CURIOSIDADES DEL MUNDIAL DE RUSIA (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2018

1. MESSI, CR7 Y NEYMAR

Ninguna de las súperestrellas del fútbol mundial superó los cuartos de final en Rusia 2018: Messi y Cristiano Ronaldo llegaron al cuarto partido y Neymar al quinto. Tuvieron algunos momentos brillantes, como el gol de Messi ante Nigeria y los tres goles de CR7 a España; Neymar hizo dos goles, y su mejor actuación probablemente fue en el partido contra México, donde hizo un gol y dio una asistencia.

 

Sin embargo, tanto a Lio como a CR7 les atajaron sendos penales arqueros de países sin tradición futbolera, Islandia y Australia respectivamente.

 

Neymar fue cuestionado por sus repetidas simulaciones. Esto ha dado lugar a numerosos memes y burlas.

Conclusión: Nadie gana por sí solo un Mundial. Como decía Alfredo Distéfano, ningún jugador es tan bueno como todos juntos.

2. LATERALES CONVERTIDOS EN CENTROS

El dinamarqués Jonas Knudsen sorprendió a muchos con sus saques laterales transformados en centros al área. Con la descomunal fuerza de sus brazos hizo que la pelota llegara su compañero Delaney dentro del área quien asistió a Mathias Jørgensen para lograr el primer gol del partido contra Croacia.

En Argentina hubo un precedente, Osvaldo “Baby” Cortés, famoso marcador de punta de Atlanta de los ’70, cuando los bohemios jugaban en 1ª División. Para sacar los laterales como centros entrenaba con una pelota pesada llamada medicine ball.

En la actualidad otro dinamarqués, Mikkel Qvist, que juega en el AC Horsens, está considerado como el jugador a nivel mundial que tira centros con las manos de mayor potencia.

Otra perlita del Mundial la regaló el iraní Milad Mohammadi. En tiempo de descuento, cuando su equipo perdía con España, quiso tirar un lateral haciendo un voltereta pero al final de arrepintió. El envión que otorga ese curioso movimiento puede hacer que los brazos impulsen con más fuerza el balón, pero el persa no se atrevió.

Se cree que el inventor del saque lateral con voltereta (o volantín, como lo llaman en algunos países) fue Risto Kallaste, un jugador de la selección de Estonia que lo utilizó en 1993 en un partido contra Italia, durante las eliminatorias para clasificar a un Mundial

Conclusión: El fútbol no solo se juega con los pies: se juega con imaginación en la cabeza.

3. MAYORES DE EDAD

Se ha criticado a planteles como Argentina y España por su edad promedio. Sin embargo, esto es un prejuicio, pues hay jugadores que demostraron su talento después de los 40 años en Copa Mundiales.

En Rusia 2018 el arquero egipcio Essam El-Hadary, con 45 años y 161 días, se convirtió el jugador de mayor edad en jugar un Mundial, jugando desde el principio el partido contra Arabia Saudita. En ese histórico encuentro batió otro récord: paso a ser arquero más longevo en atajar un penal en copas mundiales.

El récord de veteranía lo poseía el colombiano Faryd Mondragón[1] (43 años y 3 días) quien, faltando pocos minutos, entró desde el banco de suplentes en el Mundial de Brasil 2014 para atajar durante el partido de su selección contra Japón. Es recordado por una gran tapada en aquel encuentro.

Generalmente los arqueros juegan más temporadas que el resto de los jugadores. Un caso excepcional es Roger Milla, el camerunés que integró la selección por pedido del presidente de su país. A los 38 años, en el Mundial de Italia ’90 marcó cuatro goles, dos a Rumania y dos a Colombia, permitiendo que su equipo llegara a los cuartos de final. En Estados Unidos ‘94, con 42 años, marcó un gol contra Rusia. Allí se quedó con un récord geriátrico: ser el jugador de mayor edad en convertir un gol en un Mundial. Aquí uno de sus goles en el Mundial de Italia 1990, aprovechando un blooper del genial portero colombiano René Higuita.

Conclusión: Aunque el rendimiento físico merma con los años, hay jugadores cuyo talento es mayor que su edad.

4. EL VAR

Rusia 2018 fue el debut del VAR en un Mundial. La tecnología ha revolucionado nuestro tiempo y el fútbol no podía ser la excepción. Si bien su éxito no fue absoluto, tampoco fue un fracaso. Podríamos decir que fue una experiencia de aprendizaje y una suerte de vacuna contra las zambullidas y los agarrones en el área.

De todos modos, creemos que se debe modificar su uso. Debería mantenerse el famoso “ojo de águila” para determinar si una pelota cruzó la línea en su totalidad ante un posible gol. Para el resto, creemos que, como en el fútbol americano, cada capitán (o el director técnico) debería tener la facultad de desafiar hasta un máximo de dos jugadas por partido. Sería a riesgo de cada equipo solicitar el VAR, por ejemplo, para comprobar si una caída en el área fue penal o si un gol del rival fue convertido en offside. Lo consideramos un derecho justo que no deja librada a la voluntad del juez el uso de videos en situaciones críticas del juego.

El Mundial de Rusia dejó muchísimos recuerdos, pero creemos que estos quedarán para siempre en la memoria colectiva.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] Para más información puede leer nuestra nota “FARYD MONDRAGON Y SU RÉCORD: NO TODO ES CUESTIÓN DE SUERTE” en https://pablobedrossian.com/2014/06/25/faryd-mondragon-y-su-record-no-todo-es-cuestion-de-suerte-por-pablo-r-bedrossian/

SELECCIÓN ARGENTINA: LOS ÁRBOLES MUEREN DE PIE (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2018

La mención a la clásica obra teatral de Alejandro Casona de ninguna manera pretende insinuar que los jugadores argentinos son unos troncos. Todo lo contrario: murieron de pie, dando lo mejor de sí mismos hasta el último segundo.

Se acabó el Mundial para Argentina y los que tenían veneno contra la Selección y Messi lo han liberado nuevamente. Ellos sí detestan la botánica pues aman hacer leña del árbol caído. Pareciera que su resentimiento excede lo deportivo: hay muchos cuya actitud ha sugerido que, más que debatir una caída deportiva, desean el fracaso de un país.

Imagen relacionada

Lionel Messi, Javier Mascherano, Ángel Di María, Marcos Rojo, el Kun Agüero, Pipita Huguaín y Enzo Pérez llevaron a la Selección Argentina a la final del Mundial 2014. En los últimos dos años tuvieron que soportar la enorme crisis de la AFA y cambios de técnico que le hicieron perder el rumbo.

De todos modos, estos jugadores, los nuevos y los viejos, pusieron todo el corazón, sabiendo que es difícil navegar sin brújula. Además, un técnico con credenciales como Sampaoli nunca pudo darle identidad al equipo. Quizás sea esa soberbia, evidenciada en aquel lamentable incidente del control de tránsito, quien le haya jugado en contra. El invento de Messi como falso nueve, fue el último acto de alguien que nunca pudo liderar al grupo y convertirlo en un equipo.

Russia Soccer WCup France Argentina
The Argentinian team pose for a photo prior to the round of 16 match between France and Argentina, at the 2018 soccer World Cup at the Kazan Arena in Kazan, Russia, Saturday, June 30, 2018. (AP Photo/Sergei Grits)

En mi opinión, le debemos gratitud a este plantel que puso todo y no se guardó nada. En deuda están la dirigencia, encabezada por Chiqui Tapia, yerno de Hugo Moyano, y el cuerpo técnico que nunca reconoció sus errores y, por lo tanto, no fue capaz de aprender de ellos. Vamos a extrañar a esta generación, que, aunque no ganó ninguna copa, pero llegó a tres finales: fue subcampeón Mundial en 2014, perdió la Copa América por penales en 2015 y 2016 y lo dio todo por la albiceleste.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.

 

 

CÓMO PUEDE ARGENTINA VENCER A ALEMANIA (por Pablo R. Bedrossian)

Seleccion Argentina 01Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2014

Una final es siempre impredecible. La goleada de Alemania a Brasil y la victoria de Argentina por penales a Holanda no son comparables ni sirven de referencias. A la final llegan once contra once en igualdad de condiciones, y los logros anteriores quedan sepultados en el pasado. Desde luego, no se puede ser ingenuo. Se juega de dos modos: fiel al propio estilo y a la vez previniendo el juego del rival.

Alemania demolió a un Brasil que quiso salir a atacarle. Lo mismo le pasó a Argentina en el Mundial 2010. Por eso nos imaginamos un planteo similar al que Sabella utilizó contra Holanda: A la hora de defender un 4-4-2; a la hora de atacar un 4-2-2-2 de modo de no adelantar todo el equipo y más bien apostar al contragolpe y a las jugadas con pelota detenida.

Alejandro Sabella 01Los primeros 20’ definirán el partido. Imagino que Alemania saldrá a proponer y Argentina a esperar, y a no desesperar. Si se neutraliza en esos minutos el ataque teutón, la copa puede quedar en Sudamérica. ¿Qué hay que cuidar? Alemania tiene sus mejores jugadores de la mitad hacia arriba. Aunque a veces abusan en el traslado de la pelota, Khedira y Özil son los generadores de fútbol. El primero ya brilló y el segundo puede despertar. Anticiparlos no es una opción: es una necesidad. Son quienes junto a los “carrileros”, en especial el derecho, Philipp Lahm, crean el juego para que dos bestias goleadoras como Klose y Müller sacudan las redes contrarias. En vista de esta potencia ofensiva no sería absurdo jugar con cinco defensores porque, desde luego, Alemania no es Irán. Además, hombres como el mencionado Lahm, Boateng y Bastian Schweinsteiger son hábiles con la pelota, entonces la primera barrera debe ser los delanteros argentinos, que deberán correr como nunca para tapar la salida germana.

Chiquito Romero 01En caso que Alemania convierta un gol en esos primeros minutos, Sabella deberá tener listo un Plan B más ofensivo, pero si no, Alemania ha demostrado que es vulnerable atrás (recuerden los partidos contra Ghana y Argelia) sobre todo cuando se la contragolpea, una especialidad de los jugadores argentinos. Alguien puede decir que esta estrategia es suicida, pero funcionó contra Holanda. No sólo fue un planteo inteligente de Sabella sino el único que se podía realizar en vista del juego de los queseros.

Si la pelota no entra, Alemania puede impacientarse y arriesgar más, dejando espacios para el contraataque. Para que la albiceleste aproveche esa circunstancia hacen falta dos cosas: que la primera línea de cuatro, la de los volantes, no se retrase mucho (cuando lo hizo, dio lugar a  los mejores minutos de Holanda en el partido anterior); la segunda es que se ganen la mayor parte de los rebotes y las pelotas divididas. No temamos: Los resultados del Barcelona en 2013 y 2014 confirman que un alto porcentaje de posesión no guarda relación con el resultado.

Desde luego, Alemania es muy fuerte con pelotas aéreas, por ello es muy importante no desconcentrarse y que cada uno atienda su marca, tanto en córners como en pelotas cruzadas. Esperamos que Messi tenga una tarde de aquellas, que Mascherano siga siendo el gladiador que inspira a todos y que la defensa se mantenga como la muralla impenetrable detrás de la cual todavía está Chiquito Romero para parar lo que venga. Aunque Neuer es un gran arquero, no me sorprendería una definición por penales, y en ella, una Argentina campeona.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.

DEFINICIÓN POR PENALES: RECUERDOS PARA TODA LA VIDA (por Pablo R. Bedrossian)

Chiquito Romero 01Se dice que las definiciones por penales son una lotería. Sin embargo, los que ganan son los héroes y los que pierden, los villanos. Y poniendo una perla más a ese collar, el reemplazo del portero Cillessen por Tim Krul al filo de los 120’ en el partido Costa Rica – Holanda, puso el foco en la importancia crítica de estar preparado para esta instancia, cuyo resultado determina la permanencia o la eliminación de un equipo del Mundial.

Ahora que Sergio Chiquito Romero ha entrado en la historia al detener los dos penales que pusieron a Argentina en la final de Brasil 2014, muchos recuerdan aquella semifinal con Italia donde Argentina ganó por penales, pero prefiero detenerme en el extraordinario momento vivido en el partido anterior a la victoria frente a los azzurri.

Es 1990. Estoy en el Congreso Argentino de Cardiología, en Mendoza, Argentina, cuando la actividad se detiene. Instalan dos pantallas gigantes y todos nos olvidamos de la ciencia para dar paso a nuestra  pasión futbolera. Se enfrentan en los cuartos de final Argentina y la hoy desparecida Yugoslavia.

El partido tras 90’ de intensa lucha termina 0 a 0. Bilardo gesticula nervioso mientras los jugadores de ambos equipos yacen tirados en el campo de juego.  Los masajistas trabajan como nunca en su intento de recomponer los músculos agotados. Hasta ahora ha sido un combate sin vencedores ni vencidos. Se juega  el suplementario pero ninguno puede imponerse. Viene el momento de la verdad: es la hora de los penales.

