UTILA, UNA PERLA ESCONDIDA DEL CARIBE HONDUREÑO (por Pablo R. Bedrossian)

Utila es la más pequeña de las islas de habla inglesa que Honduras posee en el Mar Caribe. Por las aguas que la rodean pasa el segundo arrecife coralino más grande del mundo convirtiéndola en un sitio obligado para los amantes del buceo. Sin embargo, sus atracciones no son solo marinas. Lo invitamos a conocer la isla a través de las imágenes y a descubrir cinco actividades que, si Ud. decide visitarla, harán de su estadía una experiencia fantástica.  

Utila 01 DSC04923.JPG

Según el 10Best Readers’ Choice Award 2017[1] del reconocido periódico USA Today, Utila fue declarada el mejor lugar del Caribe para practicar buceo. Junto con Roatán, Guanaja y un conjunto de islotes llamados Cayos Cochinos, sobre los cuales ya hemos escrito[2], conforma un archipiélago paradisíaco rodeado de aguas color turquesa.

Utila 02 DSC04970.JPG

Utila dista unos 29 kilómetros de La Ceiba, la tercera ciudad de Honduras, desde donde parte diariamente un ferry para 300 pasajeros que une el continente con la isla. También se puede llegar por vía aérea en aviones de hasta 25 pasajeros de CM Airlines o Aerolíneas Sosa. La isla tiene 49.3 km2 de superficie y puede recorrerse en un día: su largo es de unos 11 kilómetros y en su sección más ancha alcanza los 4 kilómetros. Además, casi la mitad de la isla es pantanosa y de difícil acceso. La única población la constituye East Harbour, su down town, cuyo eje es una larga calle que bordea el mar.

Utila 03 DSC04719.JPG

Según diversas publicaciones, cuenta con una población de 3,000 a 6,500 personas, pero según los locales, es mayor a 20,000 habitantes. Es un pueblo que vive del turismo y en menor medida de la pesca y la agricultura. Muchos de sus residentes son de origen inglés.

Utila 04 DSC04530.JPG

Siglos atrás fue hogar de indígenas y piratas. La gente es sencilla y amable. Se moviliza a pie, en bicicleta o en mototaxi y vive tranquila y relajada como si no conocieran la palabra estrés. Convive con ella un alto número de turistas extranjeros que tras aprovechar el día en el mar disfruta de su bulliciosa vida nocturna.

Utila 07 DSC04759.JPG

UN RECORRIDO POR LOS MANGLARES

Utila tiene pocas playas. La más popular es la Playa Pública (en inglés Public Beach).

Utila 08 DSC04594.JPG

A pocos metros de ella, cruzando la calle, se abre una laguna de agua salada que puede recorrerse en kayak o en lancha que comunica con un canal llamado Rock Harbour canal, que luego de un largo y precioso trayecto desemboca en el mar.

Utila 17 DSC04846.JPG

Tanto la laguna como el canal están bordeados por mangles, un tipo de arbusto de madera extremadamente dura cuyas largas ramas desarrollan vástagos curvos que crecen hacia abajo y se enraízan en el lodoso suelo de los pantanos. En la isla existen tres variedades: mangle rojo, blanco y negro.

Utla 20 DSC04882.JPG

Los manglares estrechan el canal, cuya profundidad máxima es menor a un metro y medio y en buena parte de su extenso trayecto cuenta con un ancho menor a tres metros. Incluso en algunas secciones los mangles se entrecruzan por arriba formando un túnel por donde el visitante navega.

Utila 19 DSC04888.JPG

Lo invitamos a acompañarnos en una breve parte de la travesía por el canal, viendo este video:

La fauna que se observa en el canal incluye aves y reptiles, siendo la especie más importante la iguana de Utila, conocida como swamper.

Utila 21 DSC04900.JPG

Lo invitamos a observar a esta iguana de cola espinosa en estado salvaje.

Puede pasear por el canal con toda tranquilidad: las aguas son muy calmas y ya no hay cocodrilos en Utila.

EL JADE SEAHORSE HOTEL

Si le gusta el arte, la arquitectura, la creatividad y las curiosidades, no deje de visitar el Jade Seahorse Hotel, ubicado a unos 250 metros adelante del muelle a donde llega el ferry.

Utila 28 DSC05047.JPG

Es creación del artista norteamericano Neil Keller y utiliza diversas técnicas para crear coloridos espacios a diferentes niveles. Una de ellas es el trencadís, una suerte de picadillo hecho a base de piezas rotas de cerámica esmaltada, creación del genial Antoni Gaudí. Es probable que el enorme dragón de la entrada, con un aire al del Parc Güell , sea probablemente un homenaje al insigne arquitecto catalán.

Utila 23 DSC04837.JPG

Los cuartos están distribuidos en pequeñas casas, cada uno con su propia decoración y detalles de buen gusto. Además, cuenta con un bar y restaurante. Es un lugar único es la isla y no se vaya sin recorrer su jardín.

Utila 29 DSC04830.JPG

PUMPKIN HILL

Es el único cerro de la isla; ofrece excelentes vistas panorámicas. Para llegar se puede tomar una mototaxi, más conocidas como tuk tuk, y luego completar un breve ascenso a pie hasta el primer mirador desde donde se observan el alfombrado vegetal de la isla, minúsculas playas de arena y la inmensidad del mar.

Utila 30 DSC04991.JPG

Allí, puede visitar The Lookout Park, un pequeño bosque de libre acceso.

Utila 31 DSC05022.JPG

Luego puede salir del otro lado al segundo mirador, donde, como parte de la hermosa vista, se divisa a lo lejos el downtown. Sin embargo, lo mejor de la vista es el mar besando el intenso verdor tropical.

Utila 32 DSC05026.JPG

Llegar desde el downtown a Pumpkin Hill toma unos quince minutos. La visita puede realizarse en menos de media hora, salvo que Ud. desee explorar la botánica del lugar o contemplar desde allí el amanecer.

IGUANA STATION

La Iguana Research & Breeding Station tiene como propósito preservar y proteger a la iguana endémica de la isla, cuyo nombre científico es Ctenosaura bakeri, el famoso swamper, sobre el cual también ya hemos escrito[3]. Esta especie fue descrita hace más de un siglo por el noruego Leonhard Stejneger, que era investigador del Smithsonian Institute.

Utila 34 DSC04492.JPGLa competencia con otras especies de iguanas de la isla, más grandes y agresivas, parece ser la causa por la cual estas iguanas negras viven exclusivamente en una zona pantanosa poblada de manglares, en un área estimada de 8 km2. Son muy territoriales, al extremo que habitan el mismo sitio (un hoyo de un árbol o una depresión de un árbol hueco) durante muchos años.

Utila 36 DSC044991.JPG

Gracias al esfuerzo del Dr. Gunther Köhler, quien a principios de los ’90 la encontró casi extinta, en 1997 se creó la Iguana Research & Breeding Station (IRBS), un ente autónomo dedicado a la conservación de la Ctenosaura bakeri que es de color gris.

Utila 37 DSC044992.JPG

La entrada a Iguana Station es gratuita. Allí un entusiasta grupo de biólogos y voluntarios trabajan para reproducir la especie en cautiverio y luego liberar los ejemplares jóvenes en los pantanos. En la visita podrá conocer allí a Swampy, el ejemplar más anciano que se conoce, que en la actualidad tiene de 22 años de edad.

Utila 35 DSC04498.JPG

Puede conocer mejor a la senior de las iguanas exclusivas de Utila en este video:

LA ARQUITECTURA DE LAS IGLESIAS

Finalmente hay una interesante arquitectura en los pequeños templos protestantes que vale la pena contemplar.

Utila 38 DSC04570

Varios de ellos sobre la calle principal, parecen injertos llegados de Inglaterra, luciendo pirámides o torrecillas coronadas por cruces en lugar de las típicas cúpulas redondas. Entre las iglesias se destacan la Metodista, la Bautista, la Adventista y la Chruch of God.

Además hay una iglesia católica de curioso diseño para la isla.

Utila 42 DSC04524

CONCLUYENDO

Si no le gusta el buceo, no se preocupe. En Utila encontrará razones más que suficientes para disfrutar fuera del mar.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.


GALERÍA FOTOGRÁFICA

Utila 05 DSC04515

Utila 06 DSC04707

Utila 13 DSC04703

Utila 11 DSC04538

Utila 10 DSC04583

Utila 15 DSC04917

Utila 12 DSC04662

Utila 16 DSC04747

Utila 09 DSC04761.JPG


REFERENCIAS

[1] https://www.10best.com/awards/travel/best-caribbean-dive-site-2017/

[2] Bedrossian, Pablo, “una visita al paraíso: los Cayos Cochinos”, https://pablobedrossian.com/2015/02/22/una-visita-al-paraiso-los-cayos-cochinos-por-pablo-r-bedrossian/, 2015

[3] Bedrossian, Pablo, “Las 7 iguanas de Honduras”, https://pablobedrossian.com/2018/06/22/las-7-iguanas-de-honduras-por-pablo-r-bedrossian/, 2018


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías y videos fueron tomados por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos.

LA CALLE GUIDO: SUS ESCALERAS Y OTRAS CURIOSIDADES (por Pablo R. Bedrossian)

La calle Guido es una de las más distinguidas calles de Buenos Aires. Pero, además de su glamour europeo, tiene en su corto trayecto detalles únicos: esculturas, un aljibe e, incluso, dos tramos con escaleras; es la única calle que cambia de nombre al cruzar la calle Juncal. Descubra en esta nota algunas de las perlas más preciadas de esta refinada vía.

La calle Guido homenajea a Tomás Guido (1786-1866), quien fuera secretario de Mariano Moreno en 1811, amigo personal y compañero de armas del General José de San Martín, Ministro de Guerra del Perú y Embajador argentino en Brasil entre 1840 y 1852[1]. Su tumba se encuentra en el cementerio de la Recoleta. Fue levantada por su hijo, el poeta Carlos Guido Spano, con piedras traídas de la Cordillera de los Andes. Sin embargo, el cuerpo de Tomás Guido ya no se encuentra allí, pues fue trasladado en 1966 a la Catedral Metropolitana[2].

Si caminamos en dirección inversa al tránsito vehicular, podemos decir que la calle Guido es la continuación de la calle Talcahuano. Esta calle, cuyo nombre proviene de una ciudad fortificada en el sur de Chile atacada sin éxito por el General Las Heras durante la gesta libertadora[3]m tras hacer una curva y cruzar la calle Juncal, recibe el nombre de Guido. Justo allí se encuentra la plazoleta Pedro Miguel Obligado, en honor a un jurisconsulto y escritor argentino nacido en 1982 y fallecido en 1967[4]. En un costado hay un café, que cuando el clima lo permite ofrece algunas mesas al aire libre para disfrutar del ambiente parisino de la zona. También, en un ángulo de la plazoleta se encuentra una bella réplica en mármol de la Venus Citerea o Afrodita de Capua, de autor desconocido. El original, que fue esculpido en tiempos del emperador Adriano (principios del siglo II d.C.) y se encuentra expuesto en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles, Italia, es, a su vez, copia de una figura griega realizada en bronce en el siglo IV a. C.[5].

Continuando nuestra marcha por la calle Guido en la misma dirección, encontramos enseguida que la breve calle Parera termina en la mitad de la cuadra derecha. En la esquina siguiente se entrecruzan tres calles: Guido, Montevideo y Uruguay que nace como una diagonal entre las otras dos. Enseguida, la calle Montevideo, al cruzar la calle Juncal hará una curva y se convertirá en paralela de Uruguay. Pero evitemos confusiones y detengámonos en este cruce de múltiples esquinas para observar un aljibe que nace donde se unen Guido y Uruguay. Está ubicado frente a un edificio de siete pisos terminado en 1935 que parece un triángulo trunco, ubicado a la altura de de Guido 1588-98 / Uruguay 1391, obra del arquitecto Carlos Dumas y del ingeniero Alberto Dumas. Se dice que el aljibe es réplica del que la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) colocó frente a su sede, en Mexico 526, pero no hay certeza[6].

Si avanzamos dos cuadras cruzamos la ancha Avenida Callao. Otras dos cuadras más adelante, justo al llegar a Roberto M. Ortiz, la peatonal sobre la cual se ubican los restaurantes de la Recoleta, la calle Guido se vuelve empedrada. A partir de allí luce rodeada de jardines hasta que, unos metros más adelante, choca con el Cementerio.

Sin embargo, Guido no termina en ese paredón. Continúa del otro lado del espectacular cementerio-museo porteño. Renace en la calle Azcuénaga. Una cuadra después cruza la Avenida Pueyrredón, y pocos metros más adelante, empedrada y siguiendo una pendiente ascendente, en su cruce con la calle Luis Agote se levanta sobre ella una de las escasas calles con escaleras de Bs. As.

Se trata de una ancha escalera central, rodeada a ambos lados por miradores que miran al cementerio, a dos niveles. El primero se encuentra a 17 escalones y forma un descanso en el ascenso.

El segundo mirador halla 12 escalones más arriba. Cada mirador presenta anchas balaustradas. Los dos superiores tienen, además, dos enormes jarrones– canteros con altorrelieves alegóricos de niños cargando cestas, a los sendos lados de las escaleras. ‘

La primera escalera de la calle Guido nos permite llegar a una zona elevada, conocida como La Isla. Este sector, cubierto de edificios de muy elevado precio, ocupa una suerte de loma o pequeña colina que se eleva desde la Avenida Las Heras hasta el monumento al General Bartolomé Mitre, y está bordeada por las calles Dr. Luis Agote y Agüero, a las que se desciende a través de las escaleras de la calle Guido.

Teniendo a nuestra espalda la escalera que acabamos de ascender, vemos a nuestra derecha un robusto edificio de líneas rectas que parece tener cinco plantas, separado de la calle por una reja. Forma parte del complejo de la Embajada del Reino Unido (conocida popularmente como “Embajada de Inglaterra”).

Avanzamos hasta la esquina y llegamos a un amplio espacio abierto y apacible, a pesar de ser la confluencia de múltiples esquinas. En su centro se ubica la plazoleta Gelly y Obes, emplazada sobre la avenida General Juan Gelly y Obes, que lleva este nombre desde 1915, en homenaje a quien fuera ministro de Guerra y Jefe del Estado Mayor durante la presidencia de Bartolomé Mitre y continuara sus funciones como general en jefe durante la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento[7]. A la plazoleta desembocan no sólo la calle Guido y la avenida General Juan Gelly y Obes, sino también la calle Galileo y la calle Newton que en su corto trayecto bordea el edificio más importante de la Embajada del Reino Unido, que originalmente fuera el Palacio Madero Unzué, que perteneció a la familia homónima, construido entre 1914 y 1917 por los arquitectos ingleses Walter Basseth-Smith y Bertie Collcutt.

Volviendo a la plazoleta, sobre una columna se erige el busto al General Gelly y Obes, realizado por el escultor italiano Camilo Romairone, quien llegó a la Argentina en 1870 y realizó varios mausoleos del Cementerio de La Recoleta. Este busto, que estaba en la respectiva bóveda del militar, fue donado por uno de sus biznietos en 1965 e inaugurado en la plazoleta en 1972[8].

En la esquina norte de Guido y Gelly Obes se observa una de las veredas más anchas de Buenos Aires.

Luego de detenernos a admirar La Isla desde la plazoleta Gelly y Obes, continuamos por la calle Guido para recorrer su última cuadra. En el camino, saturado de autos estacionados, encontramos a mano derecha la Plaza Luis F. Leloir, que recibe su nombre del médico, bioquímico y farmacéutico argentino ganador Premio Nobel de Química en 1970. Tiene senderos de polvo de ladrillo rojo y bellos jardines de grama.

Si Ud. ingresa a la plaza, al fondo encontrará un mirador que da directamente a la curiosa calle Arjonilla, que es una escalera, y también a la Avenida del Libertador General San Martín, que se encuentra más abajo, descendiendo la loma en la que nos encontramos.

Llegamos así al final de la calle Guido, que es otra escalera que tiene sabor parisino. Vista desde arriba, comienza con una explanada de baldosa cuadriculada. A ambos lados se abren dos escaleras que descienden hacia su confluencia y en el centro una pequeña fuente y un monumento dedicado al médico argentino Antonio F. Piñero, realizado por el escultor argentino Eduardo Lagos.

Es interesante notar que Piñero -reconocido psiquiatra, luego diputado nacional- nació en 1855 y murió en 1921. Sin embargo, una placa que lo recuerda, lleva debajo el nombre del escultor del busto en bronce, Alberto Lagos y las fechas 1885-1960. Entonces, no se trata de las fechas de nacimiento y muerte del homenajeado sino del escultor.

El busto fue inaugurado en 1927[9] y muestra al ilustre galeno con una toga al estilo romano. Se apoya sobre una base de mármol con forma de muro, que a sus lados tiene dos bajorrelieves alegóricos con una cabeza de león entre ambos, de donde fluye el agua hacia la pequeña fuente -que en nuestras visitas siempre hemos visto seca-. Detrás, imponente, se erige como un rectángulo elevado el edificio de la Biblioteca Nacional.

A los lados de las escaleras hay balaustradas que sirven de miradores. Vista desde arriba, la de la derecha está cubierta parcialmente por árboles y plantas y la de la izquierda está despejada.

En ambas se levantan columnas de capiteles dóricos, coronados por cóndores de piedra.

Las escaleras, ambas de 12 escalones, confluyen en una suerte de entrepiso. En el centro está la vista posterior del monumento a Piñero con el busto de espaldas y otra fuente, mucho más pequeña, con una base que remeda la mitad de una concha marina y por encima una cabeza de león por cuya boca debería fluir el agua.

A los lados, las barandas de las escaleras terminan con pequeñas pero regordetas columnas coronadas por canteros.

Desde el entrepiso desciende finalmente una amplia escalinata, también de 12 escalones, hasta la calle Agüero, con dos pequeños muros laterales rematados por otros dos canteros.

ACERCA DE LA ISLA Y EL DISEÑO DE LAS ESCALERAS

Como ya hemos escrito en otro artículo[10], La Isla, con sus aproximadamente 82,000 metros cuadrados, era la quinta de la familia Hale-Pearson. En 1906, la Municipalidad de Buenos Aires decidió comprar los terrenos con el propósito de construir un barrio parque con un belvedere que diera al Río de la Plata. Para ello se contrató “al ingeniero y urbanista francés Joseph Bouvard (1840-1920), Director de Obras y Paseos de París, quién se encargó del trazado de calles, terrazas, escalinatas y del diseño de ‘Plaza Mitre’”[11] que es el otro nombre que recibe La Isla. Bouvard visitó varias veces la Argentina entre 1907 y 1910 y realizó diseños para modernizar Buenos Aires e incluso Rosario[12]. En principio, se atribuye a Bouvard, quien había sido director administrativo en el área de Arquitectura, Paseos y Forestación de París[13], la creación de las cuatro calles con escalares de La Isla: las dos de la calle Guido, la de la calle Copérnico y la de la bella y breve calle Arjonilla.

En La Isla se encuentran la Embajada de Inglaterra y la sede del Ministerio de Seguridad. También, al este, se encuentra el complejo monumental dedicado al Presidente Bartolomé Mitre, inaugurado en 1927, creación de los artistas italianos Davide Calandra (1856-1915), quien ganó el concurso para la obra pero murió antes de finalizarla, y Eduardo Rubino (1871-1954) quien la completó[14]. Desde ese elevado punto de la barranca, se puede observar una loma verde y la bella y ancha Avenida del Libertador.  He leído que en el sitio donde está emplazado el Monumento a Bartolomé Mitre anteriormente había una terraza con escalinatas imperiales y un nicho con una estatua, pero no pude corroborar la fidelidad de la fuente.

© Pablo R. Bedrossian, 2017. Todos los derechos reservados. 


BONUS: VIDEO DE LA CALLE GUIDO, SECTOR SOBRE LA ISLA


REFERENCIAS:

[1] Iusem, Miguel, “Diccionario de las Calles de Buenos Aires”, Instituto Rioplatense de Ciencias, Letras y Artes (IRCLA S.A.), Buenos Aires, Argentina, 1971, p.87

[2] Zigiotto, Diego, “Las Mil y Una Curiosidades del Cementerio de la Recoleta”, Ediciones B, Buenos Aires, 2013, p.109-110

[3] IIusem, Miguel, Op. cit., p.173

[4] Piñeiro, Gabriel Alberto, “Barrios, Calles y Plazas de la Ciudad de Buenos Aires”, Dirección General Patrimonio e Instituto Histórico, Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, 2008, p.306

[5] Gutiérrez, Nicolás Gabriel, “Mármol y Bronce, Esculturas de la Ciudad de Buenos Aires”, Olmo Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2015, p.629.

[6] Corona Martínez, Alfonso, Diario La Nación, Suplemento de Arquitectura, Buenos Aires, Argentina, 23/10/2002, citado en http://www.lanacion.com.ar/443042-selva-en-altura-en-pleno-centro

[7] Iusem, Miguel, Op. cit., p.81

[8] Gutiérrez, Nicolás Gabriel, Op. cit. p.590

[9] Gutiérrez, Nicolás Gabriel, Op. cit. p.591

[10] Bedrossian, Pablo, “La calle Arjonilla”, https://pablobedrossian.wordpress.com/2015/12/19/la-calle-arjonilla-por-pablo-r-bedrossian/

[11] DG en http://diager-arte.blogspot.com/2008/10/una-isla-en-recoleta.html

[12] Liemur, Jorge Francisco y Aliata, Fernando, Diccionario de Arquitectura en la Argentina, Clarín – Arquitectura, Buenos Aires, Argentina, 2004, Tomo a/b, p.180.

[13] Parise, Eduardo en http://www.diasdehistoria.com.ar/content/la-isla-acento-franc%C3%A9s-en-recoleta

[14] Gutiérrez, Nicolás Gabriel, Op. cit. p.593,594


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías y videos fueron tomados por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos.

GUANAJUATO, COLORES Y CALLEJONES (por Pablo R. Bedrossian)

Guanajuato 000

Visité dos veces Guanajuato, capital del estado del mismo nombre. La primera vez fue en 1985 durante un viaje de un mes que hicimos por México con Jorge González. Allí me impresionaron sus túneles, su museo de momias, su arquitectura colonial y su mirador. La segunda fue en la Semana Santa de 2010, luego de haber hecho un curso en el D.F. y haber visitado Taxco con Walter Larralde. En ambas ocasiones percibí lo mismo: la sensación de estar en un lugar diferente, con un majestuoso colorido de día y una misteriosa atmósfera de noche. Los invito a recorrer esta bella ciudad. 

Guanajuato 019

 

Guanajuato 002aUno de los lugares para iniciar la visita es la Iglesia de San Diego. Este templo franciscano debió ser reconstruido varias veces a causa de de grandes inundaciones que lo dañaron gravemente. El actual edificio data de 1784.

En la fachada pueden verse estípites, columnas invertidas, propias del barroco mexicano, conocido como churriguresco, del cual hablaremos un poco más adelante.

El punto de reunión obligado es el Teatro Juárez, una joya arquitectónica inaugurada por Porfirio Díaz en 1903. A pesar de su manifiesto eclecticismo, propio de fines del siglo XIX, se destaca su peristilo de influencia griega en estilo dórico.

Guanajuato 002

En lo alto de la fachada hay ocho magníficas esculturas de bronce que representan a musas de las ciencias y las artes.

Guanajuato 003

En sus bellas escalinatas los turistas suelen sentarse para observar espectáculos callejeros.

Guanajuato 004

En sus alrededores se ven decenas de jóvenes vestidos como juglares medievales. Conforman diferentes estudiantinas que por las noches, animadas con guitarras y canciones, guían a los visitantes por los callejones más importantes de la ciudad.

Aquí un video, de una estudiantina animando al público a participar de una callejoneada.

Guanajuato cuenta con más de 3,000 callejones. Son pequeños pasillos peatonales con y sin escaleras que suben y bajan, y funcionan como conductos que unen casas, comercios y personas.

Guanajuato 008

El más famoso es el Callejón del Beso, uno de los más angostos del mundo. (Para los interesados conocer las calles más estrechas conocidas pueden leer el artículo “Las calles más angostas del mundo” en https://pablobedrossian.wordpress.com/2015/01/17/las-calles-mas-angostas-del-mundo-por-pablo-r-bedrossian )

El autor de esta nota en el Callejón del Beso
El autor de esta nota en el Callejón del Beso

El Centro Histórico, gracias a la red de túneles, no tiene tránsito vehicular. Uno comienza la caminata desde el Teatro Juárez, frente al cual se encuentra el Jardín de la Unión, una bella plaza arbolada. Caminando por la calle Obregón, a mano derecha enseguida aparece la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato.

Guanajuato 011

Guanajuato 011

Frente a ella se abre la Plaza de la Paz, uno de los espacios más bellos de la ciudad.

Guanajuato 012

A ambos lados se levantan construcciones coloniales mientras la calle desciende una suave pendiente.

013 P1320679

Si uno quiere dar una vuelta pequeña, al llegar a la esquina de la calle Juan Valle debe doblar a la derecha y subir en la calle Pocitos. A pocos metros uno se encuentra con uno de los escenarios más típicos de la ciudad: la Universidad de Guanajuato,que fue reformada en estilo arabizante en 1955 (originalmente un seminario jesuita del siglo XVIII) con sus amplias escaleras asimétricas.

Guanajuato 014

Guanajuato 015Guanajuato 016

Un poco más allá, el Templo de la Compañía de Jesús, cuya fachada es un ejemplo del churrigueresco temprano. El churrigueresco es una rama del barroco arquitectónico español que llegó a la América colonial. Su nombre proviene de los Churriguera, una familia de arquitectos cuyos diseños se caracterizaban por sus recargados detalles y la sensación de movimiento que proveían.

Guanajuato 015

Guanajuato 001

No es exagerado decir que en esa reducida área recorrida se encuentran las construcciones más monumentales de la bella Guanajuato.

UN POCO MÁS ALLÁ DE LA PLAZA DE LA PAZ

Bajando un poco más se ingresa a un espacio colonial más popular, poblado de color y movimiento, con patios y pequeñas plazas donde hay cafés, restaurantes y vendedores ambulantes.

020 P1320477 Guanajuato 013a

022 P1320662

LA ALHÓNDIGA DE GRANADITAS

Más adelante nos encontramos con la Alhóndiga de Granaditas, hoy Museo Regional de Guanajuato. Es un enorme edificio de tiempos del virreinato que reúne una interesante colección de piezas coloniales y de la lucha por la independencia de México.

Guanajuato 024 Guanajuato 025

Guanajuato 026
Desde la Alhóndiga se obtienen magníficas vistas de la ciudad.

Guanajuato 027

Poco después, llegamos al bullicioso mercado, en cuyo frente hay un incesante tránsito vehicular.

Guanajuato 029

Guanajuato 030 

LA IGLESIA DE LA VALENCIANA

El lo alto de una colina frente a la ciudad de Guanajuato se erige la Iglesia de San Cayetano, conocida popularmente como la Valenciana, por el nombre de una famosa mina de plata que había en sus cercanías.

De estilo churrigueresco, y construido con una piedra rosada llamada cantera rosa, su interior está ricamente ornamentado, con altar y retablos cubiertos de oro laminado.

Guanajuato 031

Guanajuato 032Guanajuato 033 

EL MIRADOR

La ciudad tiene un magnífico mirador, con una enorme estatua a El Pípila, apodo de Juan José de los Reyes Martínez, símbolo de los mineros guanajuatenses que se sumaron a las huestes de Hidalgo en su lucha por la independencia de México.

Guanajuato 034

Las vistas desde el mirador son espectaculares.

El autor de esta nota en el mirador
El autor de esta nota en el mirador

032 P1320552

Desde el mirador se desciende al centro histórico a través de las estrechas escalinatas de coloridos callejones. Una experiencia imperdible.

Guanajuato 037

EL MUSEO DE MOMIAS

Otra de las joyas de Guanajuato es su museo de momias. Debido a la extrema sequedad del suelo, las tumbas conservan en excelente estado a los cuerpos enterrados allí. Su presentación, elegante y cuidadosa, evitan el horror que para algunas personas presupone contemplar a los muertos.

Guanajuato 038

Guanajuato 039Guanajuato 040  

LAS CALLEJONEADAS

Los callejones le dan a Guanajuato una atmósfera única, la de un submundo escondido del cual uno emerge al descender las escaleras e ingresar al resto de la ciudad. Tanto de día como de noche vale la pena recorrer los que están cerca del centro histórico.

Guanajuato 009

Guanajuato 041 Guanajuato 042

Entre otros, se encuentra el legendario “Callejón del Beso”, a dónde las parejas acuden a sellar su amor.

039 P1320779

Por las noches, las estudiantinas o tunas, pequeños grupos de jóvenes vestidos con sus típicos trajes medievales guían a los turistas por diferentes callejones, mientras cuentan historias o cantan acompañados de sus instrumentos.

Guanajuato 043

Aquí dos videos de las famosas callejoneadas nocturnas organizadas y conducidas por las estudiantinas.

SEDE DEL FESTIVAL CERVANTINO

Guanajuato es la Capital Cervantina de América, título otorgado por la UNESCO. Allí se realiza anualmente el Festival Cervantino, obviamente en honor al creador de El Quijote de la Mancha.

P1320671

ALGUNAS IMÁGENES MÁS PARA VIAJAR CON LA MIRADA

063 P1320748

Guanajuato 044

Guanajuato 045

Guanajuato 046

Guanajuato 046

Guanajuato 047P1320408 053 P1320488
053 P1320578

059 P1320661

054 P1320584 055 P1320590

062 P1320686062 P1320685066 P1320618 067 P1320610

058 P1320647

 © Pablo R. Bedrossian, 2015. Todos los derechos reservados.


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías y videos fueron tomados por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos.