“DÉJALO A DIOS ACTUAR” – LA HISTORIA DE LA CANCIÓN (por Pablo R. Bedrossian)

Componiendo 01

De todas las canciones que he escrito “Déjalo a Dios actuar” es, sin duda, la más grabada y recordada. Quizás no tenga detrás una gran historia pero sí un mensaje definido, de esos que todos necesitamos en algún momento de nuestra vida.

Mi hermano Alejandro, que ha publicado varias novelas, siempre dice que el libro es un viajero cuyo destino es desconocido. Creo que lo mismo puede decirse de las canciones. Su alcance excede las intenciones del autor. Pero, ¿no es acaso ése su mayor mérito? Ser cantada, ser escuchada, ser sentida por otro en el más cabal significado de la palabra. Para el artista no hay nada peor que una obra que pase inadvertida.

Por eso me conmueve descubrir que “Déjalo a Dios actuar”, escrita en 1984, ha cruzado fronteras y sigue siendo de inspiración a muchos. La canción no se basa en ninguna anécdota o experiencia, sino en una idea: Dios puede sorprendernos, pero depende de nosotros. Alguna vez escuché que un pintor había representado un texto del Apocalipsis donde Jesús dice “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo”. En la pintura había un hombre golpeando la puerta, pero esa puerta sólo tenía manija por dentro. Por ello, la repetida frase “Déjalo a Dios” es uno de los dos ejes sobre los que gira la canción. Si no estamos dispuestos, si no creemos, estamos cerrando la puerta a quién nos puede cambiar.

La canción llega a su médula cuando enuncia el otro concepto central “dentro de tu alma crear un espacio para las sorpresas”, que fue la piedra angular a Flautista 01partir de la cual construí la canción. Dios nos ama, y va a sorprendernos si le abrimos nuestro corazón. Necesitamos fe aún en medio de la desesperanza. Para muchos la vida es algo que nosotros hacemos, algo que depende totalmente de nuestras fuerzas. Pero el que cree sabe que hay Alguien más grande que él, que todo lo sabe y que todo lo puede, que si no actúa en las circunstancias, al menos actuará dentro de él. Entonces, si no tienes paz o no encuentras amor, déjalo a Dios actuar dentro de ti.

LA LETRA

DÉJALO A DIOS ACTUAR

Por Pablo. R. Bedrossian (1984)

Déjalo a Dios actuar dentro de ti; ten fe;

déjalo construir una vida mejor.

Déjalo a Dios hacer un milagro en tu ser;

déjalo estar en tu interior

creando paz, dando amor.

Déjalo actuar dentro de ti.

Déjalo a Dios sembrar tanta belleza;

dentro de tu alma crear un espacio

para las sorpresas.

Déjalo a Dios poner una aventura en tu ser;

déjalo estar en tu interior

creando paz, dando amor.

Déjalo actuar dentro de ti.

 NOTAS SOBRE LA MÚSICA

P1380177

Con mi hermano Alejandro,en “Micrófono Abierto”, 2010, Buenos Aires

La canción fue compuesta en guitarra, en la tonalidad de DO, en la intimidad del cuarto que compartía con mi hermano Alejandro en nuestra vieja casa del barrio Congreso, de Buenos Aires. Hay dos detalles que hacen que la música impacte. El primero es el uso de acordes disminuidos con séptima (que se cifran 7dim o 7°). Para los que no los conocen, son acordes con tres terceras menores (fundamental, tercera menor, quinta disminuida y séptima disminuida; por ejemplo en Do, está conformado por Do, Mi♭ , Sol♭ , y Si♭♭ , es decir Si doble bemol o, dicho sencillamente para aquellos que no están familiarizados con la teoría musical, un LA. En la canción uso dos disminuidos con séptima diferentes que le dan brillo. El segundo detalle radica en la palabra “belleza”, donde utilizo un acorde de LA séptima (menor) con cuarta suspendida (que se escribe LA74sus o LA7sus), que luego baja a LA séptima (menor). Además cuando dice “tu alma crear un espacio” uso una secuencia de re menor, re menor séptima mayor y re menor séptima menor (esto se suele escribir rem, rem7maj, rem7).

ALGO SOBRE LA DIFUSIÓN DEL TEMA

Presenté este tema en 1984 en el Congreso Juvenil organizado por la M.E.I. en la Universidad Tecnológica de Santa Fe, con una asistencia de 6,000 jóvenes, invitado por Juan Pablo Bongarrá, que ha sido uno de los que más ha difundido esta canción.

Recuerdo que ese mismo año, canté la canción antes de una charla que iba a dar Rubén del Ré. En medio de la conferencia, fiel a su estilo coloquial, me miró y dijo “Pablo, hoy me has dejado algo: me llevo la frase de tu canción ‘Déjalo a Dios dentro de tu alma crear un espacio para las sorpresas’”. Que alguien de su liderazgo y relevancia haya rescatado ese pensamiento fue impactante para mí.

El querido maestro Ricardo Voth

El querido maestro Ricardo Voth

En 1991, por sugerencia del maestro Ricardo Voth, la Asociación Billy Graham incluyó la canción “Déjalo a Dios actuar” en la Cruzada Misión ’91. Se filmó un video de la canción -disponible hoy en Youtube- interpretado por Rosalía Manzano de Abad, quien la cantó en vivo en el Estadio Monumental de River Plate el domingo, antes de la última predicación de Billy Graham. Me acuerdo que Juan Calcagni, maestro de ceremonia, para presentar el tema dijo “Hay un médico que también es cantor que ha escrito…”.

En ese mismo año grabó la canción en un álbum solista la legendaria fundadora del conjunto folclórico “Las Voces Blancas”, la señora Stella Crisci.

"Fuerzas para continuar", 1996, Teatro Coliseo, Buenos Aires

“Fuerzas para continuar”, 1996, Teatro Coliseo, Buenos Aires

En 1996, “Déjalo a Dios actuar” junto el góspel “Hay vida en Jesús”, formó parte de “Fuerzas para continuar”, un magno evento realizado en el Teatro Coliseo de Buenos Aires, con la participación de más de 70 artistas en escena. Quedó registro en CD y video de estas presentaciones. Para mí, que hayan incluido estas canciones fue también una emoción muy especial.

La letra de la canción se encuentra en diversos sitios como declaración de fe y esperanza en medio de un mundo violento y difícil.

ALGUNAS ANÉCDOTAS ACERCA DE LA CANCIÓN

Shanna, CD "Tú me sanaste" (2007)

Shanna, CD “Tú me sanaste” (2007)

Una de las versiones más bellas es la de Shanna, de su CD “Tú me sanaste” (2007). Allí en lugar de decir “Déjalo a Dios sembrar tanta belleza” como dice originalmente, ella canta “Nadie podrá sembrar tanta belleza”. Cuando le pregunté el por qué me dijo “Es que grabé la letra tal cual la recordaba, de memoria…”. La misma frase la utiliza Naly Serra en su CD “Darte el hoy” (2010).

En otra ocasión, la cantante y misionera Leticia Franceschinis de Coria en su álbum “Llena de tu luz” donde la letra dice “Déjalo a Dios poner una aventura en tu ser” cantó “Déjalo a Dios poner su hermosura en tu ser”. Cuando le consulté por el cambio me dijo “ocurre que en mi iglesia está mal vista la palabra aventura…”. No hace falta decir que hacía referencia a un grupo ultraconservador.

Cierta vez me enviaron un link a una página española de tarot. La página decía “Consulta mi tarot del amor, sexo y pasión” y debajo, muy curiosamente, agregaba “si quieres un cambio en tu vida reza en ayunas esta milagrosa oración” y a continuación, créase o no, aparecía la letra de “Déjalo a Dios actuar”.

© Pablo R. Bedrossian, 2013. Todos los derechos reservados.


