sentido religioso, pero teniendo como sustrato las últimas horas de Jesús. El tema no era nuevo para él. A los 24 años y bajo el seudónimo de Julio Denis, había publicado su soneto “Crucifixión”:

“Tanta sed, que el agua hubiera sido

sucedáneo de Dios en ese instante.

Tanto el dolor como el clamor quemante

a cada descender del pecho herido.

Y el corazón latiendo, con latido

tenaz y mantenido y delirante,

reloj trizando de un tiempo agonizante,

matando en más vivir lo Prometido.

Jesús alzó los ojos hasta el cielo

Y halló tan sólo un resplandor de hielo

tras del cual se escondía indiferencia;

y comprendió el porqué de ese latido

prolongado en el ansia del gemido

y comprendió el porqué de su Presencia.[20]

Para Cortázar la Biblia sirve tanto de instrumento como de referencia. Hasta donde sabemos, nunca profesó una fe bíblica, sino que, en sus primeros años, concebía a Dios en términos de experiencia; por ejemplo, “Usted irá alguna vez a la Quebrada de Humahuaca; usted comprenderá entonces esa imposibilidad de hablar. Allí, en cada pico y en cada valle, se queda uno a solas con Dios”[21].

santa-biblia-argentina-01Su adhesión a la revolución castrista y posteriormente al sandinismo fueron parte de su evolución personal de sus últimos años. Hay un relato del extraordinario escritor nicaragüense Sergio Ramírez, donde Cortázar participa de una misa oficiada por Ernesto Cardenal, en Mancarrón, una isla de Solentiname, un archipiélago en el Lago de Nicaragua, que era foco de la resistencia contra el dictador Somoza. Compartimos algunos párrafos, pues revela de algún modo la interpretación que Cortázar hacía sobre las Escrituras. El pasaje es Mateo 26:

Lee Ernesto: “¿no sabes que podría pedirle a mi Padre, y él me enviaría ahora mismo más de doce legiones de ángeles? Pero en ese caso, ¿cómo se cumplirían las escrituras, que dicen que tiene que suceder así?”. Y Cortázar: “Es un pasaje muy, muy oscuro, que habría que analizar en relación con el resto del evangelio. Pero es evidente que toda la vida de Jesús va cumpliendo una tras otra las profecías que se han hecho de él; digamos que él es fiel a las profecías, a un plan preconcebido; entonces no puede dejar de cumplir la última, que es su muerte. Sería un contrasentido de su parte pedir que vengan doce divisiones de ángeles, no lo puede hacer, no quiere hacerlo.”

 

pablo-con-sergio-ramirez
Con el escritor nicaragüense Sergio Ramírez, mencionado en esta nota

Yo digo que Jesús está advirtiendo que no se puede confiar todo a los ángeles, que los ángeles no tienen nada que ver con las luchas terrenas, como la del pueblo de Nicaragua contra Somoza. Entonces Cortázar: “una interpretación sumamente tendenciosa, me parece”. Yo: “ni él mismo creía que pudieran venir doce divisiones de ángeles a ayudarlo.” Cortázar; “quién sabe, en aquella época los ángeles eran muy eficaces, porque intervienen frecuentemente en la Biblia”. Yo: “en el antiguo testamento, no en el nuevo” Y Cortázar: “Del nuevo no estoy tan seguro, pero en el antiguo su eficacia está comprobada”[22].

 

SÁBATO

santa-biblia-argentina-03Ernesto Sábato estudiaba Física en la Universidad de La Plata cuando ingresó en la Federación Juvenil Comunista. En poco tiempo se convirtió en secretario de la Juventud Comunista Argentina, organización que lo envió al Congreso Antifascista de Bruselas.  “Allí, en el curso de las charlas –recuerda- advertí que los males que yo temía (del sistema soviético) eran peores de lo que yo podía imaginar, y me fugué a Paris”[23].

En Francia sufrió una profunda crisis espiritual e ideológica que lo hizo romper con el comunismo, tras la cual retornó a la Argentina para reanudar sus estudios. En 1937 obtuvo el doctorado en Física. Posteriormente fue becado fuera del país y a su regreso fue nombrado catedrático de Física Teórica de la Universidad de La Plata. En 1943 se trasladó a Córdoba donde comenzó su labor literaria. Si bien un año después regresó a los claustros universitarios, su enfrentamiento con el régimen peronista lo obligó a renunciar.

Ernesto Sábato dio al tema ético un lugar central, por lo que no debe sorprendernos sus frecuentes menciones a Dios como fuente de razón y justicia. Sin embargo, en sus ensayos y en sus dos primeras novelas, “El Túnel” y “Sobre héroes y tumbas” hay muy escasas citas bíblicas. La más importante se encuentra en boca de un personaje, en la segunda de las novelas:

“Pero el loco Barragán proseguía con su predicación, sin oírlo, ya que su pregunta era retórica:

—Por eso yo les digo, muchachos, que la felicidad hay que buscarla dentro del corazón.

Pero para eso se necesita que venga el Cristo de nuevo[24]. Lo hemos olvidado, hemos olvidado sus enseñanzas, hemos olvidado que sufrió el martirio por nuestra culpa y por nuestra salvación[25]. Somos una manga de desagradecidos y unos canallas. Y si viene de nuevo, capaz que no lo conocemos y hasta le tomamos el pelo”[26].

Su conocimiento de las Sagradas Escrituras, también se observa en sus ensayos. Hay una mención importante a la muerte de Jesús al escribir sobre la trágica muerte de uno de sus hijos:

“Cuando murió Jorge Federico, la concepción que entonces tenía del tiempo resultó inválida… todo quedó suspendido en un vacío desgarrador. En mi imposibilidad de revivir a Jorge, busqué en las religiones, en la parapsicología, en las habladurías esotéricas, pero no buscaba a Dios como una afirmación o una negación, sino como a una persona que me salvara, que me llevara de la mano como a un niño que sufre. Lo que antes había leído con juicio crítico, ahora lo absorbía como un sediento[27]… Y entonces, cuando abandono esos razonamientos que acaban siempre por confundirme, me reconforta la imagen de aquel Cristo que también padeció la ausencia del Padre”[28].  

Ernesto Sábato 01
Con Ernesto Sábato en su casa de Santos Lugares

Sin embargo, es “Abaddon el Exterminador”, su última novela, donde se encuentra sus mayores menciones a los textos bíblicos, comenzando desde el propio título. El epígrafe, que pertenece al Apocalipsis, prefigura el contenido de la obra: “Y tenían por rey al Ángel del Abismo, cuyo nombre en hebreo es Abaddón, que significa El Exterminador”[29].

El tema de la destrucción sobrevuela todo el texto. “El monstruo ahora echaba fuego por las fauces de sus siete cabezas”[30] es una idea tomada de Apocalipsis 13:1. Más adelante un personaje dice “El 6 de agosto de 1944, los norteamericanos prefiguraron el horror final en Hiroshima. El 6 de agosto. El día de la Luz, de la Transfiguración de Cristo en el Monte Tabor![31][32].

A través de todo el relato, errático por momentos, se manifiesta la lucha entre las tinieblas y la luz, virtualmente tomada del primer capítulo del Evangelio de Juan, aunque alguno pueda adjudicarla al pensamiento esenio o al griego.

Dentro de la misma obra hay un curioso diálogo, donde un controvertido personaje antisemita menciona a las Escrituras, Satanás, Jehová, el Antiguo Testamento, el asesinato de Abel, Noé y el Diluvio, Abraham, Sodoma y Gomorra, la pascua, Cristo, Jesús, Judas. De inmediato afirma “Recuerden aquel pasaje en que Saulo reproduce las palabras de Cristo, convertido desde entonces en el Apóstol Pablo, para que predicase el evangelio entre judíos y gentiles: ‘Para que abras sus ojos, para que conviertas de las tinieblas a la luz, de la potestad de Satán a la de Dios[33]’. Y también aquellas palabras del Cristo en el Evangelio de San Juan, cuando les dice a los judíos: ‘De vuestro padre el Diablo sois, y los deseos de vuestro padre queréis cumplir’[34]. Más claro, imposible. Y ya lo dijo Satanás a Cristo: ‘Todo esto te daré si postrado me adorares’[35]”.

Sábato a diferencia de Borges y Cortázar no convierte la Biblia en un instrumento para su literatura, sino más bien le sirve sólo como referencia. El tema escatológico y la esperanza de un nuevo tiempo subyacen en este texto que desde el principio remite recurrentemente al Apocalipsis. “Si no tuviera esperanza, querido Bedrossian -me escribió en una de sus cartas-, no podría soportar este mundo”[36].

EPÍLOGO:

Creo que Marco Denevi, el autor de “Rosaura a la Diez” resume cabalmente el pensamiento de los escritores argentinos más influentes:

“Acudo permanentemente a la Biblia no por sus revelaciones religiosas sino por sus revelaciones humanas, por sus espléndidas metáforas poéticas, por sus relatos originales. Infinitamente más vasta que Homero, que Dante, que Shakespeare, que Cervantes, incomparablemente más rica que cualquier otra obra literaria…”[37].

© Pablo R. Bedrossian, 2016. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] Vázquez, María Esther, “Borges, sus días, su tiempo”, 1984, Buenos Aires, Javier Vergara Editor, p.39

[2] Bedrossian, Pablo, en “El Expositor Bautista”, agosto de 1986, CEBA, p.6

[3] Velez, Gonzalo Salvador, “Borges y la Biblia”, 2008, Barcelona, tesis doctoral, Universitat Pompeu Fabra, p.12

[4] Borges, Jorge Luis, “Borges oral”, 1979, Emecé Editores / Universidad de Belgrano, Buenos Aires, p.17

[5] Borges, Jorge Luis, “Tema del Traidor y del Héroe”, en “Ficciones”, 1944, en “Jorge Luis Borges, Obras Completas 1923-1972”, 1974, Emecé Editores, Buenos Aires, p.496

[6] Borges, Jorge Luis, “Historia de los ecos de un nombre”, en “Otras Inquisiciones”, 1952, p.750

[7] Borges, Jorge Luis, “Borges oral” p.15

[8] Evangelio de Marcos 10:31

[9] Evangelio de Marcos 10:23-25

[10] Solares, Ignacio, entrevista realizada a Borges en 1976, incluida en “Borges de la A/Z”, 1988, compilación de opiniones de Jorge Luis Borges por Antonio Fernández Ferrer, Biblioteca de Babel, p.21

[11] Evangelio de Juan 10:25, 15:15

[12] Vázquez, María Esther, Op. Cit. p.100

[13] Borges, Jorge Luis, “El Libro de Arena”, en “El Libro de Arena”, 1975, en “Jorge Luis Borges, Cuentos Completos”, 2012, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, Argentina

[14] Bedrossian, Pablo, Op.cit. p.6

[15] Goloboff, Mario, “Julio Cortázar – La Biografía”,1998, Cuadernos de Sudestada, Ediciones Continente, Buenos Aires, Argentina, p.21

[16] Carta a Graciela de Sola, citada en Goloboff, Mario, Op.cit. p.26

[17] González Bermejo, Ernesto, “Conversaciones con Cortázar”, 1978, Edhasa, Barcelona, p.10

[18] Apocalipsis 2:10

[19] Cortázar, Julio, “Las fases de Severo”, en “Octaedro”, 1974, en “Cortázar, Cuentos Completos/2”, 1996, Alfaguara,Buenos Aires, Argentina

[20] Denis, Julio (seudónimo de Julio Cortázar, “Presencia”, 1938, El Bibliófilo, Buenos Aires, p.35-36

[21] Cortázar, Julio, carta a Mercedes Arias en “Cartas”, 2000, Alfaguara, Buenos Aires, Argentina, p.106

[22] Ramírez, Sergio, “El Evangelio según Cortázar”, en Revista de la Universidad de México, 2004, número 1, México, p.26

[23] Suplemento “Iberoamérica Una Comunidad”, Diario Clarín, 17/07/1991, Buenos Aires p.2. La referencia entre paréntesis proviene del párrafo anterior y se le agrega para entender su expresión “los males” según el contexto.

[24] Hechos 1:11, 1ª Ep. a los Tesalonicenses 1:10, 4:16

[25] Epístola a los Romanos 5:8,19; 6:23

[26] Sábato, Ernesto “Sobre Héroes y Tumbas”, 1961, en “El Túnel – Sobre Héroes y Tumbas”, 1985, Seix Barral, Barcelona, España, p.290

[27] Sábato, Ernesto, “La Resistencia”, 1998, Seix Barral, Buenos Aires, Argentina, p.180

[28] Sábato, Ernesto, Op. cit. p.197

[29] Apocalipsis 9:11; en muchas versiones aparece escrito Abadón, con una sola d.

[30] Sábato, Ernesto, “Abaddón El Externinador”, 1974, en “Abbadón El Externinador / Ejercicios Estilísticos”, 1986, Seix Barral, Barcelona, España, p.13

[31] Evangelio de Mateo 17:1

[32] Sábato, Ernesto, “Abaddón El Externinador”, 1974, en “Abbadón El Externinador / Ejercicios Estilísticos”, 1986, Seix Barral, Barcelona, España, p.318

[33] Hechos 26:18

[34] Evangelio de Juan 8:44

[35] Evangelio de Mateo 4:9

[36] Bedrossian, Pablo, “Ernesto Sábato: Un Encuentro y Tres Cartas Suyas”,  https://pablobedrossian.wordpress.com/2013/12/20/ernesto-sabato-un-encuentro-y-tres-cartas-suyas-por-pablo-r-bedrossian/

[37] Bedrossian, Pablo, “El Escritor y La Biblia: Marco Denevi responde” https://pablobedrossian.wordpress.com/2014/03/21/el-escritor-y-la-biblia-responde-marco-denevi-por-pablo-r-bedrossian/

H-ALBINA PRESENTA “ROCK HÍBRIDO”: FE Y SABIDURÍA A TODO ROCK (por Pablo R. Bedrossian)

“Pero bastaron dos acordes para que los oídos incrédulos avisaran a los otros sentidos que se pusieran en guardia” (Damián Sileo, al describir la irrupción musical de Hermana Albina). 

H-Albina Rock HíbridoHay dos principios que distinguen el arte verdadero: la originalidad y su poder de generar emociones. Si le sumamos la capacidad de despertar la fe, estamos en presencia de una de esas experiencias que nos recuerdan que la vida es mucho más que lo que hacemos todos los días.  Precisamente “Rock Híbrido”, el álbum extended play de Hermana Albina, mueve y conmueve.

Hermana Albina está integrada por Yanky Halbina (voz), Z-Levis (guitarra), Gabriel Soriano (batería) y Jonathan Arce (batería). Recibe su nombre de una admirable yugoslava que llegó sola muy joven a la Argentina, y que durante sus 92 años de vida honró a Dios sirviendo a los demás.

La banda se especializa en decir cosas, y en expresar esos mensajes de una forma diferente. Yanky, con una voz muy clara y potente, y el inconfundible sonido de la primera guitarra de Z-Levis, son las banderas que se apoyan en la sólida base rítmica que construyen G.Soriano y J. Arce. Es rock directo: concreto y simple, con esa sabiduría que da la calle más una dimensión espiritual que le pone perspectiva.

LAS CANCIONES

Hermana Albina

Comencemos por Rema, el tema más pop. Frases como “cometí muchos errores, sé que perfecto no soy, pero voy hacia el perfecto amor”, “nunca dejés morir el soplo que Dios puso en ti” y “Aunque el río te lleve al mar, no importa: rema igual”, inspiran esperanza y proveen ese aliento que todos necesitamos en medio de las luchas cotidianas.

Vanidades es un rock pesado con toques metálicos La búsqueda de un lugar de descanso para el ser espiritual. Niño bien, es el más bluseado de los temas, dejando claro su mensaje: “para navegar aprende a naufragar”.

Carrusel, un poderoso rock, comienza “ahora estoy con una mano en el bolsillo tocándolo vacío”. Habla de cambiar las cosas y cuenta su experiencia “encontré el amanecer en un atardecer”. Finalmente Creo en Milagros: Rock puro y puro rock, resume la intención en su estribillo: “creo en milagros; creo en un mundo mejor para tú y yo”.

Aunque en la portada del EP lo titula “Rock híbrido”, es más bien una mención del estilo particular de la banda. Lanzado en 2015 bajo sello independiente, este álbum resume a Hermana Albina: fe y sabiduría a todo rock.

© Pablo R. Bedrossian, 2016. Todos los derechos reservados.

UN PASEO POR LA ISLA DE LOS MUSEOS DE BERLÍN (por Pablo R. Bedrossian)

019 DSC03474

En el trayecto del río Spree a través de Berlín, emerge una isla con forma de T invertida e inclinada, que fue la cuna de la ciudad, pues allí se asentaron los primeros pobladores a principios del siglo XIII. En la segunda mitad del siglo XV en ese sitio se erigió el Palacio Real para los poderosos Electores de Brandenburgo, pertenecientes a la familia Hohenzollern, famosa por su adhesión a la Reforma, cuya estirpe gobernó por siglos. Aunque el Palacio fue destruido en 1950 aún se encuentran en la isla la impresionante Catedral de Berlín (la luterana Berliner Dom), el Lustgarten, un amplio parque cubierto por una espesa grama, y un grupo de notables museos, que le ha provisto el nombre de Isla de los Museos (en alemán Museumsinsel). Si alguno tiene interés en conocer más acerca del futuro, puede visitar el sitio http://www.museumsinsel-berlin.de/home  , de donde tomé y edité esta maqueta, que traza en rojo nuestro recorrido.

Maqueta de la Isla de los Museos 03

Si uno arranca desde la punta, en dirección de norte a sur , dejando de lado a mano derecha el Bode-Museum, lo primero que se encuentra es la Alte Nationalgalerie (Antigua Galería Nacional). Aunque fue fundada años antes, el actual edificio fue diseñado por Friedrich August Stüler en 1865 (sobre bocetos del rey Federico Guillermo IV) e inaugurado en 1876. La estructura, que remeda un templo griego –obviamente es una obra neoclásica-, se encuentra elevada y se accede a ella a través de una escalinata doble. Una bella columnata da un aspecto imponente a la fachada.

001 DSC02598

Por delante de la columnata y arriba del enorme pórtico se encuentra una inmensa estatua ecuestre de Federico Guillermo IV, rey de Prusia. No debe sorprender este título. Alemania durante la primera parte del siglo XIX continuaba siendo un conjunto de estados que habían sido parte del Sacro Imperio Romano Germánico. La historia de Alemania como nación puede fijarse en 1871 con el nacimiento del imperio alemán. Para quien desee saber más sobre la historia de la nación germana, recomiendo leer “La cultura: todo lo que hay que saber” de Dietrich Schwanitz.

