SAM THOMAS LONGFORD ROBSON CANTA “DÉJALO A DIOS ACTUAR” (por Pablo R. Bedrossian)

Sam Thomas Longford Robson 03Presento la extraordinaria versión vocal de “Déjalo a Dios actuar” por Sam Thomas Longford Robson. Escribí la canción en 1984, y a pesar del tiempo transcurrido, sigue siendo la más conocida y la más grabada. Sin embargo, esta no es una versión más. Por primera vez uno de mis temas es interpretado por un cantante de alcance global cuyo original estilo infunde belleza, paz y sentimiento.

El maravilloso arreglo de Sam Robson, cuyo único instrumento es su propia voz regrabada en múltiples canales, crea una armonía excelsa, como si fuera un anticipo del Cielo para gozar en la Tierra. Los invito a escucharla cerrando sus ojos y dejando que la música fluya. Será una experiencia que, sin duda, inspirará y bendecirá sus vidas. escúchala haciendo click en:

QUIÉN ES SAM THOMAS LONGFORD ROBSON

Sam Thomas Longford Robson 02Sam Thomas Longford Robson vive en Londres, Inglaterra, pero su música hoy llega a todos los rincones del planeta. Con apenas 23 años, este joven de cabello ensortijado y vestimenta relajada es uno de los más fenomenales músicos del siglo XXI, a partir de sus arreglos vocales a cappella: música creada exclusivamente por la voz humana sin acompañamiento musical alguno.

Su perfecta afinación y su asombroso sentido armónico le permiten hacer increíbles arreglos vocales de himnos tradicionales evangélicos, canciones de los Beatles, covers perfectos de los Take 6 o temas de Booby McFerrin. Para tener una medida del impacto que su música tiene, basta examinar algunas cifras: al escribir esta nota, su versión de “I Need Thee, O I Need Thee” en Youtube llevaba más de 1,500,000 de reproducciones y la de “How great thou art” (conocida en español como “Cuán grande es él”), 1,000,000.

Además de su singular talento artístico, para la difusión de su música ha sido decisivo el uso que ha hecho de las redes sociales. Popularizó en Youtube el formato de cuadros simultáneos con cada una de las voces para presentar una canción. Solo o con amigos, su imagen se multiplica del mismo modo que las notas de los complejos acordes con que nutre sus armonías.

Nacido y educado en Inglaterra -estudió en la Goldsmiths University, especializada en la enseñanza y la investigación de aspectos no tradicionales, como creatividad, arte y cultura-, a todas sus virtudes agrega una muy especial, su fina sensibilidad humana. Trabajar con él a la distancia fue un placer. Siempre dispuesto a mejorar y corregir, aceptó el desafío de cantar en castellano, una lengua que le es totalmente ajena. Con una generosidad extraordinaria, sabiendo que toda la música que comparto es gratuita, por su trabajo sólo me pidió una colaboración simbólica, un gesto que lo eleva y muestra que dentro de tan magnífico artista hay un maravilloso ser humano.

“Déjalo a Dios actuar”es la primera canción que interpreta íntegramente en español. ¡Gracias, Sam Thomas Lognford Robson, por tu arte!

© Pablo R. Bedrossian, 2015. Todos los derechos reservados.

HOMENAJE A OSCAR ALLENDE Y SU BANDA “PUEBLO DE DIOS” (por Pablo R. Bedrossian)

INTRODUCCIÓN

Oscar Allende
Oscar Allende

La música cristiana, sea rock, pop o góspel, ha crecido enormemente en Argentina. Es un movimiento joven, iniciado a principios de los ’70, movido por un profundo sentido de misión y una alta capacidad creadora.

25 años después de su inicio llegó desde México el movimiento de “alabanza y adoración” que encerró dentro de los templos buena parte de esa energía evangelizadora.

Llevó muchos años recuperar la visión de un mundo necesitado de fe para que las bandas resurgieran. Hoy conviven una

Rabito y Pueblo de Dios en sus inicios
Rabito y Pueblo de Dios en sus inicios

música “puertas adentro” con otra “puertas afuera” que tienen como propósito exaltar a Dios y proclamar que hay esperanza.

En este movimiento pendular, muy pocas bandas subsistieron sin perder de vista su razón de ser. Probablemente la más destacada, y a la vez la más querida, ha sido Pueblo de Dios, la banda que Oscar y Nora Allende conformaron desde el principio con Rabito y que, tras la partida de éste a los Estados Unidos, continuó su labor liderado por este matrimonio que se ganó el cariño de todos.

LA PREHISTORIA: Música, fe y amor para toda la vida

Tesoro “arqueológico”: a la izquierda Oscar Allende y al lado suyo, adelante, Rubén Lacrouts.
Tesoro “arqueológico”: a la izquierda Oscar Allende y al lado suyo, adelante, Rubén Lacrouts.

Oscar Allende nació el 19 de enero de 1950. A los 17 años, siempre como bajista, formó su primer banda junto al guitarrista Ruben Lacrouts. Dos años después conoce a Juan Carlos Fernández , excelente baterista y cantante, que luego sería conocido como Rabito.

En 1970, Oscar Allende, Juan Carlos Fernández y Rubén Lacrouts forman parte de “Solvente”, un grupo que se popularizó por un comercial televisivo, cuyo título era el eslogan de una campaña publicitaria de las naftas de YPF: “Y Péguele Fuerte”. El tema se puede escuchar en http://youtu.be/CPumR0bTd0A

007 Oscar Allende - Solvente¿Quieren ver a Oscar Allende y Rabito cantando cuando integraban el conjunto “Solvente”? Los encuentran en http://youtu.be/7Sztiw09mkQ. Gracias Producciones Gato Salvaje por compartirlo (gatosalvaje64 en Youtube)

En 1972, Juan Carlos Fernández viaja al exterior y Oscar Allende queda trabajando como bajista para músicos populares de aquella época como Donald, Sergio Denis, Tormenta y otros. En 1973 Juan Carlos regresa a la Argentina y con el seudónimo de Rabito inicia su carrera como cantante. Junto con Oscar recorren los escenarios de Argentina y Latinoamérica hasta que en 1981 llegan al evangelio a través de la milagrosa curación de un cáncer del papá de Oscar y deciden seguir a Jesús.

Nora y Oscar Allende junto a Rabito
Nora y Oscar Allende junto a Rabito

Oscar y Nora Allende conocen el evangelio en diciembre de 1981; tres meses después llevan a los pies de Cristo a su amigo Kuki, Juan Carlos Fernández, más conocido como Rabito, y poco después a Chaplito, como con cariño llaman a Rubén Lacrouts.

El mensaje de Dios transforma totalmente sus vidas y las de sus familias. Les da un nuevo camino y un nuevo propósito por el cual vivir.

En un diálogo telefónico, Rubén Lacrouts me contó que conoció el evangelio a través de Oscar: Durante el descanso de una presentación  en Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA), Oscar le habló del cielo y del infierno. Como Rubén había visto la cura milagrosa del papá de Oscar, para quien los médicos auguraban una muerte segura, no dudó en decidir seguir a Cristo; su fe sigue viva hasta el día de hoy.

EL NACIMIENTO DEL AMOR, Y LA FE PUESTA A PRUEBA: Superando lo insuperable

Nora y Oscar Allende
Nora y Oscar Allende

Nora “Pochi” de Allende, nos cuenta como nació ese amor eterno que siempre se tuvieron con Oscar:

“Fue en 1972. Oscar venía de grabar en Odeón con Rubén Lacrouts y Lucas Apestegui, todos integrantes de Solvente . Fueron al cumpleaños de un amigo en común. Yo no los conocía pero en seguida pegamos buena onda con todos. Nos divertimos y cantamos un montón y quedamos que al sábado siguiente vengan a mi cumple …Con mi hermana comentábamos qué bueno sería que vengan; yo pensaba que sólo dijeron que sí por compromiso. Mi sorpresa fue grande al verlos llegar a Oscar con  Rubén , y nunca más nos separamos . Tres años después nos casamos; yo tenía 20 años…”

Oscar y Nora Allende junto a sus hijos Melina, Anabella, Rodrigo, Mariano y el resto de la familia
Oscar y Nora con sus hijos Melina, Anabella, Rodrigo, Mariano y familia

“…Cuando tenía 22 nació Melina, a los dos años nació Anabella, y dos años después nació Mariano ; luego de ocho años vino Rodrigo, y al año y un poquito nació Florencia. Cuando Rodri y mi Florcita nacieron, ya llevábamos siete años en el Señor…cuando a Florencia le faltaba poco para cumplir sus dos años se enfermó, y en 15 días partió con el Señor. Fue muy duro en ese momento. Dios nunca nos dejó de sostener y el pueblo de Dios y los amigos tampoco….”

Mariano, Oscar, Nora, Anabella y Rodrigo Allende
Mariano, Oscar, Nora, Anabella y Rodrigo Allende

“….Tiempo después Oscar se fue a la Capital a llevar CDs a las librerías. Cuando volvió, me contó que ya tenía el tema que yo debía cantar: era canción de despedida, un tema para los que, como nosotros, habían perdido su hijo. Dios se la dio volviendo de la Capital a casa, letra y música…

No fue fácil cantarla por primera vez, menos aún grabarla, pero es de mucha bendición; no hay duda que la inspiró Dios …creo que en estos años Dios me preparó para ser fuerte y  levantarme una y otra vez, a ayudar a muchos, a entender que Dios tiene todo bajo control…”

EL LARGO CAMINO RECORRIDO: Una banda ponía todo y que no se guardaba nada

Portada del álbum Rabito y Pueblo de Dios
Portada del álbum Rabito y Pueblo de Dios

En 1982 nace Rabito y Pueblo de Dios. En 1983 participan en “Música y Propuesta”, el programa de TV creado y producido por el inolvidable Mario Bertolini, un productor de televisión y ex-corredor de Fórmula 4, que también había decidido seguir a Jesucristo. También tocan en el legendario auditorio que el productor había hecho en San Fernando. Y ese mismo año sale su primer álbum, “Pueblo de Dios”.

Damián Sileo, en su libro “El rock y el pop en la iglesia”, escribe:  “El año 1983 quedó marcado para la banda de Oscar Allende porque apareció con su primera grabación, en la que la figura estelar era Rabito, pero era innegable que juntos eran dinamita. La TV también fue testigo de Rabito y Pueblo de Dios: ‘El show de la vida’, de Canal 11, supo tener entre sus artistas invitados a la banda entera. Y muchos padres de adolescentes podrán decirles a sus hijos hoy que en el popular programa estudiantil ’Domingos para la juventud’, en sus prendas colocaban como música de fondo el hit ’Pueblo de Dios’.

Pueblo de Dios y Rabito, en Río Cuarto, Córdoba (1983)
Pueblo de Dios y Rabito, en Río Cuarto, Córdoba (1983)

En 1984 participan en el Festival de MEI (Misión Evangélica Iberoamericana), realizado en la Universidad Tecnológica de Santa Fe, al que  asistieron 6,000 jóvenes. Todos comentaban que Rabito (famoso por temas como “Amante latino”) se había hecho cristiano y con su banda ahora cantaban de Jesús, que integraban una rubia de voz aguda y brillante y un bajista “morocho” con el que la rubia se entendía a la perfección… Verlos allí fue una experiencia maravillosa para mucho de nosotros.

Pueblo de Dios: Arriba Oscar Allende, Rabito, Rubén Lacrouts y Rubén Soria; debajo Juan Carlos Iborra y Nora de Allende
Pueblo de Dios: Arriba Oscar Allende, Rabito, Rubén Lacrouts y Rubén Soria; debajo Juan Carlos Iborra y Nora de Allende

026 Oscar Allende - Tapa del álbum Creciendo día a díaEn 1985 lanzan la segunda producción “Creciendo día a día”. Pueblo de Dios recorre todo el país en un camión adaptado para transportar equipos y músicos. Algunas memorias de esos viajes increíbles  -verdaderas experiencias de fe-  fueron relatadas por Oscar Allende en su libro “Nuestra vida en Pueblo de Dios”, mostrando la vocación de servicio y la inclaudicable confianza en Dios de los miembros de la banda.

En 1986 acontece la partida de Rabito, que se traslada a los Estados Unidos y Pueblo de Dios inicia una nueva etapa musical bajo el liderazgo de Oscar Allende, acompañado de su esposa Nora.

031 Oscar Allende - Tapa del álbum El mejor caminoEse mismo año lanzan la primera producción sin Rabito, “El mejor camino”, donde se nota el aporte musical de Sasha Verstraeten, que aparece en la portada junto a Oscar y Nora.

La banda cada vez se hace conocida internacionalmente mientras sigue recorriendo toda la Argentina con su música.

Nora de Allende grabando en 2013
Nora de Allende grabando en 2013

Nora de Allende nos cuenta: “Vivimos diferentes etapas; primero tuvimos que pagar el ‘derecho de piso’; para muchos éramos ‘musica del diablo’, otros nos tomaban con pinzas, por ser algo nuevo.  Luego vino el loquero , todos nos querían tener. Por último llegó la madurez… ¿Cuál fue el propósito? Con seguridad, en todos surgió la necesidad de contar con simpleza a través de nuestras canciones lo que Dios era para nosotros, y poder así llegar con un mensaje de fe y esperanza …”

035 Oscar Allende - Tapa del álbum Comienza a cantar

En 1989 llega “Comienza a cantar”, un álbum recordado por todos, que definitivamente catapulta la música de Pueblo de Dios en el primer lugar en las radios de todo el país.

Como se ve en la portada la banda se renueva y se agranda, incluyendo a Ana, la esposa de Sasha Verstraeten, a Pablo Snyder, y a nuestro querido y recordado amigo Daniel Ducdoc.

036 Oscar Allende - Tapa del álbum Grito de VictoriaA principios de los ‘90, Pueblo de Dios logra una formación extraordinaria, con músicos cuya vigencia perdura hasta nuestros días.  Con ellos, en 1991 presenta “Grito de victoria”. Junto a Oscar y Nora Allende tocan Ernesto D’Almeida, Danny Ducdoc, Pablo Snyder y Horacio Zanotto, que renuevan el sonido de la banda.

037 Oscar Allende - Tapa del álbum 10 añosEn 1992 llega “10 años”, un CD que recuerda grandes temas de la banda en sus diez años de existencia e incluye dos temas inéditos: “Salvos” y “Con Jesús“. Poco después sale “Pueblo de Dios en alabanza”, un álbum cuyos temas sólo los tocaban en las iglesias, con la participación de los hermanos Toledo.

Aunque en esos años nos vemos muchas veces, sólo una vez cantamos juntos. Fue en un recital del 17 de octubre de 1992, cuando me acompañan en el tema “Hay vida en Jesús”. Para mí fue un honor y una bendición.

VIENTOS DE CAMBIO: Adaptándose a los nuevos tiempos

Oscar y Nora Allende
Oscar y Nora Allende

En ese momento, la música de “alabanza y adoración”, llegada desde México, barre con buena parte de la música local y es muy difícil para muchos grupos subsistir.

El góspel, como ahora llaman genéricamente a la música con letra cristiana, se encierra puertas adentro de los templos ,y sólo grandes esfuerzos como los de Pueblo de Dios, Rescate o Sinergía evitan que la música joven evangelizadora desaparezca.

Pueblo de Dios con la participación de Abel Álvarez, Diego Cuevas y Ariel Cuello (1997)
Pueblo de Dios con la participación de Abel Álvarez, Diego Cuevas y Ariel Cuello (1997)

La banda va cambiando de formación, adaptándose a los nuevos tiempos. Cada nuevo álbum  demanda más recursos que los que las bandas disponen, hay menos recitales y cuesta mucho moverse en los distintos lugares del país, sin embargo, Pueblo de Dios levanta la bandera de la fe y sigue adelante.

En 1999 llega “Cada día”, un CD con el mejor estilo de Pueblo de Dios, donde Nora y Oscar son acompañados por Mariano Veltri (teclados), José Gutiérrez (primera guitarra), Mariano Allende (guitarra rítmica) y Juan Cordina (batería y percusión). Además, como invitado, Gustavo Renovalez toca y canta en “Volver a sonreír”.

042 Oscar Allende - Tapa del álbum Cada díaEl siglo XXI encuentra a Pueblo de Dios fiel a su llamado, dando en cada recital lo mejor de sí. Tanto la participación de Mariano como el ingreso de Rodrigo, muestran el profundo sentido de familia que tenían Oscar y Nora.

En los últimos años la nueva formación incluye una grata sorpresa: Regresa Rubén Lacrouts como segunda guitarra. Además participan Rodrigo Allende (primera guitarra), Mariano Veltri (teclados) y Emanuel Picone (batería).

047 Pueblo de Dios, Enrique Gómez y Heart-to-HeartEn 2005 Oscar contrae una muy seria enfermedad pese a la cual sigue dando junto a Nora y su banda lo mejor de sí.

A principios de 2010 se arman excelentes recitales con grandes potagonistas: Pueblo de Dios, Enrique Gómez y Heart-to-Heart, que hacen historia.

NUESTRA AMISTAD

Pueblo de Dios cantando junto a Enrique Gómez
Pueblo de Dios cantando junto a Enrique Gómez

A partir de 2009 retomamos el contacto con Oscar Allende vía Facebook; quien escribe había dejado la música en 1993 y se había radicado fuera de la Argentina a fines de 2002, por eso el reencuentro es una gran alegría. Comparto algo de lo que me escribe:

“Estoy re-feliz de contactarme con vos y me alegro que estés bien con tu familia. Nosotros no escarmentamos, y seguimos cantando. Terminamos de grabar un disco con canciones nuevas que lo tiene Rabito para masterizar y está saliendo otro con una recopilación de temas que salieron en casete del ‘83 al ‘92. Estamos felices. Todos nuestros hijos sirven a Dios y con el más chico, que tiene 20 años grabé el último disco”.

Oscar Allende
Oscar Allende

Incluso ese año, cuando sucedió el golpe de estado en Honduras, me envía un sentido correo: “Quiero saludarte y en esta oportunidad preguntarte cómo está todo por allá; con todas las noticias que estamos teniendo de aquel país, la verdad, estaba preocupado”. Una persona de gran corazón que se interesaba sinceramente por los demás.

El último correo que recibo de Oscar fue el 25 de febrero de 2011; luego de contarme que continuaba el tratamiento de su enfermedad, me escribió “Yo me siento bien, con ánimo y muchas ganas de hacer cosas. Tenemos varios proyectos para este año con Pueblo por eso confiamos en Dios para que nos dé fuerzas”.

Oscar se nos va el 7 de julio de 2011, a la Patria Celestial, a recibir esa corona de vida que Dios ha reservado para los que le aman.

052 Oscar Allende

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.


NOTA ESPECIAL:

HABLAN LOS AMIGOS

“Oscar tenía una capacidad extraordinaria para ver el talento en los demás” (Gustavo Renovalez)

Escribe Rubén Lacrouts:

053 Ruben Lacrouts“Conozco a Oscar desde los 13 años, cuando juntos iniciamos el 1er año del secundario. Y digo conozco y no conocí porque no cabe duda de que nos reencontraremos en mucho mejores circunstancias, y continuaremos cantando juntos como cuando entonábamos esas canciones de Simon & Garfunkel  o de Los Hollies  en un grupo llamado Los Shillers.

Desde que nos conocimos hasta que el Señor decidió esta momentánea separación, hemos pasado muchísimos hermosos momentos juntos; puedo decir que conozco su corazón como él conoce el mío. Hemos logrado algo muy difícil de conseguir y mantener en el tiempo: ser amigos.

Pero el Señor tenía algo más lindo  preparado para nosotros dos; nos llamó, nos llenó de su Espíritu Santo, nos puso en sus obras, nos deleitó y en eso estamos… Parece que el Negro completó su obra y yo todavía no…

Escribe Jorge Furia, que conoce a Oscar, Nora, Rabito y Rubén desde el principio:

054 Rabito, Nora de Allende y Jorge Furia“Cuando Dios tiene un elegido no hay duda de que esa persona ya trabaja para Él desde antes de haberlo aceptado a como único Rey y Salvador. Así era Oscar Allende, ese amigo/hermano querido. Al igual que a Rabito, me tocó conocerlos en nuestra vida secular. Oscar siempre fue una gran persona. Que Dios ya tenía planes para con él, se nota en cómo lo usó para que le pida a Rabito que lo acompañe a ver a su padre que estaba internado. Sólo le quedaban horas de vida. Fueron junto a un pastor amigo y el papá de Oscar aceptó al Señor en ese, su último instante teórico de vida. Pero Dios produjo un milagro y vivió 15 años más. Fue tan fuerte lo que vivieron, que eso bastó para que Rabito se convirtiera al Señor y ambos más Nora, Chaplito y Pepe formaran Pueblo de Dios y llevaran tanta bendición y unción a través de sus canciones”

Escribe Gustavo Renovalez, quien cantó y tocó como invitado de Pueblo de Dios:

055 Gustavo Renovalez.jpg“Mi relación con Oscar y Nora comenzó cuando empezaron a asistir a mi iglesia, a fines de los 90. Yo era guitarrista y a veces lideraba los cantos. Oscar me dijo que le gustaba mi estilo de tocar la guitarra y hablamos de música. Enseguida colaboré con ellos en el CD ‘Cada Día’, en la balada ´Volver a sonreír’ Entre nosotros se creó un grandísima amistad. Si hay algo que debo reconocer de Oscar era su corazón de padre con todos los músicos con los que compartió. Tenía una capacidad extraordinaria para ver el talento en los demás, y si miramos la cantidad de músicos brillantes que pasaron por la banda, vemos lo tremendo que era El Negro para elegir gente. En lo personal le debo a Oscar mucho más de lo que se pueda decir en palabras; él me vinculó con gente con la cuál tiempo después comencé una carrera musical. Gracias mi Negro, te extraño…”

Escribe Horacio Zanotto, quien integró Pueblo de Dios, y ha sido líder de Claroscuro y Sinergía:

056 Horacio Zanotto“Conocí a Oscar y Nora por mis amigos Daniel Ducdoc y Pablo Snyder. Mientras cumplía mi servicio militar ellos tocaban con Pueblo de Dios. Recuerdo que ni bien me dieron la baja, me llamó SashaVerstraeten para que me sumara como guitarra eléctrica.

Oscar y Nora fueron como padres para mí. Tuvieron la grandeza de acompañar y alentar mi comienzo como compositor, permitiendo que grabara una canción mía en un disco de la banda. Oscar era un tipo que simplemente hacía. Nunca se quedaba en palabras; eran hechos. Siendo muy chico me encontré tocando frente a miles de jóvenes en la presentación de ‘Comienza a Cantar’. Sólo luego de muchos años pude percibir lo que significaba. Solo tengo gratitud hacia Oscar y Nora. No me enseñaron a hacer música: me enseñaron a tener el corazón adecuado para hacerlo.

Escribe Enrique Gómez, reconocido y querido cantante que participó en recitales con Pueblo de Dios:

057 Enrique Gómez“Al principio de los ‘80, todos quedamos muy sorprendidos por el surgimiento de una banda que traía un sonido fresco y totalmente renovado en la música cristiana en Argentina. Para todos los jóvenes y adolecentes como yo, que necesitábamos que alguien hiciera punta en traer una renovación a la adoración y alabanza al Señor, Rabito y Pueblo de Dios fueron unos enviados del cielo. Sin tanto medios de comunicación, como tenemos hoy, era indispensable saber donde estarían tocando para sin falta estar allí.”

“Lo que Nora, ni yo sabíamos, que unos años más tarde estaríamos juntos en un mismo escenario. En 1987 editaba mi primera producción como solista, lo que me dio la posibilidad de conocerlos personalmente y casi desde el primer momento fuimos muy amigos. Durante años nos encontrábamos en diferentes actividades, pero también empezamos a desarrollar cosas juntos. Siempre me regalaron el mejor trato, consejos, recuerdos y anécdotas maravillosas que guardo hasta hoy. Viajes por muchas ciudades de Argentina, algunos juntos al exterior, donde Nora y Oscar me hacían marca personal, ya que yo era el más joven del grupo, casi como si fueran mis padres. Todo lo bueno que eran, como personas, amigos, cariñosos, llenos del Señor, siempre era de la misma intensidad, arriba o abajo del escenario.”

“Tuve mi encuentro directo con Nora y Oscar en un concierto de la banda por 1985, en el auditorio del Colegio Ward de Ramos Mejía. Fui como un oyente más, pero digo que tuve mi encuentro directo por que con el grupo de amigos que fui, estábamos realmente exaltados por disfrutar de tan buen concierto. Nos pusimos a cantar a grito pelado, palmeábamos, nos parábamos en medio del auditorio. Muchos ya nos miraban más a nosotros que a los músicos. Entonces Nora nos miró con dulzura pero con firmeza, y dijo desde el escenario…’por favor, chicos, esto es un concierto cristiano; pueden disfrutar, pero tienen que dejar de aplaudir y gritar tanto porque están molestando a todos los que vinimos a adorar al Señor, si no, se van a tener que retirar’  jajaja¡tremendo momento! Entonces yo le respondí ‘si quieren nos vamos, pero pagamos una entrada para estar acá’, a lo que Nora contestó…’no hay problema, que les devuelvan el dinero de la entrada y se pueden retirar….’”

“Lo que Nora, ni yo sabíamos, que unos años más tarde estaríamos juntos en un mismo escenario. En 1987 editaba mi primera producción como solista, lo que me dio la posibilidad de conocerlos personalmente y casi desde el primer momento fuimos muy amigos. Durante años nos encontrábamos en diferentes actividades, pero también empezamos a desarrollar cosas juntos. Siempre me regalaron el mejor trato, consejos, recuerdos y anécdotas maravillosas que guardo hasta hoy. Viajes por muchas ciudades de Argentina, algunos juntos al exterior, donde Nora y Oscar me hacían marca personal, ya que yo era el más joven del grupo, casi como si fueran mis padres. Todo lo bueno que eran, como personas, amigos, cariñosos, llenos del Señor, siempre era de la misma intensidad, arriba o abajo del escenario.”

“Cuando nos reuníamos con Oscar era muy fácil soñar y proyectar todo lo que pudiéramos para servir al Señor. Él siempre estaba dispuesto: su gran buen humor, su gentileza, su humildad, siempre estaban a flor de piel. Prefería perder o perjudicarse él, antes de tener un conflicto; no había manera de verlo enojado. Jamás lo vi peleando ni despotricando, y eso que en las giras nos encontramos con situaciones complicadas. Oscar, a pesar de ser muy firme, tenía bien claras sus convicciones y nada ni nadie habría de moverlo de allí. Lo conocí como profesional, como siervo, como padre, como hombre de Dios y como amigo. Siempre que miro una foto de Oscar y Nora, o escucho alguna de sus canciones surge en mi corazón simplemente decir ‘¡Gracias, Señor, por haberme permitido conocer a alguien tal especial, por que canté tantas canciones con Oscar, por que tomamos tantos mates juntos! ¡Gracias, Señor, porque pude estrechar su mano, y sé que algún día lo haremos para cantar juntos por la eternidad…’”

NORA DE ALLENDE VUELVE A CANTAR

LA CANCIÓN HOMENAJE A OSCAR ALLENDE Y PUEBLO DE DIOS: “UNA RAZÓN PARA VIVIR”

La canción se puede escuchar en:

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/20519408-una-razn-para-vivir-prb-1977-por

059 Nora de Allende grabanado

 

Nora de Allende junto a su hija Melina durante la grabación
Nora de Allende junto a su hija Melina durante la grabación

Teniendo tantos recuerdos y el deseo de homenajear a Oscar Allende y su banda Pueblo de Dios, le escribí a Nora de Allende, nuestra querida Pochi, preguntándole si estaba dispuesta a grabar una canción. A pesar de tanto dolor por la pérdida de Oscar y luego de su mamá, me dijo que sí.

Busqué entonces una de mis primeras canciones, compuesta en 1977, llamada “Una razón para vivir” y se la pasé con mínimos cambios a Marcelo Mollo y le pedí que le diera al arreglo el estilo de Pueblo de Dios, que resumo en cuatro puntos: sencillez, ritmo, alegría y fuerza.

En un reciente viaje a Buenos Aires nos encontramos en el Estudio de Marcelo Mollo para grabar la canción; era la primera vez tras la partida de Oscar, algo muy especial y emotivo.

Los coros fueron grabados por Joy Seguel y Nicolás Tizzano, acompañados de Marcelo Mollo (arreglos y teclados), Alejandro Bedrossian (bajo eléctrico) y Carlos Cáceres (guitarras).

 Marcelo Mollo
El maestro Marcelo Mollo
 Alejandro Bedrossian
Alejandro Bedrossian
Joy Seguel y Nico Tizzano
Joy Seguel y Nico Tizzano

 

 

 

 

Justo en esos días también nos encontramos con Nora y Rabito, broche de oro para tan sentido recuerdo.

066 Nora de Allende con Rabito y Pablo Bedrossian
El autor de esta nota junto a Nora “Pochi” de Allende y Juan Carlos Fernández, “Rabito”

GALERÍA FOTOGRÁFICA 

SOLVENTE (1970)

004 Oscar Allende y Solvente
Oscar Allende con Solvente en 1970. En el centro, el disco simple de vinilo “Y Péguele Fuerte”
Solvente y los inicios de Rabito como solista
Solvente y los inicios de Rabito como solista
Solvente
Solvente
Solvente en vivo
Solvente en vivo
Oscar Allende a la izquierda tocando en Solvente
Oscar Allende a la izquierda tocando en Solvente

Pueblo de Dios

 

Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito, Lima, Perú, 1984
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito, Lima, Perú, 1984
011 Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito
Pueblo de Dios en sus comienzos, tocando en un estadio deportivo
Nora de Allende, Rabito, Melina y Anabella Allende (2013)
Nora de Allende, Rabito, Melina y Anabella Allende (2013)
Rubén Lacrouts (2008)
Rubén Lacrouts (2008)
Pueblo de Dios, tocando en Lima, Perú (1984)
Pueblo de Dios, tocando en Lima, Perú (1984)
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito, F.A. de Box (1983)
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito, F.A. de Box (1983)
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito y Juan Carlos Iborra (1984)
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito y Juan Carlos Iborra (1984)
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito
Oscar Allende con Pueblo de Dios y Rabito
 Pueblo de Dios y Rabito en Lima, Perú (1984)
Pueblo de Dios y Rabito en Lima, Perú (1984)
Tapa del libro Nuestra vida en Pueblo de Dios, escrito por Oscar Allende
Tapa del libro Nuestra vida en Pueblo de Dios
 Dedicatoria del libro Nuestra vida en Pueblo de Dios al autor de esta nota y su esposa
Dedicatoria del libro Nuestra vida en Pueblo de Dios al autor de esta nota y su esposa
Pueblo de Dios y Rabito
Pueblo de Dios y Rabito
Oscar Allende con Pueblo de Dios, Rabito y Sasha Verstraeten, San Miguel, Pcia de BsAs, 1986
Oscar Allende con Pueblo de Dios, Rabito y Sasha Verstraeten, San Miguel, Pcia de B.sAs., Argentina (1986)
Los Allende con los Passuelo en Radio Emanuel Celestial 88.9MHz
Los Allende con los Passuelo en Radio Emanuel Celestial 88.9MHz
Nota de Vision Joven mencionando al auto de esta nota cantando junto a Pueblo de Dios
Nota de Vision Joven mencionando al auto de esta nota cantando junto a Pueblo de Dios

 

Oscar y Nora Allende entrevistados por Ivan Rodríguez Devia
Oscar y Nora Allende entrevistados por Ivan Rodríguez Devia

 

 Rubén Lacrouts, Oscar y Nora de Allende, Pueblo de Dios original de regreso
Rubén Lacrouts, Oscar y Nora de Allende, Pueblo de Dios original de regreso
Oscar Allende junto a su hijo Rodrigo
Oscar Allende junto a su hijo Rodrigo
Pueblo de Dios en vivo (2010)
Pueblo de Dios en vivo (2010)
Oscar y Nora Allende (para Enlace TV) Ensayo
Oscar y Nora Allende (para Enlace TV) Ensayo
070 Oscar y Nora Allende  cantando juntos (08/01/2010)
Oscar y Nora Allende cantando juntos (08/01/2010)
Pueblo de Dios y Enrique Gómez en concierto (08-01-2010)
Pueblo de Dios y Enrique Gómez en concierto (08-01-2010)
Pueblo de Dios (2010)
Pueblo de Dios (2010)
Más de la misma presentación (2010)
Más de la misma presentación (2010)
Otra presentación de Pueblo de Dios (2010)
Otra presentación de Pueblo de Dios (2010)

“TU MANO”: LA HISTORIA DE LA CANCIÓN QUE HABLA DE LA VERDADERA MANO DE DIOS

Cuando Diego Maradona hizo el famoso primer gol a los ingleses en el Mundial ’86, generó la protesta de sus rivales que decían que había convertido con la mano. Al ser entrevistado, en una respuesta ingeniosa por su reveladora ambigüedad, el jugador argentino dijo que hizo el gol “un poco con la cabeza y otro poco con la mano de Dios”. Años después, en un acto de sublime obsecuencia e indudable oportunismo comercial, el periodista Fernando Niembro, publicó un libro sobre Maradona titulado “La mano de Dios”. “Tu mano”, un negro spiritual  presentado en 2013, recupera el sentido original de la frase, que no es religioso y menos aún deportivo, sino testimonial.

House of Blues 01Siempre admiré la música afroamericana. Cuando era niño, en casa había unos discos con negro spirituals que me gustaba escuchar y cantar con mi voz desafinada. Con los años entendí  la enorme carga testimonial que contenían esas canciones de estructura simple y letra repetitiva: Eran cantos de esperanza en medio de circunstancias de peligro extremo, el sueño de una vida libre de toda esclavitud.

Al hurgar en sus raíces, esta música se presentó completamente desnuda, sin nombres famosos o grandes protagonistas. Me encontré con una voz anónima colectiva que expresaba al mismo tiempo dolor y resistencia. Declaraba con fe que Dios terminaría con tanto llanto, dolor y clamor pues traería la aurora de un nuevo día.

“Tu mano” nació de esa idea: Escrito en primera persona, es una oración que reconoce la soberanía divina. Comienza de un modo testimonial: la mano de Dios representa su misericordia, manifestada “cualquiera sea la adversidad”, tal como dice la letra. Al escribirla pensé en las pruebas padecidas no sólo por los esclavos negros en el sur de los Estados Unidos. Pensé en incontables mártires, “de los cuales el mundo no era digno”[1] como dice el autor de la bíblica Epístola a los Hebreos. Pensé en el heroico pueblo armenio, que por su fidelidad a la fe cristiana fue masacrado, y en la gesta de mi abuelo Agop. Para quienes no conocen su historia, fue deportado con su familia durante meses a través del desierto por gendarmes turcos, cuyos líderes organizaron e impulsaron el genocidio. Finalmente, al llegar a la base de una montaña y escuchar los gritos de los que eran asesinados, su madre, que había quedado viuda en el camino, puso un poco de tierra en la boca de cada uno de sus hijos, como si fuera el pan de la Santa Cena, y les dijo “en unos momentos estaremos en la presencia de Dios”. Mi abuelo, dado por muerto y arrojado a una fosa común, logró sobrevivir tras pasar escondido varias horas en la enorme pila de cadáveres. A pesar de tanto sufrimiento, fue un ejemplo de fe. Siempre imputó la crueldad  y la injusticia a la maldad del hombre. Nos enseñó que la comunión con Dios era lo más importante en la vida pues nos permitía hacer frente a la peor adversidad.

Por ello, me indigna escuchar a ciertos predicadores que anuncian una falsa prosperidad a través de la obediencia, una suerte de éxito negociado, no sólo porque se centran en el beneficio material y en el dinero que ellos recogen, sino porque plantean una supuesta retribución divina a la buena conducta, ignorando deliberadamente el sufrimiento de los justos. Sin el menor pudor, ven en los padecimientos ajenos supuestas culpas y merecidos  castigos. Jesús jamás comulgó con esas ideas miserables. Presentó a Dios como “vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos”[2], y habló de “toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar”[3]. Él mismo “fue llevado como oveja al matadero”[4].

Los padecimientos de los esclavos negros en el sur de Estados Unidos, los campos de concentración y exterminio nazis, los gúlags soviéticos y las deportaciones y matanzas de armenios  son circunstancias terribles que muestran  al hombre como lobo del hombre. Vivimos en un mundo de violencia y terrorismo que deja al descubierto a las atrocidades a las que estamos expuestos. Agradecer a Dios por esa “mano”, es también reconocer que la necesitamos.

GRITO DE LIBERACIÓN

La mano de Dios 01Cuando dice “Tu mano me ha sanado, mi herida ha curado aunque siga la dificultad”, hace referencia no sólo al dolor físico sino al dolor moral, aquel que surge por el daño que nos ha producido otro ser humano. Dios nos sana del resentimiento y nos mueve a renunciar a la venganza. La frustración, esa herida, ya no nos domina ni ocupa el centro de nuestros pensamientos “aunque siga la dificultad”, pues no han cambiado las circunstancias sino nuestra actitud frente a ellas. Esta experiencia es propia de los spirituals afroamericanos. No son llamados a la revancha o expresiones de rencor, sino un grito de liberación.

La letra termina jugando con el llamado del solista y la respuesta del coro, con rimas que incluyen todas las vocales. Le dicen a Dios que, a pesar de las calamidades y pase lo que pase, confían que su milagrosa presencia estará con ellos hasta el final. No se trata de librarnos de las desgracias sino de ser acompañados y recibir fuerzas en medio de ellas.

Aunque los negro spirituals son cantos eminentemente rurales, este es un salmo urbano. Hoy vivimos en nuestras junglas de cemento y asfalto también una realidad difícil. “Tu mano” es una declaración de fe en medio de los abusos, la impunidad y la opresión,  que siempre terminan teniendo como víctimas a las personas más indefensas, el hombre común, cuyo único interés es servir a su familia y vivir en paz con su prójimo.

SOBRE LA MÚSICA

La mano de Dios He publicado un artículo sobre los negro spirituals donde sostengo que “aunque para algunos no es un género musical, encontramos en esta música rasgos muy definidos que le confiere  identidad propia… Las raíces africanas se advierten  en forma de call and response (llamado y respuesta), donde el solista “dialoga” con el coro enunciando una frase, tras la cual recibe una respuesta colectiva. También hay sílabas que se prolongan, reiteraciones y variaciones melódicas con disminuciones de cuartos de tono”[5]. “Tu mano” es justamente una expresión de ese género. Compuesta en tono menor para crear una atmósfera dramática propia de los spirituals, se nutre también de obras como de “Joshua fit the battle of Jericho”, canción que si bien tiene otro ritmo, siempre me ha inspirado. El “amén” es la respuesta del pueblo a los afirmaciones del solista. El final, con el esquema de sucesivas líneas por solista primero y coro después, unen a ambos  en un solo sentimiento.

LA LETRA

TU MANO

Por Pablo. R. Bedrossian (2012)

Tu mano me ha tomado

y nunca me ha soltado

cualquiera fuera la adversidad.

Tu mano me ha ceñido

siempre me ha sostenido

y cuando hubo dolor puso paz.

Tu mano me ha sanado,

mi herida ha curado

aunque siga la dificultad.

Tu mano me ha guardado

en los momentos malos

por eso en ti yo puedo confiar.

Aunque todo salga mal

sé que Tú me sostendrás

Aunque no pueda entender

sé que buscarás mi bien.

Aunque sienta que no puedo seguir

seguirás actuando en mí

Aunque me agobie dolor

sentiré tu inmenso amor

Aunque cargue con la cruz

siempre me guiará tu luz.

© Pablo R. Bedrossian, 2014. Todos los derechos reservados.


NOTA: VERSIONES GRABADAS

La canción fue grabada en Buenos Aires y presentada en forma digital en 2013, interpretada por:

Gabriela Sepúlveda (voz y coros), Andrés Partamian (saxo), Irhyna Medina y Juan Carlos Marsili (coros), Marcelo Mollo (teclados, arreglo, mezcla y edición), Alejandro Bedrossian (contrabajo), Carlos Cáceres (guitarra).

Se puede escuchar en:

La pista se puede descargar de:


REFERENCIAS

[1] Epístola a los Hebreos 11:38, Santa Biblia, RVA 1960, Sociedades Bíblicas Unidas

[2] Mateo 5:45

[3] Mateo 23:35

[4] Isaías 53:7

[5] https://pablobedrossian.wordpress.com/2013/06/17/por-pablo-r-bedrossian-negro-y-spiritual-son-dos/


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías fueron tomadas por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos.

“DÉJALO A DIOS ACTUAR” – LA HISTORIA DE LA CANCIÓN (por Pablo R. Bedrossian)

Componiendo 01

De todas las canciones que he escrito “Déjalo a Dios actuar” es, sin duda, la más grabada y recordada. Quizás no tenga detrás una gran historia pero sí un mensaje definido, de esos que todos necesitamos en algún momento de nuestra vida.

Mi hermano Alejandro, que ha publicado varias novelas, siempre dice que el libro es un viajero cuyo destino es desconocido. Creo que lo mismo puede decirse de las canciones. Su alcance excede las intenciones del autor. Pero, ¿no es acaso ése su mayor mérito? Ser cantada, ser escuchada, ser sentida por otro en el más cabal significado de la palabra. Para el artista no hay nada peor que una obra que pase inadvertida.

Por eso me conmueve descubrir que “Déjalo a Dios actuar”, escrita en 1984, ha cruzado fronteras y sigue siendo de inspiración a muchos. La canción no se basa en ninguna anécdota o experiencia, sino en una idea: Dios puede sorprendernos, pero depende de nosotros. Alguna vez escuché que un pintor había representado un texto del Apocalipsis donde Jesús dice “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo”. En la pintura había un hombre golpeando la puerta, pero esa puerta sólo tenía manija por dentro. Por ello, la repetida frase “Déjalo a Dios” es uno de los dos ejes sobre los que gira la canción. Si no estamos dispuestos, si no creemos, estamos cerrando la puerta a quién nos puede cambiar.

La canción llega a su médula cuando enuncia el otro concepto central “dentro de tu alma crear un espacio para las sorpresas”, que fue la piedra angular a Flautista 01partir de la cual construí la canción. Dios nos ama, y va a sorprendernos si le abrimos nuestro corazón. Necesitamos fe aún en medio de la desesperanza. Para muchos la vida es algo que nosotros hacemos, algo que depende totalmente de nuestras fuerzas. Pero el que cree sabe que hay Alguien más grande que él, que todo lo sabe y que todo lo puede, que si no actúa en las circunstancias, al menos actuará dentro de él. Entonces, si no tienes paz o no encuentras amor, déjalo a Dios actuar dentro de ti.

LA LETRA

DÉJALO A DIOS ACTUAR

Por Pablo. R. Bedrossian (1984)

Déjalo a Dios actuar dentro de ti; ten fe;

déjalo construir una vida mejor.

Déjalo a Dios hacer un milagro en tu ser;

déjalo estar en tu interior

creando paz, dando amor.

Déjalo actuar dentro de ti.

Déjalo a Dios sembrar tanta belleza;

dentro de tu alma crear un espacio

para las sorpresas.

Déjalo a Dios poner una aventura en tu ser;

déjalo estar en tu interior

creando paz, dando amor.

Déjalo actuar dentro de ti.

 NOTAS SOBRE LA MÚSICA

P1380177
Con mi hermano Alejandro,en “Micrófono Abierto”, 2010, Buenos Aires

La canción fue compuesta en guitarra, en la tonalidad de DO, en la intimidad del cuarto que compartía con mi hermano Alejandro en nuestra vieja casa del barrio Congreso, de Buenos Aires. Hay dos detalles que hacen que la música impacte. El primero es el uso de acordes disminuidos con séptima (que se cifran 7dim o 7°). Para los que no los conocen, son acordes con tres terceras menores (fundamental, tercera menor, quinta disminuida y séptima disminuida; por ejemplo en Do, está conformado por Do, Mi♭ , Sol♭ , y Si♭♭ , es decir Si doble bemol o, dicho sencillamente para aquellos que no están familiarizados con la teoría musical, un LA. En la canción uso dos disminuidos con séptima diferentes que le dan brillo. El segundo detalle radica en la palabra “belleza”, donde utilizo un acorde de LA séptima (menor) con cuarta suspendida (que se escribe LA74sus o LA7sus), que luego baja a LA séptima (menor). Además cuando dice “tu alma crear un espacio” uso una secuencia de re menor, re menor séptima mayor y re menor séptima menor (esto se suele escribir rem, rem7maj, rem7).

ALGO SOBRE LA DIFUSIÓN DEL TEMA

Presenté este tema en 1984 en el Congreso Juvenil organizado por la M.E.I. en la Universidad Tecnológica de Santa Fe, con una asistencia de 6,000 jóvenes, invitado por Juan Pablo Bongarrá, que ha sido uno de los que más ha difundido esta canción.

Recuerdo que ese mismo año, canté la canción antes de una charla que iba a dar Rubén del Ré. En medio de la conferencia, fiel a su estilo coloquial, me miró y dijo “Pablo, hoy me has dejado algo: me llevo la frase de tu canción ‘Déjalo a Dios dentro de tu alma crear un espacio para las sorpresas’”. Que alguien de su liderazgo y relevancia haya rescatado ese pensamiento fue impactante para mí.

El querido maestro Ricardo Voth
El querido maestro Ricardo Voth

En 1991, por sugerencia del maestro Ricardo Voth, la Asociación Billy Graham incluyó la canción “Déjalo a Dios actuar” en la Cruzada Misión ’91. Se filmó un video de la canción -disponible hoy en Youtube- interpretado por Rosalía Manzano de Abad, quien la cantó en vivo en el Estadio Monumental de River Plate el domingo, antes de la última predicación de Billy Graham. Me acuerdo que Juan Calcagni, maestro de ceremonia, para presentar el tema dijo “Hay un médico que también es cantor que ha escrito…”.

En ese mismo año grabó la canción en un álbum solista la legendaria fundadora del conjunto folclórico “Las Voces Blancas”, la señora Stella Crisci.

"Fuerzas para continuar", 1996, Teatro Coliseo, Buenos Aires
“Fuerzas para continuar”, 1996, Teatro Coliseo, Buenos Aires

En 1996, “Déjalo a Dios actuar” junto el góspel “Hay vida en Jesús”, formó parte de “Fuerzas para continuar”, un magno evento realizado en el Teatro Coliseo de Buenos Aires, con la participación de más de 70 artistas en escena. Quedó registro en CD y video de estas presentaciones. Para mí, que hayan incluido estas canciones fue también una emoción muy especial.

La letra de la canción se encuentra en diversos sitios como declaración de fe y esperanza en medio de un mundo violento y difícil.

ALGUNAS ANÉCDOTAS ACERCA DE LA CANCIÓN

Shanna, CD "Tú me sanaste" (2007)
Shanna, CD “Tú me sanaste” (2007)

Una de las versiones más bellas es la de Shanna, de su CD “Tú me sanaste” (2007). Allí en lugar de decir “Déjalo a Dios sembrar tanta belleza” como dice originalmente, ella canta “Nadie podrá sembrar tanta belleza”. Cuando le pregunté el por qué me dijo “Es que grabé la letra tal cual la recordaba, de memoria…”. La misma frase la utiliza Naly Serra en su CD “Darte el hoy” (2010).

En otra ocasión, la cantante y misionera Leticia Franceschinis de Coria en su álbum “Llena de tu luz” donde la letra dice “Déjalo a Dios poner una aventura en tu ser” cantó “Déjalo a Dios poner su hermosura en tu ser”. Cuando le consulté por el cambio me dijo “ocurre que en mi iglesia está mal vista la palabra aventura…”. No hace falta decir que hacía referencia a un grupo ultraconservador.

Cierta vez me enviaron un link a una página española de tarot. La página decía “Consulta mi tarot del amor, sexo y pasión” y debajo, muy curiosamente, agregaba “si quieres un cambio en tu vida reza en ayunas esta milagrosa oración” y a continuación, créase o no, aparecía la letra de “Déjalo a Dios actuar”.

© Pablo R. Bedrossian, 2013. Todos los derechos reservados.


VERSIONES GRABADAS A LA FECHA

Comparto la lista de las versiones grabadas que transcribo con sus respectivos links:

“Déjalo a Dios actuar” por Pablo Bedrossian, casete “Vidas” (1985)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/3858328-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

2. “Déjalo a Dios actuar” por Marga, casete “Buscandote” (1988)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/6429075-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

3. “Déjalo a Dios actuar” por Andrea Francisco, casete “Un nuevo comienzo” (1989)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/3858204-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

4. “Déjalo a Dios actuar” por Ana María Kircos, casete “Bendio sea el Señor” (1990)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/11633049-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

5. “Déjalo a Dios actuar” por Zuriel, casete “Dame la alegría” (1990)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/11223912-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

6. “Déjalo a Dios actuar” por Sergio Quiroga y José Luis Plá (versión instrumental), casete “Un rayo de esperanza” (1990)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4398952-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

7. “Déjalo a Dios actuar” por Leticia de Coria, casete “Llena de tu luz” (1991)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4849464-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

8. “Déjalo a Dios actuar” por Stella Crisci, casete “Heme aquí” (1991)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4569724-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

9. “Déjalo a Dios actuar” por Leticia Herrera de Clark, casete “Fui quebrantada” (1994)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4085911-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

10. “Déjalo a Dios actuar” por Rosalía Manzano de Abad y Unidad PHES, CD doble “Fuerzas para continuar” (1996)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/3422813-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

11. “Déjalo a Dios actuar” por IAN 5, CD “El mejor amor” (2001)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4854479-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

12. “Déjalo a Dios actuar” por Shanna, CD “Tú me sanaste” (2007)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/1891618-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