VERSIONES GRABADAS A LA FECHA

Comparto la lista de las versiones grabadas que transcribo con sus respectivos links:

“Déjalo a Dios actuar” por Pablo Bedrossian, casete “Vidas” (1985)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/3858328-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

2. “Déjalo a Dios actuar” por Marga, casete “Buscandote” (1988)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/6429075-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

3. “Déjalo a Dios actuar” por Andrea Francisco, casete “Un nuevo comienzo” (1989)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/3858204-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

4. “Déjalo a Dios actuar” por Ana María Kircos, casete “Bendio sea el Señor” (1990)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/11633049-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

5. “Déjalo a Dios actuar” por Zuriel, casete “Dame la alegría” (1990)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/11223912-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

6. “Déjalo a Dios actuar” por Sergio Quiroga y José Luis Plá (versión instrumental), casete “Un rayo de esperanza” (1990)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4398952-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

7. “Déjalo a Dios actuar” por Leticia de Coria, casete “Llena de tu luz” (1991)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4849464-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

8. “Déjalo a Dios actuar” por Stella Crisci, casete “Heme aquí” (1991)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4569724-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

9. “Déjalo a Dios actuar” por Leticia Herrera de Clark, casete “Fui quebrantada” (1994)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4085911-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

10. “Déjalo a Dios actuar” por Rosalía Manzano de Abad y Unidad PHES, CD doble “Fuerzas para continuar” (1996)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/3422813-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

11. “Déjalo a Dios actuar” por IAN 5, CD “El mejor amor” (2001)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/4854479-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

12. “Déjalo a Dios actuar” por Shanna, CD “Tú me sanaste” (2007)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/1891618-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

13. “Déjalo a Dios actuar” por Naly Serra, CD “Darte el hoy” (2011)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/7660943-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

14. “Déjalo a Dios actuar” por Hernán Tofoni, Marcelo Mollo, Alejandro Bedrossian y Carlos Cáceres, publicación digital (2011)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/6936626-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

15. “Déjalo a Dios actuar” por Emilse Impoco, CD “Una expresión de amor” (2013)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19387493-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

16.  “Déjalo a Dios actuar” por Coro de Niños de la Iglesia de la Puerta Abierta, CD “Para adorar” (2013)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19596550-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por

17. “Déjalo a Dios actuar” por Georgina Pérez, publicación digital; arreglado y producido por Alejandro Bedrossian (2014)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19726680-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por 

18. “Déjalo a Dios actuar” por Laura Clark Godoy, publicación digital; arreglado y producido por Marcelo Mollo (2014)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/20069279-dejalo-dios-actuar-prb-1984-por 

Pistas de descarga gratuita con sus respectivos links:

1. “Déjalo a Dios actuar” arreglo de Danny Baker, casete “Un nuevo comienzo” (1989)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/3858209-dejalo-dios-actuar-prb-1984-playback

2. “Déjalo a Dios actuar”, para Misión ‘91, inédito (1991)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19573999-dejalo-dios-actuar-prb-1984-playback

3. “Déjalo a Dios actuar” arreglo de Alejandro Bedrossian,  publicación digital (2014)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/19750174-dejalo-dios-actuar-prb-1984-playback

4. “Déjalo a Dios actuar” arreglo de Marcelo Mollo,  publicación digital (2014)

http://www.reverbnation.com/pablobedrossian/song/20079310-dejalo-dios-actuar-prb-1984-playback

Videos

(hay varios más, sólo publico los que he compartido en mi website)

  1. “Déjalo a Dios actuar” por Rosalía Manzano de Abad, video para Cruzada con Billy Graham -sólo para TV- (1991)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/5284969

2. “Déjalo a Dios actuar” por Rosalía Manzano de Abad y Unidad PHES, VHS “Fuerzas para continuar” (1996)

Actualmente sin link disponible

3. “Déjalo a Dios actuar” por Emilse Impoco, grabado en vivo en el estadio Miguel Grau, Lima, Perú  (2008)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/3990296

4. “Déjalo a Dios actuar” por Laura Valía y el Coro de Niños de La Puerta Abierta, grabado en vivo en Buenos Aires, Argentina (2008)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/5383048

5. “Déjalo a Dios actuar” por Carlos Piégari, home video, versión instrumental, grabado en Buenos Aires, Argentina (2012)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/10661981