Goyco 01Serrizuela convierte el primero para Argentina, y Stojkovic, el gran jugador serbio, estrella su remate en el travesaño. Ventaja para la albiceleste. Se celebra pero el clima es tenso.  Burruchaga y Prosinecki concretan en la segunda tanda. Llega el turno del más grande, Diego Armando Maradona; contra todo pronóstico, Ivkovic se lo ataja y seguidamente Savicevic convierte. El partido está empatado, pero la desazón que genera el fracaso de Pelusa genera olor a derrota. El cuarto penal lo patea Pedro Troglio. La pelota pega en el palo izquierdo del arquero. Se nos viene la noche. Goycochea, que había tenido que reemplazar desde el segundo partido al lesionado Nery Pumpido, se ubica en el arco. Dicen que las grandes leyendas nacen en los peores momentos. Goyco inclina el torso hacia adelante apoyando las manos sobre sus muslos. El árbitro corre hacia el centro de la cancha. ¿Qué ocurre? Por razones que desconocemos, Yugoslavia cambia el ejecutante. Llega corriendo Dragoljub Brnovic, un montenegrino de nombre impronunciable. Si convierte, a Yugoslavia le quedarán dos match point: Argentina debe convertir el penal siguiente y luego evitar que su rival acierte el suyo. Acomoda la pelota y retrocede unos diez pasos quedando frontal al balón. Remata a la derecha de Goyco, quien adivina la dirección y desvía el tiro. Todos saltamos y nos abrazamos. Surgía una esperanza cuando todo se creía perdido. Nuevamente el partido se empareja. Le toca a Gustavo Dezzotti. El arquero protesta y el ex jugador de Newell’s debe reacomodar la pelota. Se prepara para rematar del mismo modo que Brnovic, recto frente a la pelota. Su tiro es parecido pero más esquinado. El arquero intuitivamente se arroja hacia el mismo lado, pero no llega; es gol y ventaja argentina. Todos estamos de pie, atentos al último penal de la serie. Toda la presión está sobre Faruk Hadzibegic, defensor de origen bosnio. Toma carrera y saca un violento remate al palo izquierdo del arquero. Goycochea, en un vuelo inolvidable, rechaza con las dos manos la pelota consagrándose como aquel que le da el pase a la semifinal al equipo argentino. Celebración en la cancha, en el congreso médico y en todo el país; el camino a una nueva final se iba a cercando.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.

 

LA PREVIA DE ARGENTINA – HOLANDA (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2014

Este ha sido el Mundial más parejo. Salvo mi querida Honduras, que perdió todos sus partidos, los equipos supuestamente más débiles salieron a competir de igual a igual a las grandes potencias, sin padecer del pánico escénico de copas anteriores. No hubo cucos, ni nadie ganó con la camiseta.  Por supuesto, Alemania ante Brasil fue la excepción a la regla.

Mascherano - Gigante hay uno soloArgentina, está yendo de menor a mayor. Con Bélgica, su rival de mayor peso, si bien tuvo la fortuna de un gol tempranero, fue un merecido ganador. Se abroqueló muy bien del medio hacia atrás y no se desesperó. La zaga central, que había sido su punto más débil, se mostró sólida, empoderada por el ingreso del experimentado Martín Demichelis. Pablo Zavaleta jugó su mejor partido, y José María Basanta, que reemplazó al suspendido Marcos Rojo, no desentonó, además de responder bien en el juego aéreo. Chiquito Romero tuvo aunque no tuvo demasiado trabajo, trasmitió la cuota de confianza que el equipo necesita bajo los tres palos.

En el medio, Lucas Biglia colaboró más que Fernando Gago con Javier Mascherano, que es uno de los pilares del equipo argentino. En el tiempo que jugó, Ángel Di María (cuya lesión es una baja muy sensible para la Argentina) mostró el dinamismo y la velocidad de siempre. Su reemplazante, Enzo Pérez, corrió mucho pero con el balón pasó inadvertido. Lionel Messi  persiguió a los rivales como nunca y llevó durante todo el partido la pelota atada. Aunque no recibió mucho juego, fue preciso en los pases, retuvo magistralmente el balón en ofensiva, inició la jugada del gol y sólo quedó en deuda en ese mano a mano final, donde Courtois ahogó el grito sagrado. Lavezzi hizo un gran despliegue pero en ofensiva no tuvo peso, a diferencia de Gonzalo Higuain, que se reencontró con el gol y puso otra pelota en el travesaño. Le hacía falta a la Argentina su voracidad goleadora, que no había encontrado ni en él, ni en el Kun, el protagonismo esperado. El equipo se defendió muy bien, hizo correr la pelota, y, salvo la previsible angustia de los minutos finales, no necesitó desesperarse para conservar la diferencia.