13. “Déjalo a Dios actuar” por Naly Serra, CD “Darte el hoy” (2011)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/7660943-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

14. “Déjalo a Dios actuar” por Hernán Tofoni, Marcelo Mollo, Alejandro Bedrossian y Carlos Cáceres, publicación digital (2011)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/6936626-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

15. “Déjalo a Dios actuar” por Emilse Impoco, CD “Una expresión de amor” (2013)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19387493-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

16.  “Déjalo a Dios actuar” por Coro de Niños de la Iglesia de la Puerta Abierta, CD “Para adorar” (2013)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19596550-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

17. “Déjalo a Dios actuar” por Georgina Pérez, publicación digital; arreglado y producido por Alejandro Bedrossian (2014)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19726680-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por 

18. “Déjalo a Dios actuar” por Laura Clark Godoy, publicación digital; arreglado y producido por Marcelo Mollo (2014)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/20069279-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por 

Pistas de descarga gratuita con sus respectivos links:

1. “Déjalo a Dios actuar” arreglo de Danny Baker, casete “Un nuevo comienzo” (1989)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/3858209-dejalo-dios-actuar-prb-1984-playback

2. “Déjalo a Dios actuar”, para Misión ‘91, inédito (1991)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19573999-dejalo-dios-actuar-prb-1984-playback

3. “Déjalo a Dios actuar” arreglo de Alejandro Bedrossian,  publicación digital (2014)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19750174-dejalo-dios-actuar-prb-1984-playback

4. “Déjalo a Dios actuar” arreglo de Marcelo Mollo,  publicación digital (2014)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/20079310-dejalo-dios-actuar-prb-1984-playback

Videos

(hay varios más, sólo publico los que he compartido en mi website)

  1. “Déjalo a Dios actuar” por Rosalía Manzano de Abad, video para Cruzada con Billy Graham -sólo para TV- (1991)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/5284969

2. “Déjalo a Dios actuar” por Rosalía Manzano de Abad y Unidad PHES, VHS “Fuerzas para continuar” (1996)

Actualmente sin link disponible

3. “Déjalo a Dios actuar” por Emilse Impoco, grabado en vivo en el estadio Miguel Grau, Lima, Perú  (2008)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/3990296

4. “Déjalo a Dios actuar” por Laura Valía y el Coro de Niños de La Puerta Abierta, grabado en vivo en Buenos Aires, Argentina (2008)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/5383048

5. “Déjalo a Dios actuar” por Carlos Piégari, home video, versión instrumental, grabado en Buenos Aires, Argentina (2012)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/10661981

6.  “Déjalo a Dios actuar” por el Coro de Niños de La Puerta Abierta, con la versión de su CD “Para adorar”, grabado en Buenos Aires, Argentina (2013)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/12258154

EL PROCESO CREATIVO – de CÓMO COMPONER CANCIONES (Parte 3)

Stephen Nachmanovitch

En su libro “Free Play, la improvisación en la vida y en el arte”[1],  el violinista y compositor Stephen Nachmanovitch propone que dentro de un autor coexisten dos personajes: El creador y el corrector. El creador deja fluir su pensamiento sin freno alguno, pero el corrector revisa paso a paso lo que hace el creador y lo cuestiona. El creador rompe moldes; el corrector le impone los límites. El creador propone; el corrector dispone: “esto sí, esto no”, “cambiemos aquí, adaptemos allá”. El input lo da el creador, pero el corrector es quien, sobre lo recibido del creador, determina el output.  De ese balance entre libertad y orden es que se surge una pieza musical.

La palabra orden puede sonar carcelaria para un artista, sin embargo, aún el surrealista tiene un esquema o método para permitir que emerja libremente lo que hay dentro de él. En la literatura, Virginia Woolf se enfrentó con esta paradoja: “La mente recibe una miríada de impresiones: triviales, fantásticas, evanescentes… vienen de todos lados, una lluvia incesante de átomos innumerables… registrémoslos como caen en nuestra mente, en el orden en el que caen, busquemos su patrón aunque parezca incoherente y disconexo…”[2].  Esa secuencia definida en la frase “en el orden el que caen” muestra que aun crear a partir de lo que nos viene a la mente sigue lineamientos indicados por la conciencia. No se trata de identificar un patrón a posteriori sino entender que a priori el corrector que está dentro de nosotros necesariamente interviene proveyendo forma a lo informe, como si le diera cauce al agua proveniente de una inundación.

Pensemos en la música, y tomemos como ejemplo uno de sus elementos básicos: el ritmo. Si en cada estrofa cambiáramos el compás, y acento cayera en momentos diferentes, probablemente el oyente terminaría perturbado. Salvo que el propósito sea precisamente ése (podría utilizarse, por ejemplo, en la música que ornamenta una secuencia cinematográfica que busca causar terror), se necesita un balance entre genio y estructura para obtener  el resultado deseado. Salvo que se proponga expresar el caos, la creación demanda corrección para ser expresiva (y, desde luego, mejorada) y a la vez poder ser entendida.

Si el creador rechazara al corrector, probablemente su obra no sería ni aceptada ni entendida por los demás. Si el corrector sujetara al creador, su obra probablemente aburriría y sería ignorada por el público. No digo que tenga que haber un punto medio.  De ningún modo. En mi opinión el creador debe prevalecer, pero si no existe ese diálogo -o incluso tensión- entre creación y corrección, el producto será como esas piedras en bruto que pudiendo ser un diamante quedaron  herrumbradas  junto a otras piedras porque no se percibía en ellas ningún valor.

© Pablo R. Bedrossian, 2012. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] Stephen Nachmanovitch, “Free Play, la improvisación en la vida y en el arte”, Ed.Paidos, 2007, p.152-153

[2] “Ficción moderna”, Virginia Woolf, citado en “El experimento de la conciencia”, Guillermo Martínez, http://guillermo-martinez.net/notas/El_experimento_de_la_conciencia

“ENSÉÑAME A VIVIR EL HOY DE TAL MANERA QUE MAÑANA NO TENGA QUE REPROCHARME EL AYER” – LA HISTORIA DE LA CANCIÓN

Hace un tiempo un amigo me envió un relato que encontró en la web, escrito
por Lucía Knol, una joven alemana que viajó a como misionera laica a la
Argentina, que decía “quiero terminar mi testimonio con una parte de un poema
que conocí aquí en Argentina y que me gustó mucho pues puede expresar
sintéticamente lo que significa mi experiencia en este país” y citaba la primera
estrofa y el coro de “Enséñame”, la canción cuya frase más conocida encabeza
esta nota. Justamente esa frase, que ha trascendido más allá de la canción, ha
sido de bendición e inspiración para otras personas.  En la Internet se puede
encontrar en devocionales como el de Mónica I. Tomkins en el website de la
Iglesia Evangélica del Río de la Plata, en Gotitas de Vida para el Alma, hecho
en México, o Ecos de la Eternidad, por Daniel Chevriau, por mencionar sólo a
algunos. Es una oración que aún hoy elevo a Dios con frecuencia, porque para los
que creemos no importa la edad: siempre hay un futuro, y ese futuro se construye
a partir del presente.

Una mañana Juan Daniel Vicente me comentó que iba a predicar un sermón
titulado “El tiempo justo de hacer las cosas”, cuyo mensaje central era que
había un tiempo preciso para cada experiencia, basado en el famoso capítulo 3 de
El Eclesiastés. Iba a dividirlo en tres puntos: “Tiempo de nacer, tiempo de
morir”, luego “tiempo de llorar, tiempo de reír” y finalmente “tiempo de buscar,
tiempo de perder”. Me pidió si podía componer una canción alusiva. De inmediato
recordé un poema incluido en “40 días junto a la cruz”, un libro conmovedor de
Arthur Blessitt, líder en los ’60 del Movimiento Jesús, sobre el que hacía poco
había reflexionado. Recuerdo dos pensamientos del poema: “Hoy es todo el tiempo
que tengo. La aurora del mañana puede no llegar”.

Trabajé esa semana para componer la canción y sobre todo para crear una frase
que uniera las ideas de Juan Daniel y de Blessitt. Teniendo en aquel momento 20
años y la vida por delante era tentador depositar las expectativas en el futuro,
pero una y otra vez volvía a la idea “hoy es todo el tiempo que tengo”. Allí
surgió la oración cuya intención es pedir a Dios sabiduría para construir el
mañana a partir del presente. Terminé la canción el 6 de julio de 1979 en Buenos
Aires, donde vivía, bajo el título de “Tiempo justo”, que jamás se impuso o fue
reconocido, porque la gente la llamó “Cada cosa en la vida”, “Enséñame a vivir
el hoy” o simplemente “Enséñame”. La estrené dos días después en mi iglesia, la
amada iglesia bautista de Flores.

