“EL EXTRAÑO CASO DEL DR. JEKYLL Y MR. HYDE”, EL MISTERIO DEL OTRO YO (por Pablo R. Bedrossian)

Título: “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde”

Autor: Robert Louis Stevenson

Año: 1886

Probablemente se trate de la novela más citada por personas que nunca la leyeron. Su historia ha trascendido más allá del libro y se ha convertido en un emblema de los misteriosos casos de doble personalidad. Es de conocimiento público que el respetado Dr. Henry Jekyll se transformaba en el abominable Mr. Edward Hyde.

UN RELATO COMPLEJO

Escrito tres años después que “La Isla del Tesoro”[1], esta obra no tiene nada de infantil. Nos enteramos de los hechos a través de Mr. Utterson, un flemático abogado que supone que se trata de dos personas distintas: con creciente preocupación intuye que su amigo Harry Jekyll está siendo extorsionado por el temible Hyde.

La verdad se presenta monstruosa no tanto por la transformación física -obtenida mediante una fórmula química- sino por la naturaleza moral del cambio. El propio Jekyll descubre que la droga libera lo peor de su personalidad: no crea nada nuevo, sino que elimina todo freno a los deseos más oscuros que habitan dentro de cada ser humano. En términos freudianos, el ello pierde el filtro del super yo. Además, subsiste algo aún peor: la facilidad con que, una vez saciados los instintos de Mr. Hyde, vuelve a convertirse – sin que el resto lo advierta- en el reconocido Dr. Jekyll.

A medida que avanza la historia todo rasgo de culpa queda suprimido. Escribe el propio Jekyll: “Entonces sentí que debía elegir una de mis dos personalidades. Ambas tenían en común la memoria, pero compartían en distinta medida el resto de las facultades. Jekyll, de naturaleza compuesta, participaba a veces con las más vivas aprensiones y a veces con ávido deseo en los placeres y aventuras de Hyde; pero Hyde no se preocupaba en lo más mínimo de Jekyll… “

Hay quienes proponen que el protagonista padece un trastorno psiquiátrico. Como médico, creo que es una interpretación interesante pero equivocada. No se trata de un trastorno disociativo de la personalidad sino de un cuadro inducido por la ingestión de una sustancia química, bajo la cual el protagonista es plenamente consciente de sus actos.

Detrás del relato se percibe el dilema planteado por el apóstol Pablo en la Epístola a los Romanos: “Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado. Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago”[2]. En la novela esa lucha interior, termina con lo poco que queda.

También se ha dicho que la famosa serie de TV “El increíble Hulk” se ha basado en esta novela. Sin embargo “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde” se encuentra en un plano totalmente diferente. El autor, Robert Louis Stevenson, eleva el tema del alter ego más allá del resultado de una intervención científica o el desdoblamiento de la personalidad: nos confronta con nuestra propia naturaleza: los impulsos, de los cuales con frecuencia nos arrepentimos, y las contradicciones, que muchas veces nos negamos a ver.

© Pablo R. Bedrossian, 2021. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] Nuestro comentario a esa novela puede leerse en

[2] Epístola a los Romanos 7:14-15



Categorías:Comentarios de Libros y Escritores, Confieso que he leído

Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: