TRES DERECHOS QUE VIOLA LA EDUCACIÓN SEXUAL INTEGRAL BASADA EN IDEOLOGÍA DE GÉNERO (por Pablo R. Bedrossian)

Se supone -quizás con ingenuidad- que los gobiernos elegidos por voto no actuarán como si fueran dictaduras, pues traicionarían el mandato otorgado por el pueblo. Por ello hay derechos que no se escriben: son tan obvios que se dan por sentado, como el derecho a respirar.

Algunos de estos derechos tan elementales están actualmente bajo amenaza, particularmente en los niños. Mediante un disfraz de pluralismo y derechos humanos, se presenta un dogma que no solo carece de sustento científico sino que precisamente contradice ambas consignas: es exclusivista y viola derechos humanos tan básicos como la libertad de pensamiento y expresión; nos referimos a la ideología de género.

La ideología de género, que en la práctica es impartida en escuelas argentinas bajo la bandera de educación sexual integral (ESI), ahora quiere ser impuesta en forma absoluta y totalitaria mediante las modificaciones a la Ley 26.150 de Educación Sexual Integral, propuestas por las comisiones de Educación, Familia, Mujer y Minoridad del Congreso de la Nación, para su tratamiento en la Cámara de Diputados.

Desde luego, estamos de acuerdo con la educación sexual integral en las escuelas, pero sus contenidos deben estar basados en evidencias científicas y no en manipulaciones o en enunciados sin fundamento, deben respetar los derechos del niño y de sus padres y los idearios de las instituciones que ellos han elegido, estableciendo consensos con toda la comunidad educativa.

Tanto las modificaciones que se han propuesto a la Ley 26.150 de Educación Sexual Integral como la práctica extendida de adoctrinamiento de género que realizan algunos docentes, violan por lo menos tres derechos básicos de los niños:

  1. EL DERECHO A LA INTIMIDAD

La intimidad es aquello que conocemos de nosotros mismos que no queremos que conozcan los demás. Preservamos nuestra intimidad de muchas maneras. Por ejemplo, nos vestimos porque no deseamos que los demás nos vean desnudos.

La enseñanza temprana sobre como tener relaciones sexuales (bajo la falsa consigna de “hacer el amor”, cuando muchas veces no hay amor en el sexo) viola otro derecho natural: el derecho al autodescubrimiento, estrechamente ligado al derecho a la intimidad. No se puede forzar a niños y niñas de corta edad a ver una erección, como se muestra en el video al que fueron expuestos en clase niños de 8 y 9 años en Córdoba, y menos sin el consentimiento de los padres. De paso, el inicio del video, una santa abuelita, como buen Caballo de Troya no sugiere lo que realmente se muestra después. Comparto la noticia donde se proyectan las imágenes a las que hago referencia (por favor, vea el video completo):

De hecho, aunque sean dibujos animados es pornografía pues representa escenas de actividad sexual. ¿Esos docentes no se preguntan cómo impactan emocionalmente esos contenidos “educativos” a esa temprana edad, donde ni el niño ni la niña siquiera están biológicamente desarrollados para una relación sexual? ¿No se dan cuenta que puede ser perturbador? Quieren obligar por la fuerza a que el niño vea cómo tener sexo sin permitirle elegir ni a él ni a sus padres el momento oportuno.

El artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas dice: “Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, en su familia… Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques”. En los mismos términos se expresa el artículo 11 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (más conocido como Pacto de San José de Costa Rica), a la cual la República Argentina ha adherido. Nadie y menos aún el Estado tiene derecho a ninguna injerencia en la vida privada.

  1. EL DERECHO A LA VERDAD

La ideología de género presenta sus dogmas como verdades indiscutibles, pese que carecen de fundamentos genéticos, anatómicos y fisiológicos. Presenta lo que para muchos no es normal como si lo fuera. Oculta toda la evidencia biológica divorciando caprichosamente el sexo del género, como si el ojo no fuera para la vista. Presenta la autopercepción como un signo de normalidad cuando sus acólitos consideran enfermo a quien se autopercibe como Napoleón o como un perro y no le asignan los mismos derechos. La ideología de género ignora deliberadamente la ruptura que puede haber en el yo, tal como describe la psiquiatría clásica.

Ante la debilidad de sus argumentos, sus apóstoles han elegido la fuerza y la propaganda, no la razón, para imponer sus doctrinas, convirtiéndose a un equivalente de la Iglesia Católica medieval, asistidos por instrumentos legales que actúan como una Inquisición que persigue a todos aquellos que piensan diferente. De paso, nótese la posición del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) de Santa Fe, frente al aborto, con su fachada cubierta por pañuelos verdes; solo defienden los derechos de los que piensan como ellos. La verdad se debe encontrar en el debate respetuoso, no en la imposición de cumplimiento obligatorio por parte de un gobierno.

INADI de Santa Fe.jpg
Fachada del INADI de Santa Fe durante el debate de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, más conocida como Ley del Aborto. Según las autoridades los pañuelos verdes fueron decisión de los trabajadores, como si ellos no tuvieran responsabilidades. ¿Qué mujer interpondría allí una denuncia si se trata de defender la vida de su bebé por nacer? ¿Qué trabajador la atendería?
  1. EL DERECHO A LA LIBERTAD

Precisamente, el miedo a la verdad -tal como en las peores dictaduras- lleva a imponer y no a debatir y consensuar los contenidos de la Educación Sexual Integral. Para ello, los ideólogos de género no solo se han infiltrado en las esferas educativas, sino que se han esmerado en obtener legislaciones que proscriben la disidencia, bajo la excusa de la discriminación y la inclusión.