6.  “Déjalo a Dios actuar” por el Coro de Niños de La Puerta Abierta, con la versión de su CD “Para adorar”, grabado en Buenos Aires, Argentina (2013)

http://www.reverbnation.com/open_graph/video/12258154

“LA LUZ” – LA ANÉCDOTA QUE LA TRAJO AL MUNDO

“Fácilmente perdonamos a un niño que le teme a la oscuridad. La gran tragedia de la vida es que los hombres le temen a la luz.” Platón

El Parque Nacional La Tigra es uno de los más bellos de Honduras. En 2011, luego de una larga caminata subí a la cabaña que allí me asignaron. Sólo otra de las cabañas estaba ocupada, y los que pernoctaban en ella eran tres jóvenes universitarios. En el lugar no hay ni casas habitadas, ni restaurantes, ni negocios; sólo está uno con la naturaleza. Me acosté temprano y mientras leía un libro me quedé dormido. Antes de la medianoche bruscamente unos gritos me despertaron. Alguien totalmente fuera de sí gritaba “¿Por qué tengo que encontrar la luz? ¿Por qué tengo que encontrar la luz?”. No sabía si estaba armado, pero como sonaba muy agresivo, supuse que era posible. Revisé que la puerta estuviera bien cerrada y me despabilé. El hombre pasó cerca de diez minutos vociferando la misma pregunta. Cuando al fin se fue, quedó retumbando en mi mente su interrogante. Luego de un largo rato pude retomar el sueño.

Al día siguiente me desperté pensando en aquel grito desgarrador, y me dije si no será que muchos seres humanos no se estarán formulado la misma pregunta. Escuché que alguna vez un teólogo, al analizar una frase del prólogo del evangelio de Juan, dijo que el problema no era que el hombre esté en tinieblas, sino que amara más las tinieblas que la luz.

La luz nos permite ver, conocer, e incluso reconocer, pero no sólo en el sentido material. Cuando la canción dice “Para no caerme, para no perderme, no tropezarme y no equivocarme, para que de un hoyo no tengan que sacarme”, a diferencia del hombre que vociferó en la noche, no se refiere a una experiencia física, sino profundamente espiritual. Expresa la necesidad de luz para tomar decisiones sabias y no fracasar en la vida. Cuando afirma “Para poder verte, para conocerte, no engañarme y poder encontrarte, para que un día pueda abrazarte” manifiesta la necesidad de luz para construir relaciones sanas y positivas. Cuando finalmente declara “Me veo perdido, sigo confundido como en una noche sin fin, pero yo prosigo buscando el camino que me conduce hasta ti”, es una confesión elocuente de una intensa necesidad.

La luz está asociada a la verdad y al conocimiento. Si no tenemos luz, sólo vemos sombras en la oscuridad en todo sentido. Hubo alguien que se levantó para decir “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”. Han pasado veintiún siglos y tiene millones de seguidores que aseguran que Él es el camino, la verdad y la vida. Todos necesitamos luz, y no se trata de preguntarnos por qué sino dónde la encontraremos.

Miguel Baffi, solista de la primera versión de “La luz”.

Existe una única versión grabada pues la canción fue compuesta en 2011. Está cantada por Miguel Baffi, con coros de Gabriela Sepúlveda, Irhyna Medina y Juan Carlos Marsili, y acompañamiento instrumental de Marcelo Mollo (teclados, programación de batería y arreglos), Alejandro Bedrossian (bajo) y Carlos Cáceres (guitarras), presentada en 2012:

http://www.reverbnation.com/open_graph/song/14533614

 

 

La letra

LA LUZ
Por Pablo. R. Bedrossian (2011)

¿Por qué tengo que encontrar la luz?

¿Por qué tengo que encontrar,

por qué tengo que encontrar la luz?

Para no caerme, para no perderme,

no tropezarme y no equivocarme,

para que de un hoyo no tengan que sacarme

tengo que encontrar, tengo que encontrar

la luz.

Para poder verte, para conocerte,

no engañarme y poder encontrarte,

para que un día pueda abrazarte,

tengo que encontrar, tengo que encontrar

la luz.

¿Por qué tengo que encontrar la luz?

¿Por qué tengo que encontrar,

por qué tengo que encontrar la luz?

Me veo perdido, sigo confundido

como en una noche sin fin,

pero yo prosigo buscando el camino

que me conduce hasta ti

¿Por qué tengo que encontrar la luz?

¿Por qué tengo que encontrar,

por qué tengo que encontrar la luz?

© Pablo R. Bedrossian, 2012. Todos los derechos reservados.

“HAY VIDA EN JESÚS” – LA HISTORIA DE LA CANCIÓN

“Quién no recordará aquella canción ‘Hay vida en Jesús’ interpretada en la potente voz
de Andrea” dice una página web publicada por Todo Gospel. La nota, que ha sido replicada en otros sitios, hace referencia al tema que popularizó Andrea Francisco a fines de los ’80 y principios de los ’90: Un tema gospel cargado de esperanza frente a la violencia urbana, que no fue producto de la imaginación sino de una realidad que aún hoy nos toca de cerca.

Escribí “Hay vida en Jesús” en 1985, después de una fuerte experiencia vivida por un joven vecino a quien mi hermana Susi le daba clases particulares de matemáticas. Cerca de nuestra vieja casa había un parque que sirvió de cementerio en el Buenos Aires Colonial y hoy se encuentra rodeado de edificios. Se trata de la plaza 2 de mayo, situada en el barrio de Congreso. Allí en mi niñez iba a la calesita o a las hamacas luego de visitar el viejo Mercado Spinetto, hoy un moderno mall, que queda en una de sus esquinas.

El vecino que recibía clases de Susi, un adolescente, fue junto a su primo a jugar al
fútbol en esa plaza. El primo llevaba su pelota y comenzaron a jugar con otros chicos. Enseguida se acercó un grupo y, como es común, se armó un partido. Durante su transcurso hubo una pelea, por la cual repentinamente el encuentro terminó. Nuestro vecino y su primo trataron de irse, tomando la pelota. A pesar que ellos no formaban parte de la disputa fueron atacados por miembros del equipo rival. Uno golpeó en la nuca al primo de nuestro vecino con una piedra de un modo tan terrible que le produjo un hematoma cerebral. El chico tras agonizar varios días murió. Esta muerte absurda me movió a escribir este grito de esperanza que surge de los escombros del dolor y del sufrimiento.

Su contrapartida la encontré hace poco en un álbum de León Gieco de edición limitada llamado “Por partida triple”. Allí León interpreta maravillosamente con Roxana Amed el tema de Tom Waits “Georgia Lee”. Esa canción habla de una niña negra de doce años (Georgia Lee Moses) que se había escapado de su casa y a la semana fue encontrada asesinada. Murió anónimamente, sin que nadie escuchara sus gritos. Waits se pregunta por la ausencia o el silencio de Dios. Aunque “Hay vida en Jesús” no es una reacción a “Georgia Lee”,porque es anterior, aborda una misma tragedia: El sufrimiento de los inocentes.

Una misma historia, dos perspectivas

La letra de Waits plantea -en el mejor de los casos- la pasividad divina, e ignora
deliberadamente la maldad humana, como si el asesino no existiera. Se enfoca en la salvación divina que no llega. “Hay vida en Jesús”, en cambio, afirma que frente a la incomprensible perversidad de algunos hombres, Dios sigue amando al mundo. La prueba es que Dios envió a su propio Hijo para cambiar el corazón del hombre, de donde nace la maldad que describen ambas canciones.

Culpar a Dios, por acción u omisión, es alejar la responsabilidad del hombre y transferirla a lo divino, ignorando el camino al cambio que Dios mismo ha abierto. Dios no se quedó impasible. Habló fuerte, pero algunos hombres cerraron sus oídos en una destructiva sordera voluntaria. A Georgia Lee, como al primo de nuestro vecino, no la mata la pasividad de Dios sino la actividad humana. Son hombres quienes cometen los homicidios. Georgia Lee es un bellísimo canto a la desesperanza, y “Hay vida en Jesús” es un sangrante clamor de esperanza que anuncia que Jesús sigue siendo el camino a la verdadera vida.

La música y las versiones grabadas

En cuanto a la música, está compuesta en un estilo gospel, fusión del spiritual con el himno tradicional evangélico. Siempre la imaginé cantada por un cantante negro con un coro, y pude cumplir ese sueño poco después de componerla, pues un afroamericano de una voz maravillosa la interpretó en Jackson, Mississippi, durante uno de mis viajes, y formé parte del coro que lo acompañó. Un detalle interesante es que esa presentación la realizamos en una iglesia bautista “blanca” o anglo.

Existen cuatro versiones grabadas que transcribo con sus respectivos links:

“Hay vida en Jesús” por Marga, casete “Buscandote” (1988) http://www.reverbnation.com/play_now/song_5516185

“Hay vida en Jesús” por Andrea Francisco, CD “Por amor” (1992)http://www.reverbnation.com/play_now/song_1891628

“Hay vida en Jesús” por Andrea Francisco, CD “Fuerzas para continuar” (1996)
grabado en vivo en el Teatro Coliseo, Buenos Aires, Argentina http://www.reverbnation.com/play_now/song_3472079

“Hay vida en Jesús” por IAN 5, CD “El mejor amor” (2001)http://www.reverbnation.com/play_now/song_3288534

Cuando una canción tiene un mensaje o plantea una pregunta deja de ser mero entretenimiento para convertirse en un puente que pretende acercar a las personas y provocar el pensamiento de modo de contribuir a su crecimiento.

La letra

HAY VIDA EN JESÚS
Por Pablo. R. Bedrossian (1985)

Frente a tanta violencia,
frente a tanta muerte cruel,
frente al odio, los agravios,
resentimientos, desengaños
que te suelen suceder.

Frente a tanta injusticia,
frente a tanta destrucción,
frente a tratos deshonestos,
homicidios y secuestros
que te pueden suceder.

Frente a tánta marihuana
y tánta prostitución;
frente a todo ese egoísmo
que destruye por sí mismo
toda ilusión de amor.

Hay vida en Jesús,
hay vida en Jesús,
hay vida en Jesús, en Jesús.
¡Hay vida en Jesús!

© Pablo R. Bedrossian, 2011. Todos los derechos reservados.

“NUESTRO CANTO EXPRESA UN SENTIR” – LA HISTORIA DE LA CANCIÓN

Para aquellos que son muy jóvenes quizás la frase del título no tenga ningún significado. Sin embargo, esta ha sido en Argentina una de las canciones más populares para los que seguimos a Jesús. Permítanme contarles por qué.

Ubiquémonos a principios de los ‘80. Veníamos de años de violencia que desembocaron en una dictadura militar que imponía el temor, y a veces el terror. Incluso vencida la guerrilla, su política autoritaria no variaba. Pero la derrota en la Guerra de las Malvinas abrió una grieta que permitió canalizar el descontento popular y prever el advenimiento de la democracia. Renacía la esperanza de un nuevo país, con otros principios y otras
libertades. Pero, ¿hacia dónde ir? Como aquel prisionero  que se enteró que Alemania había perdido la guerra y quedaba liberado del campo de concentración, la alegría se confundía con la incertidumbre. Y ahora, ¿qué?

La JEBA organizaba un Congreso Nacional cada dos años y elegía para ese periodo su canción lema. Era un concurso muy disputado, que habían ganado maestros de la talla de Roberto Casino y Jorge Sedaca. Para 1983-1985 el lema era “Jesucristo, la verdad, nuestra fe y nuestro compromiso”. Pensaba en el contexto social y político que nos rodeaba, y me planteé la necesidad de compartir el mensaje de fe y esperanza en el que creía y creo,
pero llevándolo “extramuros”. La palabra clave de la canción era compromiso.

La canción fue la elegida, y la presentamos en la reunión inicial en el Parque Sarmiento, de Buenos Aires, junto a dos músicos extraordinarios, Bruce y Nancy Muskrat. Cuando uno cuando presenta una nueva canción nunca sabe qué va a pasar. Sin embargo, luego de enseñarla, espontáneamente Daniel Dzerezun, un líder juvenil de más de 1,90 metros y larga cabellera rubia, se puso de pie, y comenzó a aplaudir (algo poco común en esa época), la gente lo siguió, y allí comprendimos el impacto que había causado. Los jóvenes se identificaron con su llamado: Anunciar a Jesús aquí y ahora. Apartir de allí la canción se diseminó por todas partes.

A PARTIR DE ALLÍ

Musicalmente no es fácil de tocar por la cantidad de acordes de cuatro y cinco notas que lleva, pero el ritmo pegadizo hace sencillo cantarla y recordarla. Fue lema de numerosos eventos y congresos. Hay algunas “perlitas” que quiero compartir:

La canción fue utilizada como cortina musical del programa que la Iglesia Transparente, a través de su pastor, don José Bongarrá, tenía en Canal 11 (hoy Telefé), entonada por un coro de niños.

Se cantó en el inolvidable Congreso que MEI organizó en 1984 en el auditorio de la Universidad Tecnológica de la ciudad de Santa Fe donde participaron 6,000 jóvenes de distintas vertientes cristianas.

A través de un cuarteto de la Iglesia Bautista de La Lucila, integrado por Claudia Scilingo, Silvia Rastelli, Silvana Pereyra  y Adriana Doglione, en 1985 u 86,  fue una de las seis canciones finalistas del Festival Católico que se realizaba anualmente y convocaba a músicos de todo el país. Entre mis amigos de Facebook están Claudia y Silvia a quienes les
agradezco por tan excelente interpretación.

Dando un recital en Córdoba, donde me acompañaron los brillantes músicos locales Guillermo y Alejadro Faraci y Daniel Esteban Klezsyk, se acercó Daniel Aranda, un músico de Villa María y me obsequió un playback de este tema que había hecho para un conjunto católico. Me sorprendí  y, a la vez, me sentí honrado. No sé si la canción fue grabada o no, pero el arreglo, que aún conservo, es excelente.

También encontré alguna vez en la web una versión midi hecha en piano por uno de los Amenos, excelentes músicos de los Hermanos Libres de Argentina.

La partitura y la letra están en el cancionero “Corazón y Voz Nº8” con arreglos del Maestro Jorge Randazzo (¡Gracias, Jorge!). De paso, en el cancionero hay un error, porque dice 1982, cuando la canción fue compuesta en el ’83; el copyright es de 1984.

La letra también está en la página de inicio del concejal de Ituzaingó y pastor evangélico Mario Revel, con quienes muchos tenemos amistad por Facebook (¡Gracias, Mario!). Me gusta mucho como la tituló, “Nuestro compromiso”.

Para los que quieren escucharla en versión cantada o playbacks (viejas grabaciones de casetes que fueron digitalizadas), la encuentran en:

http://www.reverbnation.com/play_now/song_3386862

http://www.reverbnation.com/play_now/song_4762314

http://www.reverbnation.com/play_now/song_5974611

Podría mencionar más detalles acerca de la canción pero prefiero terminar hablando de su protagonista, Jesús, el Rey de reyes y Señor de señores. Por eso me despido dejándoles la letra.

NUESTRO CANTO EXPRESAUN SENTIR

Por Pablo. R. Bedrossian (1983)

Nuestro cano expresa un sentir

y es preciso que se pueda oír

en las calles, en las plazas,

en los campos, las montañas,

a lo largo y a lo ancho del país.

Estribillo:

Jesucristo, la verdad,

nuestra fe y nuestro compromiso.

Él es la vida en plenitud,

Él es la fuerza y es la luz,

es la alegría que me alienta a continuar.

Es el poder para cambiar

toda una vida y darle más.

Jesucristo es la razón para vivir.

Este es el momento para actuar

en cada rincón, cada lugar.

Nuestra patria necesita

actitudes decididas

de cristianos que se jueguen de verdad.

© Pablo R. Bedrossian, 2011. Todos los derechos reservados.

“ENSÉÑAME A VIVIR EL HOY DE TAL MANERA QUE MAÑANA NO TENGA QUE REPROCHARME EL AYER” – LA HISTORIA DE LA CANCIÓN

Hace un tiempo un amigo me envió un relato que encontró en la web, escrito
por Lucía Knol, una joven alemana que viajó a como misionera laica a la
Argentina, que decía “quiero terminar mi testimonio con una parte de un poema
que conocí aquí en Argentina y que me gustó mucho pues puede expresar
sintéticamente lo que significa mi experiencia en este país” y citaba la primera
estrofa y el coro de “Enséñame”, la canción cuya frase más conocida encabeza
esta nota. Justamente esa frase, que ha trascendido más allá de la canción, ha
sido de bendición e inspiración para otras personas.  En la Internet se puede
encontrar en devocionales como el de Mónica I. Tomkins en el website de la
Iglesia Evangélica del Río de la Plata, en Gotitas de Vida para el Alma, hecho
en México, o Ecos de la Eternidad, por Daniel Chevriau, por mencionar sólo a
algunos. Es una oración que aún hoy elevo a Dios con frecuencia, porque para los
que creemos no importa la edad: siempre hay un futuro, y ese futuro se construye
a partir del presente.

Una mañana Juan Daniel Vicente me comentó que iba a predicar un sermón
titulado “El tiempo justo de hacer las cosas”, cuyo mensaje central era que
había un tiempo preciso para cada experiencia, basado en el famoso capítulo 3 de
El Eclesiastés. Iba a dividirlo en tres puntos: “Tiempo de nacer, tiempo de
morir”, luego “tiempo de llorar, tiempo de reír” y finalmente “tiempo de buscar,
tiempo de perder”. Me pidió si podía componer una canción alusiva. De inmediato
recordé un poema incluido en “40 días junto a la cruz”, un libro conmovedor de
Arthur Blessitt, líder en los ’60 del Movimiento Jesús, sobre el que hacía poco
había reflexionado. Recuerdo dos pensamientos del poema: “Hoy es todo el tiempo
que tengo. La aurora del mañana puede no llegar”.

Trabajé esa semana para componer la canción y sobre todo para crear una frase
que uniera las ideas de Juan Daniel y de Blessitt. Teniendo en aquel momento 20
años y la vida por delante era tentador depositar las expectativas en el futuro,
pero una y otra vez volvía a la idea “hoy es todo el tiempo que tengo”. Allí
surgió la oración cuya intención es pedir a Dios sabiduría para construir el
mañana a partir del presente. Terminé la canción el 6 de julio de 1979 en Buenos
Aires, donde vivía, bajo el título de “Tiempo justo”, que jamás se impuso o fue
reconocido, porque la gente la llamó “Cada cosa en la vida”, “Enséñame a vivir
el hoy” o simplemente “Enséñame”. La estrené dos días después en mi iglesia, la
amada iglesia bautista de Flores.

Hay dos detalles de la música que pocos saben. El primero es que la estrofa
al inicio no tiene una secuencia armónica DO SOL FA DO, si no DO SOL SOL# DO; el segundo es que el coro tiene un contracanto para hacer a cuatro voces mientras
el solista canta la melodía.

LA LETRA DE LA CANCIÓN

ENSÉÑAME

Por Pablo. R. Bedrossian

Cada cosa en la vida tiene su justo lugar;

cada cosa tiene un tiempo para hacerse realidad.

Es por eso que preciso que me enseñes a mirar

lo que tengo por delante y el presente que está acá.

Enséñame a vivir el hoy de tal manera

que mañana no tenga que reprocharme el ayer.

Tiempo de nacer, tiempo de morir;

tiempo de llorar, también de reír.

Tiempo de buscar, tiempo de perder;

tiempo de saber lo que hay que hacer.

Es por eso que preciso que me enseñes a vivir

y a o equivocarme cuando tenga que elegir.

Enséñame a vivir el hoy de tal manera

que mañana no tenga que reprocharme el ayer.

© Pablo R. Bedrossian, 2011. Todos los derechos reservados.