“THE VALHALLA MURDERS”, UNA MINISERIE POLICIAL EN LA NIEVE DE ISLANDIA (por Pablo R. Bedrossian)

“Los asesinatos de Valhalla” (en inglés “The Valhalla Murders”) es una miniserie policial de ocho capítulos ambientada en Islandia, una nación asentada sobre una gélida isla en el norte de Europa, de solo 350,000 habitantes.

Titulada en su lengua original simplemente “Brot” (“Violación”) la historia gira alrededor de una serie de asesinatos vinculados a un orfanato cerrado muchos años atrás y a una trágica desaparición. Tal como es común en este tipo de miniserie nada es lo que parece y los presuntos sospechosos van cambiando a lo largo de la investigación. Cuanto más se descubre, más se oculta.

En nuestra opinión, lo mejor de la serie son los paisajes, con altas montañas y llanuras que parecen cubiertas por un sudario blanco de gruesa nieve y la excelente dirección cinematográfica de Thordur Palsson, también creador de la serie. Las actuaciones y el guion, a pesar de algunos pozos, son aceptables y mantienen atento al espectador.

Hay algunos detalles que para los que vivimos en otras culturas son llamativos. Por ejemplo, la policía no va armada. Los investigadores de homicidios llevan un arma en una caja fuerte dentro de su vehículo y deben solicitar una clave telefónica para poder abrirla en caso de emergencia. Otro hecho curioso es que criminales de alta peligrosidad mientras son indagados pueden servirse café de una máquina cuando lo deseen e incluso ofrecerlo a sus interrogadores. En eso el lugar parece otro planeta.

Fue filmada en 2019 y lanzada por Netflix en 2020. Es admirable que un país con tan pocos habitantes haya producido una miniserie de calidad internacional. Si le gusta el género policial y los crímenes seriales seguramente no será esta la mejor miniserie que haya visto en su vida, pero tampoco se aburrirá.

© Pablo R. Bedrossian, 2020. Todos los derechos reservados.

COMENTARIO A LA NOVELA “EL PERFUME”, DE PATRICK SÜSKIND (por Pablo R. Bedrossian)

Serie CONFIESO QUE HE LEÍDO

El Perfume (Süskind).jpgDesde hace unos años una pintura del francés de Antoine Watteau (1684-1721) se ha hecho mundialmente conocida. Es una porción de su obra “Jupiter y Antiope”, que muestra a la joven Antiope dormida con la cabeza apoyada sobre la mano derecha, el brazo izquierdo caído y el torso desnudo. La obra debe su fama no tanto al magistral pincel del artista sino a su elección como imagen de portada exclusiva para el libro “El Perfume”.

La novela escrita por Patrick Süskind tiene una curiosa historia. Fue primeramente publicada en entregas semanales en el Frankfurter Allgemeine Zeitung, más conocido como FAZ, el diario más leído de Alemania. Su recepción fue tan favorable que la editorial suiza Diógenes, dueña de los derechos, decidió publicar la obra completa antes que FAZ completara la totalidad de sus entregas sabatinas.

Las ediciones se sucedieron una tras otra, sorprendiendo a los propios editores. En menos de seis meses se habían vendido más de 300,000 ejemplares y el libro se encontraba en todas las listas. A partir de allí, los lanzamientos en diversos idiomas multiplicaron las ventas hasta convertirlo en una novela de culto y un best seller mundial.

Sin embargo, ¿tiene realmente El Perfume los méritos literarios para ser considerada una gran novela? Desde luego, en el arte no existe la objetividad sino las preferencias, pero queremos presentar algunas ideas que quizás sean útiles a sus potenciales lectores.

Situada a mediados del siglo XVIII es la historia de Jean-Baptiste Grenouille, un hombre abominable y genial, como lo describe el autor en su primera frase. Nace con dos atributos extraordinarios: el primero es que no despide ningún olor; el segundo es su excepcional olfato que le permite percibir todos los olores que existen alrededor suyo. Para él, su oscura condición social no es una limitante, sino una desgracia que quiere dejar atrás, por eso, utilizando su extraordinaria sensibilidad a los aromas, se vuelve un consumado maestro perfumista mientras, a la vez, construye otra carrera: la de un asesino serial.

Entre las virtudes que se le reconocen al libro está el brillante manejo de la lengua alemana. Como hemos leído la novela en español, no podemos opinar al respecto; simplemente recordamos aquel dicho italiano, tradutore, traditore (en español traductor, traidor) que muestra la incapacidad de transferir a otros idiomas la belleza y los matices de un texto original.

En cuanto al argumento -llevado al cine en 2006 por el director Tom Tykwer- el texto ofrece un relato lento que no tiene el vértigo de las novelas actuales. Además, presenta un desenlace inesperado con curiosos momentos apoteóticos que pueden parecer exageración.

Aunque soy amante de las novelas con crímenes seriales, en lo personal “El Perfume” no me cautivó. Sin embargo, considero interesante -y quizás necesaria- su lectura. Además, ¿quién soy yo para poner en tela de juicio la opinión de millones de fanáticos en todo el mundo? Solo su propia lectura le podrá indicar quien tiene la razón.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.

“CRÍMENES IMPERCEPTIBLES”, EL POLICIAL MATEMÁTICO DE GUILLERMO MARTÍNEZ (por Pablo R. Bedrossian)

Crímenes imerceptibles 01Serie CONFIESO QUE HE LEÍDO

Según Borges, cuando Edgar Allan Poe creó el género policial engendró al mismo tiempo un tipo de lector, que trata de encontrar en el texto señales que develan un misterio[1]. Este proceso deductivo es parte de una tácita complicidad entre el autor, que va dejando hilos sueltos, y ese lector, que debe unirlos.

Como ya hemos escrito, en este tipo de intrigas prima la economía del relato, donde “nada sobra y nada falta”. Por lo tanto, ningún detalle queda librado a la casualidad. Lo que parece una descripción banal termina siendo una mención calculada del escritor, cuyo verdadero significado se revela en otro momento de la historia.[2].

Dentro del género policial, los crímenes seriales han propiciado una vuelta de tuerca: se trata de descubrir el patrón que sigue el asesino. El desafío para el lector es identificar cómo se forma la cadena para atrapar al homicida justo antes que agregue su próximo eslabón. Esto excede la literatura y se ha vuelto común en el cine, como en el caso de Murder 101 (que a la vez parodia cómo se escribe una buena novela policial) o Seven (que en países de habla hispana se tituló Pecados capitales). Estos relatos se enfocan en la presunta psicología del criminal que lo lleva a actuar inexorablemente de un determinado modo.

Crímenes imerceptibles 02Precisamente, “Crímenes imperceptibles”, la novela del escritor argentino Guillermo Martínez plantea hechos que el protagonista con la ayuda de un experto intenta concatenar. Se trata de una sucesión de muertes que parecen naturales, pero son puestas bajo sospecha por un entorno plagado de rencor y vanidad.

Traducida a 35 idiomas y llevada al cine bajo el nombre de Los crímenes de Oxford, contiene elementos autobiográficos, pues el escritor, tal como el personaje principal, es un matemático argentino que ha viajado como becario a Inglaterra, donde transcurren los hechos. Ese sesgo matemático tan proclive a encontrar patrones, como el John Nash retratado en A beautiful mind (la película Una mente brillante), es el paradigma bajo el cual se construye el relato.

Como leí en la introducción de la edición de Planeta, en un relato policial hay dos historias: la del crimen y la de la investigación; dicho de otro modo, la del asesino y la de su perseguidor. Sin embargo, aunque los indicios nos sugieren cómo sucedieron los hechos, tal como Kühn atribuye de los científicos[3], a veces vemos sólo lo que queremos ver. No quiero contarle más; paso a dejar el misterio en sus manos. Lea “Crímenes imperceptibles” y después me cuenta.

© Pablo R. Bedrossian, 2017. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] Borges, Jorge Luis, “Borges Oral”, Emecé Editores / Editorial de Belgrano, Buenos Aires, Argentina, 1979, p.66

[2] Bedrossian, Pablo, “Vemos lo que leemos – Breve ensayo acerca de la novela de intriga”, https://pablobedrossian.wordpress.com/2014/03/21/vemos-lo-que-leemos-breve-ensayo-acerca-de-la-novela-de-intriga-por-pablo-r-bedrossian/ 2014

[3] Kühn, Thomas S., “La estructura de las revoluciones científicas”, Primera edición en inglés, 1962, Primera edición en español (Fondo de Cultura Económica, México), 1971, Octava reimpresión (FCE, Argentina), 2004, p.26


PARA LOS AMANTES DEL GÉNERO POLICIAL Y LAS NOVELAS DE INTRIGA

Si desea leer más sobre el tema, lo invitamos a leer