Hay dos detalles de la música que pocos saben. El primero es que la estrofa
al inicio no tiene una secuencia armónica DO SOL FA DO, si no DO SOL SOL# DO; el segundo es que el coro tiene un contracanto para hacer a cuatro voces mientras
el solista canta la melodía.

LA LETRA DE LA CANCIÓN

ENSÉÑAME

Por Pablo. R. Bedrossian

Cada cosa en la vida tiene su justo lugar;

cada cosa tiene un tiempo para hacerse realidad.

Es por eso que preciso que me enseñes a mirar

lo que tengo por delante y el presente que está acá.

Enséñame a vivir el hoy de tal manera

que mañana no tenga que reprocharme el ayer.

Tiempo de nacer, tiempo de morir;

tiempo de llorar, también de reír.

Tiempo de buscar, tiempo de perder;

tiempo de saber lo que hay que hacer.

Es por eso que preciso que me enseñes a vivir

y a o equivocarme cuando tenga que elegir.

Enséñame a vivir el hoy de tal manera

que mañana no tenga que reprocharme el ayer.

© Pablo R. Bedrossian, 2011. Todos los derechos reservados.

“MIRA EL CIELO”, EL PRIMER CD DE DANIEL OLALLA

Por Pablo R. Bedrossian

Desde fines de los ’80, a través de Marcos Witt se estableció un nuevo género dentro de la música cristiana en español, popularmente llamado “Alabanza y Adoración”, nombre prestado del “Praise and Worship” norteamericano. Aunque no es estrictamente un género musical  -es música pop con letra cristiana-, su impacto dentro de las iglesias fue tan alto que por mucho tiempo no hubo espacio para otras expresiones musicales. Era la música adecuada para una liturgia contemporánea. Sin embargo, su falta de renovación en 20 años se yergue como una amenaza, porque -no nos engañemos-, lo que se repite termina aburriendo.

Por eso la llegada de “Mira el Cielo”, la opera prima de Daniel Olalla, es una excelente noticia: Sin apartarse del “género”, le da nueva vida. Todo el CD mantiene intacto el mismo concepto: Es un salmo del siglo XXI que celebra la intimidad profunda con Dios, pero que también pretende traducir esa experiencia en un compromiso. A través de 11 temas, este excelente músico mendocino radicado en Miami, desgrana una música fresca  y poderosa, con guitarras bien adelante, teclados abundantes y una base rítmica sin exageraciones. Las canciones tienen mucha belleza, y la voz de Daniel sorprende por su calidez y sentimiento. La música es de su autoría a excepción de “Dios de promesas” (tomado del grupo brasilero Trazendo a Arca), y escribió la mayoría de las letras en colaboración con su prima Bitia Olalla.

Es difícil señalar cuáles son los mejores temas porque todos alcanzan un admirable nivel. Por ejemplo, “Dios de promesas” y el final de “Escóndeme” son espléndidos. “Tocar tus manos” es una preciosa balada acompañada sólo por el piano, que crea una atmósfera de intensa comunión con Dios. La última, “Yo subiré”, tiene un estribillo potente y movilizador. No se trata sólo de excelentes melodías, sino de letras con una alta poética, construidas con imágenes simples y a la vez profundas.   El disco puede resumirse en una sola frase del tema “Mi guardador”: “Mi sombra en el calor y mi antorcha en las noches”, una continua oración que declara las maravillosas virtudes de Dios.

Los arreglos pertenecen a este joven cantautor y a Chris Rocha, quienes produjeron el disco. Entre los músicos se destacan los argentinos Pablo y Gastón González y las coreutas, Bitia Olalla y Valeria Croatto (de Revividos, un grupo innovador del mismo género, de Houston, Texas).  La grabación se realizó en Argentina y los Estados Unidos.

“Mira el Cielo” no es sólo una invitación a acercarnos a Dios sino una experiencia que se vive escuchando cada una de las composiciones. Se trata de un encuentro a solas entre la criatura y su Creador.

© Pablo R. Bedrossian, 2011. Todos los derechos reservados.

QUE ES LA MUSICA GOSPEL por Pablo R. Bedrossian

El autor de esta nota cantando en el Cotton Club, Harlem, New York

Es difícil definir un género musical; no es cuestión sólo del ritmo. En el caso de la música gospel, que toma su nombre del inglés gospel, que significa evangelio, la situación es más complicada, porque se trata de una música que apoya o sostiene un contenido claramente definido: el mensaje cristiano. La música está al servicio de la letra, cuyo propósito es anunciar y celebrar a Jesús.

La música gospel nace en los Estados Unidos a mediados de la primera mitad del siglo XX en las iglesias afroamericanas. Surge de la fusión de dos corrientes o géneros musicales: Los spirituals, cantos de fe y esperanza de los esclavos negros que habían abrazado la fe cristiana, y los himnos tradicionales de las iglesias “blancas”, cuya rica tradición aún perdura. Estos himnos comenzaron a crecer con fuerza a partir del movimiento impulsado por John Wesley, que, aunque conocido como el padre del metodismo, puede considerarse el iniciador del movimiento evangélico moderno.

El gospel es un tipo de música popular para uso congregacional. La rítmica es sencilla pero marcada; naturalmente se sigue con el cuerpo o con las palmas. Las estrofas son coronadas por los estribillos que se repiten numerosas veces. Los solistas son apoyados por coros, porque si bien es una música de melodía simple y fácil de aprender, posee una fuerte riqueza armónica. Los mass choir, multitudinarios coros que participan en las reuniones religiosas en los Estados Unidos, se caracterizan precisamente por el canto a cuatro voces. Además, el gospel facilita la improvisación, que realiza el solista sobre la base coral de los estribillos.

La letra es definidamente confesional. No consiste en una tibia declaración de fe sino una proclama valiente y decidida de Jesús como el Salvador. El perdón por su sangre, la cruz, el amor, la fe, el sufrimiento, la victoria y la esperanza de su regreso son los temas predilectos. Una frase medular de una canción puede reiterarse innumerables veces.
Los instrumentos de acompañamiento son variados, pero se destacan el piano, el órgano electrónico (un instrumento que se ha convertido en emblemático del género), el bajo y la batería, por las bases rítimicas que construyen. Los solos de piano improvisando también son característicos (el gospel es una de las fuentes en las que el jazz abreva).

Se habla del southern gospel, un gospel sureño, un género mucho más cercano al himno que al spiritual. Es menos rítmico que el gospel y con escasa improvisación, aunque se apoya también en armonía a cuatro voces y en la estructura de estrofas seguidas por un estribillo. En mi opinión no es verdadero gospel: se trata de una música “blanca”, que es una versión “descafeinada” del género original. No cuestiono su belleza sino su pretensión de apellidarse gospel.

El contemporary gospel, en cambio, es una música afroamericana, que habiendo partido del gospel, incorporó nuevos géneros como el R&B, el soul y el pop, creando una fusión que, me parece, le ha quitado la identidad original. Multiplica la fuerza rítimica, conserva la base coral sobre la cual el solista improvisa, y repite los estribillos con tanta frecuencia que puede causar cansancio o aburrimiento a pesar que se alcancen notas estridentes, cercanos al éxtasis místico o espiritual.

En Latinoamérica también se llama gospel a la música cristiana contemporánea, pero ese uso excede largamente los límites del género. Lo único en común es el mensaje y la modernidad, pero la forma musical puede diferir enormemente.

Tuve el privilegio de asistir en varias ocasiones a iglesias bautistas en el Harlem, el famoso barrio negro de New York, donde se cultiva el gospel de una manera apasionada y genuina. He estado en grandes iglesias como la Abyssinian Baptist Church, donde uno tiene que hacer dos horas de cola para escuchar su famoso coro, y en iglesias pequeñas de cincuenta asistentes donde hay espacios vacíos donde uno puede sentarse con comodidad. En todas las ocasiones he sentido lo mismo: Una tremenda conmoción interior al escuchar alabar a Jesucristo de un modo tan poderoso. En esas ocasiones me pregunté qué movía a estas personas cantar con tanto fervor. Al meditar en ello me convencí que el gospel es la encarnación musical de una fe viva y contagiosa, que revela y comparte una experiencia de profunda comunión con Dios.

© Pablo R. Bedrossian, 2010. Todos los derechos reservados.