“CONTRATIEMPO”, UN THRILLER ESPAÑOL DE ALTA TENSIÓN (por Pablo R. Bedrossian)

Cuando subí el comentario de “El Desconocido” (en inglés “Retribution”) algunos recomendaron “Contratiempo”, otra película española. La había visto poco después de su lanzamiento, en 2017, y me había gustado muchísimo. Valió la pena volver a verla.

Rodada en Barcelona y en el País Vasco, este thriller español mantiene una altísima tensión, del principio hasta el final. Comienza con el asesinato de una mujer en un hotel, por el cual es imputada su pareja, un emprendedor exitoso en el campo tecnológico, quien a su vez aduce haber sido golpeado y dejado inconsciente por el verdadero asesino. En esa encrucijada y a punto de ser llevado a juicio, su abogado le recomienda contratar los servicios de la mejor preparadora de testigos del país.

A través del diálogo, la experta va desenredando la madeja en donde aparecen involucradas otras personas y situaciones, poniendo al descubierto los hechos. Todo el tiempo está en juego la verdad, con excelentes contrapuntos entre los dos personajes: el acusado Andrea Doria y la consultora Victoria Goodman, encarnados por Mario Casas y Ana Wagener, ambos de magníficas actuaciones.

El guion está concebido como si fuera una obra de teatro. La mayor parte del tiempo la historia transcurre en el living de un apartamento y la conversación es una partida de ajedrez donde a la natural desconfianza y tendencia a la manipulación de dos mentes brillantes se le opone la necesidad de generar empatía y confianza mutuas. Además, tiene un sorprendente desenlace que hace que todo cobre sentido.

El cine español de intriga viene creciendo. Definitivamente “Contratiempo” es un excelente ejemplo que disfrutarán los amantes del género.

© Pablo R. Bedrossian, 2020. Todos los derechos reservados.