De ese modo, privan a los niños de la libertad de elegir sin prejuicios: los inducen a pensar y a creer de un único modo acerca del sexo aunque contradiga sus sensaciones más elementales. Este lavado cerebral temprano, realizado a una edad donde el pensamiento crítico recién comienza a desarrollarse, pretende implantar un dogma como si fuera la única verdad, impidiendo que el niño forme a medida que crece sus propias convicciones. Paradójicamente, en nombre de la libertad se la niegan… ¿desde cuándo libertad significa pensar de una única manera?

Resumiendo, la democracia está bajo amenaza cuando desde el Estado se quiere imponer el pensamiento único; mucho más lo está cuando sus víctimas son los niños. Son muchos los que hoy han abierto los ojos y resisten. Es urgente que los gobernantes comprendan que incluir dogmas sin evidencia científica como si fueran verdades absolutas convierten su gestión en una dictadura.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.

¿POR QUÉ EL GOBIERNO ARGENTINO APOYÓ LA DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO? (por Pablo R. Bedrossian)

El Poder Ejecutivo celebró como una victoria la aprobación por la Cámara de Diputados de Ley de Despenalización del Aborto, aunque haya sido por una mínima diferencia.  ¿Cuáles fueron los motivos por los cuales el gobierno decidió quebrar la neutralidad que declaraba?

No voy a detenerme en la información que recibimos durante la noche de la votación, que sostenía que tres diputados abortistas presionaban a sus compañeros de banca para cambiar sus votos. Tampoco las sospechosas razones por las cuales el gobernador pampeano Carlos Verna convenció a dos diputados que defendían las dos vidas a darse vuelta como una tortilla.

Aborto 01.jpgTampoco me voy a enfocar en los derechos humanos de los niños por nacer que viola la nueva ley, ni en el reclamo de las feministas a decidir sobre un cuerpo que no es suyo o en la sobrada evidencia científica que demuestra que la vida comienza en el momento de concepción.

Me he propuesto no abordar esos medios de “persuasión” ni los argumentos utilizados, sino las razones que tendría el Poder Ejecutivo para impulsar esta polémica ley y apoyar la despenalización del aborto. Quiero presentar estas breves hipótesis y dejar que el tiempo demuestre si son ciertas o meras especulaciones.

1. El cálculo político. El desastre económico que se abate sobre la Argentina ha reducido severamente los índices de aprobación de la gestión presidencial. Sabiendo que el oficialismo pretende la reelección, la propuesta tuvo un doble propósito: distraer al pueblo de la realidad de la galopante inflación y ganar voluntades dentro de la oposición. Si esto es así, imaginamos detrás se encuentra el pensamiento estratégico del asesor presidencial Jaime Durán Barba, el extranjero más influyente en la política argentina.

Resultado de imagen para MACRI PAPA2. Una vendetta contra el Papa. Francisco I, el ex cardenal argentino Jorge Bergoglio, a pesar de las humillaciones recibidas de los Kirchner siempre privilegió la relación con la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner sobre la que podía construir con Mauricio Macri. Con este gesto el actual presidente no solo le pasaría una factura al sumo pontífice, sino que pondría en evidencia que un catolicismo no alineado en la Argentina no será favorecido de ninguna manera.

3. Un avance en la guerra silenciosa contra Cristina Kirchner, la única opositora que conserva un caudal electoral capaz de desafiar al oficialismo. Recordamos que la ex presidente se negó a realizar el traspaso presidencial en los términos que pedía el candidato electo y que el actual Poder Ejecutivo ha formulado graves denuncias de corrupción contra su administración. Como Cristina no permitió el debate durante sus mandatos e incluso se manifestó en contra del aborto, Macri quiso presentarse como el verdadero representante de la voluntad popular. Sin embargo, en una sagaz jugada estratégica, durante el proceso de discusión, la lideresa del Frente para la Victoria cambió su posición en favor de la Ley.

Macri 02 pañuelo verde.png4. Un falso progresismo. Aunque esta es la más débil de las hipótesis, la insistencia del actual presidente de convertir a la Argentina en un país moderno podría complementar los otros motivos. Se ha publicado que de los 50 países que la ONU considera desarrollados, 41 permiten el aborto, entonces no debería sorprendernos que pretenda sumarse a la lista. De paso, si bien es cierto que en esas naciones se ha reducido la tasa de abortos, un informe de la prestigiosa revista médica británica The Lancet y el Guttmacher Institute (una ONG que promueve el aborto como derecho) demuestra esta reducción que no se ha debido a su despenalización sino a una mayor disponibilidad y uso de la anticoncepción moderna, algo totalmente diferente y sobre lo cual hay un amplio acuerdo.

Si el gobierno generó este debate para distraer a la gente de la debacle económica – herencia del gobierno anterior que no ha podido resolver-, todas las evidencias indican que inclinó la balanza a favor de la despenalización para obtener un rédito político. No perderá votos porque tanto en su partido como en otros, hubo diputados a favor y en contra, y en Argentina se vota en sábana. El inmediato inicio del Mundial de Fútbol pondrá la mira en otro tema y le dará algo de tiempo para hacer malabares con las variables económicas que son las que dictan el humor popular. Pero, por sobre todo, estas conjeturas sugieren que el valor por la vida y los derechos humanos de los más indefensos, tal como para los gobiernos que lo precedieron, solo son tenidos en cuenta por la fuerza gobernante cuando le conviene, y que en la Argentina todos los ciudadanos son iguales, pero algunos más iguales que otros.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.