002 DSC02604

Si uno cruza todo el frente se encuentra con el Neues Museum (“Museo nuevo”) y el acceso al Pergamonmuseum (“Museo de Pérgamo”), quizás el más famoso de los museos de la isla, por su extraordinaria colección de arquitectura y escultura antigua. Al salir de allí, y por el lado derecho recorremos un espectacular pasillo formadas por columnas con capiteles dóricos.

003 DSC02605

En uno de sus lados tiene una curiosa escultura de Humpty Dumpty, llamada “la máquina del futuro total”, de Jonathan Meese, un artista nacido en Tokio en 1970, que vive en Berlín.

003 DSC03302

Avanzando encontramos a mano izquierda el imponente Altes Museum (Museo Antiguo), obra de Karl Friedrich Schinkel, también en estilo neoclásico, con un enorme pórtico de 87 metros sostenido por 18 columnas jónicas, que se considera una de las columnatas más grandes del mundo. Fue inaugurado en 1830 y actualmente alberga parte de la colección de arte clásico, centrado en la antigua Grecia, aunque también hay secciones de arte romano y etrusco.

004 DSC02620

Tiene en su frente dos espléndidas esculturas de bronce. Una de ellas es “Kämpfende Amazone” (“Amazona peleando”) de August Kiss, instalada en 1842, al lado derecho de la escalera principal que conduce al interior del edificio. Muestra con gran expresividad los esfuerzos de una amazona para repeler el ataque de una pantera. La estatua en el lado opuesto, “Löwenkämpfer” (“León de combate”) se agregó en 1861.

006 DSC02612

En su techo hay estatuas gemelas, cada una de ellas con un hombre domando un caballo, creación de Christian Friedrich Tieck.

???????????????????????????????

Por delante, el Altes Museum tiene una enorme pila de granito rosado de 70 toneladas y casi siete metros.

005 DSC03294

Para admirar todo el esplendor de la columnata del Altes Museum hay que hacerlo desde el Lustgarten, un bellísimo parque público que se extiende generosamente por delante, con un grueso césped intensamente verde. De paso, permítanme presentarme.

DSC02627

Caminemos por el parque, que fue escenario de concentraciones populares a lo largo de los siglos y miremos a la izquierda. Primero, vemos una pequeña fuente, pero luego, se levanta imponente la Catedral de Berlín.

008 DSC02623

La Berliner Dom se erige donde antiguamente existía una iglesia dominica. Fue construida entre 1747 y 1750 e incluía la cripta familiar de los poderosos Hohenzollern. La monumental construcción neobarroca actual fue construida entre 1894 y 1905 y es obra de Julius Raschdorff. La enorme cúpula central tiene 98 metros de altura. Su color verde proviene del cobre oxidado del que está revestida. A pesar de los graves daños que sufrió durante la 2ª Guerra Mundial fue restaurada completamente. Es de algún modo el contrapunto reformado a la Basílica de San Pedro en Roma.

008 DSC02618

Dependiendo del ángulo, entre la cúpula central y la menor derecha se observa la Fernsehturm, la torre de la televisión, popularmente conocida como Telespargel (escarbadiente), que es la estructura más elevada de la ciudad con 365 metros, construida en 1969, la que pude subir durante otro paseo.

009 DSC02631

La fachada cargada de detalles arquitectónicos, incluyendo elaboradas estatuas. En su centro tiene a un Cristo de bronce color verde claro. Esta figura está más cerca del Pantokrator (el “Señor de todo”), que juzgará a los vivos y a los muertos, que al humilde carpintero que murió crucificado. Su mano derecha tiene extendidos el pulgar, el índice y el dedo medio, formando lo que se conoce como “la mano del predicador”. Por encima de él hay dos mujeres de aspecto mitológico (¿acaso la sabiduría y la justicia?) con sendos libros mirando a la cruz que corona la escena.

010 DSC02614

010 DSC02635

Pensamos que la monumentalidad de la entrada tiene como propósito empequeñecer la imagen humana ante la presencia divina.

011 DSC03285

Sus imponentes puertas –según suponemos- juegan un rol parecido: abrir el paso a cada ser humano al contacto con Dios.

012 DSC03281

012 DSC03283

Un poco más adelante, siempre siguiendo el magnífico Lustgarten se encuentra el Humboldt Box, inaugurado en 2011. Se trata de un edificio de líneas rectas que forman una suerte de octágono de acero y cristal. Se levantó temporalmente para compartir con los visitantes los avances del proyecto cultural más importante de Alemania, el Humboldt Forum (Schloss-Humboldtforum), y será desmotado cuando esta obra se termine.

013 DSC03496 (1)

Desde donde venimos, se ven a la derecha tres estructuras cilíndricas amarillas que parecen silos.

014 DSC02637

Delante de los cilindros amarillos, durante mi visita observé unas columnas mucho más pequeñas, de fondo blanco y bordes rojos, con fotos de protagonistas de la historia que fueron perseguidos por los nazis. Esas estructuras forman parte de la exposición “Diversity Destroyed – Berlin 1933-1938”. En el website http://www.dhm.de/archiv/ausstellungen/zerstoerte-vielfalt/en/  encontré la información en inglés que aquí traduzco:

“Durante la época de la República de Weimar, Berlín fue el centro político, una vibrante metrópolis con más de cuatro millones de habitantes. Sin embargo, el nombramiento de Adolf Hitler como Canciller del Reich el 30 de enero de 1933 marcó el comienzo de la destrucción final de la democracia. Los derechos básicos esenciales y el ordenamiento jurídico fueron invalidados; sindicatos fueron disueltos y partidos políticos y organizaciones sociales prohibidos o forzados a cerrar. La toma del poder por los nacionalsocialistas se llevó a cabo con una rapidez sin precedentes y se caracterizó por una ola de terror contra los opositores políticos, la población judía y otros grupos de la sociedad alemana. La exposición ‘Diversidad destruida. Berlín 1933 – 1938’ es una contribución del Museo Histórico Alemán al tema en 2013. Recuerda en particular la toma del poder en 1933 y el pogrom de noviembre en 1938 (Nota: Un pogromo es el saqueo y matanza de gente indefensa, especialmente judíos, llevados a cabo por una multitud). La exposición reúne más de cuarenta proyectos de museos y monumentos, asociaciones privadas y las iniciativas que tienen que ver con la historia de Berlín bajo el nacionalsocialismo en exposiciones, proyectos de arte temporales, obras de teatro, lecturas, proyectos de cine o guías de audio. Juntos se documentan las consecuencias desastrosas de la dictadura nazi para la vida en la ciudad capital”.

015 DSC03504

Allí nomás, para salir de la isla hay un puente con cuatro bellas esculturas, justo donde inicia la arteria más emblemática de Berlín, Unter der Linden (“La avenida de los tilos”). Conviene cruzar ese hermoso puente y doblar hacia la derecha, bordeando la isla.

016 DSC02638

El camino corre paralelo al canal y conduce a la fachada posterior del Pergamonmuseum que parece dos templos griegos.

018 DSC03469

Un poco más adelante, poniéndole un broche de oro, llegamos a la entrada del Bode Museum. Cruzamos un puente y estamos ahí. Los domingos, un mercadillo de pulgas embellece aún más el lugar mientras se oyen acordes de tango, que se baila en un jardín cercano abierto al público.

019 DSC03472

020 DSC03477

Me despido contando que frente al Bode Museum compré una Biblia en alemán impresa en 1907 y vi un póster muy divertido, que muestra sin vergüenza la verdad que encierra el marxismo, que de dictadura tiene todo y de proletariado, nada. Recuerden que los berlineses padecieron el comunismo con un muro absurdo que encerraba a las personas en un mundo totalitario, privándolas de una plena libertad. En la República Democrática Alemana (tan bien reflejada en la película “La vida de los otros”) todos los ciudadanos eran iguales, pero algunos eran más iguales que otros.

022 DSC03488 (1)

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías fueron tomadas por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos, a excepción de la maqueta con el recorrido, que fue tomada del sitio  http://www.museumsinsel-berlin.de/home/ y luego editada.

HOMENAJE A OSCAR ALLENDE Y SU BANDA “PUEBLO DE DIOS” (por Pablo R. Bedrossian)

INTRODUCCIÓN

Oscar Allende
Oscar Allende

La música cristiana, sea rock, pop o góspel, ha crecido enormemente en Argentina. Es un movimiento joven, iniciado a principios de los ’70, movido por un profundo sentido de misión y una alta capacidad creadora.

25 años después de su inicio llegó desde México el movimiento de “alabanza y adoración” que encerró dentro de los templos buena parte de esa energía evangelizadora.

Llevó muchos años recuperar la visión de un mundo necesitado de fe para que las bandas resurgieran. Hoy conviven una

Rabito y Pueblo de Dios en sus inicios
Rabito y Pueblo de Dios en sus inicios

música “puertas adentro” con otra “puertas afuera” que tienen como propósito exaltar a Dios y proclamar que hay esperanza.

En este movimiento pendular, muy pocas bandas subsistieron sin perder de vista su razón de ser. Probablemente la más destacada, y a la vez la más querida, ha sido Pueblo de Dios, la banda que Oscar y Nora Allende conformaron desde el principio con Rabito y que, tras la partida de éste a los Estados Unidos, continuó su labor liderado por este matrimonio que se ganó el cariño de todos.

