LA PREVIA DE ARGENTINA – FRANCIA (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2018

Salvo algunos periodistas que jamás reconocerán sus errores y unos pocos anti-Messi (¿no serán ellos los verdaderos pechos fríos?), tras la clasificación ante Nigeria los argentinos pasaron del desastre a la gloria. “Es otro equipo” me escribió en medio del partido un querido amigo que había denostado a Messi. ¡No! Es el mismo equipo, pero jugando con otra actitud.

Lo que pasó tras la goleada de Croacia es un misterio. De la supuesta trompada de Pavón a Mascherano denunciada por Carusso Lombardi al pedido de los jugadores para que Sampaoli no dirigiera al equipo en el tercer partido (según una alerta de Clarín Digital, luego eliminada), se tejieron toda clase de especulaciones. Solo hubo tres certezas: la concentración parecía un velorio, había un quiebre en la confianza entre jugadores y cuerpo técnico, y el famoso juramento, con Messi a la cabeza, para dejar la vida en el partido decisivo. Cumplieron.

Muchos dicen “ahora empieza el verdadero Mundial”. ¿Es cierto? Sea su continuación o el verdadero Mundial, la argentina no es otra selección; es la misma, y aunque ahora tiene certezas, si no trabaja sus dudas puede volver a caer, pero en forma definitiva. No habrá segundas oportunidades.

Resultado de imagen para argentina nigeria triunfo

QUÉ SE DEBE CIUDAR

Antes del Mundial escribimos un artículo titulado “Se viene el Mundial: La Selección Argentina frente a Tres Fantasmas”[1]. Allí señalamos tres aspectos que Argentina debía corregir: la Messi-dependencia, las contradicciones de Sampaoli y la picardía criolla, manifestada en los agarrones en el área y las simulaciones. No queremos presumir, pero recuerden a Lio perdido contra Croacia y el mal juego resultante, la crisis con el cuerpo técnico  y el penal cobrado a Masche. En mi opinión siguen siendo asignaturas pendientes, y si no se atienden, frente a Francia puede ocurrir lo mismo.

Además, la defensa sigue mostrando debilidad; del lado de Mercado los nigerianos penetraron varias veces con facilidad.  Vemos también una preocupante falta de movilidad en el ataque, que solo sale de la monotonía cuando el que juega es Messi o cuando Pavón busca el desborde. De paso, es un misterio por qué no arranca de titular, pues vimos a ese gran jugador que es Di María perdido durante los tres juegos.

Hemos expuesto lo futbolístico, pero también debe cuidarse el equilibrio emocional. El liderazgo que no hubo en los dos primeros partidos, apareció en el tercero y no provino del técnico, sino de los jugadores. En ese sentido, el peso de los históricos, y más precisamente de Lio y Masche, debe respetarse. Desde luego hay riesgos, pero más peligroso es volver hacia atrás.

QUÉ SE PUEDE POTENCIAR

Resultado de imagen para argentina nigeria armani

En Franco Armani al fin la Selección Argentina encontró su arquero. Contra Nigeria trasmitió la seguridad que el equipo necesitaba. También fue efectivo jugar con línea de cuatro. Frente a Francia, volver al esquema defensivo preferido de Sampaoli, la línea de tres, sería un suicidio. En el mediocampo Banega se ganó un lugar, no solo por apoyar al Jefecito en la marca sino por la precisión y velocidad para hacer circular la pelota. Messi tuvo un primer tiempo fantástico. El control del balón en su gol demuestra que toda su categoría puede sorprender en cualquier momento. El Pipita Higuaín, aunque no acertó en la que tuvo, tiene un peso físico en el área que el Kun no tiene, y así como los nigerianos tuvieron que aguantarlo, van a tener que sufrirlo los franceses. Podrá errar goles, pero nunca baja los brazos y no se deja intimidar.

Por sobre todo, hay que potenciar lo psicológico. El gol de Rojo quebró no solo un marcador sino la creencia del “no se puede”. La Selección Argentina se demostró que, poniendo toda la carne al asador, no existe lo imposible. Si va a morir, que sea de pie, pero se ha demostrado a sí misma que su límite no es el juego del rival sino sus propias convicciones y sabe que ahora, no puede renunciar a ellas.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] https://pablobedrossian.com/2018/06/09/se-viene-el-mundial-la-seleccion-argentina-frente-a-tres-fantasmas-por-pablo-r-bedrossian/

TODOS CONTRA MESSI (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2018

Un viejo chiste decía que la competencia entre Cristiano Ronaldo y Lionel Messi se reducía a una disputa teológica: cristianos versus mesiánicos. Y aunque parezca una broma, la afición futbolera argentina ve en Messi un salvador, un mesías, al que, cuando no cumple con sus expectativas, lo quiere crucificar.

Resultado de imagen para messi png seleccion duda

Lejos está de mí hacer una comparación blasfema, pero señalar un culpable ofrece la oportunidad de descargar sobre él toda la furia. Quizás sea por eso que muchos que hoy denostan a Messi se olvidan de sus tres milagrosos goles frente a Ecuador, que nos clasificaron al Mundial de visitantes y arrancando en desventaja. O quizás padecen de amnesia sobre su decisiva participación para llegar a la final del Mundial de Brasil. ¿Es justo que solo se le exija a aquel que hace? ¿Por qué no señalar a los que padecieron también esa irritante modorra futbolera?

Resultado de imagen para seleccion argentina

¿No son la dirigencia, el cuerpo técnico y los jugadores igualmente responsables del fracaso deportivo? A menos que el cuerpo técnico esté pintado, ¿no le cabe ninguna responsabilidad? ¿Y a los otros jugadores? Argentina frente a Croacia venía jugando un partido parejo hasta que la descabellada canchereada de Caballero la puso contra las cuerdas. La falta de reacción anímica y futbolística demuestran que la responsabilidad es colectiva.

Resultado de imagen para seleccion argentina sampaoli

Rara vez el fútbol da una revancha tan pronto, como la del martes próximo ante Nigeria. Responsabilidad significa estar dispuesto a pagar la cuenta. Esa deuda pendiente puede ser saldada el martes ante Nigeria. Que todos -dirigentes, cuerpo técnico y jugadores- muestren de lo que están hechos. Y si pierden, que lo hagan con dignidad, dando todo por la camiseta, como Messi lo ha demostrado en muchas otras ocasiones.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.


NOTA:

Inmediatamente después de la publicación de esta nota, nuestra amiga Mabel Raspanti, de Argentina, me envió una imagen que deseo compartir. Refleja esa actitud que tanta falta nos hace:

CÓMO PUEDE ARGENTINA VENCER A ALEMANIA (por Pablo R. Bedrossian)

Seleccion Argentina 01Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2014

Una final es siempre impredecible. La goleada de Alemania a Brasil y la victoria de Argentina por penales a Holanda no son comparables ni sirven de referencias. A la final llegan once contra once en igualdad de condiciones, y los logros anteriores quedan sepultados en el pasado. Desde luego, no se puede ser ingenuo. Se juega de dos modos: fiel al propio estilo y a la vez previniendo el juego del rival.

Alemania demolió a un Brasil que quiso salir a atacarle. Lo mismo le pasó a Argentina en el Mundial 2010. Por eso nos imaginamos un planteo similar al que Sabella utilizó contra Holanda: A la hora de defender un 4-4-2; a la hora de atacar un 4-2-2-2 de modo de no adelantar todo el equipo y más bien apostar al contragolpe y a las jugadas con pelota detenida.

Alejandro Sabella 01Los primeros 20’ definirán el partido. Imagino que Alemania saldrá a proponer y Argentina a esperar, y a no desesperar. Si se neutraliza en esos minutos el ataque teutón, la copa puede quedar en Sudamérica. ¿Qué hay que cuidar? Alemania tiene sus mejores jugadores de la mitad hacia arriba. Aunque a veces abusan en el traslado de la pelota, Khedira y Özil son los generadores de fútbol. El primero ya brilló y el segundo puede despertar. Anticiparlos no es una opción: es una necesidad. Son quienes junto a los “carrileros”, en especial el derecho, Philipp Lahm, crean el juego para que dos bestias goleadoras como Klose y Müller sacudan las redes contrarias. En vista de esta potencia ofensiva no sería absurdo jugar con cinco defensores porque, desde luego, Alemania no es Irán. Además, hombres como el mencionado Lahm, Boateng y Bastian Schweinsteiger son hábiles con la pelota, entonces la primera barrera debe ser los delanteros argentinos, que deberán correr como nunca para tapar la salida germana.

Chiquito Romero 01En caso que Alemania convierta un gol en esos primeros minutos, Sabella deberá tener listo un Plan B más ofensivo, pero si no, Alemania ha demostrado que es vulnerable atrás (recuerden los partidos contra Ghana y Argelia) sobre todo cuando se la contragolpea, una especialidad de los jugadores argentinos. Alguien puede decir que esta estrategia es suicida, pero funcionó contra Holanda. No sólo fue un planteo inteligente de Sabella sino el único que se podía realizar en vista del juego de los queseros.

Si la pelota no entra, Alemania puede impacientarse y arriesgar más, dejando espacios para el contraataque. Para que la albiceleste aproveche esa circunstancia hacen falta dos cosas: que la primera línea de cuatro, la de los volantes, no se retrase mucho (cuando lo hizo, dio lugar a  los mejores minutos de Holanda en el partido anterior); la segunda es que se ganen la mayor parte de los rebotes y las pelotas divididas. No temamos: Los resultados del Barcelona en 2013 y 2014 confirman que un alto porcentaje de posesión no guarda relación con el resultado.

Desde luego, Alemania es muy fuerte con pelotas aéreas, por ello es muy importante no desconcentrarse y que cada uno atienda su marca, tanto en córners como en pelotas cruzadas. Esperamos que Messi tenga una tarde de aquellas, que Mascherano siga siendo el gladiador que inspira a todos y que la defensa se mantenga como la muralla impenetrable detrás de la cual todavía está Chiquito Romero para parar lo que venga. Aunque Neuer es un gran arquero, no me sorprendería una definición por penales, y en ella, una Argentina campeona.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.

ARGENTINA: MÁS DUDAS QUE CERTEZAS (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2014

Nadie crea que me alegra escribir lo que escribo. Todo lo contrario: me duele. Pero sería hipocresía pensar que un triunfo, este agónico triunfo, puede ahuyentar las dudas. Si san Messi no hubiera aparecido para hacer uno de sus milagros, ¿cuál hubiera sido el balance de la Selección Argentina tras partido contra Irán?

Messi y su gol ante IranNo cabe duda que Sabella puso lo mejor que tenía. Eligió jugadores para un planteo más ofensivo, de acuerdo a la fórmula que mejoró el juego en el segundo tiempo contra Bosnia-Herzegovina. Pero no alcanza con poner a los “cuatro fantásticos” sino disponerlos en un esquema de juego capaz de generar ventajas.

Irán planteó bien su partido y Argentina mal. ¿O acaso era una sorpresa el 7-2-1 del equipo persa? Desde mucho antes de la pitada inicial se sabía que saldría a defenderse,  pues es un hecho indiscutido que jugadores como el Kun, Lio o el Pipita cuando tienen espacios son letales. Entonces, ¿qué planificó Sabella para quebrar ese cerco?

Atacando la Selección Argentina fue un equipo predecible. Hizo recordar al último Barcelona, con mucha posesión y poca profundidad. La delantera se vio estática. La mayoría coincide en que la falta de movilidad hace fácil presa al delantero, pues el defensor, de frente a la pelota, siempre lo anticipa. No vimos ninguna táctica para arrastrar marcas, crear espacios o piques al vacío. Además, la parsimonia de Gago y Mascherano para pasar la pelota le quitó todo tipo de sorpresa. Como si esto fuera poco, los albicelestes tendieron a lateralizar mucho el juego, sobre todo del lado de Zabaleta, quien, pese a su gran despliegue, no logró terminar bien ninguna jugada.

En el primer tiempo Argentina llegó con tres cabezazos desviados (dos de ellos peligrosos), más una entrada de Higuain y un remate de Agüero, que fueron neutralizados por el arquero. En el segundo periodo el contraataque iraní fue más punzante que el ataque argentino; si no fuera por “Chiquito” Romero, aún estarían celebrando en Teherán. Esto nos propone un segundo tema: ¿cuán sólida es la defensa argentina? No creo que se trate del número de defensores (tres deberían ser suficientes para controlar a dos atacantes) sino de su sincronización. Aunque Argentina fue poco atacada, la última línea parece su talón de Aquiles.

Se dice que en el fútbol de hoy, tan parejo y competitivo, dos factores hacen la diferencia: las individualidades y las jugadas preparadas. Para hacer pesar las individualidades, ¿no debería haber mayor movilidad de la ofensiva y una mayor velocidad en la rotación de la pelota? Sabella tiene mucho trabajo por delante, porque sería absurdo esperar resultados distintos haciendo lo mismo. Si no, Argentina va a seguir dependiendo de una genialidad de Messi, lo cual a esta altura es pedir demasiado, o de una jugada preparada, de las que aún no hemos visto.

Un párrafo para don Julio Grondona, que se equivocó groseramente en sus declaraciones. No puede quitarle el mérito a Lio Messi en el gol y menos atribuirlo a la retirada de Maradona. Sin duda existe un gran resentimiento entre el ex jugador argentino y el eterno presidente de la AFA, pero un incendio no se apaga con nafta.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Fotografía de AFP, tomada del sitio: http://www.eluniverso.com/deportes/2014/06/21/nota/3130421/argentina-enfrenta-iran-grupo-f-mundial-brasil-2014-previa

 

¿BRILLARÁ MESSI EN EL MUNDIAL? (por Pablo R. Bedrossian)

Serie MUNDIAL DE FÚTBOL 2014

Lionel Messi 01Todos se preguntan si Messi brillará en el Mundial de Brasil. Tras haber ganado el Balón de Oro por cuarta vez consecutiva, en 2013 su nivel futbolístico bajó hasta volverse intrascendente en varios partidos. Si bien todos recordamos su lesión, desde el retorno no logró recuperar su gran categoría, que lo había convertido en el mejor jugador del mundo.  Se barajaron varias causas: problemas de impuestos, deseos de irse del club, cuestiones de contrato, pero se ha hablado muy poco de lo deportivo, donde más probablemente se pueda encontrar la explicación.

Si algo debe llamar la atención es el poco desplazamiento en el campo que Messi ha tenido en el último año. No me refiero a correr al rival cuando tiene la pelota, sino cuando la iniciativa es de su equipo. Si se lo observa sin pelota, generalmente se lo ve caminando; son pocos los momentos de explosión con respecto a los que nos tenía acostumbrados.

Este no es un dato subjetivo. La UEFA ha contratado a Delta Tre, una empresa  italiana que a través de 16 cámaras mide el movimiento de los jugadores, árbitros y balón. Las cámaras transmiten sus datos a un software que realiza los cálculos. De acuerdo a esta tecnología, un jugador recorre en promedio de ocho a 14 kilómetros por partido. En la última temporada, mientras Cristiano Ronaldo recorrió algo más de 9 kilómetros por partido, Messi promedió 7.6 kilómetros. En cuanto a los “piques cortos”, CR7 realizó unos 38 por partido, mientras que Lio unos 25, ambos delanteros a la misma velocidad.

La falta de movilidad, sea para arrastrar marcas y generar espacios o desmarcarse para recibir un pase, hace que el juego de Messi se vuelva predecible: al recibir siempre tiene encima a uno o dos jugadores.

CAUSA PROBABLE

Lionel Messi 02¿A qué se debe? Conociendo el talento del extraordinario jugador rosarino, uno debe pensar que probablemente haya un problema físico. Se lo ha visto varias veces vomitando durante un partido, la última en el amistoso previo al Mundial ante Eslovenia. No es normal que un jugador vomite dentro de la cancha, y menos cuando la temperatura no es muy alta y recorre distancias como las mencionadas para Messi. Los vómitos aumentan la deshidratación que per se produce el esfuerzo físico y provocan la pérdida de electrolitos, sobre todo cloro, sodio y potasio, lo que afecta el rendimiento de cualquier atleta.

Según el endocrinólogo que trató a Messi, Diego Schwarzstein,  la causa no debe buscarse en la GH, (la hormona de crecimiento que recibió hasta los 13 años) pues no deja efectos residuales. En lo personal, como médico, si bien coincido con él, creo que debe continuar la búsqueda de la causa -a pesar que Messi, como dijo, se haya hecho “mil estudios”-, pues nadie vomita porque sí.  Desde luego, pues en estos temas no se puede ser ingenuo, cabe la posibilidad que el origen se haya identificado, pero parar a Messi, que es una máquina de generar dinero, antes del Mundial era un suicidio comercial y lo ocultaron como si fuera secreto de estado.

Pienso que la deshidratación y la pérdida de electrolitos concomitantes pueden ser la causa de la reducción de su movilidad durante los partidos, o más probablemente se esté autolimitando, por temor a vomitar más y deshidratarse. El alto nivel de exigencia física que hoy impone el deporte profesional, requiere al atleta un estado físico y mental perfecto, libre tanto de todo temor como de cualquier malestar.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados. El autor de esta nota es médico cardiólogo


CRÉDITOS MULTIMEDIA

La primera fue tomada de la página http://televisadeportes.esmas.com/futbol/futbolinternacional/315914/suiza-anuncia-amistoso-argentina, donde dice Foto: GETTY IMAGES SPORT

La segunda, fue tomada de la página http://www.rpp.com.pe/2014-03-07-messi-dice-que-tambien-vomita-fuera-de-la-cancha-y-no-sabe-que-le-pasa-noticia_675163.html, donde dice Créditos AFP / Twitter