MICRURUS NIGROCINCTUS, LA CORAL MÁS FAMOSA DE CENTROAMÉRICA (por Pablo R. Bedrossian)

Serie REPTILES Y ANFIBIOS DE CENTROAMÉRICA

micrurus-nigrocinctus-01

Las corales, agrupadas bajo el género Micrurus, se destacan a simple vista por su vivo color rojo con anillos que entremezclan el negro y el blanco o el amarillo o el naranja. Pertenecen a la familia Elapidae y se encuentran entre las serpientes más temidas, debido a su veneno neurotóxico que produce una parálisis respiratoria y la consiguiente muerte por asfixia.

En Centroamérica existen 16 especies de colores llamativos, pero la más frecuente de observar es la Micrurus nigrocinctus. Visualmente se la reconoce con facilidad cuando su patrón de anillos sigue la secuencia RANA RANA: rojo, amarillo, negro, amarillo, rojo, amarillo, negro, amarillo.

micrurus-nigrocinctus-02

Sin embargo, a veces el amarillo es reemplazado por el blanco o naranja, o sólo presenta sólo dos colores, rojo y negro, tal como hemos hallado en la mayoría de los ejemplares que hemos documentado aquí en Residencial Campisa, San Pedro Sula, Honduras.

micrurus-nigrocinctus-09

Pese a su mala fama, las mordeduras de esta coral son poco comunes. Me comentaba el Dr. Víctor Hernández, especialista en mordeduras de serpientes del Hospital Mario Catarino Rivas, que para él son una rareza. Ocurre que esta serpiente, cuyas hembras llegan a unos 115 cm y los machos a un máximo de 75 cm en estado adulto[1], es “rastrera”, lo que significa que se mueve al ras del piso y rara vez salta. Además, es de hábitos terrestres, no es agresiva y tiene una boca pequeña, por lo que, cuando muerde, lo hace del talón hacia abajo. Como los síntomas de neurotoxicidad no se advierten de inmediato y una vez producidos son muy difíciles de revertir, en caso de evidencia o sospecha de mordedura de coral se debe aplicar suero anticoral antes de 4 horas de producida la mordedura, aunque la persona no presente trastornos clínicos.

micrurus-nigrocinctus-03

A diferencia de otras serpientes venenosas, su cabeza no es triangular; apenas se insinúa un cuello. Generalmente el primer anillo negro cubre el hocico hasta los ojos y no hay foseta loreal[2]. Ese primer anillo negro es seguido por otro amarillo o blancuzco, o  incluso rojizo en el caso de Micrurus nigrocinctus de dos colores, seguido de otro anillo negro.

micrurus-ningrocinctus-02-cabezas
En estos dos ejemplares se observan las diferencias en el segundo anillo: a la izquierda es amarillo y en el de la derecha es rojo

Sus colmillos ubicados en la porción anterior de la boca son pequeños y fijos, no eréctiles, diferenciándose de otras serpientes venenosas.

micrurus-nigrocinctus-04
En este ejemplar muerto y reseco se pueden observar los colmillos no eréctiles ubicados en la parte anterior de la mandíbula superior

Las pupilas, difíciles de ver a simple vista por el pequeño tamaño de sus ojos, son semielípticas; su lengua tiene color negro. El cuerpo es cilíndrico y está cubierto por escamas lisas. Se dice que tiene entre 10 y 24 series de anillos, pero se han observado casos de hasta 29 anillos[3]. En la docena de ejemplares que hemos documentado fotográficamente, el número más frecuente y, a la vez máximo, es de 24 anillos. La cola es corta; en los machos es del 13 a 17% de la longitud total y en las hembras del 8 a 13% de la longitud total.[4]

micrurus-nigrocinctus-06

Es ovípara; coloca de 1 a 14 huevos. Kohler, citando a Roze, dice que las culebritas nacen luego de 70 a 80 días[5]. Se sostiene que es de hábitos crepuscular y nocturno, pero McCranie afirma que es tanto de hábitos diurnos como nocturnos[6].

micrurus-nigrocinctus-08

Se alimenta de otras serpientes pequeñas, lagartijas, anfibios e invertebrados. Nuestro amigo Leonel Marineros escribe que Hobart y Grant encontraron un especimen en cuyo estómago se hallaba una coral casi de su mismo tamaño, y que en el Instituto Clodomiro Picado, el famoso centro de Costa Rica dedicado a la investigación y producción de sueros antiofídicos, alimentan las Micrurus nigrocinctus con ejemplares de Ninia sebae[7].

micrurus-nigrocinctus-07

En cuanto a su distribución, se encuentra desde el sudeste de Oaxaca, en el sur de México hasta la vertiente atlántica de Colombia. Habita en zonas boscosas bajas y elevaciones hasta 1,300 m (en Honduras hasta 1,600 m)[8] y también en zona de cultivos (bananeras, cafetales y palma africana)[9].

Aquí puede observar un video que tomamos en febrero de 2013

FALSOS CORALES

Algunos creen ver corales cuando observan otras especies de colores rojos. En la zona donde vivimos, la principal confusión se da con Lampropeltis triangulum, muy parecida a Micrurus nigrocinctus, pero con un patrón de anillos RNAN RNAN: rojo, negro, amarillo, negro, rojo, negro, amarillo negro.

lampropeltis-triangulum-01
Lampropeltis triangulum

Aquí se puede observar un video de este mismo ejemplar de Lampropeltis triangulum (falso coral):

Hay casos que en lugar del amarillo se presenta el blanco, causando la misma confusión.

lampropeltis-triangulum-02
Otra variante de Lampropeltis triangulum

Aquí se puede observar otro video, que corresponde a este segundo ejemplar de Lampropeltis triangulum (falso coral):

Finalmente hemos conocido a personas que confunden la pequeña e inofensiva Ninia sebae, conocida popularmente como coralillo por sus colores rojo y negro, con una coral de dos colores.

ninia-sebae-01
Ninia sebae

Entre otros falsos corales se incluyen  las especies Pliocercus elapoides y Erythrolamprus minus.

Dice McCranie: “Además de los colmillos no eréctiles en la porción anterior de la boca, M. nigrocinctus se puede distinguir de todas las serpientes colúbricas anilladas hondureñas, excepto Dipsas bicolor, por tener escamas dorsales lisas en 15 filas en todo el cuerpo y sólo dos escamas entre el ojo y la fosa nasal”[10].

OTROS NOMBRES POPULARES

En Honduras: silviara, limlim (en misquito)[11], coral fino, coral del legítimo, bil-ala (tawhaka; en esa lengua indígena significa culebra collar)[12].

© Pablo R. Bedrossian, 2016. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] Savage, Jay M., “The amphibians and reptiles of Costa Rica”, The University of Chicago Press, 2002, p.710

[2] Marineros, Leonel, “Guía de las serpientes de Honduras”, Edición de autor auspiciada por la Dirección General de Biodiversidad (DiBio), Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente, SERNA), Tegucigalpa, Honduras, 2000, p.135

[3] Savage, Jay M., Op. cit., p.710

[4] Savage, Jay M., Op. cit., p.710

[5] Köhler, Gunther, “Reptiles de Centroamérica”, Herpeton, Verlag Elke Köhler, Offenbach, Alemania, 2003, p.281

[6] McCranie, James R., “The snakes of Honduras”, Society for the study of amphibians and reptiles, 2011, p.465

[7] Marineros, Leonel, Op. cit., p.135

[8] McCranie, James R., Op. cit. p.461

[9] Marineros, Leonel, Porras Orellana, Jorge, Espinal, Mario, Mora, José, Valdés Orellana, Leonardo, “Conociendo las serpientes venenosas de Honduras”, Heliconia Ideas y Publicaciones, Honduras, 2012, p.17

[10] McCranie, James R. Op. cit., p.464

[11] Marineros, Leonel, Op. cit., p.135

[12] Marineros, Leonel, Porras Orellana, Jorge, Espinal, Mario, Mora, José, Valdés Orellana, Leonardo, Op. cit. p.17


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías y videos fueron tomados por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos.


BIBLIOGRAFÍA

Bedrossian, Pablo “Serpientes de Residencial Campisa”, Edición de autor, San Pedro Sula, Honduras, 2012

Köhler, Gunther, “Reptiles de Centroamérica”, Herpeton, Verlag Elke Köhler, Offenbach, Alemania, 2003

Marineros, Leonel, “Guía de las serpientes de Honduras”, Edición de autor auspiciada por la Dirección General de Biodiversidad (DiBio), Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente, SERNA), Tegucigalpa, Honduras, 2000

Marineros, Leonel, Porras Orellana, Jorge, Espinal, Mario, Mora, José, Valdés Orellana, Leonardo, “Conociendo las serpientes venenosas de Honduras”, Heliconia Ideas y Publicaciones, Honduras, 2012

McCranie, James R., “The snakes of Honduras”, Society for the study of amphibians and reptiles, 2011

Savage, Jay M., “The amphibians and reptiles of Costa Rica”, The University of Chicago Press, 2002

 

FOTOGRAFÍAS Y VIDEOS:

Todas las fotos y videos fueron tomadas por el autor de esta nota y a él le pertenecen todos los derechos, a excepción de la segunda foto, tomada por mi amigo y vecino Israel García también aquí en Campisa, que he utilizado también como foto destacada.

© Pablo R. Bedrossian, 2016. Todos los derechos reservados.

 

 

 

UNA VISITA AL VOLCÁN POÁS Y LA PAZ WATERFALL GARDENS (por Pablo R. Bedrossian)

DSC08610Si Ud. viaja por negocios a Costa Rica o va de visita y tiene algún día libre, no dude en aprovechar la riqueza más grande del país: su naturaleza.

Si está en San José y sólo dispone de unas pocas horas, le recomendamos visitar Zooave, un interesante parque a unos 30’ del aeropuerto, cuya fauna consiste en mucho más que aves. Lo puede recorrer cómodamente en un par de horas.

DSC08073

Si sólo tiene libre la noche, le recomendamos cenar en El Monasterio, en Irazú. Ubicado en lo alto de una colina, ofrece sorprendentes vistas de la capital. Puede dar un vistazo allí a la pequeña capilla, donde en una de nuestras visitas asistimos a un breve concierto de villancicos dado por una pareja francesa, o descender a su cava, para escuchar música en vivo y pasar un momento relajante en buena compañía.

Pero si tiene un día entero, nuestra sugerencia es una excursión que incluya el Parque Nacional Volcán Poás por la mañana, seguido de un almuerzo y recorrido en La Paz Waterfall Gardens por la tarde. Lo invitamos a conocerlo.

PARQUE NACIONAL VOLCÁN POÁS

Copy of IMG_2786El aeropuerto internacional Juan Santamaría está ubicado en la ciudad de Alajuela, a escasos 18 kilómetros de San José, la capital del país. Alajuela es la cabecera de la provincia del mismo nombre que desde el centro se extiende hacia el norte de la Suiza de Centroamérica. La provincia de Alajuela tiene una bella geografía rural. Es muy rica en agricultura y tiene una importante producción láctea.

DSC08601

Sin embargo, su joya de mayor precio es el Parque Nacional Volcán Poás, ubicado a unos 45 kilómetros al noroeste de San José. Desde esa ciudad, el ascenso hasta allí, con un par de cortas paradas para tomar fotografías, toma unos noventa minutos. Uno encuentra en el sitio distintos hábitats boscosos, destacándose el bosque nuboso y el bosque achaparrado.

DSC08647

Su nombre, Poás, proviene de unas plantas puntiagudas que crecen allí, conocidas como púas.

DSC08637

El parque tiene un territorio de unos 66 km2, y su principal atractivo, desde luego, es su volcán.

LA VISITA

DSC08668Desde el Centro de Visitantes, el camino al volcán muestra una densa vegetación boscosa y numerosas aves.

DSC08652En la zona, donde incluso pueden observarse arrayanes, la planta más famosa es la Gunnera insignis, conocida como sombrilla de pobre, de enormes hojas circulares.

DSC08621

La espesa y diversa vegetación sorprende a lo largo de todo el camino.

DSC08650

El estratovolcán, como se llama a este tipo de volcán de perfil escarpado compuesto por múltiples capas de lava endurecida, está ubicado a 2,700 metros sobre el nivel del mar y tiene tres cráteres. El principal tiene 300 metros de profundidad y un diámetro de 1,320 metros Desde el mirador se observa su famosa laguna, que aparece inmaculada en todas las postales. De extrema acidez (su pH es menor que 1) tiene un característico color turquesa debido a su alto contenido de azufre. La visita al volcán no siempre permite admirarla. Durante la mayoría de los meses una densa capa de nubes cubre el triple cráter del Poás, y se debe tener suerte para observarlo. De pronto sopla un viento y por unos segundos o minutos es posible fotografiarlo, aunque, desde luego, hay días que puede verse sin inconvenientes.

IMG_2786

IMG_2787Los otros dos cráteres son el Von Frantzius, a un kilómetro al norte del cráter principal y el Botos, de 365 metros de diámetro, a un kilómetro al sur del cráter principal, que posee una laguna formada por agua de lluvia estancada y de baja temperatura, por lo que se la conoce como Laguna Fría.

LA PAZ WATERFALL GARDENS

DSC08688Ubicado a unos 20’ del Volcán Poás, y con un entorno donde alternan el bosque lluvioso y nuboso, La Paz Waterfall Garden es un complejo turístico que incluye un hotel, un restaurante para los visitantes, senderos, cascadas y una amplia variedad de especies en hábitats diseñados especialmente para su mejor observación. Comenzamos con el Peace Lodge, de arquitectura ecoamigable; esperamos alguna vez hospedarnos allí.

DSC08691

El camino, bien cuidado, es descendente y ofrece una rica flora a lo largo de todo su recorrido.

DSC08693

Hay pequeñas sorpresas a lo largo del camino, rodeado de cerros cubiertos por una exuberante vegetación.

DSC08715

Primero llegamos al aviario donde se destacan las guacamayas y los tucanes, con los cuales se puede interactuar y tomarse una fotografía.

DSC08704

DSC08725

Luego llegamos al magnífico mariposario, en nuestra opinión aún superior al que conocimos años atrás en Monteverde, Costa Rica. Tiene dos partes: en la primera hay mariposas disecadas, expuestas en cuadros. En la segunda, las mariposas vuelan libremente y pueden ser observadas desde muy cerca en los comederos creados para ellas.

DSC08727

DSC08731

DSC08739

DSC08740

DSC08730

DSC08746

DSC08753

A continuación hay un sector para observar monos. Vimos monos araña (en inglés Spyder Monkey, nombre científico Ateles geoffroyi) y capuchinos (también conocidos como monos cara blanca, en inglés White-headed Capuchin, nombre científico, Cebus capucinus), y un poco más adelante un jardín para ver colibríes. Según las autoridades del parque ha documentado allí 26 especies distintas de estas pequeñas y coloridas aves.

DSC08771

De allí recomendamos pasar directamente al buffet del excelente Restaurante Colibríes. Tras el almuerzo es tiempo de visitar el serpentario, que incluye serpientes venenosas y no venenosas. Aquí compartimos imágenes de un ejemplar juvenil y otro adulto de la especie Bothriechis schlegelii, en inglés conocida como eyelash viper y en castellano víbora o tamagás de pestaña, que -además del intenso color amarillo del adulto- se caracteriza por sus grandes y elevadas escamas de los párpados en forma de púas.

DSC08786

DSC08800

Tras contemplar los ofidios, llegamos a lo que quizás es la zona más admirada, el área de exhibición de los felinos, donde pumas, ocelotes, tigrillos y una familia entera de jaguares cautivan la atención de grandes y niños.

DSC08808

DSC08823

 

DSC08826

DSC08828

DSC08844

DSC08847

Aún nos queda el ranario. A diferencia de otros países de la región, como Honduras, Costa Rica posee ranas venenosas. En el espacio dedicado a los anfibios vimos en libertad al menos dos de estas especies diminutas, la Oophaga pumilio, antes llamada Dendrobates pumilio, en español rana flecha roja y azul y en inglés Strawberry Poison Frog, de color rojizo y extremidades azuladas, y la Dendrobates auratus, en español rana flecha verde y negra, y en inglés Green And Black Poison Frog, con un moteado verde y negro.

DSC08865

Dejando atrás el ranario entramos en la última parte del camino a las cascadas.

DSC08883

Para los que no hemos vivido en una selva, el entorno puede parecernos una jungla.

DSC08877

Vale la pena admirar las cascadas. Aunque no de gran altura o extensión, transmiten una enorme energía.

DSC08882

Hay puentes para observarlas de modo panorámico; en ellos se puede llevar a cabo un truco interesante: si uno mira un punto fijo de la caída de agua durante unos veinte segundos y luego gira la vista a la derecha, tendrá la impresión de que las rocas vecinas a la cascada se están moviendo. Esta trompe l’oeil de la naturaleza es un detalle que no debería perderse.

DSC08881

El regreso a San José toma algo más de una hora. Sin duda regresará cansado, pero feliz de haber estado en un contacto tan íntimo con la naturaleza. Como dicen los ticos, “Costa Rica, pura vida”.

© Pablo R. Bedrossian, 2016. Todos los derechos reservados.


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías fueron tomadas por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos, a excepción de la foto vertical del volcán Poás, tomada por Gareth James,  y las otras dos del volcán, apaisadas, tomadas por Sofa Palaquibay, ambos compañeros de excursión.

 

LA PREVIA DE ARGENTINA – HOLANDA (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2014

Este ha sido el Mundial más parejo. Salvo mi querida Honduras, que perdió todos sus partidos, los equipos supuestamente más débiles salieron a competir de igual a igual a las grandes potencias, sin padecer del pánico escénico de copas anteriores. No hubo cucos, ni nadie ganó con la camiseta.  Por supuesto, Alemania ante Brasil fue la excepción a la regla.

Mascherano - Gigante hay uno soloArgentina, está yendo de menor a mayor. Con Bélgica, su rival de mayor peso, si bien tuvo la fortuna de un gol tempranero, fue un merecido ganador. Se abroqueló muy bien del medio hacia atrás y no se desesperó. La zaga central, que había sido su punto más débil, se mostró sólida, empoderada por el ingreso del experimentado Martín Demichelis. Pablo Zavaleta jugó su mejor partido, y José María Basanta, que reemplazó al suspendido Marcos Rojo, no desentonó, además de responder bien en el juego aéreo. Chiquito Romero tuvo aunque no tuvo demasiado trabajo, trasmitió la cuota de confianza que el equipo necesita bajo los tres palos.

En el medio, Lucas Biglia colaboró más que Fernando Gago con Javier Mascherano, que es uno de los pilares del equipo argentino. En el tiempo que jugó, Ángel Di María (cuya lesión es una baja muy sensible para la Argentina) mostró el dinamismo y la velocidad de siempre. Su reemplazante, Enzo Pérez, corrió mucho pero con el balón pasó inadvertido. Lionel Messi  persiguió a los rivales como nunca y llevó durante todo el partido la pelota atada. Aunque no recibió mucho juego, fue preciso en los pases, retuvo magistralmente el balón en ofensiva, inició la jugada del gol y sólo quedó en deuda en ese mano a mano final, donde Courtois ahogó el grito sagrado. Lavezzi hizo un gran despliegue pero en ofensiva no tuvo peso, a diferencia de Gonzalo Higuain, que se reencontró con el gol y puso otra pelota en el travesaño. Le hacía falta a la Argentina su voracidad goleadora, que no había encontrado ni en él, ni en el Kun, el protagonismo esperado. El equipo se defendió muy bien, hizo correr la pelota, y, salvo la previsible angustia de los minutos finales, no necesitó desesperarse para conservar la diferencia.

El partido con Holanda

Robben, ArjenSería aventurado formular un pronóstico; son dos grandes equipos y en una semifinal sólo se revela en la cancha lo que puede ocurrir. Holanda arrancó arrasando, goleando 5 a 1 a España. Ese día nos recordó a la famosa naranja mecánica de Johan Cruyff, pero luego en el 3 a 2 con Australia mostró sus debilidades. Logró quebrar a Chile recién en los últimos 15 minutos del partido y a Costa Rica no pudo ganarle en los 120’ de juego. Aunque el triunfo por penales los haya entonado, no se puede decir que vengan de menor a mayor. Se ha vuelto un equipo Robben dependiente, quien más allá de sus simulaciones y zambullidas está jugando en un nivel superlativo, y figuras con Van Persie o Sneijder han quedado opacadas, no por Robben sino por no haber demostrado aún su indudable talento en los momentos claves. ¿Es esa la imagen real del equipo o una caricatura? Cuidado: los gigantes dormidos pueden despertar.

A diferencia del partido con Bélgica no sabemos cómo Alejandro Sabella parará la selección argentina frente a la de Holanda. Lo más probable es que insista con el efectivo 4-3-3 de los últimos partidos, que en realidad es un 4-2-2-2. En lo personal, nos gustaría verlo al Kun (si está en condiciones de reaparecer) junto a Pipita arriba, y un poco más atrás a Messi y a Maxi Rodríguez, mientras mantendríamos el resto del equipo que le ganó a Bélgica, más el regreso de Rojo. Pero hay que ver que tiene el técnico en mente para plantear el partido.

Sin embargo, creo hay tres claves para ganar el partido. Primero, no regalar el terreno, sobre todo en los rebotes o pelotas divididas. Atacar con mucha gente puede ser un suicido frente a un equipo cuyo ataque necesita espacio y velocidad. Segundo, impedir que Robben entre en contacto con la pelota, anticipándolo permanentemente. Si el holandés juega por derecha, Rojo debería ser una estampilla y no arriesgar en ataque, así que habría que deciir quién sustituiría sus corridas en ataque. Tercero, estudiar las jugadas con pelota parada de Holanda, sobre todo las cruzadas, para prevenir sorpresas (de paso, en jugadas en movimiento, observen como Sneijder tiende hacer diagonales enganchando hacia adentro, de izquierda hacia el centro). Por supuesto, si se llegara a los penales, estar preparados para enfrentar a Krul, quien mostró una gran experiencia y supo trabajar a los rivales en el momento decisivo.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.


CRÉDITOS MULTIMEDIA

La primera fotografía de Javier Mascherano frente a los dos gigantes belgas fue tomada del sitio canchallena.com; la segunda corresponde a Getty Images.