LA PREHISTORIA: Música, fe y amor para toda la vida

Tesoro “arqueológico”: a la izquierda Oscar Allende y al lado suyo, adelante, Rubén Lacrouts.
Tesoro “arqueológico”: a la izquierda Oscar Allende y al lado suyo, adelante, Rubén Lacrouts.

Oscar Allende nació el 19 de enero de 1950. A los 17 años, siempre como bajista, formó su primer banda junto al guitarrista Ruben Lacrouts. Dos años después conoce a Juan Carlos Fernández , excelente baterista y cantante, que luego sería conocido como Rabito.

En 1970, Oscar Allende, Juan Carlos Fernández y Rubén Lacrouts forman parte de “Solvente”, un grupo que se popularizó por un comercial televisivo, cuyo título era el eslogan de una campaña publicitaria de las naftas de YPF: “Y Péguele Fuerte”. El tema se puede escuchar en http://youtu.be/CPumR0bTd0A

007 Oscar Allende - Solvente¿Quieren ver a Oscar Allende y Rabito cantando cuando integraban el conjunto “Solvente”? Los encuentran en http://youtu.be/7Sztiw09mkQ. Gracias Producciones Gato Salvaje por compartirlo (gatosalvaje64 en Youtube)

En 1972, Juan Carlos Fernández viaja al exterior y Oscar Allende queda trabajando como bajista para músicos populares de aquella época como Donald, Sergio Denis, Tormenta y otros. En 1973 Juan Carlos regresa a la Argentina y con el seudónimo de Rabito inicia su carrera como cantante. Junto con Oscar recorren los escenarios de Argentina y Latinoamérica hasta que en 1981 llegan al evangelio a través de la milagrosa curación de un cáncer del papá de Oscar y deciden seguir a Jesús.

Nora y Oscar Allende junto a Rabito
Nora y Oscar Allende junto a Rabito

Oscar y Nora Allende conocen el evangelio en diciembre de 1981; tres meses después llevan a los pies de Cristo a su amigo Kuki, Juan Carlos Fernández, más conocido como Rabito, y poco después a Chaplito, como con cariño llaman a Rubén Lacrouts.

El mensaje de Dios transforma totalmente sus vidas y las de sus familias. Les da un nuevo camino y un nuevo propósito por el cual vivir.

En un diálogo telefónico, Rubén Lacrouts me contó que conoció el evangelio a través de Oscar: Durante el descanso de una presentación  en Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA), Oscar le habló del cielo y del infierno. Como Rubén había visto la cura milagrosa del papá de Oscar, para quien los médicos auguraban una muerte segura, no dudó en decidir seguir a Cristo; su fe sigue viva hasta el día de hoy.

EL NACIMIENTO DEL AMOR, Y LA FE PUESTA A PRUEBA: Superando lo insuperable

Nora y Oscar Allende
Nora y Oscar Allende

Nora “Pochi” de Allende, nos cuenta como nació ese amor eterno que siempre se tuvieron con Oscar:

“Fue en 1972. Oscar venía de grabar en Odeón con Rubén Lacrouts y Lucas Apestegui, todos integrantes de Solvente . Fueron al cumpleaños de un amigo en común. Yo no los conocía pero en seguida pegamos buena onda con todos. Nos divertimos y cantamos un montón y quedamos que al sábado siguiente vengan a mi cumple …Con mi hermana comentábamos qué bueno sería que vengan; yo pensaba que sólo dijeron que sí por compromiso. Mi sorpresa fue grande al verlos llegar a Oscar con  Rubén , y nunca más nos separamos . Tres años después nos casamos; yo tenía 20 años…”

Oscar y Nora Allende junto a sus hijos Melina, Anabella, Rodrigo, Mariano y el resto de la familia
Oscar y Nora con sus hijos Melina, Anabella, Rodrigo, Mariano y familia

“…Cuando tenía 22 nació Melina, a los dos años nació Anabella, y dos años después nació Mariano ; luego de ocho años vino Rodrigo, y al año y un poquito nació Florencia. Cuando Rodri y mi Florcita nacieron, ya llevábamos siete años en el Señor…cuando a Florencia le faltaba poco para cumplir sus dos años se enfermó, y en 15 días partió con el Señor. Fue muy duro en ese momento. Dios nunca nos dejó de sostener y el pueblo de Dios y los amigos tampoco….”

Mariano, Oscar, Nora, Anabella y Rodrigo Allende
Mariano, Oscar, Nora, Anabella y Rodrigo Allende

“….Tiempo después Oscar se fue a la Capital a llevar CDs a las librerías. Cuando volvió, me contó que ya tenía el tema que yo debía cantar: era canción de despedida, un tema para los que, como nosotros, habían perdido su hijo. Dios se la dio volviendo de la Capital a casa, letra y música…

No fue fácil cantarla por primera vez, menos aún grabarla, pero es de mucha bendición; no hay duda que la inspiró Dios …creo que en estos años Dios me preparó para ser fuerte y  levantarme una y otra vez, a ayudar a muchos, a entender que Dios tiene todo bajo control…”

EL LARGO CAMINO RECORRIDO: Una banda ponía todo y que no se guardaba nada

Portada del álbum Rabito y Pueblo de Dios
Portada del álbum Rabito y Pueblo de Dios

En 1982 nace Rabito y Pueblo de Dios. En 1983 participan en “Música y Propuesta”, el programa de TV creado y producido por el inolvidable Mario Bertolini, un productor de televisión y ex-corredor de Fórmula 4, que también había decidido seguir a Jesucristo. También tocan en el legendario auditorio que el productor había hecho en San Fernando. Y ese mismo año sale su primer álbum, “Pueblo de Dios”.

Damián Sileo, en su libro “El rock y el pop en la iglesia”, escribe:  “El año 1983 quedó marcado para la banda de Oscar Allende porque apareció con su primera grabación, en la que la figura estelar era Rabito, pero era innegable que juntos eran dinamita. La TV también fue testigo de Rabito y Pueblo de Dios: ‘El show de la vida’, de Canal 11, supo tener entre sus artistas invitados a la banda entera. Y muchos padres de adolescentes podrán decirles a sus hijos hoy que en el popular programa estudiantil ’Domingos para la juventud’, en sus prendas colocaban como música de fondo el hit ’Pueblo de Dios’.

Pueblo de Dios y Rabito, en Río Cuarto, Córdoba (1983)
Pueblo de Dios y Rabito, en Río Cuarto, Córdoba (1983)

En 1984 participan en el Festival de MEI (Misión Evangélica Iberoamericana), realizado en la Universidad Tecnológica de Santa Fe, al que  asistieron 6,000 jóvenes. Todos comentaban que Rabito (famoso por temas como “Amante latino”) se había hecho cristiano y con su banda ahora cantaban de Jesús, que integraban una rubia de voz aguda y brillante y un bajista “morocho” con el que la rubia se entendía a la perfección… Verlos allí fue una experiencia maravillosa para mucho de nosotros.

Pueblo de Dios: Arriba Oscar Allende, Rabito, Rubén Lacrouts y Rubén Soria; debajo Juan Carlos Iborra y Nora de Allende
Pueblo de Dios: Arriba Oscar Allende, Rabito, Rubén Lacrouts y Rubén Soria; debajo Juan Carlos Iborra y Nora de Allende

026 Oscar Allende - Tapa del álbum Creciendo día a díaEn 1985 lanzan la segunda producción “Creciendo día a día”. Pueblo de Dios recorre todo el país en un camión adaptado para transportar equipos y músicos. Algunas memorias de esos viajes increíbles  -verdaderas experiencias de fe-  fueron relatadas por Oscar Allende en su libro “Nuestra vida en Pueblo de Dios”, mostrando la vocación de servicio y la inclaudicable confianza en Dios de los miembros de la banda.

En 1986 acontece la partida de Rabito, que se traslada a los Estados Unidos y Pueblo de Dios inicia una nueva etapa musical bajo el liderazgo de Oscar Allende, acompañado de su esposa Nora.

031 Oscar Allende - Tapa del álbum El mejor caminoEse mismo año lanzan la primera producción sin Rabito, “El mejor camino”, donde se nota el aporte musical de Sasha Verstraeten, que aparece en la portada junto a Oscar y Nora.

La banda cada vez se hace conocida internacionalmente mientras sigue recorriendo toda la Argentina con su música.

Nora de Allende grabando en 2013
Nora de Allende grabando en 2013

Nora de Allende nos cuenta: “Vivimos diferentes etapas; primero tuvimos que pagar el ‘derecho de piso’; para muchos éramos ‘musica del diablo’, otros nos tomaban con pinzas, por ser algo nuevo.  Luego vino el loquero , todos nos querían tener. Por último llegó la madurez… ¿Cuál fue el propósito? Con seguridad, en todos surgió la necesidad de contar con simpleza a través de nuestras canciones lo que Dios era para nosotros, y poder así llegar con un mensaje de fe y esperanza …”

035 Oscar Allende - Tapa del álbum Comienza a cantar

En 1989 llega “Comienza a cantar”, un álbum recordado por todos, que definitivamente catapulta la música de Pueblo de Dios en el primer lugar en las radios de todo el país.

Como se ve en la portada la banda se renueva y se agranda, incluyendo a Ana, la esposa de Sasha Verstraeten, a Pablo Snyder, y a nuestro querido y recordado amigo Daniel Ducdoc.

036 Oscar Allende - Tapa del álbum Grito de VictoriaA principios de los ‘90, Pueblo de Dios logra una formación extraordinaria, con músicos cuya vigencia perdura hasta nuestros días.  Con ellos, en 1991 presenta “Grito de victoria”. Junto a Oscar y Nora Allende tocan Ernesto D’Almeida, Danny Ducdoc, Pablo Snyder y Horacio Zanotto, que renuevan el sonido de la banda.

037 Oscar Allende - Tapa del álbum 10 añosEn 1992 llega “10 años”, un CD que recuerda grandes temas de la banda en sus diez años de existencia e incluye dos temas inéditos: “Salvos” y “Con Jesús“. Poco después sale “Pueblo de Dios en alabanza”, un álbum cuyos temas sólo los tocaban en las iglesias, con la participación de los hermanos Toledo.

Aunque en esos años nos vemos muchas veces, sólo una vez cantamos juntos. Fue en un recital del 17 de octubre de 1992, cuando me acompañan en el tema “Hay vida en Jesús”. Para mí fue un honor y una bendición.

VIENTOS DE CAMBIO: Adaptándose a los nuevos tiempos

Oscar y Nora Allende
Oscar y Nora Allende

En ese momento, la música de “alabanza y adoración”, llegada desde México, barre con buena parte de la música local y es muy difícil para muchos grupos subsistir.

El góspel, como ahora llaman genéricamente a la música con letra cristiana, se encierra puertas adentro de los templos ,y sólo grandes esfuerzos como los de Pueblo de Dios, Rescate o Sinergía evitan que la música joven evangelizadora desaparezca.

Pueblo de Dios con la participación de Abel Álvarez, Diego Cuevas y Ariel Cuello (1997)
Pueblo de Dios con la participación de Abel Álvarez, Diego Cuevas y Ariel Cuello (1997)

La banda va cambiando de formación, adaptándose a los nuevos tiempos. Cada nuevo álbum  demanda más recursos que los que las bandas disponen, hay menos recitales y cuesta mucho moverse en los distintos lugares del país, sin embargo, Pueblo de Dios levanta la bandera de la fe y sigue adelante.

En 1999 llega “Cada día”, un CD con el mejor estilo de Pueblo de Dios, donde Nora y Oscar son acompañados por Mariano Veltri (teclados), José Gutiérrez (primera guitarra), Mariano Allende (guitarra rítmica) y Juan Cordina (batería y percusión). Además, como invitado, Gustavo Renovalez toca y canta en “Volver a sonreír”.

042 Oscar Allende - Tapa del álbum Cada díaEl siglo XXI encuentra a Pueblo de Dios fiel a su llamado, dando en cada recital lo mejor de sí. Tanto la participación de Mariano como el ingreso de Rodrigo, muestran el profundo sentido de familia que tenían Oscar y Nora.

En los últimos años la nueva formación incluye una grata sorpresa: Regresa Rubén Lacrouts como segunda guitarra. Además participan Rodrigo Allende (primera guitarra), Mariano Veltri (teclados) y Emanuel Picone (batería).

047 Pueblo de Dios, Enrique Gómez y Heart-to-HeartEn 2005 Oscar contrae una muy seria enfermedad pese a la cual sigue dando junto a Nora y su banda lo mejor de sí.

A principios de 2010 se arman excelentes recitales con grandes potagonistas: Pueblo de Dios, Enrique Gómez y Heart-to-Heart, que hacen historia.

NUESTRA AMISTAD

Pueblo de Dios cantando junto a Enrique Gómez
Pueblo de Dios cantando junto a Enrique Gómez

A partir de 2009 retomamos el contacto con Oscar Allende vía Facebook; quien escribe había dejado la música en 1993 y se había radicado fuera de la Argentina a fines de 2002, por eso el reencuentro es una gran alegría. Comparto algo de lo que me escribe:

“Estoy re-feliz de contactarme con vos y me alegro que estés bien con tu familia. Nosotros no escarmentamos, y seguimos cantando. Terminamos de grabar un disco con canciones nuevas que lo tiene Rabito para masterizar y está saliendo otro con una recopilación de temas que salieron en casete del ‘83 al ‘92. Estamos felices. Todos nuestros hijos sirven a Dios y con el más chico, que tiene 20 años grabé el último disco”.

Oscar Allende
Oscar Allende

Incluso ese año, cuando sucedió el golpe de estado en Honduras, me envía un sentido correo: “Quiero saludarte y en esta oportunidad preguntarte cómo está todo por allá; con todas las noticias que estamos teniendo de aquel país, la verdad, estaba preocupado”. Una persona de gran corazón que se interesaba sinceramente por los demás.

El último correo que recibo de Oscar fue el 25 de febrero de 2011; luego de contarme que continuaba el tratamiento de su enfermedad, me escribió “Yo me siento bien, con ánimo y muchas ganas de hacer cosas. Tenemos varios proyectos para este año con Pueblo por eso confiamos en Dios para que nos dé fuerzas”.

Oscar se nos va el 7 de julio de 2011, a la Patria Celestial, a recibir esa corona de vida que Dios ha reservado para los que le aman.

052 Oscar Allende

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.


NOTA ESPECIAL:

HABLAN LOS AMIGOS

“Oscar tenía una capacidad extraordinaria para ver el talento en los demás” (Gustavo Renovalez)

Escribe Rubén Lacrouts:

053 Ruben Lacrouts“Conozco a Oscar desde los 13 años, cuando juntos iniciamos el 1er año del secundario. Y digo conozco y no conocí porque no cabe duda de que nos reencontraremos en mucho mejores circunstancias, y continuaremos cantando juntos como cuando entonábamos esas canciones de Simon & Garfunkel  o de Los Hollies  en un grupo llamado Los Shillers.

Desde que nos conocimos hasta que el Señor decidió esta momentánea separación, hemos pasado muchísimos hermosos momentos juntos; puedo decir que conozco su corazón como él conoce el mío. Hemos logrado algo muy difícil de conseguir y mantener en el tiempo: ser amigos.

Pero el Señor tenía algo más lindo  preparado para nosotros dos; nos llamó, nos llenó de su Espíritu Santo, nos puso en sus obras, nos deleitó y en eso estamos… Parece que el Negro completó su obra y yo todavía no…

Escribe Jorge Furia, que conoce a Oscar, Nora, Rabito y Rubén desde el principio:

054 Rabito, Nora de Allende y Jorge Furia“Cuando Dios tiene un elegido no hay duda de que esa persona ya trabaja para Él desde antes de haberlo aceptado a como único Rey y Salvador. Así era Oscar Allende, ese amigo/hermano querido. Al igual que a Rabito, me tocó conocerlos en nuestra vida secular. Oscar siempre fue una gran persona. Que Dios ya tenía planes para con él, se nota en cómo lo usó para que le pida a Rabito que lo acompañe a ver a su padre que estaba internado. Sólo le quedaban horas de vida. Fueron junto a un pastor amigo y el papá de Oscar aceptó al Señor en ese, su último instante teórico de vida. Pero Dios produjo un milagro y vivió 15 años más. Fue tan fuerte lo que vivieron, que eso bastó para que Rabito se convirtiera al Señor y ambos más Nora, Chaplito y Pepe formaran Pueblo de Dios y llevaran tanta bendición y unción a través de sus canciones”

Escribe Gustavo Renovalez, quien cantó y tocó como invitado de Pueblo de Dios:

055 Gustavo Renovalez.jpg“Mi relación con Oscar y Nora comenzó cuando empezaron a asistir a mi iglesia, a fines de los 90. Yo era guitarrista y a veces lideraba los cantos. Oscar me dijo que le gustaba mi estilo de tocar la guitarra y hablamos de música. Enseguida colaboré con ellos en el CD ‘Cada Día’, en la balada ´Volver a sonreír’ Entre nosotros se creó un grandísima amistad. Si hay algo que debo reconocer de Oscar era su corazón de padre con todos los músicos con los que compartió. Tenía una capacidad extraordinaria para ver el talento en los demás, y si miramos la cantidad de músicos brillantes que pasaron por la banda, vemos lo tremendo que era El Negro para elegir gente. En lo personal le debo a Oscar mucho más de lo que se pueda decir en palabras; él me vinculó con gente con la cuál tiempo después comencé una carrera musical. Gracias mi Negro, te extraño…”

Escribe Horacio Zanotto, quien integró Pueblo de Dios, y ha sido líder de Claroscuro y Sinergía:

056 Horacio Zanotto“Conocí a Oscar y Nora por mis amigos Daniel Ducdoc y Pablo Snyder. Mientras cumplía mi servicio militar ellos tocaban con Pueblo de Dios. Recuerdo que ni bien me dieron la baja, me llamó SashaVerstraeten para que me sumara como guitarra eléctrica.

Oscar y Nora fueron como padres para mí. Tuvieron la grandeza de acompañar y alentar mi comienzo como compositor, permitiendo que grabara una canción mía en un disco de la banda. Oscar era un tipo que simplemente hacía. Nunca se quedaba en palabras; eran hechos. Siendo muy chico me encontré tocando frente a miles de jóvenes en la presentación de ‘Comienza a Cantar’. Sólo luego de muchos años pude percibir lo que significaba. Solo tengo gratitud hacia Oscar y Nora. No me enseñaron a hacer música: me enseñaron a tener el corazón adecuado para hacerlo.

