“BODYGUARD”, UN THRILLER CARGADO DE ACCIÓN (por Pablo R. Bedrossian)

Bodyguard 02.jpgEl cine británico se diferencia claramente de las producciones de Hollywood: es más lento, más sofisticado y más irónico; revela más en los diálogos que en los comportamientos. “Bodyguard” no tiene tales pretensiones, sino que utiliza ese lenguaje fílmico de un modo superficial; sin embargo, lo compensa con una alta dosis de intriga y acción que mantiene la tensión desde el principio hasta el final.

Se trata de una miniserie de seis capítulos de una hora de duración cada uno, ofrecida por Netflix. Comienza con una situación altamente dramática: un posible atentado terrorista en un tren. A partir de allí se despliega la trama, donde el protagonista, el inspector David Budd (interpretado por Richard Madden), es asignado como guardaespaldas de la ministra del interior británica (interpretada por Keeley Hawes). Sin proponérselo, el oficial queda envuelto en una compleja madeja de intereses políticos regida por la ambición, la desconfianza y la traición.

Si bien algunas situaciones son predecibles, otras sorprenden al espectador, en especial el inicio del último capítulo que deja el desenlace abierto hasta las últimas escenas.

Bodyguard 05.jpgAl público latinoamericano no le sorprenden los escándalos pues son para él moneda corriente. En los países sajones hechos semejantes tienen connotaciones mucho más graves pues la conducta pública es el capital político más importante. Sin embargo, en todos lados hay trapos sucios que intentan ocultarse. Mientras tanto, los terroristas se sirven tanto de la corrupción como de la ingenuidad para crecer y concretar sus planes. He leído que un presentador de TV musulmán consideró a la serie como islamófoba[1]. Creo que, más allá de la victimización, su apreciación es injusta pues la historia pone al desnudo las acciones criminales que cada una de las partes realiza para alcanzar sus fines.

“Bodyguard” quizás no alcance el nivel de otras miniseries inglesas como “The Fall” o “Safe”, pero es una buena historia cuyo final probablemente no sea el que imaginaba.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.

[1] https://www.lavanguardia.com/series/netflix/20181113/452901815263/netflix-bodyguard-islamofobia.html

LOS MEJORES LUGARES DE MÜNICH (por Pablo R. Bedrossian)

Münich, es la capital de Baviera, un Estado Libre ubicado en el sur de Alemania que estuvo en manos de la familia Wittelsbach desde fines del siglo XII hasta 1918. Si Ud. piensa visitarla, le interesa saber sobre países, ciudades y pueblos o simplemente le gusta viajar con la mirada, le invito a conocer sus lugares más representativos; es un un posible recorrido por ella que puede hacerse a pie. Para los amantes del fútbol, Bayern, quiere decir “de Baviera”, así que no hace falta ser muy observador para darse cuenta de dónde es el famoso equipo de fútbol.

Münich 36 DSC04229

  1. NEUHAUSER STRASSE

Para ingresar a la Ciudad Vieja, recomendamos tomar esta calle, atravesando por debajo de la Karlstor (en español La Puerta de Carlos), heredera de la muralla medieval que rodeaba la ciudad.

Münich 02 DSC03966.JPG

Al atravesar el enorme arco ojival que está en su centro, nos sumergimos en la calle Neuhauser, una arteria peatonal, repleta de tiendas y comercios que nos conduce al corazón de la ciudad. Siempre está en movimiento: El incesante paso de visitantes y transeúntes locales la convierten la vía más visitada de Münich.

Münich 01 DSC04178

En el camino aparecen algunos sitios con sabor bávaro. Uno de ellos es el Augustinerbräu, un pub, restaurante y cervecería tradicional -algunos dicen que es el más antiguo de Münich-, erigido sobre un predio que en el siglo XIV perteneció a la Orden de los Agustinos.

Münich 04 DSC03964.JPG

También en la calle Neuhauser se puede visitar la Bürgersaal, una iglesia católica consagrada en 1778, de modesta fachada pero bello interior.

Münich 05 DSC03976.JPG

Sin embargo, si tiene poco tiempo, le recomendamos la Michaelskirche (la Iglesia de san Miguel), un templo jesuita renacentista de fachada manierista, que fue parte de la Contrarreforma en el sur de Alemania.

Münich 06 DSC04161.JPG

A tener en cuenta: En pleno trayecto peatonal la calle Neuhauser cambia de nombre, pasando a llamarse Kaufingerstrasse.

2. FRAUENKIRCHE

Famosa por sus torres de 100 metros de alturas rematadas por dos cúpulas acebolladas, la Frauenkirche (en español Iglesia de Nuestra Señora) es la catedral gótica más grande del sur de Alemania.

Münich 07 DSC04251.JPG

Fue construida en la segunda mitad del siglo XV en ladrillo con techo de tejas rojas sobre las bases de una antigua iglesia en estilo románico. Las torres fueron terminadas a principios del siglo XVI. Su interior cuenta con tres naves y se la puede ver desde casi todos puntos de la ciudad.

Münich 08 DSC04211.JPG

Allí se encuentra la famosa “pisada del diablo”, una curiosa huella. La leyenda habla de un supuesto pacto entre el Satanás y el constructor Jörg Von Halsbach: a cambio de no haber accidentes durante la construcción, el templo no tendría ventanas. Se cuenta que al concluir la obra, el demonio entró y miró satisfecho dejando allí su “pisada”, sin darse cuenta que el ingenioso arquitecto lo había engañado al distribuir las columnas de tal modo que desde la entrada no se observaran las ventanas.