El partido con Holanda

Robben, ArjenSería aventurado formular un pronóstico; son dos grandes equipos y en una semifinal sólo se revela en la cancha lo que puede ocurrir. Holanda arrancó arrasando, goleando 5 a 1 a España. Ese día nos recordó a la famosa naranja mecánica de Johan Cruyff, pero luego en el 3 a 2 con Australia mostró sus debilidades. Logró quebrar a Chile recién en los últimos 15 minutos del partido y a Costa Rica no pudo ganarle en los 120’ de juego. Aunque el triunfo por penales los haya entonado, no se puede decir que vengan de menor a mayor. Se ha vuelto un equipo Robben dependiente, quien más allá de sus simulaciones y zambullidas está jugando en un nivel superlativo, y figuras con Van Persie o Sneijder han quedado opacadas, no por Robben sino por no haber demostrado aún su indudable talento en los momentos claves. ¿Es esa la imagen real del equipo o una caricatura? Cuidado: los gigantes dormidos pueden despertar.

A diferencia del partido con Bélgica no sabemos cómo Alejandro Sabella parará la selección argentina frente a la de Holanda. Lo más probable es que insista con el efectivo 4-3-3 de los últimos partidos, que en realidad es un 4-2-2-2. En lo personal, nos gustaría verlo al Kun (si está en condiciones de reaparecer) junto a Pipita arriba, y un poco más atrás a Messi y a Maxi Rodríguez, mientras mantendríamos el resto del equipo que le ganó a Bélgica, más el regreso de Rojo. Pero hay que ver que tiene el técnico en mente para plantear el partido.

Sin embargo, creo hay tres claves para ganar el partido. Primero, no regalar el terreno, sobre todo en los rebotes o pelotas divididas. Atacar con mucha gente puede ser un suicido frente a un equipo cuyo ataque necesita espacio y velocidad. Segundo, impedir que Robben entre en contacto con la pelota, anticipándolo permanentemente. Si el holandés juega por derecha, Rojo debería ser una estampilla y no arriesgar en ataque, así que habría que deciir quién sustituiría sus corridas en ataque. Tercero, estudiar las jugadas con pelota parada de Holanda, sobre todo las cruzadas, para prevenir sorpresas (de paso, en jugadas en movimiento, observen como Sneijder tiende hacer diagonales enganchando hacia adentro, de izquierda hacia el centro). Por supuesto, si se llegara a los penales, estar preparados para enfrentar a Krul, quien mostró una gran experiencia y supo trabajar a los rivales en el momento decisivo.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.


CRÉDITOS MULTIMEDIA

La primera fotografía de Javier Mascherano frente a los dos gigantes belgas fue tomada del sitio canchallena.com; la segunda corresponde a Getty Images.

¿CÓMO SERÁ ARGENTINA VS. BÉLGICA? (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2014

ADIÓS SUIZA

Seleccion Argentina 01El agónico triunfo argentino ante Suiza unió en un grito a millones de argentinos. La corrida de Messi y su perfecta asistencia fueron coronadas con el remate de zurda de Di María, colocado con precisión quirúrgica al segundo palo. El partido hasta ese momento había tenido un trámite que sugería la definición por penales.

En el primer tiempo Suiza hizo recordar a Irán: todos atrás, achicando los espacios, y más preocupados en defender que en atacar. Pese a ello, y a diferencia del partido con los persas,  Argentina tuvo más movilidad en ataque, sobre todo por Di María en la izquierda y por Lio Messi, que se las ingenió para abrir algunas brechas en territorio relojero. Argentina fue levemente superior aunque los contragolpes suizos pudieron ser letales, en especial un mano a mano que Drmić desperdició, cuando Chiquito Romero había quedado a mitad de camino entre el achique y el arco.

Xherdan Shaqiri fue el mejor jugador de los primeros 45’. Pero en el segundo tiempo fue bien encimado  y perdió protagonismo. Argentina jugó mejor, apoyado en las corridas de Rojo, el despliegue de Mascherano y los intentos de Di María y Messi, pero creó pocas fútboljugadas de riesgo. La celeste y blanca quiso pero no pudo: Suiza, se defendió con 11.

En el alargue el partido no cambió: Argentina proponía y Suiza se cerraba. Salvo unos pocos minutos, la posesión fue toda albiceleste. Algunos se notaban muy cansados -Messi parecía fundido-,  salvo Di María y Mascherano que corrían como al inicio del partido. Quizás fue ese breve descanso lo que le dio fuerza al Diez para el último pique y su maravillosa cesión a san Ángel, para que definiera. Después vino la pelota suiza en el palo nos hizo recordar al de Holanda que, a dos minutos del final, casi nos deja sin el Mundial 78.

HOLA BÉLGICA

El fútbol es un juego misterioso porque los resultados con frecuencia no se apegan a la lógica. Sin embargo, y a riesgo de equivocarme, creo que el partido con Bélgica tendrá mucho del acontecido con Suiza. Ambos son equipos ordenados, duros y disciplinados. Imagino que, salvo los primeros minutos donde saldrá a jugar de igual a igual y a proponer; si no obtiene un gol tempranero antes de los 15’, Bélgica se replegará para jugar de contragolpe, pues no creo que se arriesgue a dejar con espacios a los artilleros argentinos.

Victorio Nicolás Cocco y Marouane Fellaini, dos temidos mediocampistas, grandes cabeceadores y de enorme cabellera
Victorio Nicolás Cocco y Marouane Fellaini, dos temidos mediocampistas, grandes cabeceadores y de enorme cabellera

El belga es un equipo que se arma de atrás hacia adelante: Su arquero es el joven Thibaut Courtois, que en la temporada pasada admiramos en el Atlético de Madrid; con sus casi dos metros de altura a veces parece imbatible. La defensa está liderada por Vincent Kompany, un defensor que no sólo es muy fuerte sino muy rápido, y por Daniel van Buyten. En el mediocampo el gran protagonista es Marouane Fellaini, famoso por su cabellera afro, quien además de manejar muy bien la pelota es un gran cabeceador. Tiene cierto aire a Victorio Nicolás Cocco, aquel recordado volante de Unión y San Lorenzo. Los jugadores desequilibrantes son Eden Hazard, que juega en el Chelsea, y Dries Mertens, de gran habilidad, aunque se pierde por momentos del partido. Entre los delanteros para mí los más temibles son Origi y Lulaku. Bélgica ataca más que Suiza, maneja mejor las jugadas con pelota detenida y sobre todo es muy fuerte de arriba, un déficit de la defensa argentina, incluso por cuestiones de estatura (Bélgica tiene varios jugadores de más de 1,90 metros).

La formación de Sabella es un misterio, pero creo que apostará a un 4-4-2, con un mediocampo con doble número cinco (Mascherano y Gago o Biglia) probablemente junto a Maxi Rodríguez y Di María, que, como en los últimos dos partidos jugará unos metros más atrás. Arriba estarán Messi y si está bien el Kun; si no, estará Higuain que, aunque no ha rendido, tiene intacto el apetito goleador. Sabella sabe que si ataca debe ganar los rebotes pues un contragolpe rival puede ser mortífero. Para penetrar esa muralla, pienso que priorizará ir por abajo, apoyado siempre en los carrileros, y un medio campo más poblado, para abastecer a Messi y al otro delantero, quienes deberán moverse en el frente de ataque mucho más que lo que lo han hecho hasta ahora.

La gran incógnita es cómo responderá la defensa argentina. Sergio Romero se ha ganado su lugar en la valla, pero siguen los cuestionamientos a los centrales, sobre todo a Federico Fernández, posición para la cual muchos prefieren a Martín Demichelis. Creo que Fernández tendrá en el partido, como el resto de la defensa, la oportunidad de consagrarse y mostrar que tiene madera de campeón. Si llega a ser superado, sobre todo en el juego aéreo, Argentina tendrá serios problemas.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.

VALBUENA Y BALBUENA (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2014

Siempre hubo franceses famosos de baja estatura. Se dice que Napoleón Bonaparte medía 1,68 metros, pero seguramente era de menor estatura. Más bajos aún fueron el famoso pintor Toulouse Lautrec, quien sólo alcanzó los 1,52 metros debido a un enanismo hipofisario (enfermedad que produce un crecimiento escaso pero proporcionado) y el extraordinario pianista de jazz Michel Petrucciani, quien debido a una grave enfermedad genética apenas superaba el metro de altura. Pero ahora se ha agregado una perla al collar de los bajitos galos: nada menos que Mathieu Valbuena, el artillero del Olympique de Marsella.

Mathieu Valbuena 02Junto al colombiano James Rodríguez y el tico Keylor Navas, Valbuena se ha convertido en una de las revelaciones del Mundial de Brasil 2014. Posee una gran velocidad, precisión en los pases y un dribbling endiablado. Puede jugar como volante ofensivo o extremo, siempre desequilibrando a la defensa que lucha por frenarlo. Aunque la FIFA dice que mide 1,67 metros, es probable que mida entre 1,62 y 1,64 metros. Su diminuta figura es mucho más pequeña que la de Lio Messi, de reales 1,69 metros de estatura. Le Petit Vélo (“La Pequeña Bicicleta”) es el segundo jugador más bajo del Mundial, sólo superado por “el hijo del viento”, el delantero hondureño Marvin Chávez, de quien oficialmente se informa que mide 1.65 metros. Desde hace años para jugar al fútbol internacionalmente se recomienda una estatura mínima 1,80 metros. Valbuena y Messi son la prueba que en el fútbol no hay reglas o, si las hay, hay muchas excepciones.

Mencho Balbuena 01Valbuena no es un apellido nuevo para los argentinos. Aquellos con buena memoria recordarán al Mencho Balbuena, el extraordinario wing derecho de Independiente. Agustín Balbuena se unió al Rojo en 1971. Integró aquel glorioso equipo que ganó el Metropolitano del ’71 y cuatro Libertadores consecutivas, entre 1972 y 1975. Fue incluido en la selección argentina que participó del Mundial de Alemania de 1974 (donde René El Loco Houseman fue titular en su posición) y vistió la celeste y blanca en 8 ocasiones. Curiosamente el juego de Valbuena y el de Balbuena son parecidos: jugadores rápidos, sumamente peligrosos en ataque por la banda derecha.

Hay una sabrosa anécdota del Mencho surgida en la entrevista que le hizo José María Muñoz, luego de un partido:

–          Balbuena, ¡cómo corrió esta tarde! ¿Cuántos pulmones tiene?

La respuesta del crack santafesino no se hizo esperar:

Uno, como todo el mundo.

El petit francés Valbuena, corre como el otro Balbuena: incansable, deja el alma en la cancha. No sabemos hasta dónde llegará Francia en el Mundial, pero estamos seguros que este apellido seguirá siendo en todas partes sinónimo de entrega y de buen juego.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.

LUISITO, ESTAMOS CON VOS (por Pablo R. Bedrossian)

La suspensión de Luis Suárez, el goleador uruguayo, ha sido uno de los temas más polémicos del Mundial. Mucho se ha escrito con humor, por ejemplo que se tomó literalmente la frase ‘armado hasta los dientes’ y que hay reclamos en la FIFA porque no tiene certificado de vacuna antirrábica; pero, más allá de la inevitable ironía, se han polarizado las opiniones.

Chiellini-muestra-marcas-mordida-Luis-SuarezEl comité disciplinario de la FIFA lo suspendió por nueve partidos internacionales y cuatro meses sin jugar ningún tipo de encuentro. La reincidencia fue el agravante para la condena. Por el contrario, Diego Maradona, en su programa de TV “De zurda” dijo que la sanción es “una vergüenza… ¿por qué no lo mandan a Guantánamo?”

Cada uno tiene sus razones: Si la FIFA predica el fair play y deja impune la mordida cuyas marcas recorrieron el mundo, estaría admitiendo la agresión dentro de la cancha. Como escribió Leonardo Da Vinci, quien no castiga la violencia ordena que se haga.  Algunos aún recuerdan las nefastas prácticas de aquel Estudiantes de La Plata que ganó la Libertadores, donde Bilardo atacaba a sus rivales con alfileres.

Más allá de su vehemencia, Maradona opone dos argumentos a priori legítimos, que merecen ser analizados; el primero “esto es fútbol, es roce”; el segundo la actitud “moralista” de la FIFA con Suárez pero que no aplica en otras agresiones.

CONTACTO ADMITIDO Y CONDUCTA ANTIDEPORTIVA

El fútbol no sólo un deporte de contacto: es principalmente un negocio en el que se mueve mucho dinero. Un resultado mueve millones y las conductas dentro de la cancha se alinean con esos intereses. Si queremos salvar el fútbol, los únicos roces admisibles deben ser aquellos en los que no se observa mala intención. Los accidentes son inevitables, pero una patada premeditada puede arruinar una carrera a un jugador, y no debe de ningún modo quedar impune. No es posible aceptar que se impongan ni los tramposos ni los matones. Tolerarlos es destruir la competencia legítima. Resumiendo, roce sí, deslealtad no.

Maradona Luisito estamos con vos 01Supongo que la mayoría coincide que el mordisco es una actitud antideportiva, un ataque ilegítimo y violento al rival. Pero, creo que el 10 tiene razón en cuanto a que la sanción de Suárez es injusta, pues no se mide a todos con la misma vara y la FIFA ha padecido con frecuencia de ceguera voluntaria. La justicia debe ser igual para todos. No puede ser que, como escribió Orwell, haya algunos más iguales que otros.

Pero creo que con su posición “Luisito estamos con vos” Diego se equivoca, pues legitima la agresión y no va a la médula del asunto: la justicia no pasa por ignorar la violencia sino por castigar severamente a todos los que la practican en forma malintencionada. Esa doble moral de la FIFA no se resuelve siendo indulgente con Suárez, sino castigando con dureza todas las acciones antideportivas detectadas.

Hay soluciones que, por supuesto, no pasan por un quinto árbitro. Hoy la tecnología permite seguir a cada jugador y analizar su comportamiento luego del juego. Por ejemplo, La NBA aplica sanciones tras observar videos de los partidos. Incluso hasta las caídas exageradas son castigadas con fuertes multas, en el intento de evitar fingimientos para obtener una ventaja en forma desleal. Creo que en esa dirección debe buscarse la solución a tanto golpe sin pelota. La tecnología ha llegado para quedarse y el fútbol no es la excepción. Ni el árbitro ni los jueces de línea pueden observar a todos a la vez. Es hora de poner el foco en las soluciones, si no el fútbol volverá a ser una selva, donde ganen los más violentos.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.

¿BRILLARÁ MESSI EN EL MUNDIAL? (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2014

Lionel Messi 01Todos se preguntan si Messi brillará en el Mundial de Brasil. Tras haber ganado el Balón de Oro por cuarta vez consecutiva, en 2013 su nivel futbolístico bajó hasta volverse intrascendente en varios partidos. Si bien todos recordamos su lesión, desde el retorno no logró recuperar su gran categoría, que lo había convertido en el mejor jugador del mundo.  Se barajaron varias causas: problemas de impuestos, deseos de irse del club, cuestiones de contrato, pero se ha hablado muy poco de lo deportivo, donde más probablemente se pueda encontrar la explicación.

Si algo debe llamar la atención es el poco desplazamiento en el campo que Messi ha tenido en el último año. No me refiero a correr al rival cuando tiene la pelota, sino cuando la iniciativa es de su equipo. Si se lo observa sin pelota, generalmente se lo ve caminando; son pocos los momentos de explosión con respecto a los que nos tenía acostumbrados.

Este no es un dato subjetivo. La UEFA ha contratado a Delta Tre, una empresa  italiana que a través de 16 cámaras mide el movimiento de los jugadores, árbitros y balón. Las cámaras transmiten sus datos a un software que realiza los cálculos. De acuerdo a esta tecnología, un jugador recorre en promedio de ocho a 14 kilómetros por partido. En la última temporada, mientras Cristiano Ronaldo recorrió algo más de 9 kilómetros por partido, Messi promedió 7.6 kilómetros. En cuanto a los “piques cortos”, CR7 realizó unos 38 por partido, mientras que Lio unos 25, ambos delanteros a la misma velocidad.

La falta de movilidad, sea para arrastrar marcas y generar espacios o desmarcarse para recibir un pase, hace que el juego de Messi se vuelva predecible: al recibir siempre tiene encima a uno o dos jugadores.

CAUSA PROBABLE

Lionel Messi 02¿A qué se debe? Conociendo el talento del extraordinario jugador rosarino, uno debe pensar que probablemente haya un problema físico. Se lo ha visto varias veces vomitando durante un partido, la última en el amistoso previo al Mundial ante Eslovenia. No es normal que un jugador vomite dentro de la cancha, y menos cuando la temperatura no es muy alta y recorre distancias como las mencionadas para Messi. Los vómitos aumentan la deshidratación que per se produce el esfuerzo físico y provocan la pérdida de electrolitos, sobre todo cloro, sodio y potasio, lo que afecta el rendimiento de cualquier atleta.

Según el endocrinólogo que trató a Messi, Diego Schwarzstein,  la causa no debe buscarse en la GH, (la hormona de crecimiento que recibió hasta los 13 años) pues no deja efectos residuales. En lo personal, como médico, si bien coincido con él, creo que debe continuar la búsqueda de la causa -a pesar que Messi, como dijo, se haya hecho “mil estudios”-, pues nadie vomita porque sí.  Desde luego, pues en estos temas no se puede ser ingenuo, cabe la posibilidad que el origen se haya identificado, pero parar a Messi, que es una máquina de generar dinero, antes del Mundial era un suicidio comercial y lo ocultaron como si fuera secreto de estado.

Pienso que la deshidratación y la pérdida de electrolitos concomitantes pueden ser la causa de la reducción de su movilidad durante los partidos, o más probablemente se esté autolimitando, por temor a vomitar más y deshidratarse. El alto nivel de exigencia física que hoy impone el deporte profesional, requiere al atleta un estado físico y mental perfecto, libre tanto de todo temor como de cualquier malestar.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados. El autor de esta nota es médico cardiólogo


CRÉDITOS MULTIMEDIA

La primera fue tomada de la página http://televisadeportes.esmas.com/futbol/futbolinternacional/315914/suiza-anuncia-amistoso-argentina, donde dice Foto: GETTY IMAGES SPORT

La segunda, fue tomada de la página http://www.rpp.com.pe/2014-03-07-messi-dice-que-tambien-vomita-fuera-de-la-cancha-y-no-sabe-que-le-pasa-noticia_675163.html, donde dice Créditos AFP / Twitter