Escribe Enrique Gómez, reconocido y querido cantante que participó en recitales con Pueblo de Dios:

057 Enrique Gómez“Al principio de los ‘80, todos quedamos muy sorprendidos por el surgimiento de una banda que traía un sonido fresco y totalmente renovado en la música cristiana en Argentina. Para todos los jóvenes y adolecentes como yo, que necesitábamos que alguien hiciera punta en traer una renovación a la adoración y alabanza al Señor, Rabito y Pueblo de Dios fueron unos enviados del cielo. Sin tanto medios de comunicación, como tenemos hoy, era indispensable saber donde estarían tocando para sin falta estar allí.”

“Lo que Nora, ni yo sabíamos, que unos años más tarde estaríamos juntos en un mismo escenario. En 1987 editaba mi primera producción como solista, lo que me dio la posibilidad de conocerlos personalmente y casi desde el primer momento fuimos muy amigos. Durante años nos encontrábamos en diferentes actividades, pero también empezamos a desarrollar cosas juntos. Siempre me regalaron el mejor trato, consejos, recuerdos y anécdotas maravillosas que guardo hasta hoy. Viajes por muchas ciudades de Argentina, algunos juntos al exterior, donde Nora y Oscar me hacían marca personal, ya que yo era el más joven del grupo, casi como si fueran mis padres. Todo lo bueno que eran, como personas, amigos, cariñosos, llenos del Señor, siempre era de la misma intensidad, arriba o abajo del escenario.”

“Tuve mi encuentro directo con Nora y Oscar en un concierto de la banda por 1985, en el auditorio del Colegio Ward de Ramos Mejía. Fui como un oyente más, pero digo que tuve mi encuentro directo por que con el grupo de amigos que fui, estábamos realmente exaltados por disfrutar de tan buen concierto. Nos pusimos a cantar a grito pelado, palmeábamos, nos parábamos en medio del auditorio. Muchos ya nos miraban más a nosotros que a los músicos. Entonces Nora nos miró con dulzura pero con firmeza, y dijo desde el escenario…’por favor, chicos, esto es un concierto cristiano; pueden disfrutar, pero tienen que dejar de aplaudir y gritar tanto porque están molestando a todos los que vinimos a adorar al Señor, si no, se van a tener que retirar’  jajaja¡tremendo momento! Entonces yo le respondí ‘si quieren nos vamos, pero pagamos una entrada para estar acá’, a lo que Nora contestó…’no hay problema, que les devuelvan el dinero de la entrada y se pueden retirar….’”

“Lo que Nora, ni yo sabíamos, que unos años más tarde estaríamos juntos en un mismo escenario. En 1987 editaba mi primera producción como solista, lo que me dio la posibilidad de conocerlos personalmente y casi desde el primer momento fuimos muy amigos. Durante años nos encontrábamos en diferentes actividades, pero también empezamos a desarrollar cosas juntos. Siempre me regalaron el mejor trato, consejos, recuerdos y anécdotas maravillosas que guardo hasta hoy. Viajes por muchas ciudades de Argentina, algunos juntos al exterior, donde Nora y Oscar me hacían marca personal, ya que yo era el más joven del grupo, casi como si fueran mis padres. Todo lo bueno que eran, como personas, amigos, cariñosos, llenos del Señor, siempre era de la misma intensidad, arriba o abajo del escenario.”

“Cuando nos reuníamos con Oscar era muy fácil soñar y proyectar todo lo que pudiéramos para servir al Señor. Él siempre estaba dispuesto: su gran buen humor, su gentileza, su humildad, siempre estaban a flor de piel. Prefería perder o perjudicarse él, antes de tener un conflicto; no había manera de verlo enojado. Jamás lo vi peleando ni despotricando, y eso que en las giras nos encontramos con situaciones complicadas. Oscar, a pesar de ser muy firme, tenía bien claras sus convicciones y nada ni nadie habría de moverlo de allí. Lo conocí como profesional, como siervo, como padre, como hombre de Dios y como amigo. Siempre que miro una foto de Oscar y Nora, o escucho alguna de sus canciones surge en mi corazón simplemente decir ‘¡Gracias, Señor, por haberme permitido conocer a alguien tal especial, por que canté tantas canciones con Oscar, por que tomamos tantos mates juntos! ¡Gracias, Señor, porque pude estrechar su mano, y sé que algún día lo haremos para cantar juntos por la eternidad…’”

NORA DE ALLENDE VUELVE A CANTAR

LA CANCIÓN HOMENAJE A OSCAR ALLENDE Y PUEBLO DE DIOS: “UNA RAZÓN PARA VIVIR”

La canción se puede escuchar en:

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/20519408-una-razn-para-vivir-prb-1977-por

059 Nora de Allende grabanado

 

Nora de Allende junto a su hija Melina durante la grabación
Nora de Allende junto a su hija Melina durante la grabación

Teniendo tantos recuerdos y el deseo de homenajear a Oscar Allende y su banda Pueblo de Dios, le escribí a Nora de Allende, nuestra querida Pochi, preguntándole si estaba dispuesta a grabar una canción. A pesar de tanto dolor por la pérdida de Oscar y luego de su mamá, me dijo que sí.

Busqué entonces una de mis primeras canciones, compuesta en 1977, llamada “Una razón para vivir” y se la pasé con mínimos cambios a Marcelo Mollo y le pedí que le diera al arreglo el estilo de Pueblo de Dios, que resumo en cuatro puntos: sencillez, ritmo, alegría y fuerza.

En un reciente viaje a Buenos Aires nos encontramos en el Estudio de Marcelo Mollo para grabar la canción; era la primera vez tras la partida de Oscar, algo muy especial y emotivo.

Los coros fueron grabados por Joy Seguel y Nicolás Tizzano, acompañados de Marcelo Mollo (arreglos y teclados), Alejandro Bedrossian (bajo eléctrico) y Carlos Cáceres (guitarras).

 Marcelo Mollo
El maestro Marcelo Mollo
 Alejandro Bedrossian
Alejandro Bedrossian
Joy Seguel y Nico Tizzano
Joy Seguel y Nico Tizzano

 

 

 

 

Justo en esos días también nos encontramos con Nora y Rabito, broche de oro para tan sentido recuerdo.

066 Nora de Allende con Rabito y Pablo Bedrossian
El autor de esta nota junto a Nora “Pochi” de Allende y Juan Carlos Fernández, “Rabito”

GALERÍA FOTOGRÁFICA 

SOLVENTE (1970)

004 Oscar Allende y Solvente
Oscar Allende con Solvente en 1970. En el centro, el disco simple de vinilo “Y Péguele Fuerte”
Solvente y los inicios de Rabito como solista
Solvente y los inicios de Rabito como solista
Solvente
Solvente
Solvente en vivo
Solvente en vivo
Oscar Allende a la izquierda tocando en Solvente
Oscar Allende a la izquierda tocando en Solvente

Pueblo de Dios

 

Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito, Lima, Perú, 1984
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito, Lima, Perú, 1984
011 Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito
Pueblo de Dios en sus comienzos, tocando en un estadio deportivo
Nora de Allende, Rabito, Melina y Anabella Allende (2013)
Nora de Allende, Rabito, Melina y Anabella Allende (2013)
Rubén Lacrouts (2008)
Rubén Lacrouts (2008)
Pueblo de Dios, tocando en Lima, Perú (1984)
Pueblo de Dios, tocando en Lima, Perú (1984)
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito, F.A. de Box (1983)
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito, F.A. de Box (1983)
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito y Juan Carlos Iborra (1984)
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito y Juan Carlos Iborra (1984)
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito
 Pueblo de Dios y Rabito en Lima, Perú (1984)
Pueblo de Dios y Rabito en Lima, Perú (1984)
Tapa del libro Nuestra vida en Pueblo de Dios, escrito por Oscar Allende
Tapa del libro Nuestra vida en Pueblo de Dios
 Dedicatoria del libro Nuestra vida en Pueblo de Dios al autor de esta nota y su esposa
Dedicatoria del libro Nuestra vida en Pueblo de Dios al autor de esta nota y su esposa
Pueblo de Dios y Rabito
Pueblo de Dios y Rabito
Oscar Allende con Pueblo de Dios, Rabito y Sasha Verstraeten, San Miguel, Pcia de BsAs, 1986
Oscar Allende con Pueblo de Dios, Rabito y Sasha Verstraeten, San Miguel, Pcia de B.sAs., Argentina (1986)
Los Allende con los Passuelo en Radio Emanuel Celestial 88.9MHz
Los Allende con los Passuelo en Radio Emanuel Celestial 88.9MHz
Nota de Vision Joven mencionando al auto de esta nota cantando junto a Pueblo de Dios
Nota de Vision Joven mencionando al auto de esta nota cantando junto a Pueblo de Dios

 

Oscar y Nora Allende entrevistados por Ivan Rodríguez Devia
Oscar y Nora Allende entrevistados por Ivan Rodríguez Devia

 

 Rubén Lacrouts, Oscar y Nora de Allende, Pueblo de Dios original de regreso
Rubén Lacrouts, Oscar y Nora de Allende, Pueblo de Dios original de regreso
Oscar Allende junto a su hijo Rodrigo
Oscar Allende junto a su hijo Rodrigo
Pueblo de Dios en vivo (2010)
Pueblo de Dios en vivo (2010)
Oscar y Nora Allende (para Enlace TV) Ensayo
Oscar y Nora Allende (para Enlace TV) Ensayo
070 Oscar y Nora Allende  cantando juntos (08/01/2010)
Oscar y Nora Allende cantando juntos (08/01/2010)
Pueblo de Dios y Enrique Gómez en concierto (08-01-2010)
Pueblo de Dios y Enrique Gómez en concierto (08-01-2010)
Pueblo de Dios (2010)
Pueblo de Dios (2010)
Más de la misma presentación (2010)
Más de la misma presentación (2010)
Otra presentación de Pueblo de Dios (2010)
Otra presentación de Pueblo de Dios (2010)

“COMO SI FUERA AYER”, HIMNOS CON SONIDO CONTEMPORÁNEO, POR DEBORA CONTRERAS (por Pablo R. Bedrossian)

Como si fuera ayer (por Debora Contreras) 01 portada“Como si fuese ayer” es un disco de himnos. Aunque lo retro se ha vuelto de moda, las decenas de álbumes de covers de himnos que he escuchado están encasillados en el jazz o del góspel, y raramente se atreven al pop, quizás porque no comparten raíz alguna. Pero Débora Contreras (intérprete) y Claudio Herrera (productor) han logrado algo diferente en este CD: darles a estos tradicionales cantos evangélicos un sonido pop contemporáneo, que los ha convertido en salmos del siglo XXI.

Débora posee una voz muy suave y delicada, sin vibratos que saturan, ni falsetes estridentes. Todo lo contrario: es una voz íntima, muy personal, que a veces parece un instrumento más dentro de la canción, por la belleza de su timbre.

Los arreglos son excelentes. Hay un concepto musical casi minimalista en todo el disco, que evita deliberadamente secuencias armónicas complejas y deslumbrantes solos instrumentales. El sonido adhiere a la tendencia actual de editar los instrumentos de tal modo que uno deja de reconocerlos para dar lugar a la más pura música, la que suena como un todo y llega directa al corazón.

LOS TEMAS

Como si fuera ayer (por Debora Contreras) 02 contraportadaComienza con una versión muy sentida del clásico “His eye is on the sparrow”, titulada con la primera frase de su versión en español, “Cómo podré estar triste”. A diferencia de aquel dúo de la película “Cambio de hábito II”,  la voz de Débora es más bien una meditación, que enfatiza aquella frase de Jesús en el Sermón del Monte que habla de un Dios que “si cuida de las aves, cuidará también de mí”.

Le sigue “Maravilloso es”, con una excelente base rítmica que deja fluir la canción libremente para lograr delicadas armonías en el coro. Lo mismo ocurre con “Grande es tu fidelidad” (“Great is your Faithfulness”), otro clásico, donde Debora ensambla perfectamente su voz con la de Christian Canteros. En este tema participan como bajista Marcelo Tega (de Rescate) y Juan Pablo Ordóñez, con el ukelele.

Como en todo el disco, las guitarras suenan bien adelante en “Cerca, más cerca”, cuyo ritmo homogéneo es roto por una modulación que lo levanta. Cuerdas de viola y violonchelo, acompañan a Débora en “Es la vida de mi alma”, que es una oración elevada con devoción a Cristo.

La segunda parte se inicia con  “Qué me puede dar perdón” (el clásico “Nothing but the blood of Jesus”), en una versión rítmica, que roza el country. Repite que el perdón sólo proviene de la sangre de Jesús, con un cuidado coro detrás que apoya la letra. Luego viene “Sublime gracia” (“Amazing Grace”) infaltable en cualquier colección de himnos. Es interesante el arreglo que “desnorteamericaniza” la canción, quitándole este tono épico que se le da en los actos públicos.  Con pocos instrumentos y buenos duetos consigo misma, comunica eficazmente la esencia del tema, que es la gracia inmerecida de Dios para toda persona, sin fronteras.

Luego viene “Usa mi vida”, un tema que rara vez incluido en colecciones de himnos, a solas con guitarra y la bella voz de Cosme Silva, con quien Débora Contreras se une en una armoniosa oración. Prosigue con “Pon tus ojos en Cristo”, convertido en un reggae, donde el ukelele le da un oportuno toque diferenciador.

Termina con “Porque él vive” (“Because He lives”) , emblema del southern gospel, de la más pura cantera Gaither, con una guitarra tocada como en casa, con la participación de varios de los Contreras, cuya bella armonía le da un aura de reunión familiar que se distingue del resto del disco.

“Como si fuese ayer” está a la vanguardia de las versiones contemporáneas de los himnos. En un tiempo donde el góspel es furor, vuelve a sus fuentes y ubica a la música sacra que cantaron generaciones en el lugar que nunca debió perder.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.

“TU MANO”: LA HISTORIA DE LA CANCIÓN QUE HABLA DE LA VERDADERA MANO DE DIOS

Cuando Diego Maradona hizo el famoso primer gol a los ingleses en el Mundial ’86, generó la protesta de sus rivales que decían que había convertido con la mano. Al ser entrevistado, en una respuesta ingeniosa por su reveladora ambigüedad, el jugador argentino dijo que hizo el gol “un poco con la cabeza y otro poco con la mano de Dios”. Años después, en un acto de sublime obsecuencia e indudable oportunismo comercial, el periodista Fernando Niembro, publicó un libro sobre Maradona titulado “La mano de Dios”. “Tu mano”, un negro spiritual  presentado en 2013, recupera el sentido original de la frase, que no es religioso y menos aún deportivo, sino testimonial.

House of Blues 01Siempre admiré la música afroamericana. Cuando era niño, en casa había unos discos con negro spirituals que me gustaba escuchar y cantar con mi voz desafinada. Con los años entendí  la enorme carga testimonial que contenían esas canciones de estructura simple y letra repetitiva: Eran cantos de esperanza en medio de circunstancias de peligro extremo, el sueño de una vida libre de toda esclavitud.

Al hurgar en sus raíces, esta música se presentó completamente desnuda, sin nombres famosos o grandes protagonistas. Me encontré con una voz anónima colectiva que expresaba al mismo tiempo dolor y resistencia. Declaraba con fe que Dios terminaría con tanto llanto, dolor y clamor pues traería la aurora de un nuevo día.

“Tu mano” nació de esa idea: Escrito en primera persona, es una oración que reconoce la soberanía divina. Comienza de un modo testimonial: la mano de Dios representa su misericordia, manifestada “cualquiera sea la adversidad”, tal como dice la letra. Al escribirla pensé en las pruebas padecidas no sólo por los esclavos negros en el sur de los Estados Unidos. Pensé en incontables mártires, “de los cuales el mundo no era digno”[1] como dice el autor de la bíblica Epístola a los Hebreos. Pensé en el heroico pueblo armenio, que por su fidelidad a la fe cristiana fue masacrado, y en la gesta de mi abuelo Agop. Para quienes no conocen su historia, fue deportado con su familia durante meses a través del desierto por gendarmes turcos, cuyos líderes organizaron e impulsaron el genocidio. Finalmente, al llegar a la base de una montaña y escuchar los gritos de los que eran asesinados, su madre, que había quedado viuda en el camino, puso un poco de tierra en la boca de cada uno de sus hijos, como si fuera el pan de la Santa Cena, y les dijo “en unos momentos estaremos en la presencia de Dios”. Mi abuelo, dado por muerto y arrojado a una fosa común, logró sobrevivir tras pasar escondido varias horas en la enorme pila de cadáveres. A pesar de tanto sufrimiento, fue un ejemplo de fe. Siempre imputó la crueldad  y la injusticia a la maldad del hombre. Nos enseñó que la comunión con Dios era lo más importante en la vida pues nos permitía hacer frente a la peor adversidad.

Por ello, me indigna escuchar a ciertos predicadores que anuncian una falsa prosperidad a través de la obediencia, una suerte de éxito negociado, no sólo porque se centran en el beneficio material y en el dinero que ellos recogen, sino porque plantean una supuesta retribución divina a la buena conducta, ignorando deliberadamente el sufrimiento de los justos. Sin el menor pudor, ven en los padecimientos ajenos supuestas culpas y merecidos  castigos. Jesús jamás comulgó con esas ideas miserables. Presentó a Dios como “vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos”[2], y habló de “toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar”[3]. Él mismo “fue llevado como oveja al matadero”[4].

Los padecimientos de los esclavos negros en el sur de Estados Unidos, los campos de concentración y exterminio nazis, los gúlags soviéticos y las deportaciones y matanzas de armenios  son circunstancias terribles que muestran  al hombre como lobo del hombre. Vivimos en un mundo de violencia y terrorismo que deja al descubierto a las atrocidades a las que estamos expuestos. Agradecer a Dios por esa “mano”, es también reconocer que la necesitamos.

GRITO DE LIBERACIÓN

La mano de Dios 01Cuando dice “Tu mano me ha sanado, mi herida ha curado aunque siga la dificultad”, hace referencia no sólo al dolor físico sino al dolor moral, aquel que surge por el daño que nos ha producido otro ser humano. Dios nos sana del resentimiento y nos mueve a renunciar a la venganza. La frustración, esa herida, ya no nos domina ni ocupa el centro de nuestros pensamientos “aunque siga la dificultad”, pues no han cambiado las circunstancias sino nuestra actitud frente a ellas. Esta experiencia es propia de los spirituals afroamericanos. No son llamados a la revancha o expresiones de rencor, sino un grito de liberación.