Münich 09 DSC03991.JPG

La imponente altura de sus torres y sus remates en forma de bulbo la hacen original e inconfundible.

Münich 10 DSC04183.JPG

3. NEUES RATHAUS Y LA MARIENPLATZ (AYUNTAMIENTO Y PLAZA CENTRAL)

El Neues Rathaus (en español, el Nuevo Ayuntamiento de Münich) es un edifico neogótico construido entre 1867 y 1909. El pináculo de su torre principal alcanza 85 metros de altura.

Münich 11 DSC04090

Cuenta con un mirador al que puede accederse pagando una pequeña entrada. Las vistas son espectaculares.

Münich 12 DSC04231

Además tiene un carillón (en alemán glockenspiel) que deleita a los turistas cuando da la hora. Toca cuatro melodías diferentes. Tiene 43 campanas que van de 10 kg a 1300 kg de peso. Mientras suenan, 32 figuras de tamaño natural representan la boda del duque Guillermo V de Wittelsbach con Renata de Lorena y el baile de los toneleros realizado tras desaparecer una peste que se abatía sobre la ciudad. Es el cuarto más grande de Europa.

Münich 13 DSC04048

La Marienplatz es el corazón de Münich. Esta plaza sin árboles es el punto de encuentro más popular de la ciudad. Desde allí se puede admirar la fachada del Neues Rathaus en todo su esplendor.

Münich 14 DSC04196.JPG

En esta sitio público tan concurrido se encuentra la Mariensäule o Columna de María erigida en 1638. Es una representación de la Virgen María con el Niño Jesús. Tal como la Columna de Trajano en Roma, es un monumento conmemorativo que luce en lo alto una escultura del personaje cuyas hazañas o favores se celebran. En este caso es una ofrenda de gratitud por haber sido liberados del ejército sueco durante la Guerra de los Treinta Años. La imagen mide 2,15 metros; hecha en bronce posee un bellísimo color dorado y se apoya sobre una columna de mármol con capitel corintio.

Münich 15 DSC04243.JPG

4. ALTES RATHAUS

La misma calle Kaufingerstrasse, poco después de la Marienplatz, choca frente a la bella fachada del Antiguo Ayuntamiento de Münich.

Münich 16 DSC04055.JPG

Inaugurado en 1480, el edificio sufrió numerosas remodelaciones, la última importante en el siglo XIX que le dio su aspecto neogótico bávaro. De todos modos, la hermosa torre adyacente rematada en una cúpula con tejas rojas es de fines del siglo XII y es un testimonio de la historia de la ciudad que ha sobrevivido al paso del tiempo.

Münich 17 DSC04816

A pesar de ser un edificio civil, el conjunto tiene el aspecto de una luminosa iglesia medieval. Tristemente en el Altes Rathaus los nazis convocaron a “La Noche de los Cristales Rotos” el 9 de noviembre de 1938.

Münich 18 DSC04059

5. ASAMKIRCHE (LA IGLESIA DE LOS HERMANOS ASAM)

Algo que no se debe dejar de visitar es la Asamkirche, la impresionante capilla rococó dedicada a San Juan Nepomuceno en Münich, creación de los hermanos Asam.

Münich 18  DSC04153.JPG

Egid Asam, escultor y estucador, adquirió un terreno al lado de su casa donde en 1733 comenzó a construir este pequeño templo privado con la ayuda de Cosme, su hermano mayor, que era arquitecto y pintor.

Münich 20 DSC04146.JPG

La fachada de esta iglesia es angosta y elevada. Sobre una marquesina barroca presenta un grupo escultórico con San Juan Nepomuceno en el centro. Y aunque su frente complementa la original decoración estucada de la vivienda vecina, es el interior de la pequeña y estrecha capilla el que produce un efecto sorprendente.

Münich 21 DSC04150.JPG

6. VIKTUALIENMARKT

El Viktualienmarkt es un mercado al aire libre muy cerca del Altes Rathaus, dedicado a la venta de alimentos frescos y comidas típicas.

Münich 32 DSC04122

Fue establecido a principios del siglo XIX. Tanto los locales como los visitantes confluyen en este colorido espacio donde también se pueden ocupar mesas para comer una sopa, salchichas u otros platillos típicos.

Münich 34 DSC04113

El punto de encuentro es la cerveza, tal como en otros países es el café. A propósito, hay carteles muy llamativos con excelentes motivos cerveceros. Por ejemplo, uno que menciona la Reinheitsgebot, la primera ley de pureza de ingredientes de la cerveza decretada en la ciudad en 1487, que solo permitía elaborarla con agua, cebada y lúpulo.

Münich 35 DSC04117

7. ALTER HOF Y LA TORRE DEL MONO

Los restos de la antigua residencia de los Wittelsbach constituyen los testimonios medievales más antiguos de Münich.

Münich 37 DSC04400

Conocido como la “Vieja Corte”, los edificios han sufrido varias remodelaciones y reconstrucciones que conservan su estilo gótico de fines del siglo XV. El nombre de la Torre del Mono proviene de una leyenda donde un mono que había sido traído como un animal exótico tomó en sus manos al hijo del príncipe. Fue perseguido sin éxito por toda el palacete pero milagrosamente depositó al niño en su cuna.

8. LA RESIDENZ

Es un conjunto de palacetes barrocos desde donde los Wittelbach regían el destino de la Bavaria. La construcción se inició a fines del siglo XIV. Paulatinamente se fueron añadiendo edificios con influencia barroca y posteriormente rococó.

Münich 25 DSC04347

Hoy puede ser visitado como un museo donde admirar muchos de los salones, muebles y obras de arte atesorados por esta dinastía.

Münich 26 DSC04330.JPG

Sin duda, el sitio más importante para visitar es el Antiquarium, construido entre 1569 y 1571; es un enorme espacio renacentista.

Münich 27 DSC04306.JPG

9. TEATRO NACIONAL DE MÜNICH

El Nationaltheater München (Teatro Nacional), ocupa un edificio neoclásico en la plaza Max-Joseph; es la sede de la Ópera Estatal de Baviera. Se encuentra frente a uno de los espacios abiertos más bellos de la ciudad, y muy cerca del nacimiento de una de las avenidas más importantes, la Maximilianstrasse.

Münich 28 DSC04041.JPG

El teatro original de 1818 fue destruido por un incendio en 1823. El diseño actual corresponde a un nuevo edificio inaugurado en 1825; tras ser bombardeado durante la 2ª Guerra Mundial tuvo que ser reconstruido.  En el exterior se destaca su fachada con escalinatas, 8 enormes columnas con capiteles corintios y un frontón triangular detrás del cual se levanta otro más alto.

10. LA THEATINERKIRCHE

Esta iglesia, que junto a su monasterio fueron dedicados a san Cayetano, se construyó en la segunda mitad del siglo XVII para celebrar el nacimiento del hijo del príncipe elector Fernando y su esposa Enriqueta de Saboya. Proyectada por Antonio Barelli de Bolonia, fue terminada en 1690 y es fácilmente reconocible por su color amarillo y las volutas que decoran sus torres de 70 metros.

Münich 22 DSC04019.JPG

Su diseño rompe con equilibrio arquitectónico del centro histórico de la ciudad, como una intromisión italiana en el corazón de la Bavaria. Sin embargo, no fue resistida y embellece la zona norte de la Ciudad Vieja.

Münich 23 DSC04223.JPG

Frente a ella se encuentra el Felderrnhalle, una curiosa construcción de 20 metros de altura cuyo único muro es el posterior; a los lados y al frente hay en total cinco arcadas dentro de las cuales hay esculturas. El lugar nos recuerda lejanamente a la Logia del Mercado Nuevo de Florencia, también conocida como Logia del Porcellino, por su famoso jabalí.

Münich 24 DSC04021.JPG

11. RECORRIDO A PIE POR LA ZONA UNIVERSITARIA

La misma calle de la Theatinerkirche , yendo de sur a norte, enseguida se convierte en una amplia avenida llamada  Ludwigstrasse. Parece una arteria fría debido a la ausencia de árboles. Sin embargo, las construcciones que la bordean nos mueven a recorrerla y admirarla.

 

Münich 39 DSC04729

Por ejemplo, la Ludwigskirche, la Iglesia Católica de San Luis, es un bello templo neorrománico en cuyo interior se encuentra el segundo mayor altar del mundo.

Münich 40 DSC04635.JPG

El neorrománico es un estilo arquitectónico surgido en el siglo XIX que reinterpreta el estilo románico utilizado en la primera parte de la Edad Media. Una de sus características son los arcos semicirculares, conocidos como arcos de medio punto, simétricamente exhibidos en la fachada.

Münich 41 DSC04639

Sobre la misma vía se encuentra la Bayerische Staatsbibliothek, la Biblioteca Estatal de Baviera, que cuenta con unos diez millones de volúmenes y unos 90,000 manuscritos.

Münich 42 DSC04732.JPG

En medio de la avenida aparece un Arco del Triunfo, el Siegestor, dedicado Ludwig I (el rey Luis I de Baviera) siguiendo la moda de los levantados en París a principios del siglo XIX que a su vez eran imitación de los romanos. Allí la Ludwigstrasse pasa a llamarse Leopoldstrasse

Münich 43 DSC04652.JPG

La Leopoldstrasse es, al contrario de Ludwigstrasse, una avenida bulliciosa y alegre debido a su cercanía con la Ludwig-Maximilians Univesitat, a la que asisten unos 50,000 estudiantes.

Münich 44 DSC04654.JPG

Esta arteria de doble vía está custodiada por una variante del álamo negro nativo, que se encuentra en peligro de extinción. Muy cerca está el Prinzregentengarten donde hay numerosos biergartens.

12. SCHWABING

Con el inicio de la Leopoldstrasse, nos internamos en el Schwabing, el barrio que por décadas acogió a escritores y artistas plásticos. Allí vivieron personalidades de la talla de Thomas Mann, Vassily Kandinsky y Paul Klee. Entre la Primera y Segunda Guerra Mundial perdió su aura bohemia, pero la ha ido recuperando en los años posteriores.

Münich 44 DSC04691.JPG

Hay varios edificios que son espléndidas muestras del del Jugendstil, la forma que tomó el art nouveau en la naciente Alemania.

Münich 45 DSC04669

Combina tiendas y cafecitos con viviendas curiosas y residencias refinadas, siempre en una atmósfera creativa y vanguardista.

13. EL BARRIO DE LOS MUSEOS

Münich cuenta con excelentes colecciones de arte en los diferentes museos que se concentran alrededor de la Königsplatz. Se destacan la Alte Pinakothek (la Antigua Pinacoteca) y la Neue Pinakothek (la Nueva Pinacoteca)

Münich 29 DSC04498.JPG

La Alte Pinakothek alberga extraordinarias obras de arte europeo, incluyendo obras de Leonardo, Rafael, Botticelli, El Greco, Durero, Rubens, Rembrandt, Murillo, entre muchos otros.

Münich 30 DSC04532

La Königsplatz o Plaza del Rey es una amplio espacio cubierto de grama pero carente de árboles. Alrededor se levantan tres importantes edificios en estilo neoclósico: la Gliptoteca, donde pueden admirarse esculturas griegas y romanas, los Propíleos, y la Staatliche Antikensammlungen, la Colección Estatal de Antigüedades.

Münich 38 DSC04460.JPG

Una de las joyas arquitectónicas de la zona es el Museum Brandhorst. Su característica más llamativa es el exterior, compuesto por 36,000 varillas de cerámica en una variedad de 23 colores personalizados.

Münich 31 DSC04612

14.  LA ZONA DEL RÍO ISAR

Isar es el río que cruza Münich por el este. Hay una zona muy interesante entre dos puentes, el Luipoldbrücke y el Corneliusbrücke, que vale la pena visitar.

Münich 47 DSC05215

El Maximilianeum es un imponente edificio del siglo XIX que cumple una doble función: es sede del Parlamento Bávaro y a la vez albergue de estudiantes universitarios seleccionados en base a sus méritos académicos por la Fundación Maximilianeum. Hay excelentes vistas desde el Maximiliansbrücke, un puente que se encuentra entre los mencionados.

Münich 46 DSC05194

A mano izquierda, se encuentra la Praterinsel, la isla de Prater, donde una vieja destilería de licores ha sido convertida en salón de eventos, restaurante y club de playa.

Münich 48 DSC05206.JPG

Más adelante y llegando al Ludwigsbrücke se encuentran los Mülleresches Volksbad, los Baños Públicos de Müller, una bella edificación Jugendstil, que, como ya hemos dicho, es la variante alemana del art nouveau. Posee una piscina cubierta abovedada, duchas y salas de relajación. Inaugurada en 1901, luce una bella torre color blanco coronada por un espectacular reloj.

 

Münich 48 DSC05217

Muy cerca de allí se encuentra el Gasteig, un colosal centro cultural de más de 25,000 m2. En ese predio se levantaba la cervecería Bürgerbräukelle desde donde Hitler lanzó su fallido Puscht en 1933 y luego, en 1939, sobrevivió a un atentado.

Münich 51 DSC05235.JPG

Del otro lado del Ludwigsbrücke encontramos el Deustches Museum, uno de los museos más grandes del mundo dedicado a la ingeniería.

Münich 49 DSC05280

Es un verdadero gigante de la tecnología. Fundado en 1903 recibe 1,4 millones de visitantes por año.

Münich 50 DSC05286

15. LA CALLE PEATONAL PLATZL

Platzl es una corta calle empedrada peatonal de tan solo dos cuadras. Puede sentarse en uno de sus extremos y comer allí mientras ve el incesante movimiento de la gente entre  las coloridas tiendas y restaurantes.

Münich 60 DSC04398

En una esquina se encuentra la Hofbräuhaus, la cervecería más concurrida de Münich. Llena de historia, en sus inmensos salones miles de personas diariamente de detienen a degustar una bier.

Münich 61 DSC04781.JPG

En la esquina siguiente se encuentra el Hard Rock Café y al final de la otra cuadra, donde termina la calle, una tienda de ropa deportiva y coleccionables del Bayern Münich.

Münich 62 DSC04818

Platzl termina en una calle transversal, frente a un típico edificio bávaro de siete pisos  de color naranja.

Münich 74 DSC04396

Este es un excelente lugar donde terminar la visita, pero puede continuarla en cualquier momento: Münich ofrece tantos sitios de interés que es imposible describirlos todos.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.

BONUS 1: MÜNICH, ARTE MODERNO AL ALCANCE DE TODOS

Presentamos algunas obras de artistas contemporáneos que embellecen las calles y jardines públicos de Münich.

1. Gran estatua en Promenadeplatz  dedicada a Maximiliano José, conde de Montgelas, creada en aluminio por Karim Sander en 2005. Para más información sobre esta obra, se puede visitar el website de su creadora, http://www.karinsander.de/en/work/maximilian-joseph-graf-von-montgelas

Münich 66 DSC04832.JPG

2. “Hombre con los brazos abiertos” (en alemán “Mann mit ausgebreiteten Armen”) de Stephan Balkenhol. Se puede admirar en la entrada del centro comercial Kaufinger Tor, muy cerca de la Marienplatz. Para más información se puede leer nuestro artículo sobre el artista en https://pablobedrossian.com/2016/04/05/las-esculturas-de-stephan-balkenhol-homenaje-al-hombre-comun-por-pablo-r-bedrossian/

Hombre con los brazos abiertos (Munich) DSC04189.JPG

3. “Presente continuo” es una escultura de 3.60 metros de alto creada por el holandés Henk Visch. Está ubicada muy cerca del Museo Estatal de Arte Egipcio. Hecha en aluminio es una figura humana sin brazos inclinada hacia adelante. El rayo rojo que une la cara con el suelo representa la conexión entre el pasado y el presente. Para más información, se puede visitar el website del autor, https://www.henkvisch.nl/

Münich 67 DSC04496.JPG

4. No podemos dejar de mencionar artistas urbanos que desarrollan sus obras directamente sobre la calle. Hay pinturas de gran calidad hechas en cualquier momento en algún lugar de la ciudad.

Münich 68 DSC04187.JPG

BONUS 2: ALGUNOS OTROS SITIOS DE INTERÉS

La mayoría de estos sitios se encuentra entre la Ciudad Vieja Sur y el Barrio o Distrito de los Museos.

1. Justizpalast (Palacio de Justicia)

Münich 69 DSC04413.JPG

2. El Führerbau, que significa “El edificio del Führer” fue construido entre 1933 y1937. Allí en 1938 Hitler y Chamberlain firmaron el Acuerdo de Munich que fue previsiblemente violado por el máximo jerarca alemán. Este edificio, que fue una sede nazi durante la Segunda Guerra Mundial, hoy es ocupado por la Universidad de Música y Artes Escénicas de la ciudad.

Münich 70 DSC04439.JPG

3. La Lenbachhaus es una mansión de bellos jardines que alberga un museo de arte moderno; en 2013 se le añadió una nueva ala de innovador diseño realizado por Norman Foster.

Münich 71 DSC04474

4. La Peterskirche es una de las iglesias más antiguas de Münich. Erigida en el siglo XIII ha recibido numerosas modificaciones.

Münich 73 DSC04065.JPG

5. Una de los sitios más extraños de Münich es una suerte de altar erigido en honor a Michael Jackson, el famoso rey del pop.

Münich 71 DSC04833.JPG

5. La Isartor, levantada en 1337, es una de las cuatro grandes puertas de la muralla que protegía al Münich medieval. Es la única que conserva su torre original; está ubicada en la zona sudeste de la Ciudad Vieja.

Münich 72 DSC05159.JPG


VIDEOS

 


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías y videos fueron tomados por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos.

 

“THE WALK”: UNA BUENA PELÍCULA SOBRE UNA GRAN HSTORIA (por Pablo R. Bedrossian)

The Walk 01

Supe de Philippe Petit hace muchos años, a través del Libro Guinness de los Récords. Este asombroso equilibrista francés en 1974 había unido las Torres Gemelas de Nueva York caminado sobre una cuerda tendida entre sus techos. Pero detrás de esa hazaña -por la cual fue detenido- hay una rica historia de perseverancia, amistad y atrevimiento.

La película se enfoca en la férrea voluntad de Petit para llevar adelante sus ideas. No solo se esmera por aprender y superarse sino en dominar los aspectos técnicos y logísticos que demanda su arte. Además, su santa locura es contagiosa, pues logra rodearse de gente que cree ciegamente en él.

Filmada en 2015, la película dirigida por Robert Zemeckis y protagonizada por Joseph Gordon-Levitt es visualmente extraordinaria porque, a pesar que las Torres Gemelas ya no existen, las muestra con asombroso realismo, lo mismo que las caminatas a 400 metros de altura.

Hace falta agregar que Petit caminó sobre la cuerda unos 45’ sin disponer de ningún tipo de arnés de seguridad. Solo contaba con una barra en sus manos como contrapeso. Para desesperación de la policía que quería detenerlo, iba y venía entre las terrazas de los dos edificios más altos del mundo que estaban próximos a ser inaugurados. Incluso se sentó y se acostó sobre el cable extendido, algo que ni el más osado artista circense hubiera intentado a semejante altura. Contarlo es fácil, pero verlo en la pantalla pone la piel de gallina.

“The Walk” no es una gran película, pero sin duda merece ser vista porque cuenta una gran historia. Recuerde: todo parece imposible hasta que se hace. Está disponible en Netflix.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.

HISTORIAS DE FRACASOS Y FRACASADOS QUE CAMBIARON EL MUNDO (por Pablo R. Bedrossian)

Serie CONFIESO QUE HE LEÍDO

Historias de fracasos y fracasados que cambiaron al mundo 02Para muchos, fracaso es una mala palabra, y ser un fracasado, una tragedia. Demian Sterman en “Historias de fracasos y fracasados que cambiaron el mundo” se ocupa de demostrarnos que el problema no está en los resultados sino en la forma de entenderlos.

Las historias que el autor presenta para apoyar su hipótesis vuelven al libro muy entretenido. En la primera parte, titulada “Fracasados”, aparecen genios como Gaudí, Beethoven, Walt Disney, Steve Jobs, Henry Ford (por el libro me enteré de Fordlandia, la ciudad que el empresario automotriz creó en la Amazonia) y muchos otros. Para esos reiterados “fracasadores” -si se me permite el neologismo- cada paso en falso terminó siendo un valioso aprendizaje. Como solemos decir, el problema no es estar caído sino no levantarse.

Sterman relata una sabrosa anécdota de dos expertos en fracasos: Chaplin y Einstein. Durante un encuentro el físico le dijo a Chaplin:

– Lo suyo es extraordinario: todo el mundo lo entiende y admira.

 A lo que el genial actor y director le respondió:

– Lo que ocurre con Ud. es aún mayor: todo el mundo lo admira, aunque nadie lo entiende”.

La segunda parte se titula “Espacios para reírse del propio fracaso (y el de los otros)”. Cuenta allí, por ejemplo, del nacimiento de “La Academia del Fracaso”, de las famosas “FuckUp Nights” y del curioso “Museo de los productos fracasados”. Cuenta que en Silicon Valley, sede de importantes empresas tecnológicas, el lema es “Fail fast, fail often” (“fracasa rápido, fracasa seguido”) y que allí un currículum sin fracasos es desechado inmediatamente. Es obvia la diferencia con la típica asignación de culpas de la cultura latina.

La última parte aborda un tópico sumamente curioso: “Cuando el fracaso y el éxito son solo casualidad”. Comienza con Coca Cola y Pepsi, habla de Charles Goodyerar y Levi Strauss e incluso describe el origen accidental del helado en palito (en algunos lugares conocido como paleta) y del dulce de leche. Además, presenta dos términos que, si no sabe de qué se tratan, vale la pena conocer: serendipia y chindogu.

Escrito en un tono neutro con pinceladas de buen humor “Historias de fracasos y fracasados que cambiaron el mundo” es un libro entretenido que puede ser leído no solo como una colección de experiencias sino como un espejo en el cual mirarse. En cierta ocasión Charles Handy, un gurú irlandés del management comentó: “Cuando acabaron sus estudios, les dije a mis hijos que lo que debían hacer era buscar clientes y no jefes”. Si es de los que creen que aquellos que se atreven, los verdaderos emprendedores, crean el futuro, este libro es para Ud. Tal como dice el libro de Demian Sterman, la clave está en insistir, pero cambiando la manera.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.

BONUS: UN BREVE PÁRRAFO DEL LIBRO ESCRITO CON FINO HUMOR

“El 2 de octubre de 1954 Kimmy Denny, gerente del estudio de grabación donde se estaba haciendo una audición para el programa de radio Grand Ole Opry, despidió al principiante Elvis Presley de forma terminante: ‘No vas a ninguna parte, hijo. Deberías volver a manejar un camión’. Por suerte el Rey no le hizo caso y siguió insistiendo, aunque quizás el mundo perdió un excelente camionero”. (Demian Sterman, “Historias de fracasos y fracasados que cambiaron el mundo”, Paidós, 2017, p.67,68).

 

EL PASAJE RODOLFO RIVAROLA, LA ÚNICA CALLE EN ESPEJO DE BUENOS AIRES (por Pablo R. Bedrossian)

Serie “PASAJES Y CALLES CURIOSAS DE BUENOS AIRES” 

Si desde el Pasaje de la Piedad avanzamos por la calle Bartolomé Mitre, poco antes de la calle Talcahuano a mano izquierda nos sorprenderá el Pasaje Dr. Rodolfo Rivarola. Este pasaje que es, en realidad, una calle corta -su única cuadra se extiende desde Bartolomé Mitre 1325 hasta la calle Tte. Gral. Juan Domingo Perón 1330- tiene un llamativo mérito que lo vuelve único: su simetría, pues los edificios de un lado son exactamente iguales a los edificios del otro.

Pasaje Rivarola 01 DSC03295.JPG

Desde luego, este diseño no es producto ni de la imitación ni de la casualidad. El proyecto fue realizado por Petersen, Thiele y Cruz entre 1924 y 1926. Fue su idea abrir el pasaje “perforando” una típica manzana, que originalmente tomó el nombre de la empresa inversora, la compañía de seguros La Rural. En la actualidad el tránsito vehicular corre de sur a norte.

La construcción estuvo a cargo de la empresa Geopé (Compañía General de Obras Públicas S.A.)[1] , de capital alemán, que levantó magníficos edificios como el Correo Central y el Colegio Nacional de Buenos Aires y concretó obras muy famosas como el Obelisco porteño o “La Bombonera”, el estadio de Boca Juniors.

LOS EDIFICIOS DEL PASAJE

Los edificios del Pasaje Rivarola poseen un inconfundible aroma parisino, debido a su estilo Beaux Arts, también conocido como academicismo francés, que desde finales del siglo XIX embellecía a una Buenos Aires que admiraba a Europa. Fiel a ello, las señoriales fachadas son armónicas y proporcionadas y tienen color gris tiza[2].

Pasaje Rivarola 02 DSC03287.JPG

Cada edificio cuenta con planta baja -donde hay locales comerciales- y cinco pisos; los de las cuatro esquinas (dos en el cruce con Bartolomé Mitre y dos en el cruce con Tte. Gral. Juan Domingo Perón, antes llamada Cangallo) tienen cúpulas con mirador.

Cada piso de los ocho edificios tiene tres departamentos; cada departamento “tenía asignado en la terraza un lugar para el lavado y tendido de la ropa, además de un cuarto en el sótano para ser usado como depósito, un émulo de las actuales bauleras”[3]. Los ocho edificios fueron construidos con materiales de altísima calidad: “los pisos en las entradas y los palieres son de mármol y los de los departamentos, de roble de Eslavonia. En el exterior, la buena materia prima tampoco escasea: herrería artística, pizarra importada y marcos de bronce”[4].

Pasaje Rivarola 07 DSC03293

LOS CREADORES

Sobre las fachadas de los edificios se lee “PETERSEN, THIELE y CRUZ”. Esta empresa, que continúa activa y forma parte del poderoso Grupo Petersen, construyó muchísimos edificios en Buenos Aires; por ejemplo -y solo por citar algunos-, el edificio de ATC en Barrio Parque, el edificio IBM en Catalinas Norte, la torre Pirelli en Retiro y los Pabellones 2 y 3 de Ciudad Universitaria. Entre sus obras fuera de la ciudad se encuentran el Estadio Mundialista de Mendoza (hoy “Malvinas Argentinas”) y Central Nuclear Atucha II.

Pasaje Rivarola 03 DSC03292.JPG

¿Quiénes fueron los fundadores que diseñaron el Pasaje Rivarola y los edificios a sus lados? Todos los artículos mencionan como autores del proyecto a “los arquitectos Petersen, Thiele y Cruz”. Sin embargo, en el “Diccionario de Arquitectura en la Argentina, Clarín – Arquitectura” no encontré mención a ninguno de los tres[5]. Sí pude confirmar que los apellidos correspondían a la empresa constructora nacida en 1918[6], que dos años después se constituyó como Sociedad Colectiva “Petersen, Thiele y Cruz Arquitectos e Ingenieros”[7]. A partir de allí inicié una búsqueda cuya propósito fue determinar si eran arquitectos, como decían los artículos, o ingenieros. En el camino surgió una cuestión adicional: en ningún lugar aparecían sus nombres; eran mecánicamente mencionados por sus apellidos, sin siquiera una inicial.

Pasaje Rivarola 08 DSC03288

Finalmente di con la biografía de la actriz Elena Cruz donde ella misma refiere haber sido hija de nuestro Cruz: “Mi padre Horacio Cruz… pintor de cuadros y arquitecto… Papá fundó la empresa ‘Petersen, Thiele y Cruz’ (‘arquitectos, ingenieros, constructores y mandatos’). Thiele, que murió antes, era el ingeniero que trabajaba en el Oeste para el lado de Mendoza y realizó muchos puentes. La empresa constructora nació en 1918, pero se constituyó en 1920 como Sociedad Colectiva. Los primeros trabajos se iniciaron en la Capital Federal o el Gran Buenos Aires y continuaron con obras por el resto del país, participando en la ejecución de importantes proyectos como diques, bodegas y barrios de viviendas… entre otras realizaciones”[8].

Gracias a este relato sabemos que Horacio Cruz era pintor y arquitecto y Thiele ingeniero. Un dato curioso es que el salón de la Presidencia del edificio de YPF sobre la Avenida Diagonal Norte, construido por Petersen, Thiele y Cruz, lucía un cuadro de Horacio Cruz sobre la explotación petrolera[9].

Pasaje Rivarola 04 DSC03664.JPG

En cuanto a Thiele descubrimos que se llamaba Ricardo Otto, gracias a un Boletín Oficial[10]. Nació en 1893[11] y falleció en 1971[12]. Una calle de General Gutiérrez, Mendoza, lo recuerda. Su padre, también llamado Ricardo Otto Thiele, nacido en Alemania, trabajó por 50 años en la Cervecería Quilmes -entre 1890 y 1940-, y fue uno de los fundadores de la Iglesia Evangélica y del Colegio Alemán de la zona en 1939[13]. Su madre, Adela Rosa Petersen, había nacido en el Uruguay y, era prima hermana del Petersen de la constructora.

Llegamos así un Boletín Oficial de 1957 que expesa: “don Gustavo Adolfo Petersen, que acostumbra llamarse y firmar ‘Adolfo Petersen’… domiciliado en Pasaje La Rural número ciento setenta y cinco de la Capital Federal…” [14]. Lo llama arquitecto y dice, además, que era presidente de la sociedad Petersen, Thiele y Cruz, Sociedad Anónima de Construcciones y Mandatos. El arquitecto Adolfo Petersen nació en 1895 y falleció en 1981[15].

LOS NOMBRES

En 1957, por el Decreto-Ordenanza n° 13.929, el pasaje dejó de denominarse La Rural, nombre que se le había otorgado por la Ordenanza Municipal del 29/12/1924[16], recibiendo el nombre actual de Dr. Rodolfo Rivarola, para el centenario del nacimiento de quien fuera abogado, docente, pensador y autor del proyecto del Código Penal argentino en 1890[17].

Pasaje Rivarola 04 DSC03294

CURIOSIDADES DEL PASAJE

El Pasaje Dr. Rodolfo Rivarola sido declarado Área de Protección Histórica[18].

En el nº 115 está La Marca Editora, una innovadora editorial, cuyas vidrieras están cubiertas por fotografías de Marcos López, creador del sub-realismo criollo[19].

Pasaje Rivarola 05 DSC03290

En el nº 134 se encuentra la Casa Raab, conocida como “La Chacarita de los Relojes”, dedicada al arreglo de relojes antiguos. Es un lugar de referencia obligado para anticuarios y coleccionistas.

En el nº 147 está el Museo de la Mujer Argentina, cuyo propósito es “construir un archivo y reservorio museológico específico de la historia cultural, la promoción y producción del arte y la cultura de las mujeres, que hacen historia junto al pueblo”[20].

En el nº 154 funciona el “Centro Cultural Enrique Santos Discépolo”.

En el Pasaje Rivarola se han filmado películas, comerciales y se han realizado propuestas artísticas diversas.

También está presente en la literatura. Por ejemplo, Nicolás Meta en su cuento “El Maquinista” escribe:

“La calle: Pasaje Rivarola. La culpa es en primer lugar del Pasaje. De chico fantaseaba que podía pasar algo así. Al final crecí, me fui para otro barrio, y ahora el destino me trajo de vuelta acá. Se lo decía a mi papá: ¿Por qué todas las casas de esta vereda son iguales a las de enfrente? Esta calle es así, decía. ¿Enfrente hay un chico como yo?, preguntaba. Sí, me decía. Cúpula acá, cúpula exacta al frente, tres pisos acá, tres pisos allá, ventana-puerta-ventana de este lado, y al oro lado: ventana-puerta-ventana, en la misma posición. Un espejo[21]”.

De paso, para los amantes de los viajes y las curiosidades, el blog de Nicolás Meta es https://laolaviajera.com 

Pasaje Rivarola 09 DSC03286

No importa si se lo considera pasaje o calle, Rivarola es un espacio único de Buenos Aires, un reflejo de París por partida doble.

© Pablo R. Bedrossian, 2018. Todos los derechos reservados.


REFERENCIAS

[1] Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, en https://www.facebook.com/comisionnacionaldemonumentos/posts/1762823827302363

[2] Hay una excelente descripción, más técnica por Valentino, Julio, “Pasaje Dr. Rodolfo Rivarola (ex pasaje La Rural)” en  http://arqi.com.ar/edificio/pasaje-rivarola/

[3] Autor anónimo (¿Parise, Eduardo?), “El Pasaje Rivarola en el Espejo”, Diario Clarín, Buenos Aires, Argentina, 18/06/2012. Puede leerse en https://www.clarin.com/ciudades/Pasaje-Rivarola-espejo_0_Hy5-KAfnwXe.html

[4] Autor anónimo (¿Parise, Eduardo?), Op. cit.

[5] Liemur, Jorge Francisco y Fernando Aliata, “Diccionario de Arquitectura en la Argentina, Clarín – Arquitectura, Buenos Aires, Argentina”, 2004.

[6] http://www.petersenthieleycruz.com.ar/

[7] Conservó dicho nombre hasta 1941, cuando pasó a ser una sociedad anónima denominada Petersen, Thiele y Cruz S.A.C y M., que en la actualidad forma parte del Grupo Petersen.

[8] Gasco, Leandro, “Elena Cruz de Fernando Siro se confiesa con Leandro Gasco – Amor Eterno contra Viento y Marea”, RG Ediciones, Temperley, Buenos Aires, Argentina, 2013, p.43-44.

[9] Durán, Cecilia, “Arquitectura como Arte Público – Estado, arquitectos y cultura en la Revista de Arquitectura (Argentina, 1925-1943)”, Universidad Torcuato Di Tella, Escuela de Arquitectura y Estudios Urbanos, Maestría en Historia y Cultura de la Arquitectura y la Ciudad, sin fecha, p.57.

[10] Boletín Oficial de la República Argentina, 8 de agosto de 1956, en https://archive.org/stream/Boletin_Oficial_Republica_Argentina_2da_seccion_1956-08-08/1956-08-08_djvu.txt. El Boletín dice Ricardo O, pero en nuestra búsqueda dimos con un documento legal que llama Otto a su segundo nombre. http://www2.jus.mendoza.gov.ar/listas/proveidos/vertexto.php?ide=4430547052

[11] http://www.genealogiafamiliar.net/familychart.php?personID=I692234&tree=BVCZ

[12] https://www.genealogiairlandesa.com/genealogia/B/Byrne/edward2.htm

[13] http://armandovidal.com/administracion/index.php?view=article&catid=236%3Aestilo-argentino&id=1962%3Aquilmes-no-sabe-bien-lo-que-se-le-viene&tmpl=component&print=1&page=&option=com_content&Itemid=80

[14] Boletín Oficial de la República Argentina, 17 de diciembre de 1957, en https://archive.org/stream/Boletin_Oficial_Republica_Argentina_2da_seccion_1957-12-17/1957-12-17_djvu.txt

[15] http://www.genealogiafamiliar.net/getperson.php?personID=I17424&tree=BVCZ

[16] Piñeiro, Alberto Gabriel, “Las calles de Buenos Aires, sus nombres desde su fundación hasta nuestros días”, Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires, 2ª Ed., 2005, p.466.

[17] Iusem, Miguel, “Diccionario de las calles de Buenos Aires”, Instituto Rioplatense de Ciencias, Letras y Artes (IRCLA S.A.), Buenos Aires, Argentina, 1971, p.155.

[18] Código de Planeamiento Urbano de la Ciudad de Buenos Aires (C.P.U.), Sección 10, Protección Patrimonial, p.50-51 en http://ssplan.buenosaires.gob.ar/dmdocuments/CPU_SECCION_10.pdf

[19] http://lamarcaeditora.com/catalogo/portfolio-fotografico-268/pop-latino-plus-1001

[20] http://www.museodelamujer.org.ar/

[21] Ferrero, Jesús, “XXIV Premio De Narración Breve UNED 2013. El Paraiso …Y Otros Relatos …”, eBook.


CRÉDITOS MULTIMEDIA

Todas las fotografías fueron tomadas por el autor de esta nota y es el dueño de todos sus derechos.