La letra termina jugando con el llamado del solista y la respuesta del coro, con rimas que incluyen todas las vocales. Le dicen a Dios que, a pesar de las calamidades y pase lo que pase, confían que su milagrosa presencia estará con ellos hasta el final. No se trata de librarnos de las desgracias sino de ser acompañados y recibir fuerzas en medio de ellas.

Aunque los negro spirituals son cantos eminentemente rurales, este es un salmo urbano. Hoy vivimos en nuestras junglas de cemento y asfalto también una realidad difícil. “Tu mano” es una declaración de fe en medio de los abusos, la impunidad y la opresión,  que siempre terminan teniendo como víctimas a las personas más indefensas, el hombre común, cuyo único interés es servir a su familia y vivir en paz con su prójimo.

SOBRE LA MÚSICA

La mano de Dios He publicado un artículo sobre los negro spirituals donde sostengo que “aunque para algunos no es un género musical, encontramos en esta música rasgos muy definidos que le confiere  identidad propia… Las raíces africanas se advierten  en forma de call and response (llamado y respuesta), donde el solista “dialoga” con el coro enunciando una frase, tras la cual recibe una respuesta colectiva. También hay sílabas que se prolongan, reiteraciones y variaciones melódicas con disminuciones de cuartos de tono”[5]. “Tu mano” es justamente una expresión de ese género. Compuesta en tono menor para crear una atmósfera dramática propia de los spirituals, se nutre también de obras como de “Joshua fit the battle of Jericho”, canción que si bien tiene otro ritmo, siempre me ha inspirado. El “amén” es la respuesta del pueblo a los afirmaciones del solista. El final, con el esquema de sucesivas líneas por solista primero y coro después, unen a ambos  en un solo sentimiento.

LA LETRA

TU MANO

Por Pablo. R. Bedrossian (2012)

Tu mano me ha tomado

y nunca me ha soltado

cualquiera fuera la adversidad.

Tu mano me ha ceñido

siempre me ha sostenido

y cuando hubo dolor puso paz.

Tu mano me ha sanado,

mi herida ha curado

aunque siga la dificultad.

Tu mano me ha guardado

en los momentos malos

por eso en ti yo puedo confiar.

Aunque todo salga mal

sé que Tú me sostendrás

Aunque no pueda entender

sé que buscarás mi bien.

Aunque sienta que no puedo seguir

seguirás actuando en mí

Aunque me agobie dolor

sentiré tu inmenso amor

Aunque cargue con la cruz

siempre me guiará tu luz.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.


NOTA: VERSIONES GRABADAS

La canción fue grabada en Buenos Aires y presentada en forma digital en 2013, interpretada por:

Gabriela Sepúlveda (voz y coros), Andrés Partamian (saxo), Irhyna Medina y Juan Carlos Marsili (coros), Marcelo Mollo (teclados, arreglo, mezcla y edición), Alejandro Bedrossian (contrabajo), Carlos Cáceres (guitarra).

Se puede escuchar en:

La pista se puede descargar de:


REFERENCIAS

[1] Epístola a los Hebreos 11:38, Santa Biblia, RVA 1960, Sociedades Bíblicas Unidas

[2] Mateo 5:45

[3] Mateo 23:35

[4] Isaías 53:7

[5] https://pablobedrossian.wordpress.com/2013/06/17/por-pablo-r-bedrossian-negro-y-spiritual-son-dos/


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías fueron tomadas por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos.

UNA VISITA A LA CATEDRAL ORTODOXA DE SIBIU, RUMANIA (por Pablo R. Bedrossian)

Vista parcial de la Piata Mica o Plaza Pequeña
Vista parcial de la Piata Mica o Plaza Pequeña

Sibiu es una lindísima ciudad medieval rumana, que fue Capital Europea de la Cultura en 2007. Es famosa por sus tres plazas, una junto a otra: La Piata Mare (la Plaza Grande) donde están los edificios más distinguidos, la Piata Mica (la Plaza Pequeña o Plazoleta), que incluye el famoso “Puente de los Mentirosos”, llena de restaurantes y negocios y la Piata Huet, donde se erige la imponente Iglesia Evangélica, originalmente construida en estilo gótico entre 1322 y 1500.

La ciudad, que fue la sede metropolitana de la Iglesia Ortodoxa durante el Imperio Austro-Hungaro, fue fundada por alemanes en el siglo XII, dándole el nombre de Hermannstadt. Tiene mucha influencia arquitectónica germana. Hasta la 2ª Guerra Mundial la población alemana era muy nutrida, pero tras la derrota nazi y la llegada del gobierno comunista la mayoría tuvo que emigrar o terminó prisionera en gulags soviéticos. Toda la ciudad es bella, con interesantes destellos culturales entre los que se destaca el Museo del Palacio Brukenthal, en la Piata Mare.  Su colección incluye el famoso “Hombre de gorro azul” de Jan Van Eyck, y obras de de Lorenzo Lotto, Tiziano, Rubens y Peter Brueghel El Viejo, entre otros.

Catedral Ortodoxa de la Santísima Trinidad, vista parcial
Catedral Ortodoxa de la Santísima Trinidad, vista parcial

Una de sus perlas ocultas, quizás por ubicarse a unas diez cuadras del centro neurálgico que constituyen las tres plazas, es la Catedral Ortodoxa de la Santísima Trinidad (en rumano Catedrala Sfânta Treime din Sibiu). Construida tomando como modelo la Iglesia de Santa Sofía de Constantinopla (hoy Istambul), es espléndida por dentro y por fuera. Erigida en una calle y no en una avenida, no ofrece una buena perspectiva para la fotografía de su exterior, pero por dentro maravilla por su intensa policromía.

Los rumanos son en su mayoría ortodoxos. La idea de construir la Catedral en Sibiu surgió durante el dominio de los Habsburgo, cuando el país estaba bajo el Imperio Austro-Húngaro.  Andrei  Saguna , máxima autoridad de la Iglesia Ortodoxa,  en 1857 solicitó al emperador Francisco José I autorización para pedir donativos para la construcción del templo. El primer donante fue el propio emperador. Aunque Saguna murió en 1873 continuó la recaudación de fondos y en 1902 se colocó la piedra fundamental.

El diseño estuvo a cargo de los húngaros Virgil Nagy y Iosif Kamner, pero el  iconostasio y kliros fueron fabricados en Bucarest, capital de Rumania. El iconostasio es una pared que va de norte a sur en los templos ortodoxos, en la cual, en un orden específico, se colocan los íconos. Esta pared separa el santuario de la parte central del templo.  El kliros es la sección dedicada al coro. El iconostasio  dorado y la cúpula que muestra a Jesús como Pantokrator (“Señor de todo”) fueron pintados por el rumano Octavian Smigelschi.

Vista interior de la cúpula de la Catedral Ortodoxa
Vista interior de la cúpula de la Catedral Ortodoxa

La Catedral fue consagrada  el 30 de abril de 1906, fecha desde la cual recibió varias mejoras.  Sus íconos de estilo bizantino, sus paredes pintadas con motivos religiosos en vibrantes colores y sus vitrales (pocos, pero bellos) merecen una mirada atenta. El exterior es amarillo y rojo, y, además de sus torres, luce una magnífica cúpula.

Los rumanos ortodoxos mantuvieron la fe cristiana durante la sanguinaria dictadura comunista de Ceaucescu. Fueron hombres y mujeres valientes que defendieron sus creencias incluso a costa de sus propias vidas. Este edificio de algún modo testimonia esa fe valiente, que cree en un Dios que se acerca al hombre, y ha puesto en Él su confianza.

Ahora, permitamos que las imágenes nos hablen:

Vista externa de la Catedral Ortodoxa de Sibiu
Vista externa de la Catedral Ortodoxa de Sibiu
Otra vista exterior de la Catedral Ortodoxa de Sibiu
Otra vista exterior de la Catedral Ortodoxa
Vista frontal del exterior de la Catedral Ortodoxa de Sibiu
Frente de la Catedral
Vista del interior, con el iconostasio en el frente
Vista del interior, con el iconostasio en el frente
Vista interior de la Catedral Ortodoxa de Sibiu
Vista interior de la Catedral
Vista del iconostasio de la Catedral Ortodoxa de Sibiu
Vista del iconostasio
Vista de la cúpula de la Catedral Ortodoxa de Sibiu con el Cristo
Vista de la cúpula con el Cristo “Pantókrator”, Señor de todo
Vista del kliros (sección del coro) de la Catedral Ortodoxa de Sibiu
Vista del kliros (sección del coro)
Lámpara colgante en el interior de la Catedral
Lámpara colgante en el interior de la Catedral
Vista de una de las paredes, pintada al estilo neobizantino
Vista de una de las paredes, pintada al estilo neobizantino
Vista de otra de las paredes de rica policromía. Nótese la gran cantidad de arcos de medio punto.
Vista de otra de las paredes de rica policromía. Nótese la gran cantidad de arcos de medio punto.
DSC00766
Vitral que representa las tres personas de la Santísima Trinidad, a quien está consagrada la Catedral

© Pablo R. Bedrossian, 2013. Todos los derechos reservados.


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías fueron tomadas por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos.